Gigabyte Aorus GA-Z270X-Gaming 7

por Javier Rodríguez 01/05/2017 5
Formato
Socket
Otros
Precio
Web
ATX
LGA1151 Core 6ª y 7ª generación
TB3, RGB, SLI y Crossfire
250 Euros

Introducción

La presión de los nuevos procesadores de AMD ha conseguido que Intel vaya reduciendo los precios de su gama Kaby Lake de forma paulatina. Esto también ha influido en las placas base con sus chipsets y gracias a eso hoy podemos disfrutar de una placa base como la Aorus GA-270X-Gaming 7 por unos 250 Euros.

Una de las placas base más completas para la plataforma de socket LGA1151 de Intel. Equipada de arriba abajo y con un gran soporte de overclocking además una compatibilidad excelente con memorias de alta velocidad. Una gran placa base que podemos encontrar ahora a un precio mucho más accesible.

Chipset y almacenamiento

Todos conocemos ya las prestaciones del chipset Z270 de Intel, pero está bien que recordemos algunas de sus claves fundamentales y también alguna de sus carencias. Su principal ventaja es dar soporte a los procesadores Core i5 y Core i7 de socket LGA1151 de Intel. Procesadores entre los que destacan, sobre todo para este chipset ya que ofrece prestaciones mejoradas para overclocking, el Core i7-7700k, Core i5-7600k y Core i3-7350k.

Añade también 4 líneas PCI Express 3.0 adicionales. Esto permite que las placas base de esta generación tengan más integración de controladoras y conectores adicionales. Otra de las novedades interesantes es que ahora hay soporte oficial para tecnologías como el Intel Optane en formato M.2. Se mantiene el soporte Thunderbolt 3 ya introducido con los chipsets de serie 100 y poco más. Seguimos con seis puertos SATA, soporte USB 3.0 de 5Gbps, HD-Audio, etc.

En esta placa base este nuevo chipset se traduce en prestaciones ya conocidas y algunas mejoras conectivas. Estos procesadores soportan la misma capacidad de memoria por lo que esta placa base sigue limitada a cuatro bancos de memoria DDR4 con una capacidad de hasta 64GB. La diferencia es que el nuevo sistema de alimentación digital de esta placa base permite velocidades sostenidas superiores por lo que Gigabyte nos garantiza velocidades de más de 4333MHz en nuestra memoria DDR4.

Esta placa base aprovecha bien las cuatro líneas PCI-Express 3.0 extra que recibe del Z270 para montar un impresionante sistema de almacenamiento de alta velocidad y potenciar también su conectividad mediante slots.

La Aorus GA-Z270-Gaming 7 ofrece un portentoso sistema de almacenamiento. Tiene dos slots M.2 de tipo socket3. Ambos conectores tienen capacidad para un ancho de banda de hasta 32Gbps mediante un interfaz PCI Express 3.0 4x. También soportan unidades SATA, aunque comparten esta capacidad con alguno de los puertos SATA tradicionales. La única diferencia entre ambos conectores la encontramos en el largo máximo que admiten. El conector principal admite unidades de 110mm y el secundario alcanza los 80mm.

A estos dos conectores de tipo M.2 podemos sumar un conector U.2 que tiene la misma capacidad y rendimiento. La placa admite modos raid en este tipo de conectores por lo que podemos lograr velocidades sorprendentes si sumamos unidades PCI Express en un modo RAID 0.

La placa combina sus interfaces SATA tradicionales en tres grupos Express SATA. Este tipo de conector se compone de dos puertos SATA tradicionales y otro añadido más corto para un enlace extra. Este tipo de conectores ofrecen 10Gbps de ancho de banda. Un interfaz que pasara a la historia sin pena, ni gloria. Al menos se pueden dividir en seis puertos SATA que si serán útiles para almacenamiento convencional. Estos conectores están limitados a un ancho de banda de 6Gbps. Los conectores SATA admiten también RAID, con niveles avanzados como el RAID 5.

El Z270 es un chipset de bajo consumo, menos de 5w, en un único chipset. Tiene 11 fases de alimentación para el procesador y 2 fases para los cuatro bancos de memoria DDR4. El sistema de disipación es completamente pasivo y más aparatoso de lo que realmente es ya que buena parte del volumen de placa se lo lleva la cubierta estética de la zona de conectores traseros y sistema de sonido. El chipset tiene un sencillo disipador completamente pasivo, todo lo que necesita para trabajar a temperaturas medias.