15 grados menos en tu portátil con el Cooling Pad CL-O0004 de Thermaltake

por Carlos 21/08/2005 ...

Introducción

Si comparamos un ordenador de sobremesa con un portátil veremos infinidad de diferencias, y no solo en tamaño, peso, etc. Sino también en hardware, pero algo que, por lo general, suele ser igual en ambos tipos de hardware es el calentamiento.

Tanto en unos como en otros se busca siempre lo mejor, lo más rápido, y ello conlleva unas consecuencias. No es lo mismo usar un procesador Intel Pentium 4 Mobile que un Intel Pentium M, tampoco es lo mismo usar un disco duro a 4200 rpm que uno a 5400 o 7200. Obviamente la temperatura generada variará considerablemente. Pero, ¿qué implica un aumento de temperatura?

Por lo pronto, y para empezar, disminuye la vida útil de nuestros componentes. Un procesador bien refrigerado aguantará mucho más que uno que esté continuamente sobrecalentado.

Además, y centrándonos en el caso de los ordenadores portátiles, que al fin y al cabo es de lo que tratará este artículo, el disco duro suele estar situado en la zona de reposo de las muñecas o palmas de la mano. Esto, después de algunos minutos al ordenador hace que tengamos, al menos en mi caso, la mano izquierda excesivamente caliente y sudorosa.

Ya sea por un motivo u otro, comodidad o mejora de las condiciones de uso de los dispositivos, la refrigeración es, sin lugar a duda, uno de los puntos más importantes de los ordenadores hoy en día. En el caso de los sobremesa suele haber una mayor gama de posibilidades y modelos. Desde usar refrigeración por cambio de fase o agua hasta disipadores pasivos o de aire.

Pero si nos adentramos en los portátiles veremos que la cosa cambia bastante. En este campo nos toparemos con, principalmente, dos tipos de ordenadores, los llamados portables y los portátiles. Los portables son ordenadores con características de sobremesa pero aspecto de portátil.

Un claro ejemplo de ordenador portable es aquel que nos presento Go-l hace ya algún tiempo, incluía procesador Pentium 4, dos unidades lectoras de CD y DVD, hasta tres discos duros, etc. Están dirigidos a usuarios que precisen movilidad pero, al mismo tiempo, una gran capacidad de procesamiento.

En el extremo opuesto están los portátiles. Suelen tener pantallas de menor tamaño, sin llegar a las 17 pulgadas, abarcando desde las 12 hasta las 15. Con un peso mucho menor y componentes específicamente diseñados para disminuir el consumo eléctrico, etc.

Como podremos imaginar, el primer grupo necesitará mucho más un sistema de refrigeración auxiliar que el segundo en el que, gracias al menor consumo eléctrico, entre otras cosas, se reduce notablemente el calor generado.

Pero ya se trate de un portátil o de un portable, un buen sistema de refrigeración sigue siendo importante. Podremos encontrarnos portátiles que se basen en sistemas de refrigeración líquidos, algún LG por ejemplo, pero esto no será lo común, y necesitaremos echar mano de algún componente extra.

Precisamente de eso tratará este artículo, en él analizaremos una base de portátil, concretamente el modelo CL-O0004 de Thermaltake, un Notebook Cooling Pad.

click aquí para visualizar a tamaño completo

En el momento de elegir el producto a analizar barajamos distintas posibilidades, pero nos decidimos por este modelo por varios motivos que se irán conociendo a lo largo del artículo.

Sin más, comenzamos a conocer el CL-O0004.

Aspecto externo

Al recibir el cooling pad nos sorprendió el reducido tamaño que éste tenía y sabiendo que estaba diseñado para portátiles de hasta 15 pulgadas, pero no le dimos más importancia.

En el paquete encontramos, además del cooling pad, un transformador y cinco convertidores de corriente.

Antes de meternos a fondo en su análisis fijémonos en su aspecto externo. Tiene un acabado bastante completo, la plancha de aluminio superior no presenta ninguna zona cortante a excepción de la entrada de aire de los ventiladores, que son una serie de incisiones hechas en el centro de la plancha.

click aquí para visualizar a tamaño completo

click aquí para visualizar a tamaño completo

En cualquier caso, algo que nos decepcionó bastante fue la zona extensible. No lo hemos dicho aún, pero el cooling pad está preparado para portátiles de entre 8 y 15 pulgadas, por lo que, gracias a dos raíles, puede ser aumentada o disminuida su profundidad. Pues bien, la parte delantera, sobre la que no reposa la plancha de aluminio, esta hecha de plástico simulando aluminio. No se trata de algo que vaya a disminuir la eficiencia del producto, ni mucho menos, pero si habría sido un detalle mantener la línea en todo el paquete.

click aquí para visualizar a tamaño completo

click aquí para visualizar a tamaño completo

En el lateral izquierdo no tenemos nada, pero en el derecho podemos observar un hub USB de 4 puertos. Hay que tener en cuenta que el cooling pad puede obtener la energía para sus dos ventiladores de dos fuentes distintas, el transformador del que posteriormente hablaremos, o un puerto USB del portátil. En el segundo caso hay que recordar que los portátiles no suelen poseer una gran cantidad de estos puertos. Por lo tanto, es de agradecer el detalle, el cual no se ofrece en la mayoría de productos de otras marcas.

click aquí para visualizar a tamaño completo

En la misma zona de los USBs tenemos un led verde que indicará cuando están funcionando los ventiladores y la entrada de corriente del adaptador.

Y por último nos queda la zona trasera, de donde sale el cable USB para corriente y hub, y un interruptor de encendido y apagado. Es el encargado de mantener funcionando o no los ventiladores del cooling pad.

click aquí para visualizar a tamaño completo

Algo que también nos agrado bastante fueron las patas del producto. Sobretodo el hecho de poder optar por dos inclinaciones diferentes además de la totalmente horizontal. Esto no es algo, insistimos, que vaya a aumentar o disminuir en gran medida la eficacia final, pero si buscamos algo bueno los detalles son importantes, y este es uno de ellos.

Lo último a destacar, también a su favor, es el transformador. Hay dos aspectos importantes. El primero, la comodidad de cambio. Esta claro que estos productos necesitan transformadores que se puedan usar aquí y en la otra punta del mundo. Para ello lo más sencillo es hacer lo mismo que con las maquinillas eléctricas, un transformador y varias clavijas que se intercambian. Pero, si os soy sincero, este es uno de los mejor conseguidos que he visto. Tanto a la hora de sacar la clavija como al introducirla no tendremos ningún problema y todo será muy suave. Pero lo mejor de todo, es que se incluye una clavija poco típica, no está destinada a ser conectada en un enchufe, sino a otro cable que estará conectado al enchufe.

click aquí para visualizar a tamaño completo

Es algo que se ve mucho en las impresoras o radios antiguas, pero que nos ha sorprendido ver aquí, sin duda, se han cuidado bastante los detalles. Aunque, eso si, no podemos olvidar el plástico usado en lugar de aluminio.

click aquí para visualizar a tamaño completo

En general podemos decir que la impresión global ha sido buena, aunque podría haberse mejorado, como todo.

Aspecto interno

Lo hemos visto por fuera, ahora toca por dentro. Cogemos nuestro destornillador favorito y nos vamos a nuestra mesa.

En general, y todo aquel al que le guste abrir aparatos, sabrá que los fabricantes suelen poner pegas a esto y, si pueden, lo dificultan. Este no es uno de esos caso, el proceso es tan simple como quitar 6 tornillos de estrella y estaremos en disposición de levantar la plancha de aluminio.

click aquí para visualizar a tamaño completo

Pero vamos a fijarnos, para aumentar la capacidad de disipación de calor se ha usado una plancha de dos milímetros. El uso de aluminio aumenta la conducción del calor facilitando que la temperatura sea homogénea en toda la base del portátil, aun estando en el centro únicamente los dos ventiladores. Además, al tratarse de un material tan ligero no penaliza el uso de esta plancha que, de otros materiales habría sido excesivamente pesada.

click aquí para visualizar a tamaño completo

Debajo encontramos principalmente dos cosas, ya que, realmente, ni hay sitio para más si se necesita más. Los dos ventiladores y un pequeño hub USB.

Como en HispaZone somos muy curiosos seguimos desmontando con nuestro destornillador. Los ventiladores se quitan muy fácilmente, cuatro tornillos cada uno y fuera. El hub son únicamente dos pequeños tornillos.

Encontraremos que todo es desmontable, por un lado el cable USB se puede separar del hub, algo bastante bueno ante cualquier problema a lo largo del cable que permitirá su sustitución sin excesivo lío.

click aquí para visualizar a tamaño completo

click aquí para visualizar a tamaño completo

También se pueden separar los ventiladores y cambiarlos sin que en el proceso invirtamos más de 2 minutos. Aunque hay que destacar que los ventiladores serán algo difíciles de encontrar si quisiésemos sustituirlos por otros iguales.

click aquí para visualizar a tamaño completo

La distribución de las aspas y su inclinación los hacen idóneos para mover una gran cantidad de aire a revoluciones de giro muy bajas con lo que el ruido es, al mismo tiempo, muy leve.

click aquí para visualizar a tamaño completo

click aquí para visualizar a tamaño completo

Por último, separamos también el interruptor, que no nos presenta ninguna dificultad. Por lo tanto, en este aspecto hay que darle un 10 a Thermaltake, que ha conseguido un producto muy interesante.

click aquí para visualizar a tamaño completo

Teniendo todos los componentes por separado no pudimos evitar unirlos y conectarlos para ver y, sobretodo, oír de cerca los dos ventiladores. Hay que decir, una vez hecha la prueba, que son extremadamente silenciosos. Un zumbido muy tenue es lo que oiremos que podría ser incluso cubierto por el ventilador de nuestro portátil.

click aquí para visualizar a tamaño completo

Procedemos, por lo tanto, a volver a montar cada pieza en su lugar, habiendo quedado muy satisfechos por la facilidad de montaje y desmontaje.

Una vez visto, por dentro y por fuera, estamos deseando probarlo, poder ver sus resultados, su uso, etc., por lo que comenzamos a preparar nuestra mesa de trabajo con el portátil.

Primeras impresiones

Estábamos deseando comenzar y ver de que era capaz del cooling pad, pero ¿eh? El portátil no cabe aquí. Si es de 15 pulgadas, debería caber. Pues si, caber cabe, con un margen de medio milímetro para cada pata.

En nuestra opinión, para un portátil de 14 pulgadas puede ser perfecto, y si tiene menos de 14 también, claro, pero para 15 es algo justo.

No es muy aconsejable, al menos en nuestro caso estábamos trabajando con miedo a apoyarnos sobre él por no tirarlo. No vamos a decir que otros portátiles no tengan las patas más juntas, pero en nuestro caso, no nos serviría en absoluto. Aun así, esos medios milímetros de margen han sido suficientes para llevar a cabo las pruebas.

Una vez tenemos todo montado, cogido por los pelos, pero montado. Empezamos a usarlo, ponemos en marcha los ventiladores y escuchamos.

Ya los oímos funcionar estando fuera, pero ahora comprobamos que son tan silenciosos como suponíamos y que apenas se distinguen del ruido del portátil.

Esto es muy importante y podemos decir con seguridad de el ruido generado no es, de ningún modo, a tener en cuenta.

Más cosas, en este caso algo en su contra, es la altura que alcanza el ordenador. El nuestro, ya de por sí, tenía unos dos centímetros de alto lo cual, para nuestras muñecas es algo alto, pero aceptable en cualquier caso.

Pero una vez lo situamos sobre el cooling pad se eleva por encima de los 4 centímetros y se convierte en una altura que, o bien tenemos unas muñecas increíbles o tendremos los antebrazos en alto. En cualquier caso, es algo que habría que remediar comprando un reposamuñecas independiente si no queremos acabar con problemas de articulaciones.

Hasta aquí las impresiones antes de las pruebas específicas. Realmente muy desfavorable, tanto el hecho de que entre tan justo como la altura que alcanza, podríamos decir que, tras la buena impresión que nos ofreció en los apartados anteriores, acaba de bajar increíblemente.

Pero aun quedan las pruebas de rendimiento, quizás las más importantes y decisivas. Por muy bonito que sea algo si no funciona no vale para nada y todo lo contrario, por muy feo que sea si es eficaz será aconsejable.

Por lo que, una vez montado, estamos listos para comenzar a medir temperaturas, pues allá vamos.

Pruebas de rendimiento

Antes de mostrar los resultados diremos sobre que portátil se realizaron las pruebas para tener una referencia real del rendimiento del cooling pad.

Portátil usado para las pruebas:

Carcasa: M37EW de Clevo CO.

Procesador: Intel Pentium M 1.7 Ghz

Disco duro: 5400 rpm

Modulo interno Intel Wireless 802.11b/g

Como se puede observar, el procesador será relativamente fresco, por lo que no nos fijaremos en su temperatura para las pruebas. Lo que si analizaremos, y por dos motivos, es la temperatura del disco duro.

El primero motivo, y el más importante, es que se trata de un disco duro de 5400 rpm el cual, sin llegar a ser de 7200, que era algo excesivo, supera a en temperatura a la mayoría de discos duros de portátiles que trabajan a 4200 rpm.

Además, el hecho de tener una tarjeta wireless permanentemente encendida justo a su lado incrementa la temperatura final.

Bien, lo primero es medir las temperaturas. Para ello primero dejaremos el portátil, en una temperatura ambiente de 39 grados centígrados, durante 30 minutos con la pantalla bajada y sin el cooling pad. La temperatura alcanza los 55º centígrados.

Ahora debemos ver de que es capaz el cooling pad. Tras esos 30 minutos la temperatura ambiente no ha variado notablemente y nos disponemos a dejarlo otros 30 minutos con el cooling pad puesto, pero con los ventiladores apagados.

La temperatura, después del tiempo correspondiente, ha bajado mucho, en total se queda en 43º C. Es bastante para ser sinceros, pero ahora queda la última prueba. La última media hora con los ventiladores puestos.

Una vez pasado el tiempo que debía, nos dirigimos a medir la temperatura, que esta vez no bajó demasiado, hasta los 40º C.

Hay que decir que, en todos los casos, no solo el primero, la pantalla estuvo cerrada, algo que aumenta sin duda la temperatura, y no cambiaron las condiciones del ambiente lo suficiente como para afectar a los resultados obtenidos.

Todo el proceso se realizó estando el ordenador parado, es decir, con el sistema operativo funcionado pero sin ningún proceso excepcional.

Los datos quedan reflejados en la gráfica. Es obvio que tanto la plancha de aluminio como el hueco dejado entre la mesa y la base del portátil en su zona central, con los ventiladores apagados, consigue disminuir mucho la temperatura.

El encender los ventiladores, en nuestro caso, supuso un descenso de la temperatura de un 7 por ciento.

click aquí para visualizar a tamaño completo

Ahora depende de los usuarios el decidir si es necesario el consumo de energía, sobretodo en las situaciones en que no dispongamos de enchufe para el cargador de la batería ni para el transformador del cooling pad, y el ruido generado por los ventiladores.

En nuestro caso, y considerando que tenemos el portátil conectado a la red eléctrica no nos afecta en absoluto el que tema de la energía consumida, y respecto al ruido, preferimos ese descenso de 3º C.

Conclusión final y nota

Hemos tenido tiempo de sobra para probar este producto y la impresión general es buena. Hay detalles que podría mejorarse y que, sin duda, acabarían de completarlo. Pero si debemos darle una nota sobre 10 ésta sería de 7.

Disminuyen la nota principalmente dos cosas, el que no se ajuste a los portátiles de 15 pulgadas y el detalle de terminación de aspecto. Por otro lado aumentan la nota su gran facilidad de montaje-desmontaje y el rendimiento general.

Cada uno de los puntos por separado serían:

Aspecto externo: 7

Aspecto interno: 10

Primeras pruebas: 5

Pruebas de rendimiento: 7

No hay duda de que frente a otros productos similares la nota aumenta ya que los hemos podido ver y comparar los detalles. Pero también es verdad que le queda mucho por mejorar. Esperamos que Thermaltake sea consciente de ello y nos muestre en un futuro próximo el sucesor del que hemos analizado.