15 grados menos en tu portátil con el Cooling Pad CL-O0004 de Thermaltake

por Carlos 21/08/2005 ...

Si comparamos un ordenador de sobremesa con un portátil veremos infinidad de diferencias, y no solo en tamaño, peso, etc. Sino también en hardware, pero algo que, por lo general, suele ser igual en ambos tipos de hardware es el calentamiento.

Tanto en unos como en otros se busca siempre lo mejor, lo más rápido, y ello conlleva unas consecuencias. No es lo mismo usar un procesador Intel Pentium 4 Mobile que un Intel Pentium M, tampoco es lo mismo usar un disco duro a 4200 rpm que uno a 5400 o 7200. Obviamente la temperatura generada variará considerablemente. Pero, ¿qué implica un aumento de temperatura?

Por lo pronto, y para empezar, disminuye la vida útil de nuestros componentes. Un procesador bien refrigerado aguantará mucho más que uno que esté continuamente sobrecalentado.

Además, y centrándonos en el caso de los ordenadores portátiles, que al fin y al cabo es de lo que tratará este artículo, el disco duro suele estar situado en la zona de reposo de las muñecas o palmas de la mano. Esto, después de algunos minutos al ordenador hace que tengamos, al menos en mi caso, la mano izquierda excesivamente caliente y sudorosa.

Ya sea por un motivo u otro, comodidad o mejora de las condiciones de uso de los dispositivos, la refrigeración es, sin lugar a duda, uno de los puntos más importantes de los ordenadores hoy en día. En el caso de los sobremesa suele haber una mayor gama de posibilidades y modelos. Desde usar refrigeración por cambio de fase o agua hasta disipadores pasivos o de aire.

Pero si nos adentramos en los portátiles veremos que la cosa cambia bastante. En este campo nos toparemos con, principalmente, dos tipos de ordenadores, los llamados portables y los portátiles. Los portables son ordenadores con características de sobremesa pero aspecto de portátil.

Un claro ejemplo de ordenador portable es aquel que nos presento Go-l hace ya algún tiempo, incluía procesador Pentium 4, dos unidades lectoras de CD y DVD, hasta tres discos duros, etc. Están dirigidos a usuarios que precisen movilidad pero, al mismo tiempo, una gran capacidad de procesamiento.

En el extremo opuesto están los portátiles. Suelen tener pantallas de menor tamaño, sin llegar a las 17 pulgadas, abarcando desde las 12 hasta las 15. Con un peso mucho menor y componentes específicamente diseñados para disminuir el consumo eléctrico, etc.

Como podremos imaginar, el primer grupo necesitará mucho más un sistema de refrigeración auxiliar que el segundo en el que, gracias al menor consumo eléctrico, entre otras cosas, se reduce notablemente el calor generado.

Pero ya se trate de un portátil o de un portable, un buen sistema de refrigeración sigue siendo importante. Podremos encontrarnos portátiles que se basen en sistemas de refrigeración líquidos, algún LG por ejemplo, pero esto no será lo común, y necesitaremos echar mano de algún componente extra.

Precisamente de eso tratará este artículo, en él analizaremos una base de portátil, concretamente el modelo CL-O0004 de Thermaltake, un Notebook Cooling Pad.


click aquí para visualizar a tamaño completo

En el momento de elegir el producto a analizar barajamos distintas posibilidades, pero nos decidimos por este modelo por varios motivos que se irán conociendo a lo largo del artículo.

Sin más, comenzamos a conocer el CL-O0004.