MSI X370 Gaming Pro Carbon

por Javier Rodríguez 31/08/2017 3
Chipset
Memoria
Otros
Precio
Web
X370
Hasta 64GB DDR4 4300
2xM.2 32Gbps, RGB
165 Euros
Puntuación de MSI X370 Gaming Pro Carbon en la review:

Chipset y almacenamiento

Introducción

La MSI X370 Gaming Pro Carbon es una placa de precio medio, unos 165 Euros actualmente, que nos dará soporte para cualquier procesador Ryzen de AMD y esto incluye también a los próximos modelos Ryzen con gráficos integrados que AMD lanzará, posiblemente, antes de que acabe el año en curso.

Vamos a dedicarle a algunas líneas a esta placa que personalmente me parece de las mejores opciones, de las más equilibradas de todo el panorama de placas basadas en el interesante chipset X370 de AMD que es la mejor plataforma para dar vida a los potentes procesadores Ryzen AM4 de AMD.

Chipset y almacenamiento

El chipset X370 es el más elevado de la gama Ryzen para socket AM4 de AMD. Nos ofrece una plataforma potente y adaptada a los mejores procesadores para este socket, pero a la vez también precios atractivos como el que tiene este modelo en concreto.

El modelo X370 es el único que está preparado para SLI y seguramente también para Crossfire. También tiene más conectores USB y más puertos SATA. Curiosamente este elemento decrece a cuatro puertos para ofrecer más conectividad PCI Express para soluciones de almacenamiento más avanzado.

Soportan de forma nativa hasta dos puertos USB 3.1 Gen2 de 10Gbps, tecnología que aún no ha hecho nativa Intel en sus chipsets, también añaden 8 líneas PCI Express 2.0 y da soporte para soluciones PCI Express de almacenamiento son soporte para protocolo NVMe y enlaces PCI Express 3.0 4x de 32Gbps de ancho de banda.

Es también, conjuntamente con el B350, el único chipset de AMD que ofrece soporte para overclocking con multiplicador liberado y todo un potente conjunto de buses y ajustes dedicados a overclocking. Desde la actualización del microcódigo AGESA 1.0.0.6 es también una excelente opción para montar memorias DDR4 de alta velocidad que saquen todo el partido a estos potentes procesadores.

Podemos instalar procesadores de hasta 8 núcleos con 16 hilos de proceso y hasta 64GB de RAM. Todo a un precio bastante más asequible que otras alternativas lo que la convierte, como a todas las placas X370 del mercado, en una de las disponibles más adecuadas para aquellos que buscan equilibrio entre prestaciones, disponibilidad de recursos rendimiento y coste.

Esta placa base cuenta con un versátil y potente sistema de almacenamiento. Seis conectores SATA en dos posiciones diferentes que puede que a algún usuario le venga bien, pero sin duda no es una forma habitual de afrontar la distribución de conectores en una placa base ATX moderna. Pero más allá de este pequeño problema, que ira a gustos del usuario, esta placa cuenta con todo lo que esperamos de un modelo con este chipset y para estos procesadores.

Dispone de dos conectores M.2 con conectividad PCI Express capaz de desarrollar enlaces PCI Express 3.0 4x con hasta 32Gbps de ancho de banda en cada uno de ellos. Con el próximo soporte de modos RAID que prepara AMD, no tendremos que envidiar nada a ninguna de las mejores soluciones de almacenamiento integradas en una placa base actual.  Uno de los slots soporta unidades de 80mm y la otra de hasta 110mm de largo.

Ampliación y conectividad

Ampliación y conectividad

Es una placa ATX con una estructura para siete slots de ampliación donde solo seis están disponibles puesto que uno de los slots M2 está situado entre dos de los slots PCI Express disponibles.

Dispone de tres slots PCI Express con tamaño 1x. Dispone también de dos slots PEG 16x, aunque trabajando simultáneamente solo es capaz de enlazarlos a 8x. Con una sola tarjeta gráfica tendremos enlace de 16x, como es habitual. Tiene un tercer slot de tipo 16x pero que solo tienen enlace 4x. En conjunto tenemos un montaje habitual y muy capaz con opciones de crecimiento a necesidad del usuario.

Casi todas estas líneas PCI Express vienen soportadas por el procesador, que ofrece 24 líneas PCI Express, pero el chipset también aporta algunas líneas que completan la capacidad de ampliación y conectividad de la placa.

La conectividad es muy completa. Esta placa base podemos encontrarla en dos variantes, la normal que es esta, y otra con capacidad conectiva Wifi de tipo AC con doble banda. En el panel posterior de conectores encontraremos dos conectores USB 2.0 y un conector de legado de tipo PS2. Tiene también cuatro conectores USB 3.0 de tipo A, soportados por el procesador, y conectividad Ethernet Gigabit con un chipset Intel I211AT.

Esta placa también cuenta con dos puertos USB 3.1 de tipo Gen2 con velocidad de 10Gbps. Uno de los conectores es de tipo A y otro de tipo USB-C. Estos conectores están soportados por un chipset ASMedia ASM4142.  En este panel de conectores también encontraremos un conector DVI y un conector HDMI que podremos aprovechar con procesadores con gráficos integrados para este socket, procesadores que aún no están en el mercado pero que serán compatibles con esta placa y con muchas otras de su generación.

MSI ha aprovechado la conectividad extra del chipset para colocar cuatro puertos USB 3.1 Gen1 de 5Gbps con conectores de tipo A de 19 contactos en el interior de la placa base. Serán perfectos para los conectores frontales de nuestro chasis. A estos conectores internos hay que sumar seis puertos USB 2.0 adicionales.

Un diseño sencillo pero modernizado

Un diseño sencillo pero modernizado

Es una placa base simple y bien organizada con los elementos adecuados para un ordenador moderno bien distribuido. Como es habitual en cualquier placa base moderna, dispone de un buen sistema de iluminación RGB que recorre varias zonas de la placa. También tiene capacidad para controlar otros elementos RGB estándar mediante un puerto RGB de cuatro contactos.

El PCB es completamente negro con pocos detalles en otros colores. Es una placa base de diseño bastante simple y con los elementos ya clásicos como la zona aislada para el sistema de sonido integrado. Una placa base sencilla que va a la funcionalidad básica, pero clave en esta plataforma.

El sistema de ventilación es completamente pasivo. La placa base cuenta con un disipador sencillo para el chipset y algo más elaborado para las zonas de alimentación del procesador. El sistema de mosfets de esta placa es completamente digital y cuenta con una estructura de 8 fases para el procesador y 2 fases para la memoria.

Es una placa base bastante despejada donde podremos instalar cualquier sistema de ventilación convencional o de refrigeración líquida. Tiene el anclaje de serie de AMD que podemos retirar con facilidad y cumplen perfectamente con el estándar de dimensiones ATX, así que es una placa base que no nos ofrecerá ningún problema para su montaje en cualquier chasis ATX.

Si echamos en falta algún botón en placa, así como un display con información POST, pero no echaremos de menos una gran cantidad de conectores molex para ventiladores, que disfrutan de un potente sistema de gestión, con un total de seis conectores de los cuales uno está especializado en ventiladores de CPU y el otro en control de bombas de refrigeración líquida.

Se ha fabricado siguiendo el estándar “Military Class 6” de MSI, certificada para Windows 10 y con los nuevos elementos “Steel Armor” que MSI ha añadido en diversos slots y componentes.

Funcionalidad de software y sonido

Funcionalidad de software y sonido

MSI presume actualmente de una de las bios mejor diseñadas del mercado. Rápida, de acceso sencillo y con un montón de ayudas para los usuarios que no sean expertos y con menús avanzados para los que quieran adentrarse en la optimización personalizada de su sistema.

Entre los sistemas asistidos encontramos una gran gestión para perfiles XMP de memorias de alta velocidad, múltiples niveles de overclocking pre-programados o un asistente para crear unidades RAID SATA o M.2. También tendremos un potente sistema de gestión de ventiladores para que podamos sacar lo mejor de nuestros componentes sin dejar de lado un comportamiento sonoro muy afinado.

MSI ofrece también un potente conjunto de aplicaciones para optimizar y mejorar la gestión de nuestro sistema operativo. Tiene un buen gestor de actualizaciones de drivers y utilidades, que nos mantendrá el sistema al día sin esfuerzo, y un paquete de aplicaciones muy interesante.

Entre este conjunto de aplicaciones gratuitas con las que cuenta la MSI X370 Gaming Carbon Pro podemos encontrar el clásico “Command Center” de MSI y otras aplicaciones conocidas como el sistema “Xboost” de MSI para optimizar el sistema, un generador de unidades RAM Disk, modos de carga extendida para conectores USB, gestor de arranque rápido con inicio directo en bios, el acelerador de unidades USB 3.1 de MSI y también el controlador Mystic Light que nos permite gestionar toda la iluminación RGB de nuestro sistema, incluido otros componentes compatibles como lámparas de caja, disipadores, tarjetas gráficas, memorias, etc.

El sistema de sonido no tiene tanto “bombo y platillo” como podemos ver en otros modelos de la marca o en otras placas base de gama alta, pero tiene, una vez más, la esencia para ser un sistema solvente, como poco. El DSP es un Realtek ALC1220, que se usa en las mejores tarjetas de sonido integradas y en muchas dedicadas, con un sistema de PCB separado, componentes específicos para sonido de alta definición y amplificador integrado para sacar lo mejor de tus auriculares con impedancia de monitor.

Una forma eficiente de acceder a Ryzen en plenitud

Una forma eficiente de acceder a Ryzen en plenitud

Esta placa base nos ofrece un buen punto de partida para lograr una configuración Ryzen sin limitaciones y pagando lo justo. Su precio, de 165 Euros, es de los más atractivos que podemos encontrar para este chipset dentro de su gama.

Ciertamente hay modelos más económicos, la propia MSI tiene modelos por debajo de los 130 Euros, pero normalmente carecen de los elementos más llamativos de este modelo como su doble slot M.2 para almacenamiento o sus capacidades de iluminación RGB global para todo nuestro sistema.

Tiene un gran soporte para memorias de alta velocidad, una bios de gran calidad y un sistema de gestión de ventiladores de los más eficientes del mercado. El aspecto moderno también es uno de sus elementos diferenciadores. Si buscamos algo más que una placa base básica, esta es quizás una de las mejores opciones que podremos encontrar actualmente.

LO MEJOR
Precio adecuado
Capacidad SLI y Crossfire
Bios sencilla y potente
LO PEOR
Mala disposicion de los conectores SATA
Falta conectividad Displayport
  • Producto: MSI X370 Gaming Pro Carbon
  • Fecha: 31/08/2017 22:32:01
Secciones: Placas Base