Review Teclado y Ratón Gaming Aorus K7 y Aorus M3

por Antonio Delgado 20/06/2018 2
Interruptores Aorus K7
Sensor Aorus M3
Iluminación
Precio
Web
Cherry MX RED
Pixart 3988 de 6.400 DPI óptico
RGB configurable y sincronizada
Aorus K7: 100 € // Aorus M3: 40 €
Puntuación de AORUS K7 y M3 en la review:

Introducción

Gigabyte se ha hecho un importante hueco en el mercado gaming con su marca Aorus, ya no solo en mercados donde tradicionalmente tenían ya una buena presencia como es el caso de las placas base o tarjetas gráficas. Los productos que analizamos hoy, el Aorus K7 y el Aorus M3 son unas interesantes propuestas de periféricos para jugadores.

Por una parte el Aorus M3 ofrece un ratón gaming con RGB, macros y personalizaciones con un precio bastante contenido y el Aorus K7 quiere luchar de tú a tú con los teclados mecánicos de gama alta más conocidos del mercado

Veamos qué nos ofrecen cada uno.

Especificaciones técnicas del teclado Aorus K7

  • Mecanismos Cherry MX Red
  • Fuerza de actuación de 45g
  • Distancia de actuación 2 mm
  • Resistencia de 50 millones de pulsaciones
  • Conectividad USB 2.0, cable de 2 metros
  • 1000 Hz Polling rate
  • Iluminación RGB configurable
  • 22 teclas con función al pulsar FN
  • Se incluyen teclas adicionales naranjas + herramienta para retirar teclas
  • Software de control para RGB + control por hardware
  • Regulación de altura ajustable.

Especificaciones técnicas del ratón Aorus M3

  • Sensor óptico Pixart 3988 de 6.400 DPI
  • Mecanismos OMROM de 20 millones de pulsaciones
  • DPIs configurables desde 50 a 6.400 con 4 perfiles de sensibilidad.
  • 500 FPS
  • 200 pulgadas por segundo
  • Aceleración máxima de 50g
  • 7 botones programables y con soporte para macros
  • RGB configurable por software
  • 128 x 72 x 43 mm
  • 100 gramos
  • Cable USB de 1,8 metros
  • Se incluyen dos pads de teflón adicionales.

Diseño Aorus K7

Estéticamente el Aorus K7 es uno de esos teclados que destacan por su diseño, no necesita una carcasa sobredimensionada ni ángulos por todos lados o combinaciones extrañas de materiales, simplemente una plancha de aluminio con la forma exacta y un pulido de calidad decorado con un bisel dorado pero discreto sobre el que se colocan las teclas con iluminación RGB que refleja en la propia base dándole un toque aún más espectacular.

El Aorus K7 tiene una distribución de teclas estándar con teclado numérico y aun así no es un teclado grande, su tamaño es el necesario para albergar todas estas teclas pero nada más.

La propia estructura de metal se curva en la base y unos cortes en las esquinas finalizan un diseño de los más bonitos que hemos visto en un teclado mecánico gaming. De hecho, a pesar de estar orientado claramente a este público “gamer”, el Aorus K7 es un teclado que quedará perfecto en cualquier situación, elegante pero sin pasar nunca desapercibido.

   

                                                                                                                                         

Por desgracia, un detalle bastante negativo del Aorus K7 es que la placa de aluminio que tan bien queda estéticamente, no tiene los bordes redondeados, por lo que el borde que queda en la zona inferior es muy cortante y un simple roce con el dedo hace que te puedas llevar un “bonito” corte de regalo.

Sin duda es un fallo de diseño muy grave que hace que haya que tener cuidado cuando se manipula o mueve el teclado. Por ejemplo en mi caso tiendo a poner el meñique en el lateral izquierdo cuando paro de escribir y me he llevado un corte sin apenas hacer presión, todos los bordes del teclado a lo largo de su perímetro son igual de cortantes y, si bien es cierto que estéticamente es una maravilla, es bastante peligroso no haber redondeado o al menos limado los bordes metálicos.

En cuanto a calidad de construcción, más allá de ese problema, el teclado es robusto y no da sensación de debilidad por ninguna zona.

Hay que destacar también el ingenioso sistema de elevación. Si hace unos días el Newskill Thanatos nos sorprendía con un sistema de doble pestaña para poder definir 3 elevaciones distintas, el Aorus K7 va un paso más allá e incorpora un sistema de elevación mediante dos rueditas que elevan o bajan la altura del teclado de manera progresiva y ajustable al milímetro.

Otro detalle es la inclusión de 6 teclas adicionales para poder cambiar el diseño del teclado. Son teclas completamente naranjas sin ninguna inscripción ni elemento distintivo más allá de su color y sirven para destacar ciertas letras a nuestro gusto. Se incluyen dos packs de 3 teclas ya que dependiendo de la fila en la que estén las teclas que queramos sustituir, su diseño es distinto.

La razón de esto es que, además de la inclinación que podamos darle al propio teclado, las teclas siguen una distribución en caída (las filas superiores están más elevadas que las inferiores) para una mayor comodidad de uso.

 

Diseño Aorus M3

Aunque ambos periféricos están orientados al mercado gaming, el ratón Aorus M3 apuesta por un diseño más discreto pero con una forma ergonómica que permite utilizarlo sea cual sea la manera de agarrar el ratón que tengamos.

Decimos que el diseño es discreto porque se evitan florituras o diseño fuera de lo habitual, cuenta con formas redondeadas en general, salvo la zona frontal donde los botones acaban en pico y con unas pequeñas estrías en el los laterales que sustituyen el plástico del ratón por la goma. Además, el RGB únicamente aparece en el logo trasero y no hay más zonas con este tipo de iluminación, la única zona adicional es el indicador lateral de los DPI que cuenta con 4 leds blancos algo azulados.

El ratón es simétrico por lo que al menos a la hora de su sujeción es igual de válido tanto para diestros como para zurdos, aunque los dos botones programables laterales solo se encuentran en la parte izquierda y un zurdo tendría que pulsarlos con el meñique en vez de con el pulgar.

Además de estos botones, el M3 cuenta con dos botones en la zona superior para aumentar o reducir la sensibilidad del sensor. La rueda del ratón es también botón central, como suele ser habitual, pero no detecta movimientos laterales.

A todos estos botones, incluyendo los dos principales, se les puede modificar su función mediante software.

Hay que destacar que el Aorus M3 llega con dos juegos adicionales de almohadillas de teflón inferiores, un negra y otra blanca, que podremos cambiar si se deterioran las que trae, un detalle no muy habitual en el mercado de ratones.

Experiencia de uso Aorus K7

Ya hemos hablado del diseño y las peculiaridades del k7 a nivel estético y de construcción y ahora toca el turno a hablar sobre la experiencia escribiendo y jugando con él.

El Aorus K7 es un teclado con interruptores mecánicos de Cherry, toda una referencia en el sector y, específicamente los Cherry MX RED que integra son uno de los modelos más apreciados por los jugadores.

Se trata de unos interruptores lineales con una fuerza de actuación de 45 gramos con una distancia de activación de 2mm dentro de un recorrido total de 4mm que los hace especialmente rápidos a la hora de reaccionar en juegos.

No encontraremos sorpresas respecto a otros teclados con Cherry MX Red. Tanto el recorrido, como fuerza y respuesta a la pulsación, así como el característico ruido que producen (abstenerse amantes del silencio), son los típicos de este tipo de mecanismos.

El punto “negativo” de estos interruptores lo tenemos a la hora de escribir de manera intensivas, ya que es relativamente sencillo realizar pulsaciones por error dada su sensibilidad a pesar de no llegar a los niveles de sensibilidad extremos de los Cherry MX Speed. Aun así no es nada que no se pueda solucionar con algo de costumbre, de hecho esta review se ha escrito con este teclado sin problemas y mi teclado personal cuenta también con este tipo de interruptores.

No podemos no mencionar otra vez en esta la sección de “experiencia de uso” lo afilado de los bordes y el peligro que suponen si no tenemos extremo cuidado de no tocar los bordes, ya sea con un uso normal o al moverlo, especialmente sensibles son los dos laterales porque el metal se queda ligeramente salido de la base de plástico y es fácil cortarse sin darse cuenta.

El sistema de iluminación RGB ya hemos comentado que produce un efecto bastante llamativo sobre el aluminio pulido brillante y sin duda ha sido un acierto en ese sentido. Para controlar la iluminación tenemos dos maneras, o bien utilizamos el software de Aorus al cual le dedicaremos una sección en esta review más adelante, o bien realizamos las configuraciones por hardware desde el propio K7.

Se incluye una pequeña tarjeta con todos los comandos disponibles desde el teclado.

Para ello, el teclado cuenta con una tecla de función FN y un conjunto de teclas especiales, además de las multimedia, para controlar intensidad, color, efectos e incluso la velocidad o la dirección de los distintos efectos de ondas por ejemplo.

Experiencia de uso Aorus M3

El Aorus M3 es un ratón gaming que juega la baza de una buena relación calidad precio. Es un ratón que se puede encontrar actualmente en España por menos de 40 Euros y que ofrece un sensor Pixart 3988 con 6.400 DPI configurables en rangos de 50 DPIs. No se trata del ratón con más sensibilidad del mercado, ahí tenemos modelos de 12.000 o incluso 16.000 DPI, pero tampoco nos engañemos, muy poca gente utiliza esos niveles de precisión y generalmente, sobre todo para shooters, con niveles más bajos de sensibilidad es más que suficiente.

Por defecto, desde los dos botones superiores del ratón podremos variar entre cuatro valores predefinidos de DPI, algo configurable a medida luego por software. De serie viene con 800, 1200, 1600 y 2400 DPI

Su diseño ergonómico y redondeado lo hace un ratón muy cómodo, tanto si lo cogemos con toda la palma o solo con los dedos, sin ángulos que puedan molestar sin formas extrañas. Personalmente, que suelo jugar más a shooters o juegos de acción y también a la hora de trabajar echo de menos un botón adicional “Sniper” para bajar los DPI solamente en momentos puntuales.

La iluminación RGB tan solo aparece en el logo de Aorus de la parte superior y se controla tanto en efectos como en color directamente desde el software.

Software Gigabyte Aorus

Gigabyte y su marca gaming Aorus ofrecen un software combinado para la gestión de teclados y ratones compatibles como es el caso del Aorus K7 y Aorus M3 que nos ocupa, además, es compatible también con otros productos ya sea a nivel de personalización o a nivel de monitorización como es el caso de la tarjeta gráfica.

En el caso del teclado Aorus K7, el software nos permite jugar con 5 perfiles distintos dentro de los cuales podremos ajustar el tipo de efecto de iluminación RGB que queramos y los colores. De serie trae varios efectos e incluso permite sincronizar iluminación con otros dispositivos como por ejemplo el propio ratón Aorus M3, aunque el software cuando funciona en modo sincronizado limita bastante el número de efectos disponibles no pudiendo utilizar algunos de olas o aquellos que sigan una secuencia de varios colores.

Igualmente, el software a veces realiza algunos comportamientos erráticos, no aplicando el efecto correctamente o provocando algunos parpadeos no deseados, aunque volviendo al perfil por defecto se soluciona.

Permite también asignar valores de color y efectos concretos a cada tecla de manera independiente

En cuanto a las macros, podremos asignar funciones a teclas concretas ya predefinidas o también crear macros elaboradas grabando las distintas teclas y combinaciones, ya sea marcando tiempos de retardo o dejando que el software lo haga automáticamente. Estas macros se pueden importar y exportar.

Para el ratón Aorus M3 tenemos unos controles similares de RGB y Macros, aunque la sección para el RGB es bastante más limitada ya que solo contamos con un LED RGB y los efectos son más reducidos, pudiendo poner ciclos, parpadeos, colores fijos o efectos de respiración.

Al igual que en la sección del K7, es posible sincronizar el color y encendido del RGB con el del teclado, aunque con efectos limitados. En total tendremos 5 perfiles que podremos guardar con distintas configuraciones.

El software Aorus también permite asignar a cada botón del ratón, desde los botones adicionales hasta los dos “clics” principales de entre una lista de acciones predefinidas, pero también es posible asignarle combinaciones de teclas, macros o incluso accesos a programas y a funciones específicas.

Naturalmente, desde este software es posible también modificar las configuraciones de DPI del ratón de manera manual y configurar los 5 modos que se pueden modificar directamente desde el ratón.

En general, el software de Aorus ofrece, sobre todo a nivel de macros y asignación de teclas, un sistema bastante potente de personalización, aunque la interfaz y funcionamiento general del programa necesita alguna mejora.

Análisis y conclusión

Aunque los dos son periféricos para jugadores pertenecientes a la familia Aorus, el Aorus K7 y el Aorus M3 pertenecen a gamas distintas.

Por una parte, el Aorus M3 es un ratón gaming que busca ofrecer un precio ajustado inferior actualmente a los 40 Euros con un diseño y características más que suficientes para cualquier jugador de PC, sea casual o hardcore, pero que se mantiene alejado de los ratones con más prestaciones y precios elevados. Cuenta con una única zona con  led RGB configurable, cuatro botones adicionales a los tres principales y cumple perfectamente con su cometido y con lo que se espera de él.

Por otra parte tenemos el Aorus K7, un teclado mecánico con interruptores Cherry MX RED que juega ya en una liga de gama alta con unos precios que rondan los 100 Euros y que ofrece uno de los diseños más bonitos que hayamos visto en un teclado de este tipo, combinando una estética gaming con un diseño elegante con una construcción muy buena y una combinación de materiales e iluminación perfecta.

Sin embargo, ese grave problema que tiene con la terminación de los bordes que los convierte en trampas cortantes es un punto negativo bastante importante y, sin duda, es una pena para un teclado que sin ese detalle será prácticamente perfecto.

Aun así, teniendo cuidado con no tocar demasiado los bordes metálicos el K7 sigue siendo un excelente teclado.

El software que sirve para gestionar ambos periféricos, además de otros componentes Aorus permite bastantes opciones de configuración RGB, aunque no es tan completo en ese sentido como otros softwares que hemos probado y su interfaz puede ser algo liosa en algunas ocasiones, y también cuenta con un sistema potente de macros y configuración para terminar de complementar a tanto el Aorus K7 como al Aorus M3.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
El Aorus K7 tiene un diseño espectacular
Iluminación RGB muy personalizable, sobre todo en el teclado
Sincronización RGB entre ellos
El Aorus M3 es muy cómodo y ergonómico
Buena relación calidad/precio en el M3
LO PEOR
Los bordes afilados del Aorus K7 pueden producir cortes
El software de control no es del todo intuitivo y tiene algunos errores
  • Producto: Aorus K7
  • Fecha: 20/06/2018 18:10:11
  • Producto: Aorus M3
  • Fecha: 20/06/2018 18:10:23