Review Placa Base ASUS TUF Z390-Pro Gaming

por Javier Rodríguez 24/10/2018 5
Chipset
Memoria
Otros
Precio
Web
Intel Z390
Hasta 64GB DDR4 4266+
2xM.2 Socket3, RGB,
200 Euros
Puntuación de ASUS ASUS TUF Z390-Pro Gaming en la review:

Introducción

Tengo que confesarlo, de todas las gamas de ASUS como las ROG, Prime, Gaming Pro o TuF esta ultima lleva siendo mi favorita desde hace generaciones. Son placas base bien construidas y de integración sencilla que buscan sacar partido del chipset sin añadidos innecesarios, con grandes niveles de calidad y con precios muy competitivos.

Esta generación introduce novedades de diseño e incluso se hace aun mas competitiva buscando un perfil bajo dentro de todas las series de ASUS, pero sin perder su personalidad y su esencia. Esa esencia que ha hecho, como en mi caso, que sea una de las favoritas de los fans de esta marca.

Hoy probare uno de sus modelos mas sencillo, la nueva ASUS TUF Z390-Pro Gaming, que es un buen ejemplo de lo que ya he descrito pero que no se queda atrás en capacidad de overclocking ni en el añadido de las prestaciones de última generación que esperamos en una placa base con el chipset mas potente y reciente de la gama media de Intel. 

Especificaciones técnicas de la ASUS TUF Z390-Pro Gaming

Chipset Z390 y almacenamiento

Hoy en nuestra review del nuevo Core i9-9900K hemos hablado bastante del nuevo chipset introducido con esta gama. Un chipset que no añade grandes novedades, que es compatible con cualquier procesador Core de séptima y octava generación, pero donde tenemos un par de mejoras importantes además de venir de la mano de los modelos de placa base mas avanzados de los mejores fabricantes.

Las dos novedades grandes de este chipset, como la introducción de soporte para USB 3.1 Gen2 de forma nativa y el soporte para Wifi integrado, se ven perfectamente implementadas en la nueva Gigabyte Z390 Aorus Master. En las secciones adecuadas de este análisis hablaremos de ello detenidamente.

El Intel Z390, por otro lado, no ofrece novedades técnicas fundamentales sobre el Z370 que conserva su capacidad para realizar overclocking con cualquier procesador Core de tipo K, incluidos los nuevos de 8 núcleos disponibles desde hoy.

Entre las prestaciones de este chipset encontramos 24 líneas PCI Express 3.0, que estas placas aprovechar para aumentar la capacidad de ampliación y usar sistemas de almacenamiento de alta velocidad, y un bus PCI Express 3.0 4x (Bus DMI de 8GT/s) para la comunicación con el procesador.  El soporte para gráficos dedicados viene de la mano del procesador, que en esta gama tienen 16 líneas PCI Express 3.0 adicionales, así que estas 24 líneas quedan dedicadas a otros elementos importantes de cualquier ordenador moderno.

Este chipset, a diferencia del Z370, ofrece soporte para 10 puertos USB 3.0 Gen1 que puede ser distribuido también en hasta 6 puertos USB 3.1 Gen2 de hasta 10Gbps. El integrador de la placa elige como distribuir esta conectividad en cada uno de sus modelos. Otras novedades ligeras las encontramos en la versión de la Firmware ME, que ahora se sitúa en la versión 12 y soporta también el estándar SDXC SDA 3.0. El resto es idéntico al Z370 incluido su proceso de fabricación de 22nm y un consumo de 6w.

Este chipset no ofrece nada nuevo en almacenamiento, pero eso no significa que no este perfectamente al día. Las 24 líneas PCI Express 3.0 dan para configurar un gran numero de unidades de última generación con los rendimientos que esperamos de los modelos más avanzados del mercado.

El conector M.2 queda por encima del conector PEG principal, eso lo hace muy accesible con el sistema montado.

Entre las tecnologías soportadas tenemos, por supuesto, conectividad M.2 PCI Express con protocolo NVMe que podemos usar en RAID siempre y cuando la placa base tenga los puertos adecuados. Este chipset también soporta tecnologías Optane de Intel incluidas las unidades Intel Optane de última generación como los últimos Optane 905P.

La ASUS TUF Z390-Pro Gaming es una placa base sencilla que busca la incorporación de tecnologías mediante las funcionalidades y capacidades que añade este chipset, sin controladoras añadidas. En cuanto a almacenamiento tendremos soporte para seis conectores SATA, con modos RAID de hasta nivel 5, estando uno de los puertos compartidos con uno de los dos slots M.2 de que dispone.

El conector M.2 Socket3 de 110mm cuenta con un sistema de disipación con un compuesto térmico integrado de alta calidad.

De los dos puertos M.2 integrados ambos son de tipo Socket3 y ambos soportan enlaces PCI Express 3.0 4x de hasta 32Gbps de ancho de banda. El primero de ellos, de 80mm de largo máximo, también comparte conectividad SATA para poder instalar este tipo de unidades. Es el puerto que vemos descubierto encima del slot PEG principal de la placa base.

El segundo slot M.2, que si tiene integrado un bonito disipador que sigue las líneas del disipador del chipset, soporta unidad de hasta 110mm de largo y solo es compatible con unidades PCI Express. Ambos slots soportan unidades NVMe y modos RAID de tipo 0 y 1. Por supuesto también tendremos soporte para unidades Intel Optane.

ASUS también comercializa nuevas tarjetas controladoras que nos permiten añadir hasta tres discos PCI Express adicionales usando los slots PCI Express de la placa base. Con ello tendremos soporte directo desde la CPU, sin pasar por el bus DMI que comunica chipset y procesador. Todos los slots M.2 de esta placa base también soportan unidades mas lentas, de 2x, sin el más mínimo problema. Este tipo de unidades se están poniendo muy de moda por su buen equilibrio entre prestaciones, comportamiento térmico y, como no, precio.

Los dos conectores RGB están en esta zona, es quizás el único fallo de distribución de la placa, tendrían que haber diversificado, como bien han hecho con los conectores de ventilador.

El la nueva ASUS TUF Z390-Pro Gaming encontraremos soporte para hasta 64GB de memoria DDR4, 128GB con memorias Dual Rank, de hasta 4266MHz de frecuencia, con overclocking, y una configuración de doble canal que genera un bus de datos de 128-Bit.

Cerca de la CPU encontramos tres conectores Molex, uno especializado en sistemas de impulsión para kits de refrigeración líquida.

Ampliación y conectividad

Nuestra primera toma de contacto con el Z390 fue de la mano de la Gigabyte Z390 Aorus Master. Una placa base bastante mas cara que este modelo y, como no, con diferencias funcionales importantes con respecto a esta ASUS. Aun así, la esencia de este chipset y de esta plataforma esta completamente presente en este modelo más económico y sencillo.

Encontraremos los slots de ampliación adecuados para un sistema de gama media. Tenemos tres conectores de tamaño PEG (PCI Express Graphics) de los cuales los dos primeros soportan enlaces de hasta 16x, aunque cuando usemos los dos el enlace máximo será de 8x. Esto es una limitación del procesador, que solo tiene este numero de líneas. La placa base soporta Crossfire y SLI con capacidad para hasta cuatro GPUs.

Ambos slots tienen una separación de dos posiciones, que nos permitirá una buena refrigeración en caso de usar dos tarjetas, y el primero de ellos esta reforzado para una mayor resistencia mecánica. El tercer slot PEG tiene únicamente capacidad para enlaces de 2x así que esta mas destinado a tarjetas de ampliación sencillas.

Entre todos estos slots de gran tamaño también podremos encontrar tres slots PCI Express 2.0 con enlaces 1x. Completan un equipamiento de ampliación bastante adecuado para esta gama de producto.

La conectividad frontal y trasera depende completamente de las capacidades del chipset de Intel, sin controladoras añadidas así que todos ellos tienen soporte nativo que es siempre una ventaja funcional importante ya que no necesitaremos controladores adicionales, podremos arrancar desde cualquiera de ellos, etc.

La ASUS TUF Z390-Pro Gaming no es la única placa que veremos con el Z390 que introduce estos cajeados en su perfil, la verdad es que les da un toque interesante, moderno y agresivo.

En el frontal podremos encontrar cuatro puertos USB 3.1 Gen1 de 5Gbps en sendos conectores. Falta un conector USB-C Gen2 para que pudiéramos quitarnos el sombrero, pero supongo que ASUS se lo reserva para diferenciar productos mas caros. Es una pena porque este chipset también tiene soporte nativo para este tipo de conectores. El frontal se completa con cuatro puertos USB 2.0.

La zona trasera también tiene carencias en este sentido. Podemos encontrar cuatro puertos USB 3.1 Gen1 de 5Gbps y dos puertos USB 3.1 Gen2 de 10Gbps, pero la pena es que ninguno de los dos es de tipo USB-C y en este caso si que no acabo de entenderlo porque este tipo de conector ya es prácticamente estándar en placas de tipo de gamas, caras y baratas.

Por otro lado, ASUS nos compensa con mejor conectividad gráfica que otros modelos. Podemos encontrar un conector HDMI 1.4b, con soporte 2160p30, pero también con un conector Displayport 1.4 con soporte 2160p60. El equipamiento trasero se completa con un conector Ethernet Gigabit firmado por un I219v de Intel y con la conectividad de sonido habitual de tipo 7.1 y con una salida óptica SPDIF.  ASUS también integra un conector PS2 clásico para los que aun usan teclados y/o ratones con este conector.

Como podéis ver ASUS tampoco echa mano del soporte Wifi Mac de este chipset para añadir conectividad inalámbrica sin necesidad de puentes PCI Express añadidos, no es habitual el Wifi en esta gama y normalmente no lo deberíamos echar de menos, aunque es una pena que se desperdicie una de las novedades mas importantes de este nuevo chipset.

Diseño y alimentación

El diseño de esta placa sigue las señas de identidad de esta gama con un montaje sencillo y basado en el color negro que se perfila con líneas rectas en gris y amarillo. Líneas rectas, un diseño de PCB moderno con una muesca lateral en la zona de los dos conectores SATA laterales, y un diseño de disipador de chipset también de líneas afiladas que se complementa con un bonito diseño de serigrafía sobre el PCB negro de la placa.

Es una placa base muy despejada, sin grandes elementos estéticos, que da protagonismo a ese diseño de líneas rectas y diagonales que recorren todo el PCB. El diseño incluye también un bonito cubre conector trasero que continua la línea marcada por los dos disipadores de aluminio macizo que, mediante materiales conductores de alta calidad, se encargan de refrigerar el sistema de VRM digital del que daremos ahora detalles.

El disipador del chipset se completa con leds RGB, esta placa base cuenta con un soporte básico para este tipo de iluminación (básicamente tiene dos conectores RGB de 5v/12v, pero carece de conector “Addressable RGB”) y esta centralizado precisamente en la zona del chipset y el lateral de la placa.

Es una placa base que busca los espacios, que tiene buena distribución de puertos y conectores, con hasta cinco conectores para ventiladores Molex de tipo PWM perfectamente situados, donde no echaremos ninguna prestación básica pero que tampoco tiene grandes extras. Personalmente me gustan mucho este tipo de placas base, que van a funcionamiento básico, y que se apoyan en un buen chipset, una buena bios y un buen conjunto de aplicaciones que añadan funcionalidad.

El sistema parece simple, realmente lo es, pero tiene la configuración adecuada para sacar partido de los mejores procesadores de esta plataforma de Intel, incluidos los nuevos modelos con 8 núcleos.

El sistema de alimentación de este modelo es ajustado a las necesidades de los nuevos procesadores, pero ASUS no ha dejado de lado la calidad de los componentes como no ha hecho nunca desde que la gama TuF esta en el mercado. Cuenta con un total de 8 fases de alimentación para la CPU y una fase de alimentación dedicada para el sistema de memoria.

Tiene una configuración de 8 fases más 1 con control digital y componentes de gran calidad que ademas tienen la refrigeración adecuada.

Las fases son de control digital con componentes de primera calidad donde destacan sus capacitadores y chokes negros con certificación militar. Los MosFETs son de tipo digital con una gran eficiencia energética y el conector auxiliar de la ASUS TUF Z390-Pro Gaming para el procesador se ha configurad con pines solidos para añadir unos 100w mas de capacidad a los estándar 380w que soportan este tipo de conectores de 8 contactos.

ASUS ha instalado también diferentes sistemas de protección para sobrevoltaje en diferentes componentes normalmente delicados del sistema. La RAM tiene protección independiente y también lo encontramos en los diferentes conectores frontales y traseros de la placa base que suene ser un punto de entrada de sobre corriente clásico.

Sonido

ASUS usa para este modelo un nuevo DSP de Realtek, concretamente una variante del ALC1200 que tanto hemos visto en las últimas generaciones de placas base AMD e Intel de todos o casi todos los fabricantes.

Se trata del nuevo Realtek S1200A, no es tan poderoso como otros DSP de esta misma marca que vemos en placas base más caras, pero tiene unos niveles de calidad elevados, con un ratio de ruido de 108dB, que lo colocan en un punto muy equilibrado entre precio y prestaciones sobre todo teniendo en cuenta que usa Códecs de última generación para efectos muy orientados a jugadores.

Un estándar muy apreciado como es el “DTS Custom” está contemplado por este nuevo DSP y especialmente para sistemas de auriculares donde logra espectaculares resultados en todo tipo de auriculares, incluidos los de gran impedancia.

Esta es una placa base bastante espartana y el sistema de aislamiento de la tarjeta de sonido cuenta solo con escudo EMI en el propio DSP, aunque también se aísla esta zona del PCB del reto de la placa base.

Bios y Software

Esta generación de ASUS no tiene grandes modificaciones con respecto a la bios UEFI de anteriores modelos. Contamos exactamente con las mismas prestaciones y también con el mismo diseño.

Cierto es que ASUS tiene todavía la mejor bios UEFI del mercado, con los mejores asistentes integrados y desde hace algún tiempo parece que han solucionado también algunos problemas que había en Europa para el sistema de actualización de bios directamente desde Internet y sin salir de la propia bios. Ahora todo funciona como debe y como veremos ahora se añade un asistente realmente interesante para los que instalan Windows 10 en sus PCs.

Entre los asistentes que mencionaba encontramos el potente Fan Expert 4 de ASUS, que nos permite parametrizar todos los ventiladores conectados a nuestra placa base y también el sistema de overclocking que también es un clásico y que permite ajustar procesador y memoria según los parámetros de ambos y asociados a un elemento importante como es la refrigeración del propio procesador.

En esta gama ASUS añade su aplicaciones más conocidas y típicas y ahora lo hace de una forma realmente cómoda para el usuario. Nada mas arrancar Windows, y tal y como hacen otros fabricantes de hardware como Razer o Logitech, tendremos de forma inmediata un asistente, Q-installer, que si lo instalamos nos asistirá en la instalación de todas estas aplicaciones. Lo único es que ASUS nos intenta colocar algo de “bloatware” pero es tan sencillo como no instalarlo y punto.

Q-Installer nos permitirá instalar todos los controladores y muchas de las utilidades que antes veíamos en el CD de la placa base directamente desde Internet y de una forma completamente asistida. Podemos instalar lo que queramos y el proceso se hace más rápido y sencillo y con las últimas actualizaciones.

El programa se encarga de instalarlo todo, reiniciar las veces que sean necesarias y también nos instalar lo necesario para mantener todo al día con futuras actualizaciones.

Algunas de las opciones clásicas de AiSuite 3 es poder controlar el sistema de alimentación del procesador.

Entre los programas que se ofrecen con este modelo podemos encontrar los controladores más recientes para nuestro hardware y además algunas utilidades importantes como el AI Suite 3, Aura para configuración RGB, Turbo LAN (la versión de cFos) y poco más. Esta claro que otros modelos más caros de ASUS ofrecen más utilidades, pero no siempre mas es mejor.

Una placa base espartana que ofrece resultados

Algo que me gusta mucho de estos modelos de ASUS es que no buscan llamar la atención con añadidos que luego nunca usaremos. Son placas base donde el objetivo son funcionar, sacar partido a los componentes instalados y ajustarse a bolsillos menos poderosos. Dentro de esta misma gama podemos encontrar modelos más o menos complejos, pero verdaderamente la esencia de las ASUS TUF la encontramos en los modelos más básicos como el que hoy hemos probado.

Terminando de montar la ASUS TUF Z390-Pro Gaming en una NOX Fusion

La ASUS TUF Z390-Pro Gaming cuesta alrededor de los 200 Euros, un precio elevado de salida, como siempre ocurre, pero es más económica que el otro modelo que hemos probado anteriormente, la potente Gigabyte Z390 Aorus Master, y aunque es mucho más básica y carece de muchas prestaciones importantes de este modelo, lo cierto es que saca el mismo overclocking de nuestro procesador de muestra.

Aquí podemos ver bien las temperaturas máximas, mínimas y también los voltajes usados para lograr en esta placa base 5GHz estables en el Core i-9900K. Usa picos de 1.44v, cuando en bios habíamos marcado 1.4v, también permitimos cierto estado de reposo en estados de reposo para reducir temperaturas y consumos. Oscila entre los 4.8 y 5GHz en estos estados con perfil de alto rendimiento en Windows.

Lo hace también con voltajes estables, fijando 1.4v en bios obtenemos un vdroop de 0.01-0.02 voltios, y el procesador es completamente estable a la misma frecuencia fija, para todos los núcleos, de 5GHz. Las temperaturas de trabajo, como veréis en la siguiente captura térmica, nos muestra una superficie de placa bastante fresca con los típicos puntos calientes en las unidades M.2 instaladas y en la zona de alimentación del procesador. Aun así, las temperaturas son adecuadas y además capturadas dentro de una caja, como estaría en vuestras propias casas.

Las temperaturas de placa, en estrés, muestran una temperatura máxima de la zona de VRM de 58 grados, es el punto más caliente de la captura térmica y es perfectamente normal. También hay que tener en cuenta que al usar refrigeración líquida esa zona de la placa recibe menos refrigeración.

A mí me gusta gastar poco, lo menos posible, pero si queremos una placa base de calidad siempre hay unos mínimos. Las Z390 aún están caras, acaban de salir al mercado, pero de todas las que han salido y vayan a salir os podemos garantizar que la ASUS TUF Z390-Pro Gaming siempre será una de las mejores opciones calidad-precio.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Precio adecuado
No usa controladoras añadidas
Excelente bios y nuevas utilidades de software
Solvente capacidad de overclocking
Componentes de calidad y diseño eficiente
LO PEOR
No cuenta con conector A-RGB
Distribución mejorable de sus dos conectores RGB 5/12v
No aprovecha el mejor soporte Wifi del Z390
Premio a ASUS TUF Z390-Pro Gaming
  • Producto: ASUS TUF Z390-Pro Gaming
  • Fecha: 24/10/2018 11:19:06
Redactor del Artículo: Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Empecé a publicar artículos sobre los componentes de PC que pasaban por mis manos en 1999, al tiempo que era director técnico de la cadena de tiendas de informática Batch-PC. Me uní a Geeknetic como redactor jefe y responsable de laboratorio en 2005. El hardware es mi pasión, aunque en mi tiempo libre acostumbro a disfrutar de juegos de PC multijugador.