Review Xiaomi Pocophone F1

por Antonio Delgado 29/01/2019 8
Procesador, RAM y Almacenamiento.
Pantalla
Cámaras principales
Precio
Web
Snapdragon 845, 6 GB RAM, 64 GB.
IPS 6,18", FullHD+.
Sensor de 12 MP F1.9 + Sensor de 5 MP F2.1
329 Euros
Puntuación de Xiaomi Pocophone F1 en la review:

Introducción

Pocos no habréis oído hablar de Xiaomi. La compañía China sigue manteniendo en los smartphones su negocio principal con varias familias y subgamas de productos que intentan cubrir prácticamente todos los nichos del mercado.

POCO ha sido una de las últimas submarcas en llegar, y se estrena con un terminal, el Pocophone F1, que busca ofrecer el máximo rendimiento posible a cambio de un precio lo más contenido posible.

Con todo un Snapdragon 845, uno de los procesadores más potentes de la actualidad, junto a 6 GB de RAM, este terminal tiene un precio oficial que parte de los 329 Euros, una cifra que Xiaomi consigue gracias a prescindir de ciertos elementos y materiales que suelen acompañar a terminales que integran este tipo de procesadores y que, en este móvil pasan a un segundo plano.

El Pocophone F1 se orienta a todos aquellos que no buscan los materiales premium o los acabados de más alta calidad pero, sin embargo, sí que exigen el hardware interno más potente.

Veamos qué nos ofrece.

Especificaciones técnicas Xiaomi Pocophone F1

  • Pantalla 6,18 Pulgadas con formato 18,7:9
  • Panel IPS
  • Resolución FHD+ de 2.246 x 1.080 píxeles
  • Cobertura del 84% de la gama NTSC
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 845
  • 6 GB RAM LPDDR4X
  • 64 GB almacenamiento interno ampliable.
  • Cámara trasera de 12 MP + 5 MP (f/1.9 y F/2.1)
  • Cámara frontal de 20 MP
  • Batería 3.900 ~ 4.000 mAh
  • USB-C
  • Dual SIM
  • WiFi 802.11ac + Bluetooth 5.0
  • Minijack audio 3,5 mm
  • 155,5 x 75,2 x 8,8 mm
  • 182g de peso
  • 329 Euros

Diseño

El Xiaomi Pocophone F1, Pocophone F1 para abreviar, no es un terminal que presuma de lo último en materiales ni un diseño rompedor o los marcos más pequeños. Todos esos aspectos son secundarios y subirían el precio de un móvil cuyo mayor reclamo es, como decíamos, su Snapdragon 845 a cambio de 329 Euros.

Aún así, el F1 no deja de ofrecer algunas de las últimas tendencias del mercado como es el famoso “notch” que destaca en su diseño frontal. Este notch tiene un grosor y unas dimensiones considerables que se complementan con un marco inferior también bastante grueso y unos bordes laterales claramente visibles.

No es el terminal con mayor ratio de pantalla/cuerpo que podemos encontrar y sus 6,18 pulgadas lo hacen bastante grande. No obstante, al disponer de un formato más alargado de 18,7:9 el agarre es bueno y no se hace excesivamente voluminoso al utilizarlo.

En esa parte frontal tenemos la cámara frontal, altavoz principal y sensores. No hay sensor de huellas en esta zona ni tampoco botones físicos, aunque dado el grosor del marco inferior no le faltaba espacio.

La parte trasera, azul en este caso, deja ver el material principal del pocophone F1: el policarbonato, un tipo de plástico bastante resistente que se ha utilizado ya en otros móviles como la gama Lumia de Nokia/Microsoft, aunque en aquel caso el diseño y tratamiento eran más cuidados que en este terminal. Esto lo aleja del toque “premium” que da el metal o el cristal tan de moda en las gamas altas, aunque, a cambio, es más difícil de romper o abollar y, lo mejor de todo, las huellas de los dedos no quedarán marcadas.

En esta parte trasera tenemos, por una parte, la marca inscrita en blanco en la parte inferior, mientras que en la zona superior nos encontramos en una misma zona con el sensor de huellas trasero, que funciona de manera rápida sin dar ningún problema, y las dos cámaras principales. Justo al lado podemos ver el doble flash LED.

Se agradece que Xiaomi haya mantenido el conector de auriculares minijack de 3,5mm, situado en este caso en la parte superior.

En la parte opuesta, abajo, tenemos el conector USB-C para carga y datos y dos altavoces que tienen un volumen bastante sobresaliente.

En un lateral podemos ver la bandeja de las dos SIM y en el otro lateral los botones de encendido y volumen.

En definitiva, un terminal con un diseño correcto pero más cercano a las gamas  medias que de las gamas alta o “media-premium”, aunque tampoco es su objetivo.

Pantalla

Como decíamos, la pantalla del Pocophone F1 tiene una diagonal de 6,18 pulgadas de panel IPS en formato de 18,7:9 con una resolución de 2.246 x 1080 píxeles.

Xiaomi promete un brillo máximo de 500 cd/m² o nits, una cantidad que solo es posible alcanzar, en principio, con el modo automático, ya que en modo manual nuestras mediciones han mostrado un máximo de 453,12 cd/m² con un contraste nativo de 1.281:1 real.

En nuestra batería de test de pantalla habitual (con los valores de serie del terminal sin modificar configuraciones de color o pantalla) nos encontramos con unos valores bastante alejados de lo óptimo en cuanto al balance RGB de la escala de grises. Podemos ver que el verde se queda en unos valores cercanos al 103-105% mientras que el rojo se queda entre un 80 y 85% junto al azul disparado por encima del 120%.

El balance de blancos confirma estos datos y se sitúa entre los 8.500 y 9.000K, teniendo en cuenta que el blanco real se considera en los 6.500, la pantalla de Pocophone F1 muestra una clara tendencia hacia los tonos fríos y azulados.

En el comparador de color tenemos una desviación media de 6,51 puntos y una máxima de 11,41. Unos valores convencionales sin nada a destacar más allá del claro tinte azul y verde al que tiende la franja de la escala de grises que demuestra lo que comentábamos del equilibrio RGB .

En cuanto a la cobertura de colores, podemos ver que el F1 casi consigue cubrir el 100% de la gama sRGB y queda lejos de la gama DCI-P3, sobre todo en los tonos que tienden al rojo.

A la hora de utilizar la pantalla, se nota unos ángulos de visión bastante pobres y la imagen se oscurece bastante en cuanto dejamos de mirar de lado, como si el cristal que hay entre el panel y la vista fuera de un grosor considerable, formando incluso ciertas distorsiones o halos.

Está claro que la pantalla ha sido uno de los puntos donde Xiaomi ha decidido recortar para poder ofrecer un terminal económico de alto rendimiento y sus resultados no están a la altura de terminales de gamas más altas, sin embargo, cumple su función y su brillo es suficiente para entornos iluminados, incluso para ser un panel LCD.

 

Cámara

La cámara es otro de los puntos donde Xiaomi ha sido conservadora, aún así, tenemos un sistema de doble sensor, uno principal de 12 MP con apertura F1.9 y otro secundario de tan solo 5MP y apertura F2.1 que sirve para efectos de profundidad de campo y nada más.

Esto hace que toda la responsabilidad de la fotografía principal caiga en el sensor de 12 MP, un modelo con píxeles de 1,4 um basado en el sensor Sony IMX363 con autoenfoque dual pixel de detección de fase sin ningún tipo de estabilización óptica.

Con estos valores ya nos podemos imaginar que el punto débil de la cámara del F1 van a ser las tomas con poca luz.

La aplicación es muy sencilla y rápida, con acceso directo a distintos modos sin tener que navegar entre menús, y opciones para activar valores como el HDR o la asistencia por “inteligencia artificial”. También cuenta con un modo manual por si queremos jugar algo más con los valores tales como ISO, obturación, balance de blancos, enfoque, etc.

Cuando la luz abunda la calidad de fotografía del Xiaomi Pocophone F1 sorprende, colores reales, fotos detalladas y ningún resquicio de ruido.

El modo HDR automático es bastante suave e incluso activándolo manualmente, el efecto que aplica no es demasiado forzado ni exagerado y simplemente ofrece algo más de claridad en sombras y detalles en partes sobreexpuestas

El modo AI simplemente es un detector de escenas y aplica distintos valores, aunque a la hora del resultado final no parece apreciarse mucha diferencia.

La doble cámara sirve para el denominado “modo retrato” tan de moda actualmente, que no es otra cosa que destacar los rostros u objetos de primer plano y crear un efecto de desenfoque alrededor de dichos objetos.

El resultado es bastante bueno y el F1 es capaz de detectar los bordes y aplicar el efecto a distintos niveles ayudado por la cámara secundaria y no solo utilizando software.

Cuando cae la noche y la luz empieza a escasear es cuando el pocophone f1 sufre más. Al no tener estabilización óptica el sensor no puede mantener tiempos de exposición más largos sin que aparezcan fotos movidas,  y la apertura tampoco es de las más amplias que hay en el mercado con sus F1.9 por lo que al final el sensor tiene que tirar de ISOS elevadas y el ruido es inevitable.

Para corregirlo, el procesamiento del F1 tiende a difuminar el resultado y se pierde detalle, aunque si no usamos HDR el efecto no es tan destacado.

El F1 cuenta con un modo noche que capta tomas con mayor exposición y las combina para evitar movimientos en la imagen, aunque el resultado no es tampoco demasiado distinto al de una toma convencional.

La cámara frontal de 20 MP tiene una calidad bastante buena y soporta también el modo retrato de desenfoque de fondo, aunque en este caso se realiza enteramente por software con unos resultados más que aceptables.

 

Aprovechando la potencia del Snapdragon 845, El Pocophone F1 también ofrece capturas a ultra cámara lenta de 960 fps con unos resultados bastante aceptables que superan a terminales de gama más alta, incluso a modelos tan capaces como el Huawei Mate 20 Pro ya que en este caso sí que se captan 960 fps reales y el movimiento es mucho más fluido.

Además, la galería integrada permite añadirle música de manera completamente automática quedando unos clips más que resultones.

Rendimiento

Este es apartado es donde el Pocopohone F1 busca destacar sobre cualquier opción del mercado que se mueva en un rango de precios similar. Ya hemos probado el Snapdragon 845 en alguna que otra ocasión como por ejemplo en nuestra Review del ASUS Zenfone 5Z, un terminal que venía también acompañado de 6 GB de RAM y  con el que no esperamos demasiadas diferencias de rendimiento.

De hecho, en nuestra batería de tests, el Xiaomi PocoPhone F1 ha conseguido unos resultados muy similares, con algunas diferencias en algunos test, algunas para mejor y otras para peor  que pueden ser debidas a la propia versión del sistema operativo o a la capa de personalización que incluye.

Estos resultados nos confirman lo que ya esperábamos: el punto fuerte del Pocophone F1 es su rendimiento, ofreciendo una potencia muy superior a cualquier terminal del mercado que juegue en su gama de precios y situándose junto a terminales que multiplican por tres su precio.

Podremos ejecutar aplicaciones pesadas y los últimos juegos más exigentes que pocos móviles, a día de hoy, podrán hacerlo mejor, sin duda un terminal ideal para los que quieren la mayor fluidez y rendimiento por encima de cualquier otra cosa.

 

Almacenamiento

Las pruebas de almacenamiento del Xiaomi Pocophone f1 en su versión de 6 Gb y 64 GB nos han ofrecido unos buenos resultados en cuanto a escritura y lectura secuencial. En el caso de la escritura se queda con unos 130 MB/s en una posición intermedia de la comparativa, mientras que en lectura consigue unos excelentes 633,76 MB/s.

En cuanto a acceso aleatorio tenemos tan solo 3,62 MB/s de escritura de este tipo, situándose en los puestos más bajos de la tabla, y 15,49 MB/s de lectura, unos valores también bastante modestos.

Autonomía

Los 4.000 mAH (entre 3.900 y 4.000 mAh prometidos por Xiaomi) del Pocophone F1 le permiten ofrecer unos resultados de autonomía por encima de la gran mayoría de terminales que hemos probado incluyendo modelos con procesadores mucho más modestos.

En el test de geekbench 4 hemos conseguido 4.275 puntos, el tercer mejor resultado solamente superado por el Zenfone 4 (que incluye un modesto Snapdragon 630) y por la impresionante autonomía del Huawei Mate 20 Pro, un móvil que a pesar de tener uno de los procesadores más potentes del momento como el Kirin 980 ofrece una excelente autonomía.

De hecho, en proporción, los 4.200 mAH del Mate 20 Pro se aprovechan mucho mejor que los 4.000 mAh de este Pocophone F1. No obstante, si comparamos el F1 con un móvil con el mismo procesador como el Zenfone 5Z, el modelo de Xiaomi consigue una autonomía sensiblemente superior.

En uso convencional del terminal esto se traduce en que podemos pasar de 1 día de uso sin muchos problemas y si no somos demasiado exigentes podremos cargarlo dos noches después de la última carga.

Temperaturas

Como podemos ver en las tomas de cámara térmica, a pesar de toda la potencia que atesora el Pocophone F1, es un terminal que, al menos al tacto, se nota muy fresco. Posiblemente el hecho de utilizar una cubierta de plástico, un material más aislante que el metal, tenga algo que ver, pero el hecho es que podremos estar jugando o pasando test de rendimiento durante varios minutos sin que las temperaturas externas se disparen.

De hecho, la máxima que hemos medido durante la realización de varios test ha sido de 29,1 grados en la parte trasera y de tan solo 23,3 grados en la parte frontal.

El sistema de disipación integrado en el terminal, que cuenta con un heatpipe de cobre,  parece hacer bien su trabajo y no hemos notado pérdidas de rendimiento excesivas tras pasar varios test de manera continua.

Análisis y Conclusión

Es bastante difícil destacar en un mercado tan saturado y competitivo como en el de los smartphones. Algunos fabricantes buscan hacerse un hueco ofreciendo terminales con características de la gama más alta para destacar, otros buscan un equilibrio entre precio y prestaciones generales o los hay que buscan ofrecer características premium en gamas tradicionalmente más básicas.

En el caso de este Pocophone F1 hemos visto que cumple lo que promete, el máximo rendimiento posible por el menor precio posible. Y lo hace de tal manera que es prácticamente imposible encontrar un smartphone con un precio oficial de 329 Euros o menos que pueda hacerle sombra en rendimiento puro y duro. Y eso sin entrar en ofertas que lo pueden dejar por debajo de los 285 Euros.

Lo que no es ningún secreto es que, para conseguir combinar ese precio con esa potencia, el Pocophone F1 ha tenido que sacrificar bastantes cosas en otros aspectos, y elementos como la pantalla o los materiales son claramente inferiores a los que podemos encontrar en terminales con este rendimiento.

A nivel fotográfico el móvil se desenvuelve bien cuando hay luz suficiente, pero la falta de estabilizador y una apertura no demasiado generosa lo penaliza especialmente cuando la luz se empieza a esconder. Por otro lado, nos ha sorprendido sus capacidades de grabación a cámara lenta de 960 fps bastante fluidas.

Tampoco encontramos NFC, parece que Xiaomi tiene algún tipo de manía a este sistema de conectividad y suele prescindir de él en bastantes ocasiones, algo incomprensible teniendo en cuenta que no es una tecnología demasiado compleja ni costosa de implementar.

A cambio sí que se agradece que se mantenga el conector mini-jack, aunque por ahorrar costes no tenemos auriculares incorporados. Por otro lado, que se incluya una funda de serie es algo de agradece.

Algunas sorpresas que escondía el Pocophone F1 las hemos podido encontrar, por ejemplo, en sus sistema de sonido, con altavoces potentes y de buena calidad, o en una autonomía por encima de la media.

En definitiva, si desde hace unos años muchos terminales se han englobado en una gama “media-premium” con acabados y características premium pero procesadores más modestos para mantener un precio contenido, podemos decir que el Pocophone F1  busca lo mismo pero dando la vuelta al concepto, centrándose en la máxima potencia sobre todo lo demás para ofrecer un rendimiento propio de la gama más alta a un precio propio de la gama media.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Todo el rendimiento de un Snapdragon 845 por un precio extremadamente contenido
Sonido estéreo de buena potencia y calidad
Buena calidad fotográfica de día
Grabación 960 FPS fluída y estable
Cuenta con puerto de audio minijack de 3,5 mm
Incluye funda
Autonomía por encima de la media
Sensor de huellas rápido y preciso
Ampliación mediante microSD
Excelente sistema de refrigeración
LO PEOR
Sin NFC
Pantalla mediocre
La calidad de la cámara con poca luz es bastante limitada
Materiales y acabados básicos
Notch y marcos bastante gruesos
Premio a Xiaomi Pocophone F1
  • Producto: Xiaomi Pocophone F1
  • Fecha: 29/01/2019 18:49:50
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.