Review Monitor Gaming MSI Optix MAG321CQR

por Antonio Delgado 08/02/2019 9
Resolución
Panel
Otros
Precio
Web
QHD (2.560 x 1.440)
31,5" VA, 1ms, 144Hz
AMD FreeSync, RGB, funciones gaming
499 Euros
Puntuación de MSI Optix MAG321CQR en la review:

Introducción

No hay duda de que es un buen momento para el mercado de monitores gaming. Atrás quedaron los días en que estábamos limitados a resoluciones que no variaban mucho de los 1080p, con 60Hz de actualización y precios desorbitados si querías aspirar a más.

Los monitores con frecuencias de actualización por encima de los 60 Hz son ya algo común y parece que la resolución FullHD empieza a quedar atrás gracias a la llegada de monitores con mejores especificaciones y precios cada vez más asequibles.

Hoy tenemos entre manos el MSI Optix MAG321CQR, un monitor con con un panel curvado de unas generosas 31,5 pulgadas con 144 HZ de frecuencia de actualización acompañados de la tecnología AMD FreeSync junto a un buen número de prestaciones gaming.

Veamos de lo que es capaz.

Especificaciones técnicas MSI Optix MAG321CQR

  • 31,5 pulgadas.
  • Resolución QHD (2.560 x 1.440 píxeles) en formato 16:9.
  • Panel VA mate
  • Curvatura 1800R
  • Ángulos de visión de 178º Horizontal y Vertical
  • 1 ms de tiempo de respuesta (MPRT)
  • Contraste de 3000:1 nativo
  • 144 Hz de frecuencia de actualización
  • AMD FreeSync 
  • 92% de cobertura de la gama DCI-P3
  • PiP y PbP desde varias fuentes
  • Funciones Gaming integradas
  • Iluminación RGB
  • Control total de sus configuraciones desde aplicación.
  • Joystick para OSD
  • Peana con 2 ajustes (inclinación -5º ~-20ª y altura de 0 a 130 mm)
  • 2 x HDMI 2.0 y 1x DisplayPort 1.4
  • 2 x USB 2.0
  • Salida de auriculares 3,5mm.
  • Consumo máximo de 60W
  • 8,94  KG de peso
  • 612 x 560 x 266,5 mm

Diseño

Vamos a empezar por uno de los aspectos que más llama la atención a nivel de diseño del MSI Optix MAG321CQR, su grosor y marcos reducidos. Si bien estamos estamos acostumbrados a que los monitores de cierta gama aprovechen lo máximo posible el espacio reduciendo los marcos, este monitor, a parte de hacer eso, también reduce considerablemente su grosor haciendo que el diseño final sea bastante llamativo.

En realidad la zona más fin a se encuentra  en la mitad superior del monitor, quedando la parte inferior con una estructura más gruesa donde se esconden los componentes internos. Aún así, el resultado a nivel estético es muy bueno y no le haría falta mucho más para cerrar un conjunto con un diseño excelente. Aún así, estamos en 2019 y prácticamente todo lo que lleve la coletilla "Gaming" va a ir acompañado de algunas formas asimétricas o con ángulos marcados y también con iluminación ARGB, y este MSI Optix MAG321CQR no iba a ser la excepción. 

En la parte trasera encontramos un panel de plástico que simula metal en la parte izquierda y unas líneas anguladas en la parte derecha, más brillantes, donde justo se encuentra una franja con distintos LEDs RGB independientes que pueden formar distintos efectos con distintos colores.

En el centro encontramos la peana que se atornilla al soporte VESA estándar. Se echa en falta algún sistema de fijación rápido con palanca o enganches como hemos visto ya en otros monitores ya que, en este caso, deberemos usar un destornillador con los cuatro tornillos para fijar la columna central. La peana inferior que va en la mesa sí que cuenta con un tornillo manual que no requiere de ninguna herramienta, una de cal y una de arena.

Esta peana nos permite tan solo dos ajustes, o bien subir y bajar el panel con un rango de elevación de 0 a 130 mm, o bien podemos inclinar la pantalla hacia delante o hacia atrás entre -5 y 20 grados. Se echan en falta los ajustes que permiten girar la pantalla sobre sí misma y otro que permita colocarla en modo vertical.

En la parte trasera también encontramos las distintas opciones de conectividad del MSI Optix MAG321CQR. Es decir, tenemos un conector de corriente de 12v ya que el monitor cuenta con una fuente de alimentación externa, dos HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.4. Además, tenemos una salida de audio de 3,5mm por si utilizamos la señal de sonido del DisplayPort o de los HDMI y también un Hub de dos USB 2.0 con una entrada USB 3.0 que sirve, además de para el HUB, para poder configurar el panel mediante software.

No nos podemos dejar el pequeño joystick encargado de la navegación y control por los menús del OSD, en color rojo y que prescinde de varios botones para una navegación mucho más sencilla y efectiva.

El diseño está bastante cuidado y si a los marcos finos, grosor contenido y parte trasera sumamos un radio de curvatura de 1800R junto al enorme panel de 31,5 pulgadas, el resultado es destacable.

 

144HZ, FreeSync y ahora también G-SYNC

Como decíamos, los monitores con frecuencias de actualización por encima de los 60 Hz son ya algo común en el mercado y podemos disfrutar de ellos con precios mucho más amigables que antes. En este caso tenemos 144 Hz en su panel VA que nos aseguran una experiencia fluida tanto en juegos como en navegación y manejo de aplicaciones. Podremos configurar manualmente la frecuencia máxima del panel desde los 60 HZ hasta los 144 Hz pasando por 120 HZ.

Precisamente es con estos paneles de tantos HZ donde tecnologías de sincronización como AMD FreeSync permiten sacar todo el provecho, permitiendo sincronizar los FPS de la gráfica con los del panel para evitar Tearing o input lago y otros problemas derivados de la desincronización o del uso de tecnologías como V-SYNC.

FreeSync es la implementación del estándar Adaptive Sync de la VESA que AMD introdujo hace años en sus gráficas y que el MSI Optix MAG321CQR soporta de manera nativa con tarjetas gráficas AMD Radeon.

Además, desde hace unas pocas semanas, NVIDIA ha dado su brazo a torcer y finalmente ha dotado de compatibilidad con Adaptive Sync a sus tarjetas gráficas de las últimas generaciones mediante el programa G-SYNC Compatible que permite utilizar G-SYNC en monitores con AMD FreeSync a través de puerto DisplayPort aunque no estuvieran certificados por NVIDIA y, por suerte, este MSI Optix MAG321CQR es uno de los modelos que puede funcionar con esta tecnología.

Por tanto, tanto si tenemos una gráfica AMD como una gráfica NVIDIA compatible podremos disfrutar de una sincronización de la tasa de HZ variables de este monitor. De hecho no hemos notado ningún problema de parpadeos ni funcionamiento erróneo con ninguna de ambas tecnologías.

OSD, funciones gaming y control por software

Recientemente analizamos el Aorus AD27QD de Gigabyte y una de las funciones que más nos llamó la atención fue su sistema de control de todos los parámetros a través de un programa que se instala en el PC y que, sin duda, hace mucho más sencilla la configuración del monitor.

Un sistema similar lo encontraremos en este MSI Optix MAG321CQR a través de su software GamingOSD. Este programa se incluye con el monitor y, gracias a la conexión USB entre el mismo y el PC, es capaz de controlar todos los valores y configuraciones posibles del monitor.

Tenemos un menú principal con todos los modos predefinidos en el modo Standar, con modos para juegos FPS, Racing, RTS, RPG, modo lectura, Modo Cine y también un modo pensado para diseñadores. Podremos personalizar cada modo o , directamente, hacer uso del modo "usuario" y definir manualmente las distintas opciones.

Desde este panel podremos controlar el brillo, contraste, nitidez y también lo que MSI denomina Black Tuner que regula la claridad de los tonos más oscuros.

También se puede ajustar la temperatura del color entre los típicos valores normal, cálido o frío y también un modo manual con control sobre los tres colores RGB.

Otros parámetros que podemos ajustar son las mejoras en la imagen integradas en el monitor, cambiar los tiempos de respuestas y también activar o desactivar tecnologías como FreeSync, Anti Motion Blur para reducir el desenfoque de movimiento, reductor de latencia, modo de alto contraste dinámico o el filtro de luz azul.

Se incluye, incluso, un modo específico general para juegos con Raytracing y la posibilidad de crear modos a medida del usuario.

Se agradece también que el MSI Optix MAG321CQR soporte los modoso PBP y PIP, una tecnología que permite utilizar la pantalla con dos fuentes de vídeo de manera simultánea aprovechando los tres puertos de entrada de los que dispone. Podremos utilizar la mitad de la pantalla para una fuente de vídeo y la otra mitad para otra, o, si usamos PiP, dejar un pequeño recuadro configurado en tamaño para mostrar superpuesta la imagen de una de las tres fuentes de vídeo.

Además, es posible configurar qué fuente de audio se tomará en el monitor entre las dos señales.

Destaca también el sistema de puntos de mira con varias opciones disponibles que van más allá de la típica cruceta. Estas miras se superponen en la pantalla y permiten apuntar en juegos donde no exista esta ayuda o tenga armas sin ella.

Desde el Gaming OSD también podemos activar el medidor de HZ que se superpone en pantalla y una función bastante curiosa: un sistema de alarma de reloj incorporada. En el OSD se le denomina "Despertador", aunque realmente es una especie de cuenta atrás entre 15 a 60 minutos.

Otras funciones que, aunque no son propias del monitor, se integran en Gaming OSD son opciones de windows como la rapidez del ratón, planes de energía, conexión a pantalla inalámbrica, proyectores o pantallas adicionales, lupa y teclado en pantalla, algo que quizás no tenga mucho sentido en una app de un monitor pero que puede ahorrar algo de tiempo en encontrar esas opciones.

Lo que sí es bastante práctico es el menú de SplitWindow, Windows 10 permite, mediante combinaciones de teclas, distribuir automáticamente varias ventanas de aplicaciones a lo largo del panel. Lo que ha hecho MSI es crear un menú visual donde tenemos, por un lado, distintas distribuciones de pantalla para 1, 2, 3 o hasta 5 ventanas a la vez; por otro lado tenemos una lista con todas las ventanas abiertas en nuestro escritorio. 

De esta manera, podemos indicar cómo queremos distribuir las ventanas en espacios ya preconfigurados para organizarlas en la pantalla de manera óptica. Algo bastante práctico y que cobra especial sentido en monitores de tamaños y resoluciones considerables.

Tampoco nos podemos olvidar del sistema de iluminación ARGB Mystic Light que incluye el monitor, un sistema formado por 9 LEDs independientes configurables de manera independiente que se gestionan desde la aplicación.

Podemos configurar colores para todos los LED en común o de manera individual, así como diez efectos preconfigurados (estático, Eco de juegos, Marquesina, Metoros, Arco Iris, Relámpago, Respiración, Intermitente, Aleatorio o el modo Cine.

Si no queremos utilizar el software, el MSI Optix MAG321CQR cuenta con un completo sistema OSD de menús que se gestiona desde un único Joystick, un sistema que prescinde de múltiples botones y que permite un ajuste mucho más preciso y una navegación más cómoda, algo que se debería implementar de serie en otros monitores del mercado sin duda.

El OSD del Optix permite prácticamente las mismas opciones que el software, al menos en cuanto a configuración del panel y modos relacionados con él. También es posible configurar accesos directos a funciones dependiendo de la dirección en la que pulsemos la palanca.

 

Pruebas de Color

Este monitor se basa en un panel VA que, ofrece unos contraste superiores a los de los paneles IPS pero, por lo general, su representación de color no es tan buena. Hemos realizado nuestra batería de pruebas para determinar qué nos ofrece en realidad.

Al 80% de brillo, que es el valor predefinido del modo estándar, el MSI Optix MAG321CQR nos ha ofrecido unos valores de 233,11 cd/m² con un brillo mínimo en negros de 0,1268 cd/m². Esto nos da un contraste real de 1704:1. La razón por la que este valor está muy lejos de los 3.000:1 anunciados es porque, por defecto, el monitor viene con el valor de Black Tuner a 9. Sin esta "mejora" los negros son más oscuros y el contraste se acerca prácticamente a los valores esperados.

En la escala de grises podemos ver algo que no es demasiado común en los monitores que hemos probado: el tono verde está por encima de 105% mientras que el rojo y el azul caen hasta menos del 85% y del 90% respectivamente. Esto hará que los tonos grises y blancos tiendan a valores más verdosos.

Resulta llamativo, igualmente, que al 60% de blanco, el monitor no es capaz de mantener el equilibro en el color azul y pega un bajón considerable.

Si vemos la gráfica de la Temperatura de Color podemos ver de nuevo este bajón que hace que la temperatura descienda. Aún así, el MSI Optix MAG321CQR  consigue unos valores bastante cercanos a los 6500K.

En el comparador de color podemos ver lo que comentábamos antes de la tendencia hacia un tono verdoso en la escala de grises debido a los bajos valores del rojo y el azul respecto del verde que vimos en la gráfica.

En total tenemos una diferencia media de 8,90 puntos, siendo la máxima diferencia encontrada de 16,81 puntos

Modo Standar

Hemos realizado mediciones también en el modo específico para diseñadores y los resultados son aún peores, por lo que no parece el mejor modo para los que buscan obtener una representación de color lo más cercana a la realidad. De hecho parece que este modo lo que hace es mostrar colores algo más claros y llamativos pero a costa de perder fidelidad. En este modo la diferencia media es mayor con 11,08 puntos y la máxima se dispara hasta los 18,64 puntos, unos valores bastante lejos de unos resultados óptimos.

Modo Diseño

MSI promete un 92% de cobertura de la gama de color DCI-P3. En el gráfico podemos ver que la cobertura, efectivamente, no es de la totalidad del espacio DCI-P3.

Análisis y Conclusión

499 Euros por un enorme monitor de 31,5 pulgadas curvado con resolución 2.560 x 1.440 y 144 HZ de respuesta. Estas son las principales credenciales con las que se presenta este MSI Optix MAG321CQR para cautivar al público gamer de PC. Disponer de un monitor de ese tamaño, esa resolución, con esa frecuencia y con los extras que incluye era algo que, hasta hace bien poco, no estaba al alcance de cualquiera.

Esas especificaciones van acompañadas por otras funciones destacables como la tecnología FreeSync para gráficas AMD Radeon y, ahora también, con "G-SYNC Compatible" que, aún sin certificar, permite utilizar la tasa de refresco variable y sincronizada con gráficas NVIDIA.

No nos podemos olvidar tampoco de su completo software Gaming OSD que permite configurar todos los valores del monitor de manera muy cómoda sin tener que utilizar el OSD, un OSD que, por otro lado, es también muy completo sencillo de utilizar gracias al joystick incorporado. Se agradecen también los modos PiP y PBP

Aunque, para muchos, los paneles curvados no ofrecen una ventaja clara sobre los paneles planos, es precisamente en estos modelos de diagonales tan generosas donde un panel con curva tiene más sentido al permitir una mayor inmersión y mejor acceso a las zonas alejadas del centro. Además, a nivel estético, esa curvatura junto con un diseño fino y unos marcos reducidos le da un toque bastante especial.

Tanto el diseño como los acabados del MSI Optix MAG321CQR desprenden calidad, tiene una estética gaming llamativa y con RGB sí, pero eso no significa que se hayan olvidado de un diseño elegante y fino que quedará bien tanto en un equipo gamer como en una estación de trabajo más seria. Aún así hay algunos detalles a mejorar como el poco sistema de anclaje de la columna al panel con tornillos o que solo permita dos ajustes (inclinación y elevación).

Se agradece también la inclusión de tres puertos de entrada (dos HDMI y un DisplayPort) y el Hub USB, aunque hubiera ganado con USB 3.0 en vez de USB 2.0.

A nivel de calidad de imagen, la calibración de serie no está a la altura del resto del conjunto y tenemos unos valores bastante alejados de lo óptimo. Por suerte es posible calibrarlo al gusto de cada uno y, aunque los paneles VA no ofrezcan la misma calidad de representación de colores que los IPS, el gran número de ajustes y tecnologías nos permiten mejorar el desempeño en juegos (latencia, tiempo de respuesta, anti motion blur) y también en entornos más estáticos.

Sea como sea, aunque no vaya a ser el monitor óptimo a nivel profesional o para diseño, el MSI Optix MAG321CQR cumple con creces en el ámbito de los juegos, precisamente al que va enfocado. Y nos permite tener un panel con una diagonal muy grande de 31,5 pulgadas con un radio de curvatura 1800R, 144Hz y un conjunto de tecnologías que harán las delicias de los jugadores y usuarios.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Panel de 31,5" curvado QHD
144Hz con FreeSync (y G-SYNC Compatible)
Sistema de configuración por OSD muy completo y fácil de usar con joystick único
Control total por software realmente práctico y completo
Soporte PIP/PBP
Incluye cables HDMI y DisplayPort
Buen diseño y acabados
Marcos muy pequeños y grosor fino
LO PEOR
Pocos ajustes en la peana y columna
Los puertos USB no son USB 3.0
La calibración de serie del panel está lejos de lo óptimo
Premio a MSI Optix MAG321CQR
  • Producto: MSI Optix MAG321CQR
  • Fecha: 08/02/2019 15:30:04
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.