X1950 Pro Crossfire Vs. Nvidia 8800GTS 320MB

por Javier Rodríguez 28/03/2007 ...

Introducción

Crossfire interno, suena de maravilla la verdad, poder montar dos tarjetas ATI para que trabajen en paralelo sin necesidad de una tarjeta maestra y con la ventaja que supone el disponer de más chipsets compatibles que los de la propia AMD. Durante las próximas paginas trataremos de conocer mejor el rendimiento y el funcionamiento de este sistema Crossfire y lo haremos gracias al uso de dos tarjetas X1950 Pro de Asus las cuales montan este nuevo sistema de Crossfire. Compararemos también el potencial de estas tarjetas con la ayuda de una 8800GTS de 320MB, y veremos sin compensa a día de hoy montar un sistema Crossfire de ATI.

Crossfire, como es y cómo funciona.

El Crossfire es un sistema para hacer trabajar dos o más chips gráficos en paralelo. Es como tener un dos procesadores, solo que orientado a motores gráficos de ATI. Actualmente solo se pueden montar dos procesadores en paralelo pero no por una limitación de la tecnología en si sino más bien una limitación de formato de tarjeta. De hecho podemos ver prototipos de tarjetas de dos chips por tarjeta que se pueden asociar de dos en dos danto un total de 4 procesadores. En realidad el límite teórico es de 128 procesadores simultáneos pero por lo menos a nivel comercial no existe nada así ni tampoco que se le acerque.

Hasta la incorporación del Crossfire interno concretamente con el chip X1950 Pro, el Crossfire necesitaba de una tarjeta maestra, con un conector de salida de video especial que conectaba las dos tarjetas por la parte posterior de las mismas. Esto tenía innumerables inconvenientes. Para empezar el precio de las tarjetas maestras, su poca disponibilidad y que limitaba el Crossfire a la gama más alta de cada momento. Ahora ATI consiguió lo que parecía un problema insalvable y es que el Crossfire necesita entrada de datos y salida simultanea por lo que un cable como el SLI de Nvidia no era suficiente. Mediante un doble conector, uno de entrada y otro de salida de datos, y chipsets adecuados tanto de AMD como de Intel (descartad el 965P para este tipo de Crossfire interno porque no funciona en el modo intercalado), podemos usar plenamente el sistema Crossfire sin necesitar tarjetas especiales y en gamas medias lo que siempre abre el abanico de posibilidades. En cualquier caso no veremos una integración total del Crossfire interno hasta que ATI no lance al mercado su nueva generación de tarjetas graficas, que se esperan para el mes que viene.

Existen diversos modos de hacer trabajar un sistema grafico de dos o más tarjetas. Lo habitual es dividir en mitades iguales lo que vemos en pantallas. Es decir, una tarjeta renderiza una mitad y la otra la otra mitad. Como este tipo de división puede suponer y supone una mayor carga en una de las tarjetas existe otro modo, que es el que diferencia a Crossfire del actual SLI, es lo que se conoce como intercalado o que cada tarjeta renderice imágenes completas de forma intercalada. Si el juego nos va a 60FPS entonces 30 de esos frames por segundo los hará una de las  tarjetas y los otros 30 la otra. El Crossfire tiene también otro sistema de balanceo de carga conocido como Supertiling pero su utilidad está muy atrás del sistema de intercalado de imágenes completas. El Crossfire de ATI, como el SLI de Nvidia, también nos ayuda a mejorar otros aspectos de calidad grafica como acceder a modos de filtros que un solo chip jamás podría manejar de forma efectiva, hablamos de modos de Antialiasing avanzados de 16 e incluso 32x.