ASUS 8800GTS SLI. Segunda parte pruebas rendimiento de SLI

por Javier Rodríguez 17/06/2007 ...

Introducción

La semana pasada vimos el rendimiento que nos podían ofrecer dos tarjetas de gama media de Nvidia puestas a trabajar en paralelo. Esta semana ampliamos nuestro repaso a todas las opciones de Nvidia con el uso de dos tarjetas 8800GTS de 640MB en SLI. Finalizaremos esta serie con pruebas relativas a SLI con 8800GTX durante la semana que viene.

Para no perdernos ni repetir información os recomiendo que leáis esta review:

https://www.hispazone.com/conttuto.asp?IdTutorial=242

No es lo mismo una 8600 que una 8800.

Y ya no solo me refiero a lo referente a hardware, que también hay muchas diferencias notables, sino mas bien a que las 8600 son un producto reciente y que si encima le sumamos que a Nvidia Windows Vista le ha pillado con los calzones bajados pues nos encontramos que tenemos en el caso de la 8800 tendremos un soporte más madura sobretodo en Windows XP y su índice de mejora en cuanto al SLI se refiere debería ser mejor. En cualquier caso lo podremos comprobar durante las pruebas de rendimiento que realizaremos un poco más adelante.

En cuanto al hardware la 8800 está muy por encima de las 8600 sobretodo la supera a la hora de proceso de sombreado, multiplicando en el caso de la GTS por tres veces el número de Streamprocessors de la 8600. Pasamos de 32 unidades a 96 y eso en juegos con uso intensivo de unidades de sombreado puede suponer una diferencia de rendimiento notable. Su framebuffer y su bus de memoria también son más amplios. Este modelo que vamos a utilizar cuenta con 640MB de memoria, cada una de ellas, y su bus de memoria es de 320-Bit frente a los 128-Bit de una 8600GT o GTS. Un bus de memoria sumando a más potencia de relleno y la incorporación de hasta 20 unidades de relleno frente a las 8 unidades de las 8600GT o GTS.

Una tarjeta muy superior que no necesita marcar las diferencias con mayores frecuencias de trabajo sino con una arquitectura mucho más elaborada y optimizada. La 8800GTS en SLI debería elevar nuestro rendimiento a niveles muy elevados, mayores que los que nos ofrecería cualquier 8800 Ultra de forma independiente pero eso sí, pagando un precio un poco más elevado por ello y dependiendo del uso de una placa base con soporte SLI de Nvidia.