Gainward Radeon 4870 Crossfire. La bestia negra de Nvidia es roja

por Javier Rodríguez 20/07/2008 ...

Introducción

No puedo esconderlo, desde que tenía casi la mitad de años de los que tengo ahora, he sido seguidor y parte activa en la promoción de las tarjetas graficas ATI. Mis razones siempre fueron por su equilibrio tanto en las prestaciones de 2D como 3D pero lo cierto es que los últimos años ha habido un claro dominador del mercado que ha controlado el mercado mediante la imposición de un ritmo tecnológico que solo ATI ha sabido aguantar pero sin dejar de perder terreno. Ahora las tornas han cambiado y tenemos un competidor renacido que no solo abandera o ,abanderará mejor dicho (En agosto sale su nueva grafica de dos chips en el mismo PCB que sin duda barrerán a la GTX 280 de la cima de los resultados en benchmarks), en cuanto a rendimiento sino que encima lo hace con un equilibrio de precio y prestaciones que no solo invitan a decantarse por las soluciones de AMD sino que encima están consiguiendo reactivar el deseo de los usuarios por jugar delante del PC.

Que importante es una competencia abierta y sana.

AMD no pasa por sus mejores momentos, es una realidad dura e inquietante. Precisamente uno de sus principales lastres económicos ha sido la compra de ATI pero también por otro lado es la única división que parece dar algún tipo de alegría, aunque de momento no sean económicas, a este importante fabricante de semiconductores.

ATI ha conseguido en un año dos cosas fundamentales para el usuario de juegos de ordenador. Con su generación Radeon 3800 ya consiguió que las gamas medias de productos gráficos redujeran sus precios notablemente devolviendo al usuario el apetito por jugar al PC. Y es que jugar al ordenador es caro, o al menos antes lo era. Un PC de calidad, sobretodo según el modelo de Nvidia, era algo que solo unos pocos se podían permitir. La generación de chipset RV670 de ATI cambio eso de forma notable acercando los rendimientos moderados a clientes con presupuestos más moderados.

La generación 4800 o RV770 no solo ha conseguido mantener esta pauta de precios reducidos para la gama media sino que encima ha permitido que la gama media se compare de tu a tu con graficas de la competencia que la duplican en coste. Hoy en día las Radeon 4850 o 4870 nos permite tanto tener un PC económico con una calidad de juego sorprendente como acceder a los mejores niveles de rendimiento sin tener que desembolsar las barbaridades que nos pedía Nvidia los últimos años.

La Radeon 4870 es una grafica bastante económica que pone en apuros a la gama más alta de su competencia mediante la integración de memoria de última generación y un motor de sombreado capaz de generar más de un teraflop de potencia de proceso. Si le sumamos que es soportada por toda la plataforma AMD e Intel entonces estamos ante la solución grafica más potente, económica y abierta del mercado y esta competencia tan brutal está consiguiendo que Nvidia se acuerde de que quien manda es el cliente y se le puede estar forzando a comprar un producto por falta de opciones validas pero cuando esas opciones aparecen entonces es él quien vuelve a tomar el control y te puede castigar sin piedad.