ASUS OC Station. El Gadget definitivo para tu placa ROG

por Javier Rodríguez 17/07/2009 ...

Introducción

Introducción.

Hay cierto tipo de accesorios que aunque no especialmente necesarios sí que definen en buena medida nuestro nivel de exigencia a la hora de acabar nuestro maquina de overclocking o juegos. Accesorios como el OC Station no nos ofrecen ninguna solución definitiva que vaya a hacer a nuestro ordenador mejor o peor pero nos darán ese punto de espectáculo que muchos buscamos a la hora de acabar nuestro ordenador. El OC Station es una buena opción si poseemos una placa ROG de última generación para procesadores Intel y AMD.

Asus OC Station.

Este accesorio para placas base Asus es un panel frontal basado principalmente en una pantalla LCD con diversos controles, que luego detallaremos, conectado a la placa mediante un interfaz propietario de ASUS que usa parte del sistema de puertos USB de placa para el control de la unidad.

Esta unidad permite visualizar, controlar y monitorizar diversos aspectos del funcionamiento de nuestro ordenador, no es un sistema nuevo, pero Asus ha sabido darle ese punto de espectacularidad que se espera de todos sus productos de la gama ROG. El OC Station añade ese toque de acabado muy cuidado y pantalla LCD a todo color que todos hubiéramos querido para nuestros frontales multifunción desde hace años. Con el diseño similar al de un sistema Hifi y una pantalla oscilante que permite dos posiciones para ajustarse tanto a los que ponemos la caja encima de la mesa como para los que la prefieren debajo.

Aparte de mostrar datos del sistema esta “caja” se puede usar también para controlar otros cuatro ventiladores Extra, con conexión molex de tres pines, que podemos conectar en su parte posterior. El dispositivo toma corriente de 12 y 5 voltios así que podemos alimentar todos los ventiladores sin el más mínimo problema.

Lo mejor, para mí, de esta unidad es lo bien que está terminada. No es el típico frontal multimedia o rheobus clásico que tienen un frontal más o menos atractivo y un acabado general bastante pobre. En el OC Station tanto podemos usarlo instalado dentro de la caja o como nosotros, como “mando a distancia” en una mesa de pruebas.

Pantalla y controles

Pantalla y controles.

Sin duda lo más atractivo de este dispositivo es su pantalla a todo color, algo que hemos visto en otros prototipos que luego nunca ven la luz, pero que en el caso de ASUS ha sido una promesa más cumplida. La pantalla es LCD con 3” de diagonal. Dispone de una buena calidad de color, así como brillo y contraste. Se puede leer perfectamente tanto en entornos con poca o mucha luz.

Todo el “cuadro de mandos” que cuenta con tres botones y una rueda de control, es oscilante en dos posiciones. Puede estar paralelo al perfil del frontal de la caja o con un ángulo de inclinación de unos 30º. Hay que decir que todo el control que hacemos desde esta unidad afecta en tiempo real a las configuraciones de la placa y se mantienen aunque reiniciemos el sistema.

Los controles se dividen entre los tres botones de control, que son de encendido, “OK” y retroceso y una rueda con la que navegar entre las diferentes posiciones en la pantalla. El OC Station tiene su propio microcontrolador programable que puede ser actualizado mediante firmwares renovados con las que corregir problemas o aumentar la funcionalidad según ASUS lo vaya creyendo conveniente. Por tanto es una solución viva de la que tendremos soporte activo.

Trabajar con la unidad es sencillo y rápido, se navega muy bien con su rueda de control pero se echa en falta que la propia rueda tenga pulsación a modo de botón “OK” con la que acceder rápido al menú sobre el que nos encontramos. Sería una actualización interesante para futuras renovaciones de este producto.

Lo mejor es que los botones y la rueda son de calidad, dando un acabado serio y fiable, con una buena respuesta tanto en los movimientos de la rueda como en la pulsación de los botones. Esto y la estructura general del OC Station ofrecen una solución solida que completa con maestría el acabado general de las placas que tienen soporte para esta unidad.

Soporte y software necesario

Soporte y software necesario.

Actualmente solo una serie limitada de placas base dentro de la serie “Republic Of Gamers” tienen soporte para este accesorio. La lista es limitada y concreta:

Rampage II Gene

Rampage II Extreme

Maximum II Gene

Crosshair III Formula.

Actualmente ya soporta Windows 7 así que tenemos un dispositivo de futuro.

Son pocas pero cubren toda la gama de procesadores actuales tanto para Intel como para AMD. Dos de ellas en formato MicroATX y otras dos en ATX. En principio se decía que cualquier placa EPU6 de Asus sería compatible pero visto los conectores dudo que esto sea factible y este dispositivo quedará únicamente para la gama ROG actual y futura.

El conector requiere dos puertos USB internos y un conector adicional en linea con el USB.

Lo que sí es requisito es que la placa soporte EPU-6 y disponga de todo el software instalado tanto a nivel de EPU como AI Suite si queremos tener un soporte completo y total. La unidad completara con su propio software de gestión que nos permitirá acceder a funciones de control sobretodo orientado a los ventiladores añadidos a la unidad. En realidad no añade más que funciones que ya usamos de forma natural con la placa base solamente que el acceso es diferente y directo. Podemos hacer cosas bastante interesantes de forma rápida y muy visual, ahora entramos en detalle.

Activamos los diferentes modos EPU6 desde el mismo controlador OC Station.

Opciones y funciones

Opciones y funciones.

Por puro soporte de hardware, sin instalar más que el controlador del propio OC Station, encontraremos soporte para modificar algunos aspectos tan interesantes como la frecuencia del bus interno del procesador, o de la memoria y también ajustes directos de los voltajes más variados como el de la CPU, Memoria, chipset, etc.

Ajustando la frecuencia BCLK de nuestro procesador Core i7.

Si instalamos aplicaciones orientadas a la gestión automática de la placa como el EPU Engine podremos acceder a las configuraciones energéticas de la placa de forma directa para gestionar el ahorro o el consumo que queremos para nuestro PC. También podremos establecer perfiles directos de overclocking con configuraciones automáticas para 3.6 y 4GHz, aunque esto depende del procesador. Estas configuraciones si nos exigirán reiniciar el sistema operativo.

Acceso a configuraciones de overclocking rápido.

Otra de las funciones del OC Station es tener controlado nuestro sistema en todo momento. Dispone de alarmas programables para excesos o falta de voltaje, fallo en alguno de los ventiladores, tanto propios como instalados directamente en la placa y todos ellos completamente personalizables por el usuario.

Ajustando voltajes desde el OC Station.

Las temperatura del sistema también pueden ser controladas y monitorizadas con alarmas personalizables para cada uno de los sensores de la placa base. Es en definitiva un dispositivo para monitorización y control por hardware de diversos aspectos de nuestro ordenador. También es capaz de darnos información del sistema operativo y tiene un modo “slideshow” con el que podemos ver imágenes, a modo de marco digital, desde cualquier carpeta que consideremos del ordenador.

Monitorización de temperaturas.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Este accesorio no deja de ser eso, un accesorio. Nada de lo que hace es vital para el buen funcionamiento de nuestra placa base ROG pero como decíamos al principio del articulo añade ese accesorio que muchos hemos soñado tener en nuestro ordenador para controlar el overclocking y monitorizar el sistema de una forma visual y mucho más llamativa que la BIOS o que un programa para Windows.

Para mí el OC Station es un accesorio más que recomendable sobretodo si tenemos en cuenta que está pensado para usuarios que ya han elegido soluciones ROG como su plataforma ideal.

  • Producto: ASUS OC Station
  • Fecha: 17/07/2009 21:38:22
Secciones: Placas Base