Radeon 5770. Los DirectX 11 para gente inteligente

por Javier Rodríguez 14/10/2009 ...

Introducción

Introducción.

En estas gamas de productos de AMD normalmente podemos encontrar un equilibrio bastante interesante entre potencia, consumo y precio. Son este tipo de productos los que luego realmente definen el éxito de una gama de productos ya que acercan las tecnologías de cada generación a un número mayor de usuarios y no solo por los precios sino también por los formatos y los requisitos de alimentación de la tarjeta. Hoy conoceremos cómo se comporta la Radeon 5770 en todos estos aspectos.

Radeon 5770. DX11 a precio de crisis.

Si algo hay que agradecer a AMD es que esta generación de tarjetas llegara en pocos días a todo tipo de mercados. No hace ni un mes cuando conocimos las nuevas gamas altas de tarjetas de un solo chip, de altas prestaciones, y ahora ya estamos hablando de sus versiones para usuarios que busquen la mejor inversión para sus apreciados Euros. Esto hace que cualquiera pueda acceder a las nuevas tecnologías que ofrecen los nuevos estándares que se introducen con Windows 7.

De este tipo de tarjetas, que andan por estos precios, debemos esperar rendimiento equilibrado y suficiente para casi todo tipo de juegos en calidades moderadas, soporte para las últimas tecnologías de video y audio de alta definición y ahora también el soporte de aplicaciones basadas en computo general en diferentes estándares abiertos.

El Radeon 5770 nos ofrece compatibilidad con DirectX 11, DirectCompute 11, OpenCL, OpenGL 3 e integra otras funciones de serie como la capacidad para reproducir por hardware video de alta definición incluido también sonido de alta calidad en Dolby True HD y DTS Master Audio a través de su conector HDMI 1.3 y sin necesidad de interconectar ninguna tarjeta de sonido a la tarjeta.

La Radeon 5770 hereda de sus hermanas mayores la capacidad para controlar hasta tres monitores de forma simultánea disponiendo de cuatro salidas de video en la propia tarjeta. Cuenta con dos puertos DVI de doble enlace, una salida HDMI 1.3 nativa y un puerto Displayport de última generación.

Sus consumos no superan en carga los 108W mientras que es capaz de usar modos de ahorro de energía que reducen el consumo a tan solo 18W, menos de lo que consumen muchas graficas de portátil. En ella encontraremos también una solución muy escalable que permite montar hasta cuatro de estas tarjetas en el mismo ordenador. Y aunque cuatro parecen una locura, dos pueden ser una solución económica y sin grandes requisitos de alimentación para una futura actualización de rendimiento según estas tarjetas vayan bajando de precio.

Prestaciones técnicas de la Radeon 5770

Prestaciones técnicas de la Radeon 5770.

Fabricada mediante un proceso de 40nm la Radeon 5770 monta la misma cantidad de memoria que sus hermanas mayores, 1GB de memoria GDDR5, a una frecuencia de 4.8GHz gracias a su configuración QDR. La diferencia es que este modelo monta las memorias en un bus de 128-Bit frente a los 256-bit de las gamas más altas. Otra coincidencia con la Radeon 5870 es que su GPU trabaja también a una frecuencia de 850MHz aunque su arquitectura interna está prácticamente recortada a la mitad.

De las 80 unidades de texturas de la 5870 a la 5770 le quedan 40, sus unidades raster también se reducen de 32 a 16 y sus motores de sombreado pasan de 1600 a 800 unidades. Aun así esta tarjeta iguala o supera las prestaciones de las Radeon 4870 de la generación anterior y encima aporta técnicas mejoradas y un formato de menor consumo y tamaño.

Esta tarjeta es capaz de generar una potencia teórica de 1.36 teraflops y contiene algo más de 1000 millones de transistores. Sus memorias a 1.2GHz de frecuencia son capaces de superar los 76GB/s de ancho de banda. Con este hardware podemos esperar una mejora notable sobre su referente directo de la generación 4xxx que no es otra que la Radeon 4770. Este modelo anterior fue el primer “experimento” de AMD con los 40nm y es por ello referente directo para esta nueva generación.

Radeon 5770 y su antecesora, la Radeon 4770, frente a frente.

Tienen prácticamente el mismo tamaño aunque el aspecto cambia bastante.

AMD ha conseguido sobre esta tarjeta aumentar de forma notable las prestaciones. Ha doblado la memoria de la tarjeta ofreciendo también un 50% más de frecuencia en las memorias aumentando en la misma cifra el ancho de banda que desarrolla la tarjeta. La arquitectura también ha sido modificada ofreciendo 160 unidades de shaders añadidas, sobre los 640 motores de la 4770, y un número proporcional de unidades de texturas que pasan de 32 a 40. Esto sumando al mayor ancho de banda y a los 100MHz más de frecuencia de su GPU consigue una mejora notable del rendimiento.

La Radeon 4770 partió de unos precios comprendidos entre los 99-129 dólares asi que por 20 dólares más, de partida, obtenemos un producto mucho más potente compatible con las nuevas tecnologías que veremos en pocos días. Además lo consigue con un aumento de consumo bastante moderado pasando de una media de 80W a 108W cuando estamos a plena carga del sistema.

DirectX 11, Eyefinity y otros

DirectX 11, Eyefinity y otros.

En esta gama de tarjetas encontraremos las mismas prestaciones que encontraremos en las recientes Radeon 5870 que AMD presentó hace cosa de un mes. Las capacidades de estas tarjetas más económicas son exactamente las mismas que los modelos más avanzados.

Esta nueva generación de chips no solo traen potencia renovada con ellos. También vienen con soporte para los estándares 3D y de computación general más avanzados mirando directamente a aquellos que no tienen una orientación propietaria sino generalista y abierta a todo aquel que quiera implementarlo. Sin duda lo más llamativo es DirectX 11, que se introduce con Windows 7 pero que encontraremos también para Windows Vista en forma de actualización. Este nuevo estándar introduce nuevas técnicas, simplifica el trabajo para los programadores, mejora el rendimiento trabajando con shaders e implementa soporte de multitarea para aprovechar sistemas con sistemas gráficos escalados en varios chips de forma mucho más eficiente que en sistema compatibles con DirectX 10 o 10.1.

Con DirectX 11 y Shader Model 5.0 encontramos el que seguramente se convertirá, conjuntamente con OpenCL, en el estándar de referencia para cómputo general asistido por chips gráficos. Con estos nuevos estándares podremos ver desde física aplicada a juegos, mejoras de inteligencia artificial o asistencia de procesos generales en todo tipo de aplicaciones científicas y multimedia. Se trata de estándares abiertos sin ningún tipo de desarrollo ni licencia propietaria por lo que no dependen de ningún fabricante en concreto.

Cierto es que las tarjetas DirectX 10.1 implementan ya muchas de las mejoras de DirectX 11 pero otras también interesantes serán territorio único de chips compatibles con el nuevo estándar. Con DirectX 11 se consigue una unificación completa de todos los tipos de shaders, se simplifica el código de desarrollo gracias a una orientación a programación de modelos, así como la introducción de nuevas instrucciones.

Con Eyefinity podremos disponer de hasta tres monitores trabajando como si se tratase de uno solo. Para las aplicaciones de Windows y juegos el sistema trabaja como un único monitor por lo que es compatible con aplicaciones de todo tipo estén preparadas o no para esta nueva tecnología. Esta tarjeta soporta hasta tres monitores trabajando en este modo pero podemos ampliar el número hasta 6 combinando un par de tarjetas.

La opción de la Radeon 5750

La opción de la Radeon 5750.

Si buscas algo aun más barato también tendrás una opción interesante casi con las mismas prestaciones y que también se presenta hoy. Esta opción es la 5750. Es una tarjeta cuyo precio encontraremos rondando los 100-130 dólares es una opción algo menos potente pero no por ello más que interesante.

Este modelo recorta algunas prestaciones sobretodo en lo referente a frecuencias de trabajo y algunas prestaciones directas de la arquitectura. La 5750 presenta 720 unidades de shaders y una frecuencia 700MHz, su número de unidades de texturas también se reduce a 36 y con estos cambios su potencia de cálculo se reduce de 1.36Tflops a 1.008Tflops.

Modelo de referencia de AMD. En este modelo veremos mas personalización que en la 5770 por

parte de cada integrador.

También tiene un formato de tarjeta muy diferente aunque mantiene los requerimientos de alimentación mediante un conector PEG aunque su consumo máximo no supera los 86 vatios. Es una pena que no hayamos podido contar con una en este análisis para comprobar las diferencias de rendimiento entre ambas tarjetas.

Aun así no me cabe la menor duda de que puede ser una combinación muy interesante para juntar dos tarjetas medianamente potentes, en sistemas Crossfire, y aprovechar todas sus prestaciones en conjunto con un precio muy económico. Además mantiene todas las prestaciones añadidas de esta generación por lo que puede ser una opción interesante para los que quieren última tecnología pero mirando los consumos todo lo posible.

Comprobando sus prestaciones

Comprobando sus prestaciones.

Hemos sacado nuestra querida 4770 del armario (no penséis mal) y la hemos sacado a paseo para ver hasta donde puede plantar cara a esta nueva generación de tarjetas gráficas que en poco tiempo le comerán todo el terreno. Para ello hemos utilizado un equipo con un procesador Core i5 750, sin overclocking, con una configuración bastante estándar que se puede asemejar bastante al PC ideal para este tipo de inversión en tarjetas gráficas.

3DMark Vantage.

3DMark 2006.

Resident Evil 5.

La nueva Radeon 5770 es notablemente mas rápida que su antecesora. Los cambios generacionales son notables y eso incluso que hablamos de juegos y aplicaciones DirectX 10 que no sacan todo el potencial de que es capaz esta generación de tarjetas. Sin duda la Radeon 5770 convencerá a muchos usuarios de actuales soluciones AMD de gama media para dar un salto con una inversión minima.

Análisis y Conclusión.

Está claro que esta nueva generación de chips gráficos de AMD va a pegar duro en todos los ámbitos de comercialización dentro del mundo del PC. En un mes ya tenemos modelos de gama media-alta y modelos de gama de entrada que podremos comprar por menos de 100€. Y dentro de un mes tendremos entre nosotros el buque insignia de esta generación que no es otra que la 5870X2, dos chips de 2.4Tflops trabajando en paralelo con opción a montar sistemas QuadFire de dos de estas tarjetas. Una opción con la que sueñan los más entusiastas.

Centrándonos en lo tratado hoy la 5770 se me antoja la opción ideal para los que buscan un salto cualitativo desde generaciones anteriores sin dejarse la cartera en ello con posibilidad de escalado con precios interesantes y todo un compendio de prestaciones con consumos menores y un formato mucho más amigable para ordenadores que presumen de prestaciones elevadas con una inversión cuidada y muy inteligente.

Secciones: Tarjetas Gráficas