Radeon 5770. Los DirectX 11 para gente inteligente

por Javier Rodríguez 14/10/2009 ...

Introducción.

En estas gamas de productos de AMD normalmente podemos encontrar un equilibrio bastante interesante entre potencia, consumo y precio. Son este tipo de productos los que luego realmente definen el éxito de una gama de productos ya que acercan las tecnologías de cada generación a un número mayor de usuarios y no solo por los precios sino también por los formatos y los requisitos de alimentación de la tarjeta. Hoy conoceremos cómo se comporta la Radeon 5770 en todos estos aspectos.

Radeon 5770. DX11 a precio de crisis.

Si algo hay que agradecer a AMD es que esta generación de tarjetas llegara en pocos días a todo tipo de mercados. No hace ni un mes cuando conocimos las nuevas gamas altas de tarjetas de un solo chip, de altas prestaciones, y ahora ya estamos hablando de sus versiones para usuarios que busquen la mejor inversión para sus apreciados Euros. Esto hace que cualquiera pueda acceder a las nuevas tecnologías que ofrecen los nuevos estándares que se introducen con Windows 7.

De este tipo de tarjetas, que andan por estos precios, debemos esperar rendimiento equilibrado y suficiente para casi todo tipo de juegos en calidades moderadas, soporte para las últimas tecnologías de video y audio de alta definición y ahora también el soporte de aplicaciones basadas en computo general en diferentes estándares abiertos.

El Radeon 5770 nos ofrece compatibilidad con DirectX 11, DirectCompute 11, OpenCL, OpenGL 3 e integra otras funciones de serie como la capacidad para reproducir por hardware video de alta definición incluido también sonido de alta calidad en Dolby True HD y DTS Master Audio a través de su conector HDMI 1.3 y sin necesidad de interconectar ninguna tarjeta de sonido a la tarjeta.

La Radeon 5770 hereda de sus hermanas mayores la capacidad para controlar hasta tres monitores de forma simultánea disponiendo de cuatro salidas de video en la propia tarjeta. Cuenta con dos puertos DVI de doble enlace, una salida HDMI 1.3 nativa y un puerto Displayport de última generación.

Sus consumos no superan en carga los 108W mientras que es capaz de usar modos de ahorro de energía que reducen el consumo a tan solo 18W, menos de lo que consumen muchas graficas de portátil. En ella encontraremos también una solución muy escalable que permite montar hasta cuatro de estas tarjetas en el mismo ordenador. Y aunque cuatro parecen una locura, dos pueden ser una solución económica y sin grandes requisitos de alimentación para una futura actualización de rendimiento según estas tarjetas vayan bajando de precio.