Gigabyte GA-X58A-UD7 Prereview

por Javier Rodríguez 13/12/2009 ...

Introducción

Introducción.

Nuevos modelos como la Gigabyte GA-X58A-UD7 que nos recuerdan que el chipset X58 no está muerto y que en breve recibirá refuerzos importantes que le volverán a colocar como el socket de gama más alta de Intel con los procesadores domésticos más potentes de la marca. Para esta renovación se espera la integración de las últimas tecnologías que estamos empezando a ver en otros sockets como el 1156 que ya integra, en una gran mayoría de placas, soluciones dedicadas para dar soporte a tecnologías como el SATA-3 o el USB 3.0.

Diferencias entre X58 y P55.

Cada día que pasa tenemos más la sensación de que el socket 1366 de Intel ha quedado obsoleto y aunque el P55 introduce algunas mejoras notables, sobretodo la eliminación de uno del puente norte del chipset, el X58 sigue siendo el chipset más potente de Intel y donde encontramos las prestaciones más elevadas.

Las diferencias entre ambas plataformas son en parte generadas por los propios procesadores y sus prestaciones nativas pero otras si dependen del chipset y de sus capacidades.  La principal diferencia entre los procesadores es por un lado su bus Quickpath que en el caso de los procesadores de socket 1366 llega hasta los 6.4bits/s frente a los 4.8Gbits/s de sus hermanos pequeños de socket 1156. Su controladora de memoria también es más avanzada, con soporte de triple canal en el caso del socket 1366 y doble en el socket 1156, pero con más velocidad soportada oficialmente en el caso del socket 1156 con compatibilidad para memoria DDR3 de hasta 1333 frente a los 1066MHz de los procesadores de socket 1366. Estas diferencias de soporte de memoria también llevan a que los modelos de socket 1366 soporten hasta 24GB de RAM frente a los 16GB de los modelos de socket de 1156 pines.

Existe otra diferencia, que aunque no es definitiva, podría decantar a cierto tipo de usuarios que buscan las soluciones graficas más avanzadas. Nos referimos de forma directa al número de canales PCI Express que soporta el X58 y que es superior con creces al P55. Esto permite no solo instalar dos graficas trabajando en enlaces de 16x de forma simultánea, frente a un máximo de 8x del P55, sino que también permite más opciones, como tres graficas simultaneas, o montar más controladoras dedicadas en la placa sin recortes en sus anchos de banda.

Donde el P55 demuestra que esta por delante de la generación del X58 es en su gestión interna y como realiza sus funciones. Lo más destacable, que es sin duda una gran ventaja, es que solo requiere de un chip para realizar prácticamente las mismas tareas para las que el X58 necesita dos. Por tanto es una solución más económica en todos los sentidos y una solución que permite más métodos de integración.

Otra de sus ventajas intrínsecas es que su puente sur, renovado completamente, soporta mas conectividad USB ampliando el número de puertos de 12 a 16 conexiones simultaneas. Esto permite la integración de ciertas prestaciones a través de USB 2.0 y compensa en parte la deficiencia de líneas PCI Express.

Gigabyte GA-X58A-UD7

Gigabyte GA-X58A-UD7.

Esta nueva placa base de gama alta de Gigabyte mantiene buena parte del diseño original de la UD6, anterior gama alta en este socket, pero introduce mejoras sobretodo en la integración de nuevos elementos que harán del socket 1366 algo mucho más actualizado y también aprende de los éxitos y los errores del pasado, que este socket ya tiene un tiempo, para introducir una solución global mucho más potente orientada a renovar un socket al que dentro de poco le llegaran refuerzos importante en forma de procesadores de seis núcleos nativos, fabricados en 32nm, con 12 threads lógicas.

A estos procesadores, que en principio solo requieren de una actualización de bios para ser montados en cualquier placa base X58, le espera una plataforma bastante renovada donde se mantiene la excelencia conectiva, con múltiples puertos PEG para montar sistemas de triple y cuádruple chip grafico, así como nuevas tecnologías que han aparecido después de la entrada del X58 en el mercado y que el P55 ha integrado de forma bastante más dinámica.

Estas tecnologías de las que hablamos son el SATA-3 y el USB 3.0 que tanto están dando que hablar y que no veremos integrados de forma oficial en ningún chipset al menos hasta la llegada del AMD 890 allá por la primavera del año que viene. La integración se hace, por tanto, mediante el uso de soluciones dedicadas que aportan esos valores añadidos en conectores colocados al efecto.

Las controladoras elegidas son las mismas que estamos viendo en decenas de soluciones que están incorporando estas tecnologías en placas base de toda índole. Son las soluciones más económicas y accesibles pero no por ello menos capacitadas ya que están demostrando su fiabilidad y eficiencia en decenas de reviews que se han realizado ya sobre estos chips. Nosotros mismos hemos tenido ya la oportunidad de analizarlos y su comportamiento es realmente sorprendente.

Fabricantes como Buffalo, entre otros, ya disponen de unidades USB 3.0 y Seagate tiene un disco duro

de 2TB de capacidad con interfaz SATA 6Gb.

Se trata, por un lado, del un chip NEC Superspeed que da el soporte USB 3.0, a dos únicos conectores USB instalados en el panel de puertos posterior y por otro lado un Marvell SE9128 que aporta dos conectores SATA-3 o Sata 6Gb instalados en dos conectores SATA internos que hacen conjunto con un total de 12 conectores SATA y E-SATA con los que cuenta la placa base.

Rendimiento comparativo de los nuevos interfaces.

Gigabyte GA-X58A-UD7. Continuación

Gigabyte GA-X58A-UD7. Continuación.

Todas las tecnologías modernas se dan lugar en esta placa tan espectacular. Tenemos acceso a las tecnologías de almacenamiento más modernas, acceso a las configuraciones graficas más potentes y soporte para los procesadores más rápidos que están por llegar en el mes de enero. Un compendio de tecnologías que nos ofrece la posibilidad de montar un ordenador de altísimas prestaciones y una plataforma donde sacar aun más partido a estas tecnologías gracias al overclocking.

La UD7 dispone de las prestaciones adecuadas para sacar partido, en forma de overclocking de alto nivel, a procesadores actuales y futuros con un sistema de alimentación de 24 fases creadas a partir de los elementos de mayor calidad como capacitadores sólidos o un PCB con el doble de cobre que una placa base convencional. Algo que Gigabyte hace estándar a toda su gama pero que también mejora las prestaciones de sus modelos más potentes y exclusivos.

En esta placa base encontraremos capacidad para montar 24GB de RAM DDR3 (con soporte extraoficial de memorias de más de 2100MHz), en seis slots formando un triple canal, tendremos capacidad para montar hasta cuatro tarjetas graficas de 1 slot de disipación o tres de doble slot, incluyendo modalidades SLI y Crossfire. Cuenta también con un slot PCI de 32-Birt, que quedara oculto bajo la segunda tarjeta grafica, así como dos slots PCI Express 1x que estarán siempre disponibles, al menos uno, ya que están a la altura del puente norte, por encima de las tarjetas graficas.

Las dos tarjetas de red Gigabit instaladas están formadas por sendos chips Realtek 8111D gemelos que permiten funciones de trabajo en equipo para lograr transferencias simultaneas de hasta 2Gbps. El DSP de la tarjeta de sonido integrada en placa también es Realtek, concretamente una ALC889, con soporte 7.1, Dolby Home Theater y DTS Neo. Incluye salidas digitales que podemos combinar con nuestra tarjeta gráfica mediante puentes SPDIF internos y externos.

La placa tiene un total de 10 puertos USB 2.0 disponible. Seis se encuentran en el panel de conectores posterior y dos de ellos comparten “zócalo” con los conectores E-SATA introducidos mediante un chip JMicron JMB362. Estos conectores permiten alimentar un dispositivo E-SATA mientras que se mantienen transferencias y funciones de controladora IDE. Esto son ventajas que sin duda hablan muy bien de la integración conectiva de la GA-X58A-UD7.

Por supuesto encontraremos también las últimas tecnologías de software y hardware de Gigabyte, como el sistema Smart6 del que hemos hablado en otras ocasiones, o su sistema de overclocking automático o su control energético DES de segunda generación. También integra otras funciones interesantes como la doble bios con perfiles y recuperación rápida así como un panel unificado para overclocking.

Distribución y disipación

Distribución y disipación.

Esta placa base no encontraremos espacios libres. Es un conjunto masificado de últimas tecnologías donde parece no haber espacio para más. Tiene la ventaja de que logra este nivel de integración en un formato ATX totalmente convencional que podemos montar en cualquier ordenador pero ya solo su sistema de disipación destaca por ser del todo menos convencional.

Aspecto general de la Gigabyte GA-X58A-UD7.

Nos hemos acostumbrado a las últimas generaciones de placas base Intel basadas en el chipset P55 y con ello a sistemas de refrigeración, aun en los modelos de gama más alta, bastante más sencillos que el que encontraremos en esta X58A-UD7. No solo porque utiliza un sistema de doble heatpipes y una serie de disipadores para mosfets y chipsets que parece ser un continuo completo a través de la placa (con un acabado realmente espectacular), sino porque aparte de este diseño pasivo de alto rendimiento nos encontraremos con que tenemos la posibilidad de instalar un sistema de refrigeración por agua para el puente norte, con sus racores ya dispuestos, así como un añadido en forma de “tarjeta”, que se coloca encima del puente norte y añade casi cuatro veces más de superficie de disipación al conjunto así como una salida “natural “ del calor mediante su expulsión por uno de los slots de ampliación de la caja que vayamos a utilizar. Es sin duda uno de los sistemas de disipación más complejos, masivos y efectivos que podemos encontrar en una placa base con este chipset.

En su panel de conectores posterior encontraremos de todo.

Basta mirar unas fotografías de esta placa base para darnos cuenta de que todo está cubierto por conectores, slots y otros componentes pero situados de forma magnífica para tener una distribución de cableado al gusto actual donde esperamos que cada componente y conector este adecuadamente dispuesto para aprovechar la gestión de cableado de las cajas modernas así como nuevas ideas de colocación como el tan de moda giro de 90º que han introducido fabricantes como Silverstone en la actualidad del entusiasta.

Sin duda el sistema de disipación de esta placa base es mas que extremo. Y por cierto, se pierde un puerto

PCI Express cuando lo instalamos, así que tendremos que elegir entre disipación o ampliación.

Fotografías de detalle

Fotografías de detalle.

La mejor opción de disipación para esta placa es un disipador convencional en forma de torre

o refrigeración liquida. El disipador convencional ofrece disipación sobre el resto de componentes.

El panel posterior de conectores ofrece también un acceso rápido al borrado de CMOS, también

mantiene compatibilidad con periféricos que usen puertos PS2.

Una distribución tan saturada obliga a configuraciones de puertos que limitan las opciones.

Aun así esta placa esta capacitada para montar los sistemas gráficos más potentes.

Su sistema de disipación permite la expulsión del aire caliente generado por la placa

al exterior del PC sin necesidad de ventiladores.

Y sigue permitiendo el uso de los racores para el circuito de agua por lo que podemos maximizar

la disipación hasta limites difícilmente alcanzables por otras placas.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

La Gigabyte GA-X58A-UD7 se convertirá en un referente de las máximas prestaciones que se pueden alcanzar en la plataforma Intel en cuanto los nuevos procesadores, en principio llamados Core i9, vean la luz a principios del año que viene. Este tipo de placas base, con estos nuevos procesadores, volverán a colocar al socket 1366 en la elite de la computación domestica y nosotros estaremos al tanto para darle el repaso practico que se merece esta nueva creación de Gigabyte.

Os emplazo, por tanto, a un análisis exhaustivo de resultados que realizaremos en cuanto los nuevos procesadores Core i9 sean presentados de forma oficial y podamos ofreceros los resultados reales que son una exigencia para este tipo de componentes de alto rendimiento.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Temas Relacionados: Placas Base Placas Base