Overclocking de un Core i5 con una ASUS P7H57D-V Evo

por Javier Rodríguez 21/01/2010 ...

Introducción.

Aunque no podemos decir que de momento los nuevos procesadores de Intel sean la inversión mas económica e inteligente que podamos realizar a la hora de invertir en una maquina de juegos relativamente barata pero sí que nos puede ofrecer un punto de partida interesante para lograr un PC de alto rendimiento gracias a la incorporación del overclocking como una de las variables fundamentales para lograr este objetivo. Hoy aprovecharemos los avances de la placa más avanzada de Asus con chipset H57 para realizar un overclocking sencillo y eficiente que cualquiera puede obtener de su procesador Intel de 32nm.

Placa base. Asus P7H57D-V Evo.

Posiblemente una de las mejores placas base del mercado para estos nuevos procesadores con soporte no solo para todas las prestaciones del procesador, también para la tarjeta grafica integrada en el, sino también con las ultimas prestaciones que incorporan los chipsets Intel de esta nueva generación.

Es una placa base que también compensa la falta de algunos nuevos sistemas de almacenamiento con una integración directa e inteligente de controladoras añadidas que ofrezcan estas nuevas prestaciones punteras. Me refiero tanto al USB 3.0 como al Serial ATA 3 o 6Gbps que son dos sistemas de conectividad de almacenamiento de alta velocidad que son ya casi fundamentales no solo por el aprovechamiento presente que podamos hacer de ello, que ya es factible, sino para que el PC nos aguante actualizado para la nueva generación de dispositivos y discos duros tanto mecánicos como SSD que están por llevar. Es a mi modo de verlo una inversión de futuro importante con un coste mínimo.

Esta placa tiene también alguna que otra peculiaridad para ser una placa de chipset H57. Una de ellas es que dispone de dos slots PEG que pueden funcionar en modo Crossfire o SLI siempre y cuando no usemos un procesador con grafica integrada. En cierto modo no tiene mucho sentido porque de optar por esta placa es porque tenemos uno de estos procesadores, sino optaríamos por un P55, pero es una opción que esta ahí presente para el que le interese.

Uno de sus puntos fuertes es que es una placa pensada con cabeza y estructura de tal manera que sus controladoras añadidas produzcan la potencia que prometen bajo cualquier circunstancia. Para ello Asus integra un puente PCI Express Gen 2 de 4x que interconecta las dos controladoras dedicadas con un puente de casi 16Gb/s de ancho de banda lo permite una transferencia completa y real para ambas controladoras por encima incluso de su potencial real.

Otro de los fuertes de esta placa base es que está pensada para ofrecer overclocking de calidad tanto sepamos lo que hacemos como si no. Diversos sistemas de hardware y software integrados en esta placa, como por ejemplo su sistema de alimentación hibrido de 12 fases (8 para el procesador) o sus diversos programas para Windows como TurboV que hacen muy fácil realizar overclocking, con total garantía, para usuarios con cualquier nivel.

Otro de sus puntos interesantes es su compatibilidad con todo tipo de memorias. Esta placa base integra MemOK! Que es un sistema de Asus que auto configura las memorias para una compatibilidad total. Con este sistema yo aun no he visto una placa base Asus que se pelee con cualquier tipo de memoria sean peores o mejores. Cuidado que esto no significa que tus memorias que no suben ni 20MHz y con latencias altas se vayan a reconvertir en unos “misiles”, simplemente no darán problemas, que no es poco.