AMD FirePro V5800. Gráficos profesionales a precio doméstico

por Javier Rodríguez 29/08/2010 ...

Introducción

Introducción.

La generación de chips gráficos de AMD no solo han tenido una gran repercusión en el mercado doméstico, con un éxito rotundo que ha permitido a AMD recuperar el primer puesto en lo que va de año en la venta de chips gráficos dedicados, sino también la introducción de nuevas soluciones profesionales más eficientes, potentes y también económicas que están revolucionando también este mercado.

Gama AMD FirePro.

Cierto es que las diferencias entre soluciones profesionales y domesticas han ido reduciéndose notablemente según el mercado doméstico, y más concretamente el del videojuego, obligaba a un avance rápido de la tecnología siendo el motor de arrastre del que luego se beneficiaban soluciones profesionales que aprovechan estos avances pero que quizás no obliguen tanto al fabricante, al menos no, en cuanto a potencia grafica se refiere.

Esto hace que las soluciones actuales de todos los fabricantes que se dedican al sector profesional, salvo algún fabricante como Matrox, siempre sean basadas en chips gráficos que ya tienen experiencia en el mercado doméstico y que se adaptan a las necesidades específicas del sector profesional necesitado de gráficos ya sea para diseño, finanzas, audiovisual, etc.

La que analizamos hoy es uno de los modelo de entrada de AMD para esta generación pero podemos encontrar productos adaptados a todas las necesidades. El modelo más avanzado en la actualidad es el FirePro V8800 que está basado en el chip Cypress con 1600 motores de shaders, configuraciones de 2GB de RAM GDDR5 y un potencial de 2640Gigaflops de potencia de cálculo en precisión simple. Como veis está basada en el chip que da vida también a la Radeon 5870.

Le sigue de cerca la FirePro V7800 que dispone de 1440 motores de shaders, configuraciones también de 2GB de RAM GDDR5 y hasta 2000Gigaflops de potencia de cálculo. Todo esto al final no es ninguna novedad, la Radeon 5850 que tienes en casa, tiene el mismo potencial, salvando las diferencias del tamaño de framebuffer, pero estos productos se diseñan para otros mercados y por tanto tienen otras prestaciones no sé si mejoradas pero si más adaptadas a las necesidades profesionales.

Uno de los elementos que cambia notablemente es el formato de la tarjeta, de hecho la V8800 es la única que tiene un disipador de doble slot, y luego también se modifica el tipo de salidas de video ya que estas tarjetas muy probablemente tendrán que dar vida a configuraciones de video avanzadas como proyectores 4k o sistemas multimonitor modernos de hasta cuatro monitores por tarjeta.

Es precisamente en la necesidad de sistemas de video más complejos y avanzados hacia donde las soluciones profesionales se dirigen y las soluciones de AMD se centran en las dos vías de forma paralela ofreciendo más estándares, más rendimiento y también más capacidad conectiva. Un buen ejemplo es la FirePro 2460 Multi-View que con menos de 13w de consumo es capaz de dar vida a cuatro monitores con conectividad Displayport.

AMD FirePro V5800 al detalle

AMD FirePro V5800 al detalle.  

La FirePro V5800 es una tarjeta basada en el chip Juniper que da vida también a la Radeon 5770. Cuenta por tanto con 800 motores de shaders, con la diferencia de que únicamente hay opción de configuración con 1GB de RAM GDDR5 y tiene un diseño diferente o poco habitual para el de cualquier Radeon 5770 ya que tiene un disipador de un solo slot y no requiere de conexiones de alimentación añadida, no tiene conectores, ya que es capaz de alimentar sus 75w de consumo máximo a través de su slot PCI Express 2.0.

La tarjeta también cuenta con una configuración de conectiva bastante diferente a la de sus hermanas domésticas. Cuenta con dos puertos Displayport y un puerto DVI de doble enlace. Es capaz, por tanto, de alimentar configuraciones de tres monitores de alta resolución con las configuraciones más modernas del mercado y niveles de profundidad de color de 10-Bit por canal y 30” de tamaño con resoluciones de 2560x1600 puntos.

La tarjeta también está capacitada para trabajar en equipo con otras tarjetas similares. De hecho su diseño más compacto está precisamente orientado para este tipo de configuraciones donde actualmente podríamos montar hasta 7 tarjetas de este tipo en el mismo ordenador y dedicarlo a tareas complejas de cómputo con unos consumos bastante ajustados y un precio realmente atractivo.

Dentro de los nuevos estándares que soporta esta tarjeta encontraremos DirectX 11, con soporte completo incluidas técnicas punteras como “Tesselation”, o OpenGL 4.0 que es el futuro y estándar de facto para decenas de aplicaciones profesionales donde esta tarjeta ha recibido hasta 90 certificaciones de aplicaciones de primera línea donde incluimos las principales apuestas del sector.

Dentro de los estándares de video profesional esta tarjeta nos aporta profundidad de color de hasta 16-Bit por canal en con alto rango dinámico en salidas de componentes. Una tarjeta que ofrece los últimos estándares, una conectividad profesional, un formato completamente diferente y orientado claramente a la escalabilidad y un precio muy atractivo que ronda actualmente los 380 Euros con impuestos incluidos. Puede parecer bastante más que el precio de una Radeon 5770 pero la fabricación y el concepto son completamente diferentes y dentro de sus prestaciones es un precio realmente atractivo. 

El poder del sistema Eyefinity

El poder del sistema Eyefinity.

Muchos usuarios domésticos miran cada vez más a los sistemas de múltiple pantalla para mejorar la experiencia lúdica sobretodo en juegos pero en el mundo profesional estas soluciones no solo son necesarias sino que permiten aumentar notablemente la productividad de sus usuarios y también reducir notablemente los costes.

Tarjetas como la AMD FirePro nos permiten una forma económica de mantener sistemas gráficos potentes de múltiples pantallas con calidad de imagen profesional. Una sola de estas tarjetas puede controlar hasta tres monitores de resolución 2560x1600, la más alta del mercado hasta el momento (salvo algunas pantallas médicas que dan 3280x2048 puntos), o proyectores de última generación con calidad 4k, 4096x3072 puntos.

Si le sumamos a esto que la tecnología Eyefinity de AMD nos permite trabajar hasta con seis pantallas de esta calidad como si se tratara de una única pantalla, tanto para escritorio, como para aplicaciones 3D, hace que la experiencia sea mucho más satisfactoria y el potencial de trabajo se abre a una nueva dimensión.

Cinebench R11.5

Cinebench R11.5.

Mucha gente se preguntara si sigue existiendo diferencias notables entre el rendimiento de una tarjeta domesticas convencional y su análoga profesional. La respuesta es que depende mucho de la aplicación y de los estándares que utilice esta para trabajar. Normalmente la diferencia que vemos aun en la actualidad se refiere a la parte de aceleración de líneas en previsualizaciones gráficas.

Si nuestra aplicación es capaz de aprovechar OpenCL y o algún otro API de computación general poca diferencia veremos entre una solución profesional y domestica salvo las de diseño como las que destacan en la FirePro V5800 como puede ser un diseño energético más eficiente, salidas de video orientadas a soluciones profesionales, etc.

Hemos comparado diferentes maquinas con configuraciones totalmente diferentes pero con tarjetas gráficas AMD como denominador común y las hemos medido mediante dos pruebas gráficas profesionales como son CineBench 11.5 y Specviewperf 11.

El equipo donde montamos la FirePro V5800 es un sistema mini-ITX con un procesador Core i3 530 sobre una placa base Zotac H55-ITX con 4GB de RAM. Lo hemos comparado con un sistema AMD Phenom 2 X6 con 4GB de RAM y una combinación de Radeon 5870 + Radeon 5830 y también con un Core i7-980X a 4.3GHz con 12GB de RAM y un sistema Crossfire de dos Radeon 5970.

Specviewperf 11

Specviewperf 11.

Esta aplicación es un compendio de scripts de benchmark de aplicaciones profesionales de primera línea donde podemos encontrar Lightwave, Catia, Maya, EnSight, etc. Como veréis dependiendo de la aplicación las diferencias se hacen más evidentes pero está claro que el que busque profesionalidad en sus gráficos debe optar por una solución profesional y ahora tiene la suerte de que cada vez los precios son más económicos.

Conclusión

Conclusión.

Como en el caso de sus hermanas domesticas la nueva generación de tarjetas gráficas basadas en los últimos chips DirectX 11 de AMD han revolucionado el mercado por su introducción de altas prestaciones y las últimas tecnologías en formatos muy adecuados y con precios mucho más atractivos que generaciones anteriores.

Esta tarjeta nos permite configuraciones de monitores de gran calidad con un formato muy compacto, con ligeros requerimientos energéticos y con un resultado de rendimiento espectacular en cualquier aplicación profesional. Es también ideal por su capacidad de escalabilidad no solo en sistema Crossfire sino también en montajes de computación de alto rendimiento con gran cantidad de chips gráficos en un único PC.

La FirePro V5800 es una tarjeta polivalente adaptada a las necesidades profesionales actuales y con un futuro garantizado gracias al soporte de los estándares profesionales más extendidos en la actualidad como son OpenGL 4.0, OpenCL 1.0 y DirectX 11.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Premio a AMD FirePro V5800
  • Producto: AMD FirePro V5800
  • Fecha: 29/08/2010 17:07:22
Temas Relacionados: Tarjetas Gráficas
Redactor del Artículo: Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Empecé a publicar artículos sobre los componentes de PC que pasaban por mis manos en 1999, al tiempo que era director técnico de la cadena de tiendas de informática Batch-PC. Me uní a Geeknetic como redactor jefe y responsable de laboratorio en 2005. El hardware es mi pasión, aunque en mi tiempo libre acostumbro a disfrutar de juegos de PC multijugador.