MSI Big-Bang Fuzion. Combinando Fuerzas

por Javier Rodríguez 04/10/2010 ...

Introducción

Introducción.

Una placa base P55 de altas prestaciones, con los últimos avances y soporte para los procesadores más potentes donde encontrar cabida para algo tan exótico como poner a trabajar a una tarjeta AMD y una tarjeta Nvidia en conjunto.  Algo sin duda interesante que se ve respaldado por algo más importante aún como es una placa base con un gran soporte de overclocking y con las últimas tecnologías integradas.

MSI Big-Bang Fuzion.

Esta placa base está basada en el chipset P55 de Intel así que sus procesadores objetivo son de socket 1156, soportando cualquiera de ellos, pero evidentemente, por limitaciones de chipset no pudiendo dar salida de video a los procesadores que integren tarjeta gráfica en el propio die.

Se trata de una placa base con formato ATX donde encontraremos soporte para hasta 16GB de RAM DDR3 y una configuración distribuida en una buena combinación de conectores PCI Express donde podemos encontrar un total de tres puertos PCI Express 16x, aunque el tercero solo pueda trabajar a un máximo de 8x y una buena configuraciones de conectores donde echaremos de menos, cosa corregida en un modelo posterior, SATA3 y USB 3.0 que en época de lanzamiento de esta placa aun no era una tendencia consolidada.

Comparamos los paneles de conectores de la BigBang Fuzion y la nueva P55A Fuzion.

Se pierden los ESATA y se ganan puertos USB 3.0.

Aun así esta placa es de las que marcan tendencia no solo por sus añadidos como el Hydra sino por su construcción y su gran comportamiento para overclocking que se basa en una alimentación de calidad para el procesador y en una construcción de calidad en todos sus componentes.

La Big-Bang fuzion integra la tecnología OCGenie de MSI que nos permite realizar overclocking con un solo botón logrando resultados mucho más eficientes que nos que podemos sacar con tecnologías como el modo turbo integrado en los propios procesadores Intel.

Esta es también una placa base de detalles. Detalles como la integración de una tarjeta de sonido con códec Creative, que sin duda es una garantía a la hora de acceder a todos los estándares posibles a nivel de juego y multimedia o la incorporación del sistema de disipación Superpipe que permite una refrigeración eficiente de toda la placa teniendo el foco en la alimentación digital del procesador y en chip Hydra que le permite la comunicación y el soporte 16x de ambos conectores PCI Express principales.

El chipset esta disipado de forma independiente, recordemos lo fresco que es el nuevo P55, y por tanto no requiere de más refrigeración que un simple disipador pasivo que completa un kit perfecto para los que busquen buenos niveles de overclocking sin preocuparse de la temperatura que alcance la placa base.

Entre los extras de conectores de la placa encontramos 10 puertos SATA2 internos, dos puertos ESATA en el panel posterior y todo un regimiento de puertos USB 2.0 con un total de 10 puertos, y cuatro más internos. Acertadamente todos los puertos ESATA están combinados con puertos USB y por tanto tendremos alimentación y datos para dispositivos que estén preparados para ello.

La placa se completa con otras mejoras que se encuadran dentro de la gama Big-bang como el frontal OC Dashboard, que es un pequeño LCD externo, o el sistema EasyButton que son botones en placa que se activan únicamente pasando el dedo por encima.

Overclocking

Overclocking.

Una de las grandes prestaciones de esta serie de placas es que nos permiten hacer overclocking de calidad tanto si tenemos como si no tenemos ningún tipo de conocimientos. De hecho el sistema OCGenie permite realizar overclocking pulsando un solo botón y en pocos segundos obtenemos resultados excelentes muy por encima, en rendimiento, al que lograríamos con el sistema turbo integrado en los procesadores Intel.

En nuestro caso, que algo ya hemos hecho de overclocking durante los últimos años, preferimos ir a lo directo y configurar nuestro procesador con los parámetros que sabemos que sacaran el 100% del mismo. Por suerte la placa cuenta con todas las funciones que esperamos en la actualidad, tanto a niveles de frecuencias, como de voltajes como también de configuración de las diferentes prestaciones del procesador que pueden ser una ventaja o una desventaja a la hora de hacer overclocking al procesador.

Algunas opciones de bios de la Big-Bang Fuzion.

Nosotros en esta ocasión hemos optado por darle una oportunidad a nuestro Core i5-661 que es un procesador de doble núcleo con un alcance de frecuencia importante y que creemos que es ideal para probar las prestaciones del chip Hydra integrado en la placa. Este modelo alcanza hasta los 4.4GHz, sin mucho complicarse, y con voltajes medios de 1.37v. Una frecuencia importante que la mayoría de juegos, que no soportan más de dos núcleos agradecerán de forma notable.

Nuestros resultados no estan nada para para este procesador y 5 minutos de overclocking.

Fuzion

Fuzion.

Bajo este nombre encontramos un HydraEngine de Lucid. Concretamente un Hydra 200 bajo la especificación LT24102. El Hydra 200 soporta PCI Express 2.0 y está claro que se trata de una segunda generación más avanzada que permite trabajar con tarjetas gráficas a pleno ancho de banda. Concretamente soporta dos tarjetas trabajando a 16x o hasta cuatro trabajando a 8x. La implementación depende del integrador de la placa base que lo incorpore.

Como veis es un puente PCI Express que tiene funciones añadidas a la hora de gestionar el uso en paralelo de dos o más chips gráficos incluso si estos son de diferentes fabricantes. Soporta, en esta generación, todos los estándares de video modernos incluido DirectX 11. El puente cuenta con un procesador RISC y motores DMA que son los que se encargan de procesar los algoritmos propietarios de Lucid.

Nosotros hemos combinado dos graficas MSI, una GTX 460 y una Radeon 5570, ambos con disipadores TwinFrozr II y hemos realizado algunas pruebas comparativas que podéis ver a continuación.  

Analizando la tecnologia Hydra

Analizando la tecnologia Hydra.

Hemos realizado algunas pruebas comparativas de rendimiento usando dos tarjetas graficas de chips tan diferentes como son una GTX 460 y una Radeon 5770. Los hemos comparado con los resultados de la GTX 460 en solitario para ver la eficiencia del sistema Hydra con graficas de fabricantes diferentes.

Lost Planet Benchmark. DX11. 1920x1200. Calidad Alta. FSAA 2x.

3DMark 2006. DX9.

3DMark Vantage. DX10.

Heaven Benchmark 2.1. DX11. 1920x1200. Tesselation normal.

Warhammer 40k. Dawn of War II. DX10. 1920x1200. Calidad Alta. FSAA.

Los resultados no son nada halagüeños para un sistema que promete mejorar el rendimiento combinando diferentes chips y que solo en un par de test de los que hemos realizado muestra alguna mejora. Sin duda el Hydra ofrece mas que un puente PCI Express normal y corriente, y es una alternativa muy buena al NF200 de Nvidia (que nos limita a tarjetas Nvidia) pero a la hora de combinar fuerzas AMD+Nvidia los resultados no son buenos.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

La Big-Bang Fuzion es una gran placa que nos ofrece prestaciones de última generación pero ha la que le faltan ya algunos detalles debido al tiempo que lleva ya en el mercado. Por suerte durante estos meses MSI no solo ha actualizado las prestaciones sino que también ha reducido precios siendo ahora mucho más económico acceder a la tecnología de escalado paralelo de gráficos incluido en los puentes PCI Express Lucid HydraEngine.

En reglas generales el sistema no parece la gran salvación para los que busquen configuraciones graficas paralelas ya que personalmente creo que a día de hoy es más sencillo ceñirse a uno u otro fabricante; sí que permite una buena configuración de graficas gracias a su buses mejorados sobretodo en placas recortadas en este sentido por limitación intrínsecas al chipset como es el caso del P55 de Intel que permite, como máximo, comunicación a 8x entre dos puertos PEG.

Secciones: Placas Base