ASUS TUF Sabertooth X58

por Javier Rodríguez 19/10/2010 ...La Mejor Placa Base

Introducción

Introducción.

El carácter marcial de la gama Sabertooth ahora se traslada al chipset X58 aportando fiabilidad militar en un formato de gama muy alta adaptada a la mejor plataforma de Intel, con soporte para los procesadores más avanzados, las configuraciones graficas más complejas y también adaptada a las tecnologías conectivas más modernas en un formato espectacular.

La nueva TUF Sabertooth X58 mantiene las formas pero amplia sus capacidades.

ASUS Sabertooth X58

ASUS Sabertooth X58.

Muchos os acordareis de la premiada Sabertooth P55 para procesadores de socket 1156. Ahora esta versión renovada no solo da soporte a los procesadores más completos de Intel, los que montan el socket 1366, sino que añade mejor soporte gráfico, gracias al mayor número de líneas PCI Express del chipset X58, y la integración de las últimas tecnologías como son USB 3.0 y SATA3.

Esta placa está diseñada con un marcado carácter castrense y no solo en sus colores de camuflaje, o sus disipadores con recubrimiento cerámico, sino más profundamente en su diseño electrónico a prueba de las más intensivos test que la adecuarían para su uso militar gracias a componentes de alta durabilidad preparados para las condiciones más extremas.

Este nuevo modelo de la gama TUF (The Ultimate Force) de ASUS incorpora un sistema de disipación más extenso e intensivo que el modelo P55 por sus propias características de chipset doble, con puente norte y puente sur, además de mayores requisitos de alimentación para los procesadores más exigentes. Cuenta con un diseño que combina heatpipes, entre el puente norte y la zona de mosfets, con disipadores de aluminio recubiertos de una película cerámica que consigue una superficie más irregular y por tanto con más superficie y fricción con el aire mejorando, aunque sea levemente, el intercambio de calor.

Un sistema de alimentación de gran altura y refrigerado de forma muy adecuada.

Todos los componentes fundamentales de la placa: chokes, capacitadores y mosfets; han sido certificados mediante estándares militares de EE.UU por una empresa externa y dichos certificados se incluyen con las placas. Es una forma de oficializar la forma de trabajar ASUS en esta placa donde se busca la máxima fiabilidad de toda su gama de productos. No por ello se dejan de lado prestaciones que esperamos de cualquier placa base de gama moderna y que describimos a continuación.

Otras prestaciones

Otras prestaciones.

A este chipset, que es por ahora el más potente de Intel, se le atribuyen, conjuntamente con los procesadores de socket 1366, unas prestaciones mínimas y a la vez máximas en la plataforma Intel. Esto significa que soporta hasta 24GB de memoria DDR3 en triple canal, con un total de seis bancos disponibles, y también las últimas tecnologías gráficas con soporte para sistemas Quad-SLI y Quad-Crossfire de Nvidia y AMD respectivamente.

Gran capacidad de ampliación mediante tarjetas con soporte para las tecnologías gráficas más avanzadas.

Para ello la Sabertooth X58 cuenta con tres puertos PEG de ampliación, dos de ellos capaces PCI Express Gen2 con capacidad 16x simultánea y un tercero con sincronía eléctrica máxima a 4x pero muy adecuada para cualquier tarjeta de ampliación de almacenamiento del mercado. Además se complementa con dos puertos PCI Express 1x adicionales y un puerto PCI de 32-Bit para soporte de legado.

A nivel conectivo esta placa esta más que capacitada. Integra una controladora NEC para dos puertos USB 3.0, situados en el panel de conexiones posteriores, y toda una serie de controladoras de almacenamiento que le permiten ofrecer SATA3, cuando el chipset solo soporta SATA2, en dos puertos SATA adicionales con compatibilidad RAID. Esto suma un total de 8 puertos SATA, seis en placa con tecnología SATA2, y dos adicionales SATA3 con bios de arranque. A estos hay que añadirles dos puertos ESATA, uno de ellos alimentados, que están soportados por una controladora JMicron dedicada a ellos.

En su panel posterior de conectores no falta de nada.

En cuanto a puertos USB podemos contar 6 puertos USB 2.0 en el panel trasero, a los que se suman los dos puertos USB 3.0 y la posibilidad de usar el conector Power-ESATA también como un puerto USB 2.0 normal y corriente. Internamente nos quedaran otros seis puertos USB 2.0 para paneles frontales o cualquier otro uso. También cuenta esta placa con conectores IEEE1394 “Firewire” del tipo 400. Son un total de dos puertos, repartidos interna y externamente. Por supuesto también cuenta con una conexión Ethernet de tipo Gigabit.

El almacenamiento interno cuenta con seis conexiones SATA2 y dos SATA3.

La placa añade también conectores PS2 de legado, así como una tarjeta de sonido 7.1 HD Audio con salidas analógicas y también digitales. Un buen compendio de prestaciones donde no debemos olvidarnos de los procesadores de cuatro y hasta seis núcleos que podrán dar vida al sistema una vez finalizado.

Overclocking y otros sistemas

Overclocking y otros sistemas.

El carácter de esta placa no le impide disfrutar de casi todas las prestaciones de overclocking que podemos encontrar en las placas bases más especializadas de ASUS como puede ser la gama ROG. Esta placa tiene todo lo necesario para hacer maravillas con cualquier procesador. Basta combinar sus habilidades con un disipador a la altura y cualquier procesador de la serie Core-i7 9xx de Intel desarrollara todo su potencial.

Las opciones de bios para overclocking son extensas pero accesibles para cualquiera.

Las opciones de voltaje nos permiten una configuración milimétrica del sistema.

Cada parámetro del procesador puede ser configurado para lograr nuestro objetivo.

Cuenta con una bios muy capacitada donde tendremos todas las opciones de personalización cubiertas en un único menú donde tendremos acceso a frecuencias, multiplicadores, latencias, voltajes,…para cada uno de los componentes fundamentales de la placa como son memoria, procesador y chipset. Todos los buses menores están cubiertos y la personalización es milimétrica.

Los más inexpertos encontraran algunas funciones pre configuradas por ASUS para un overclocking directo y sin problemas y los más experimentados encontraran una placa base fácil de overclockear donde la compatibilidad de cualquier tipo de memoria está garantizado por el sistema MemOK! de ASUS. Este sistema es capaz de hacer funcionar cualquier módulo de memoria con esta placa, por extraño que sea, en tan solo unos segundos siendo un soporte importante, y un alivio fundamental, para el que no quiere andar buscando memorias a medida de cada placa base.

Otros sistemas de los que disfruta esta placa base van más orientados al ahorro energético y también a la reducción de ruido. Todos sus puntos de conexión de ventilador están controlados por la placa y cuentan con velocímetro para un ajuste directo de las revoluciones a de forma automática o personalizada por el usuario a nivel de sustentación de temperaturas prefijadas para las conexiones de ventilación de la CPU y el chipset. Esto se suma al control dinámico de las fases de alimentación, sobretodo del procesador, para un ahorro energético más eficiente y por tanto menos temperatura dentro del ordenador y en definitiva también menos ruido.

También podremos ajustar a nuestro gusto el control de revoluciones de ventiladores desde la bios.

Montaje y resultados

Montaje y resultados.

La configuración de conexiones de esta placa base invita a soñar con configuraciones graficas potentes dejando espacio para otro tipo de tarjetas de ampliación de grandes prestaciones. Nosotros hemos aprovechado la visita al laboratorio del impresionante Revodrive de OCZ, del que pronto daremos cuentas, para configurar un PC de altísimas prestaciones en combinación con esta potente placa base.

Un procesador Core-i7 920, disipado por un HD-D14 de Noctua, 6GB de RAM DDR3 1600, un Revodrive de 120GB y una tarjeta gráfica potente como es la Radeon 5850 logran unos resultados espectaculares. Hay que decir también que la Sabertooth X58 no es una placa excesivamente cara, y menos con su configuración, de hecho cuesta menos de 200 Euros que es un precio bastante adecuado para una placa base ATX con chipset X58, así que los resultados son aún más espectaculares si cabe.

Aprovechando las prestaciones del procesador y

las habilidades innatas de esta placa, se consiguen resultados

muy interesantes.

Los índices de Windows rondan casi el máximo en todas los apartados.

Opinión del Redactor

Opinión del Redactor.

Después de unos días disfrutan de esta placa base, de lo bien que integra todas sus tecnologías, con un aporte perfecto para tarjetas de ampliación y graficas de alto rendimiento, una capacidad de overclocking realmente notable y una espectacularidad innata en su diseño no puedo decir más que es la placa base de mis sueños. Sencilla, sin añadidos espectaculares, de funcionamiento eficiente, con una bios muy completa y todas las tecnologías más modernas para disfrutar de la informática de máximo nivel.

Unidades de almacenamiento de alta gama, graficas de máximas prestaciones, overclocking de gran nivel y

unas calidades de fabricación a prueba de bombas por menos de 200 Euros.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

La primera placa base de la gama TUF de Asus sorprendió por su marcado diseño militar, por sus disipadores bañados en compuesto cerámico. Esta sorprende no solo por este diseño especial, que sigue siendo sin duda espectacular, sino porque ha conseguido elevar esta gama a la elite de la computación domestica actual sin dejar nada por el camino.

Asus ha creado, en mi opinión, la placa base X58 perfecta.

Es una gran placa base que tiene un precio atractivo de la que pueden disfrutar tanto los que busquen una placa base con los estándares de fabricación más exigentes, que soporte las condiciones más duras, pero también todos esos entusiastas que quieren mostrar un ordenador novedoso sin prescindir de las prestaciones de overclocking más eficientes y las configuraciones internas adecuadas para montajes espectaculares.

La Mejor Placa Base

ASUS Sabertooth X58

Del 19/10/2010 al 25/05/2011

  • Este producto fue La Mejor Placa Base del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 19/10/2010 al 25/05/2011
  • Producto: ASUS TUF Sabertooth X58
  • Fecha: 19/10/2010 10:20:26
Secciones: Placas Base