ASUS Maximus IV extreme. Preview

por Javier Rodríguez 30/12/2010 ...

Introducción

Introducción.

Ya nos queda menos para disfrutar de la nueva generación de procesadores de Intel y para acompañarles habrá una completa batería de placas base donde sin duda la nueva Maximus IV Extreme será una de placas base a tener en cuenta por amantes del "gaming" y del "overclocking". Es una placa impresionante de la que vamos a daros algunas pistas.

Maximus IV Extreme. Características

Maximus IV Extreme. Características.

Esta nueva placa base de la gama ROG será todo un portento conectivo tanto a nivel de tarjetas de ampliación como conectividad de periféricos y también interactividad con diferentes plataformas como el teléfono móvil, un netbook, Tablet, etc.

Es una placa de grandes dimensiones, supera el estándar ATX normal, y es por tanto una placa base espaciosa con un montón de prestaciones e integración masiva de componentes que le permiten, por ejemplo, disponer de 10 puertos USB 3.0 entre externos e internos.

Esta placa está diseñada para ofrecer un buen aporte de refrigeración y energía a todos los componentes incluidos procesador, memorias, tarjetas gráficas y slots de ampliación. De hecho monta cuatro slots PEG con capacidad para trabajar con hasta tres tarjetas en SLI y un máximo de cuatro GPUs tanto AMD como Nvidia.

Cuatro slots PEG con configuraciones de hasta tres graficas con enlaces PCI Express Gen-2 8x.

Su sistema de almacenamiento pasa por dos controladoras añadidas además de la presente en el chipset P67 de Intel. Son un total de 4 puertos SATA 6gbps y otros 4 puertos SATA 3gbps. Además cuenta con dos conectores external SATA en su panel posterior de conectores.

Como todas las placas que encontraremos basadas en este chipset y estos procesadores la limitación está en cuatro slots de memoria RAM DDR3 con una capacidad máxima de 32GB que es el soporte que permite la controladora de memoria integrada en el procesador. La placa soporta frecuencias de memoria de hasta 2400MHz aunque no oficialmente ya que el soporte de Intel para memorias DDR3 en estos nuevos procesadores solo alcanza los 1600MHz.

Hasta 32GB de capacidad en configuraciones de doble canal en cuatro slots.

Otras de sus prestaciones añadidas es que dispondremos también de conectividad Bluetooth, doble tarjeta de red Gigabit Intel con funciones de teaming, una “bios” EFI completamente renovada en un interfaz gráfico espectacular y que podremos manejar y configurar con el ratón. Todo esto y además algunas prestaciones específicas para los amantes de los juegos y el overclocking.

Cuenta con conexiones de alimentación adicional para la placa así como puentes PCI Express para

asegurar anchos de banda para diversos componentes integrados como las controladoras USB 3.0.

El panel posterior de conectores es realmente sorprendente. En muchas placas P67, como las que os mostramos hace algunos días, veremos hasta cuatro puertos USB 3.0. En el caso de la Maximus IV Extreme dispondremos de ocho puertos en el panel posterior de conectores y otros dos internos que se combinan con un total de 8 puertos USB 2.0 internos y uno externos que usa la placa para el sistema ROG connect y Bios Flashback. Tal cantidad de conectores USB 3.0 los consigue mediante dos controladoras NEC de dos puertos, de los cuales uno multiplica su capacidad mediante dos hub USB 3.0 firmados por VIA que ofrecen un total de 8 puertos completamente habilitados para desarrollar todo el potencial de ancho de banda del USB 3.0. Encontraremos también en la parte trasera dos tarjetas de red Ethernet gigabit, conectores de sonido digitales y analógicos con “auto-sensing” soportados por una tarjeta Realtek HD Audio. Dos puertos ESATA completan la capacidad conectiva de almacenamiento de la placa y el resto son botones de función como el de reseteo de bios o cambio de modo en el controlador Bluetooth para el modo iROG o Bluetooth 2.1 convencional.

Ocho conectores USB 3.0 en la parte posterior y dos mas en el interior.

Gaming, overclocking y otras prestaciones

Gaming, overclocking y otras prestaciones.

La gama ROG de ASUS siempre ha sido sinónimo de plataforma de overclocking pero también lo es en buena medida para “gamers”. Esta placa base es buen ejemplo de ello soportando tanto tecnologías de AMD como de Nvidia para múltiples GPUs simultaneas. Esto se logra, en el caso de tarjetas Nvidia que podemos montar hasta tres, gracias a un puente nf200 que añade la placa para este soporte exclusivo. Podemos utilizar hasta cuatro chips gráficos de AMD y Nvidia en esta placa base y dejaremos aun espacio para ampliaciones interesantes como controladoras con discos SSD integrados, etc.

La disipación pasiva esta capacitada para mantener a componentes como el NF200 y el sistema de

alimentación del procesador a prueba de altos niveles de overclocking.

En cuanto a overclocking la verdad es que esta placa base es un paraíso. Primero porque contara con procesadores con un potencial sobresaliente en este aspecto y segundo porque está más que preparada para ello. Cuenta con una bios “EFI” completamente equipada con funciones detalladas para configuración de todos los parámetros del PC así como un potencial de sobrevoltaje muy elevado así como buenos controles de pérdida de voltaje y también buenos métodos de control y monitorización.

La bios EFI es otra de las ventajas de esta nueva generación de placas ASUS.

Entre las prestaciones habituales podemos encontrar los botones de acceso directo, para encendido, reseteo, borrado de CMOS,.., pero también encontraremos puntos de medición rápida de voltajes o interruptores de configuración directa de voltajes por zonas. Cuenta además con leds indicativos del nivel de voltaje aplicado a cada componente y un "display" POST donde ver los errores de arranque del sistema.

Esta placa base también cuenta con los últimos avances de ASUS para la conectividad y overclocking remoto de su gama ROG. Tenemos varias opciones, como la conectividad Bluetooth con aplicaciones para las principales plataformas móviles como iOS, Android o Symbian, o también la conectividad USB directa con clientes para Windows desde los que podremos conocer el funcionamiento del sistema y también manipular en tiempo real, y a nivel de hardware, la configuración de frecuencias, voltajes, etc.

Por supuesto también cuenta con otras técnicas ya conocidas de esta gama como es el overclocking automático, directamente desde bios, el sistema MemOK para no tenernos que preocupar de configurar nuestras memorias y como no una construcción eléctrica de calidad con 8 fases para el procesador y tres fases para la memoria. De este modo tendremos la plataforma perfecta para el overclocking de nuestro procesador Sandy Bridge.

ASUS ha cuidado también mucho la alimentación de los bancos de memoria para lograr

estabilidad en frecuencias elevadas de mas de 2400MHz.

La actualización de bios también se simplifica ya que la placa no requiere tan siquiera de iniciar bios para poder actualizar directamente desde un USB. Basta dejar el botón “Bios Flashback” pulsado dos segundos, con el ordenador apagado, y la bios en un "pendrive" y la placa hará el resto.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Una placa base de gran potencial con las herramientas y el formato adecuado para convertirse en un referente para esta nueva generación de procesadores que vienen de la mano con buena fama de overclockers. Una placa base con una integración sorprendente, sobre todo con el trabajo hecho con los USB 3.0 y su capacidad grafica para montar tarjetas de cualquier fabricante en los modos Crossfire y SLI más avanzados.

Digna heredera de la tradición ROG.

ASUS tiene de nuevo un producto ganador que no vendrá ligero en cuanto a precio pero que nos dará la oportunidad de sacar muy buen provecho de todo el potencial de la nueva generación de procesadores Intel. Pocas cosas le faltan para parecer perfecta pero habrá que analizarla detenidamente para convencernos de su potencial.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Temas Relacionados: Placas Base ASUS Placas Base