Shuttle XPC Barebone SX58J3. El Cubo con mayúsculas

por Javier Rodríguez 14/01/2011 ...

Introducción

Introducción.

Shuttle siempre ha sido un referente en sistemas “cubo” de altas prestaciones, siempre ha habido modelos de muy alta gama en su catálogo que conviven con otros modelos más accesibles para el público general, y uno de sus modelos más avanzados en la actualidad es el SX58J3. Una pequeña estación de trabajo donde no nos faltara de nada.

Prestaciones generales

Prestaciones generales.

Este barebone de cubo Shuttle es un compendio de últimas tecnologías en un formato compacto y manejable orientado a dar al jugador la plataforma perfecta en un tamaño simplemente impensable. Para ello combina prestaciones a nivel de placa base, de alimentación y también de refrigeración para conseguir resultados seguros, eficientes y de grandes niveles de rendimiento. Este cubo combina la potencia de un ordenador de grandes prestaciones con el formato de un HTPC muy compacto.

El SX58JE dispone de una placa base de tamaño propietario de Shuttle que integra un chipset X58 de Intel acompañado por un puente sur ICH10R. Es por tanto una plataforma para procesadores Core i7 de socket 1366 con capacidad para micros de 4 y 6 núcleos con un consumo de 130w. Con esto ya hablamos de una plataforma de primer orden con opciones de gran nivel que se amplían con una combinación acertada de prestaciones impresionantes para un cubo.

Dispone de cuatro bancos de memoria, por lo que podemos aprovechar el sistema de triple canal del procesador, con un máximo de memoria de 16GB. Hay que decir que el triple canal funcionara perfectamente aunque usemos los cuatro bancos de memoria, solo perderemos prestaciones en el caso de llegar a consumir esos GB extra que aportan el cuarto modulo.

Los cuatro bancos de memoria cargados con 8GB DDR3 1600.

A su gran capacidad de memoria, con cuatro bancos que ya es excepcional en este tipo de máquinas, añadimos cuatro puertos SATA 3G internos, con funciones RAID aportadas por el puente sur que van desde los modos 0 y 1 más habituales a los modos 5 para varios discos. Cuenta también con otro puerto ESATA conectado al propio puente sur así que tendrá las mismas prestaciones y funcionalidad que los conectores internos.

En cuanto a capacidad de almacenamiento este “barebone” cuenta con capacidad para dos discos internos de 3.5” que si queremos usar para discos SSD de 2.5” deberemos adaptar por nuestros propios medios o por los facilitados por el propio disco, así que podremos hacer combinaciones de almacenamiento realmente completas. Se complementa además con una bahía de 5.25” orientada para unidades de almacenamiento óptico.

Pero lo más espectacular de este pequeño ordenador es sin duda su capacidad para montar hasta dos tarjetas gráficas gracias a su doble slot PEG de 16x que tiene además capacidad para usar tecnologías como SLI o Crossfire con dos tarjetas de perfil de un slot o también montar tarjetas gráficas de grandes dimensiones con disipación de doble slot. Es capaz incluso de montar tarjetas tan potentes como las ultimas Radeon 6900 o las GTX 5xx más potentes de Nvidia. Gracias no solo a su espacio sino también a la fuente de alimentación utilizada.

Otros detalles

Otros detalles.

Componentes de grandes prestaciones en un formato pequeño. Los problemas a salvar son múltiples y uno de ellos es sin duda la alimentación adecuada de todos los componentes. Para ello Shuttle integra una fuente de alimentación de 500w con una eficiencia 80 Plus de categoría bronce que garantiza una eficiencia mínima del 80 por cierto lo que se traduce en una alimentación de calidad que nos permitirá soportar configuraciones de prestaciones muy elevadas.

La fuente cuenta con tres raíles de 12v de potencia máxima de 16-17 amperios.

El diseño del SX58J3 es una buena combinación de plástico, aluminio y chasis de acero. Su tamaño no difiere mucho de otras cajas de similares prestaciones e incluso es más pequeña que otras cajas punteras en este mismo formato. Cuenta con un sistema de disipación muy simple y eficiente que transporta el calor del procesador a un ventilador de extracción de aire por la parte trasera de la caja. Está conformado por una base de disipación que alimenta un radiador posterior mediante un conjunto de cuatro heatpipes. El ventilador de expulsión refrigera tanto al procesador como también sirve de extracción de aire caliente para toda la caja. El diseño térmico se suplementa con rejillas laterales de entrada de aire frio y la fuente de alimentación cuenta con su propio ventilador que se activa de forma progresiva y que tiene un uso residual gracias también a la propia eficiencia energética de la fuente.

Su diseño clásico de Shuttle, con un frontal muy limpio basado en compuertas abatibles para los conectores frontales y la unidad óptica, cuenta con un único botón que está integrado en el propio anagrama de la marca. Disfruta de dos leds, presente uno en ese mismo botón nos indicara el funcionamiento del aparato y otro dedicado a la actividad del disco. En el frontal de conectores encontraremos un lector de tarjetas, una salida USB 2.0, los conectores de audio y un puerto Power-Esata que combina USB 2.0 con ESATA.

En el panel de conectores traseros encontraremos una gran variedad de conectores aunque a estas alturas también echamos alguno de menos. La ventaja es que con dos slots PCI Express grandes podemos compensar las carencias con tarjetas de ampliación manteniendo un slot para una tarjeta gráfica bastante potente, e incluso, muchas tarjetas profesionales para diseño. Cuenta con un total de ocho puertos USB 2.0, dos tarjetas de red Gigabit con funciones de “teaming” para anchos de banda de 2Gbit/s Full dúplex, conexión analógica de sonido para sistemas 7.1 asistido por un DSP Realtek ALC888 del que se echa de menos una salida digital que podemos añadir nosotros mediante un cable al puerto SPDIF de la placa base. Cuenta también con una conexión ESATA y un puerto de corriente de 4 pines, que con un adaptador incluido convertimos a un conector de corriente SATA, para poder montar discos sin caja de forma externa rápidamente.

Posibilidades

Posibilidades.

Un equipo con este potencial invita a muchas combinaciones de configuraciones pero siempre pensando en sistemas de gama alta, con una buena cantidad de RAM aprovechando los precios actuales y una combinación de grafica potente o incluso en variantes profesionales que conviertan a la maquina en un ordenador de juegos muy compacto o en una estación de trabajo esplendida.

Su doble slot grafico permite soñar con configuraciones SLI o Crossfire pero su separación simple no nos dejara mucho juego en este sentido. Sí que podremos montar tarjetas de gama alta, nosotros optamos por una GTX 570, y otra idea sería montar una gráfica de un solo slot, que las hay potentes y quizás una tarjeta de ampliación que nos añada conectividad USB 3.0, SATA 6G o incluso las dos cosas al mismo tiempo aprovechando que el interfaz 16x nos permitirá conectividad de alta velocidad para esas tarjetas de ampliación.

Con su cable de corriente externo y un adaptador SATA a ESATA tenemos un disco duro funcionando, completamente independiente fuera de la caja. Llegar, pinchar y disfrutar.

En nuestro caso hemos optado por la vía rápida del vicio, hemos sacado nuestra querida GTX 570 a paseo, y hemos montado un sistema para juegos con un procesador de 4 núcleos y 130w de potencia como es el Core i7 920 y hemos decidido que el Shuttle SX58J3 será una maquina perfecta y compacta para juegos. Para ello hemos optado también por montar 8GB de RAM, en los cuatro bancos disponibles, y un disco SSD aprovechando el sistema de conexión externa rápida que trae la caja (sin necesidad de cajas ESATA) y un disco mecánico para los datos de grandes dimensiones. Con esta configuración conseguiremos rendimiento compensado en todos los aspectos y sin duda un buen potencial gaming gracias a una tarjeta de grandes y variadas virtudes como es la GTX 570.

El SX58J3 parece hecho a medida de esta tarjeta gráfica.

Overclocking

Overclocking.

Para añadir algo de potencial al procesador hemos realizado algo de overclocking sobre este para conseguir un 20% más de rendimiento que ayudara mucho a que la tarjeta gráfica desarrolle todo su potencial. La Bios del Shuttle está bastante bien dotada en este sentido pero no debemos olvidar que tipo de maquina estamos overclockeando. Tendremos limitaciones de potencia, sobretodo nosotros que optamos por una gráfica de alto consumo, limitaciones de refrigeración y también limitaciones de alimentación al procesador que no recomiendan overclocking demasiado pesados sobre todo si queremos mantener el sistema de control de velocidad del ventilador del SX58J3 en parámetros soportables para su uso continuado.

Si podemos hacer overclocking que considero de bastante buena calidad, sobre todo para el formato del que hablamos, con niveles que pueden alcanzar el 30-40% sobre la frecuencia natural del procesador. Aun así, como digo, debemos ser prudentes no tanto por dañar algún componente sino por mantener al equipo en unos parámetros de funcionamiento equilibrado. Por eso nosotros aumentamos la frecuencia de 2.67GHz de nuestro 920 hasta los 3.3GHz, 600MHz de mejora, que se traduce en un 20% más de rendimiento para el procesador. En nuestro caso lo hicimos aumentando la frecuencia del bus interno del procesador hasta los 166MHz y subiendo únicamente el voltaje del procesador 50mV sobre su voltaje habitual.

Que nadie se asuste, el voltaje de CPU no lo lee bien CPU-Z en esta placa.

Resultados

Resultados.

No os voy a aburrir con resultados de procesadores que conocéis de sobra, ni con resultados en una docena de juegos, si os añadiré algunas muestras de lo que puede conseguir este cubo con un procesador normal y una gráfica potente porque creo que su potencial habla por sí solo. Lo que si he querido medir es cómo se comporta térmicamente el aparato cuando sometemos a su procesador y a su grafica a una carga continuada.

Los resultados a nivel de temperatura están dentro de las posibilidades técnicas tanto del procesador como de la gráfica. Por suerte este modelo de Nvidia está pensado para ser autosuficiente en este sentido expulsando aire al exterior a través de su sistema de cámara de vapor y turbina de expulsión así que el resultado es bueno porque las temperaturas están en su sitio y el ventilador del SX58J3 hace un buen trabajo en este sentido regulando en todo momento su velocidad de rotación llegando, como veis en nuestra captura de HWmonitor, hasta las 7500 vueltas pero reduciendo a 3000 cuando no se requiere tanta disipación. Hay que tener en cuenta que para tener un overclocking estable inhabilitamos en bios los sistemas de corrección de frecuencia y ahorro intrínsecas al Core i7.

En esta captura encontrareis detalles térmicos de procesador, placa base y grafica en mínimos y máximos.

Estos últimos forzados mediante la ejecución recursiva de 3DMark 2011 en su modalidad Extreme.

Estos son algunos resultados de rendimiento:

Cinebench rinde bastante bien con esta combinación de hardware.

El resultado de 3DMark 2011 en su modalidad Performance es muy bueno.

Este equipo podría con los mejores juegos DirectX 11 sin el mas mínimo problema.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Este cubo o barebone de Shuttle tiene un gran potencial, overclockea bien, admite grandes gráficas, tiene detalles de conectividad de calidad pero peca en algunos elementos que le faltan el USB 3.0. Por suerte su capacidad de ampliación de tarjetas permite corregir estos defectos a un precio muy económico pero hay que tener en cuenta que este modelo ya tiene un precio aproximado de 500 Euros de venta al público.

Puede parecer un precio elevado pero una caja con una fuente similar solo se me ocurren un par de opciones y rondan solo caja y fuente los 200 Euros en un tamaño similar. Sumamos placa base, que no encontraremos una con este chipset ni con esta capacidad de ampliación y podemos irnos fácil a los 350 Euros a los que todavía debemos sumar un disipador tan eficiente como el que monta el SX58J3. En definitiva pagamos un poco más, entre un 10-20% por una solución acabada y de gran calidad con la que disfrutaremos de informática de primer nivel, recordando que soporta los procesadores de seis núcleos más potentes de Intel, en un tamaño y formato muy compacto.

Es por ello que debemos reconocer el trabajo de Shuttle en sus gamas altas, donde no deja de sorprender, con soluciones que otros muchos prefieren dejar al estándar Mini-ITX que tiene, como vemos más limitaciones para dar rienda suelta a la imaginación.

  • Producto: Shuttle XPC Barebone SX58J3
  • Fecha: 14/01/2011 0:10:25
Secciones: Sobremesas