Placa base Gigabyte GA-A75-UD4H

por Javier Rodríguez 31/08/2011 ...

Introducción

Introducción.

Hemos hablado en otras ocasiones de la plataforma Fusion Llano que tan buenos resultados está dando a AMD en estos meses de verano. Procesadores con potentes graficas integradas que han conseguido que hasta el procesador más modesto tenga niveles gráficos de alta calidad no solo para jugar sino para generar un rendimiento adicional sobretodo en aplicaciones multimedia y también en algunas soluciones ofimáticas. Hoy es el turno de analizar una de las placas más notables de AMD para esta plataforma.

Especificaciones técnicas

Especificaciones técnicas.

Esta placa base de Gigabyte se basa en el chipset A75 de AMD. Es un chipset para sistemas de entrada pero con unas prestaciones innatas que ya querrían muchos chipsets de gama más alta tanto de la propia AMD como de su competencia más directa. Esto otorga a todas las placas base que lo integran un nivel de prestaciones muy elevadas sin necesidad de integración extra lo que consigue precios más económicos pero tecnologías punteras que otorgan al acabado final de la maquina todo lo que un usuario puede desear.

Bajo el disipador se encuentra el chipset A75 de AMD.

Este modelo cuenta con el socket FM1 necesario con capacidad para cuatro módulos de memoria para un total de 16GB de RAM. Entre sus grandes prestaciones encontramos una controladora SATA 6gbps de seis puertos donde cinco están disponibles para discos duros internos y otro se dedica para "External SATA". La placa cuenta con hasta 8 puertos USB 3.0, cuatro de ellos nativos y dispuestos como conectores internos de 20 pines para frontal de placa. Dos chips Etron adicionales añaden esos puertos USB 3.0 traseros. Tener USB 3.0 nativo añade nuevas posibilidades como poder arrancar un sistema operativo Windows, u otros, mediante el soporte de arranque de nuestra BIOS, esto con chips externos es imposible y siempre dependeremos del arranque generado en otro disco. A más de uno os resultara interesante conocer este dato sobretodo ahora que los pendrive USB 3,0 tienen un precio muy económico.

Gigabyte, acertadamente, ha reservado los puertos USB 3.0 nativos del chipset como puertos internos.

La placa base cuenta con salidas de video de todos los colores. Entre VGA, DVI, HDMI y Displayport tendremos cubierto todo el espectro de conectividad analógica y digital que podamos necesitar. Todas están en el panel trasero de la placa, conjuntamente con puertos USB 2.0, 3.0, PS2, tarjeta de sonido, eSATA, Ethernet Gigabit y sonido digital. Podremos usar dos de los puertos gráficos de forma simultánea con la gráfica integrada en el procesador. Esto significa que la placa por sí sola, con el procesador Fusion Serie A adecuado, puede controlar dos monitores de alta definición.

Panel de conectores trasero.

Si algún día tenemos la necesidad de ampliar capacidad grafica podremos optar por tecnología Crossfire combinando una gráfica dedicada con la integrada en el procesador o también hacer uso de los múltiples conectores PCI Express de la gráfica para optar por cualquier grafica o también combinaciones de dos de ellas con hasta cuatro GPUs en el mismo sistema. A estos dos slots PEG, que usados a la vez sincronizan a 8x, se suman tres puertos PCI Express 1x y dos puertos PCI de 32-Bit de legado. No le falta detalle.

Prestaciones especiales

Prestaciones especiales.

Una placa sencilla pero bien construida. Esto es a lo que accedemos con la nueva GA-A75-UD4H. El procesador y el chipsets nos ofrecen SATA3, USB 3.0, DirectX 11, OpenCL,…un largo etcétera de prestaciones que podemos esperar de cualquier placa base de esta plataforma. Aun así Gigabyte sabe poner de su parte para lograr un producto redondo.

GPU integrada en el procesador con 400 motores de shaders.

Gigabyte potencia varios aspectos. El primero de ellos la memoria. Con los ajustes de BIOS la placa soporta memoria 2400+ que es bastante más elevada que las especificaciones naturales de la controladora del procesador que solo alcanza los 1866MHz. También se mejora la seguridad de la placa con el ya conocido sistema de doble BIOS de Gigabyte al que se suma también otros ajustes a nivel energético que serán de gran ayuda. La placa tiene protecciones de sobre tensión y también fusibles en cada puerto de entrada USB para que en caso de un malfuncionamiento de uno de ellos, o de algún dispositivo que conectemos, solo el puerto utilizado se vea afectado.

Se corrige también el defecto de arranque en discos de más de 3TB y se incluyen capacitadores japoneses con una vida útil de 50000 horas. La mejor configuración energética de placa y puertos, con PCB de dos onzas de cobre, añade más potencia eléctrica en los puertos USB para conseguir cosas como poder cargar dispositivos USB de alto consumo.

El sistema de sonido integrado de la placa ha sido también bastante mimado dentro de lo que es el sonido habitual en una placa base integrada de bajo coste. Cuenta con un DSP Realtek ALC889, muy común en integración, al que se ha conseguido sacar 108dB de ratio de ruido. Un nivel notable que habla bastante de la calidad de fabricación de la placa. Sus conectores de video digitales, Displayport y HDMI, transportan audio digital así que también tendremos acceso a sonido digital compatible con los estándares más extendidos.

Gigabyte ofrece también otras tecnologías como su sistema "Autogreen" que permite dejar el PC en reposo cuando nos alejamos de él gracias a la comunicación Bluetooth con nuestro teléfono móvil. La desventaja es que este modelo no integra Bluetooth así que tendremos que añadirlo nosotros.

Comportamiento

Comportamiento.

Todas las placas base para procesadores Fusion de la serie A ofrecen unos resultados excelentes. Todo está integrado en procesador o chipset y todo trabaja como un reloj. Los drivers están cada día más maduros, sobretodo el salto con los catalyst 11.8 ha sido notable, y eso se va traduciendo en más rendimiento, estabilidad y funcionamiento sin peros. Evidentemente tienen sus limitaciones a nivel de potencia pero por 200 euros tenemos procesador, gráficos, placa base, conectividad de primera y una solución redonda y bien acabada.

La BIOS sigue siendo tradicional, pero con todas las opciones que solemos esperar de una BIOS de Gigabyte con grandes opciones de optimización para estos procesadores. Multiplicadores liberados para overclocking, overclocking de CPU, RAM y GPU y un control exhaustivo de temperaturas y una buena regulación automática de los diferentes ventiladores que podemos conectar a la placa.

Esto se traduce en niveles de overclocking muy interesante, pudiendo superar los 4GHz con un A8-3850, hasta un 10% de overclocking de GPU sin mucho problema y un comportamiento general silencioso y eficiente. La BIOS nos permite arrancar desde unidades USB 3.0 entendiéndolas como un disco duro más del sistema así que podremos instalar nuestro sistema en discos mecánicos, SSD o unidades Flash USB 3.0 de alta velocidad.

Crossfire es una de las piedras angulares.

Experiencia personal

Experiencia personal.

La plataforma Fusion Llano de AMD, la que da vida a las Series A de procesadores y chipsets, ofrece un punto de partida informático excepcional. Gráficos de calidad, conectividad excelente, tecnologías de primer orden integradas y muchas posibilidades de ampliación. Para mi conforma el sistema domestico perfecto donde toda la familia disfrutara de una maquina muy capaz a un precio muy accesible.

La GA-A75-UD4H de Gigabyte profundiza esta sensación añadiendo aún más conectividad USB 3.0 pero manteniendo la esencia de una placa sencilla pero que ofrece todo. Conectividad grafica de primera, con todas las conexiones accesible de serie sin necesidad de conectores, y muchas pequeñas tecnologías que Gigabyte va añadiendo de forma continua a la gran mayoría de sus productos según van saliendo al mercado.

Solo puedo daros mi opinión personal como punto de contraste. Creo que este tipo de plataforma se merece, por su alto grado de integración, de soluciones más compactas. Por suerte tendremos opciones para todos los gustos y formas gracias a que esta plataforma ya se encuentra fácilmente en formatos Micro ATX y muy pronto la empezaremos a ver también en formatos más reducidos como el Mini-ITX.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Está claro que la GA-A75-UD4H es un buen referente para esta plataforma de AMD. Ofrece todo lo que podemos esperar y amplia con algunas tecnologías y técnicas que abren más posibilidades de uso y disfrute de informática de entrada. Potencia para aumentar el rendimiento del procesador y GPU y control para tener todo en orden de forma casi automática para el usuario. Una placa completa que se merece nuestra más sentida recomendación.

La gran diferencia es que con cuatro componentes logramos el rendimiento mas equilibrado en proceso y gráficos con respecto al coste.

  • Producto: Gigabyte GA-A75-UD4H
  • Fecha: 31/08/2011 12:40:30
Secciones: Placas Base