ASUS Geforce GTX 670 DirectCU Mini

por Javier Rodríguez 21/05/2013 3
Memoria
Shaders
Interfaz
Precio
Web
2GB GDDR5 6008gbps
1344
PCI Express 3.0
399 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción.

Tarjetas gráficas compactas de gran potencia. El sueño de cualquier usuario de PCs compactos basados en MicroATX o mini ITX. Su falta de disponibilidad ha limitado de forma importante la capacidad de estos formatos reducidos de abrirse a ciertos mercados y de hecho la tendencia ha sido precisamente la contraria, los chasis se han adaptado a tarjetas grandes (sobre todo en lo referente al largo) más que la tarjeta al formato. Con modelos como este quizás se invierta la tendencia o simplemente tengamos esas opciones que necesitamos para los modelos de cajas más compactos.

Prestaciones técnicas.

No hay diferencias en las prestaciones generales de esta tarjeta compacta con respecto a un modelo de referencia. Bueno me refiero a que no hay diferencias en contra de este modelo más compacto de hecho incluso aumenta en algunos MHz las especificaciones del modelo de referencia.  Concretamente pasamos de 915MHz nominales a 928MHz y en modos turbo pasamos de 980MHz hasta superar el GHz y claro que tendremos cierto margen de overclocking para el que quiera hacer uso de ello.

Esta tarjeta, como cualquier otra GTX 670, dispone de 1344 motores CUDA y un bus de memoria de 2GB GDDR5 con una frecuencia de trabajo de 6008gpbs. Son 256-Bit de canal que generan algo más de 190GB/s de ancho de banda. Suficiente para filtros exigentes en los mejores juegos DirectX 11.

El resto de números podéis verlos en la tabla. Ahora nos centraremos en las necesidades eléctricas que en este modelo es de 170w por tarjeta. Un consumo elevado para un diseño compacto que ASUS ha resuelto diseñando un nuevo sistema de alimentación para la GPU eliminando circuitería y haciendo un proceso de entrada más directo. De este modo se consigue más eficiencia y se reducen necesidades de espacio.

Diseño

Diseño.

Sin duda lo más llamativo de esta tarjeta es su diseño compacto aunque en mi opinión ASUS tiene que ser aún más eficiente en futuros modelos. La Geforce GTX 670 Mini sin duda será un regalo para muchos usuarios de sistemas compactos que no encontraban una gráfica potente para dar ese plus a sus equipos de sobremesa o HTPC. Pero no es perfecta y en parte se debe a su necesidad de refrigeración.

ASUS utiliza un sistema DirectCU II para esta tarjeta. Esto significa un disipador con heatpipes de cobre en contacto directo con el “heat spreader” de la GPU que lleva el calor a través de todo el cuerpo de disipación aprovechando y maximizando la capacidad de ventilación y evacuación del calor. El diseño compacto impide, en cierto modo, que se expulse el calor fuera de la caja por el panel de conectores, en esto tampoco ayuda el gran número de conectores que ocupan en parte ambos slots, así que se usa un gran ventilador de 92mm controlado de forma inteligente para reducir vueltas a poca carga del sistema. Esto se traduce en un funcionamiento silencioso salvo cuando de verdad sometemos a la gráfica a una carga muy importante y por tanto en un funcionamiento bastante silencioso en general.

La pega viene de que este gran ventilador ocupa un espacio superior al diseño normal de una tarjeta gráfica, en cuanto a altura se refiere, que ASUS aprovecha también para su sistema de alimentación mejorado. En consecuencia tenemos una gráfica bastante más corta, apenas 17cm de largo, pero sus 12cm de altura son casi 2cm mas alto y eso puede darnos algunos problemas en cajas de bajo perfil o en algunos barebone muy conocidos como los Revisión 5 de Shuttle que están preparados para graficas largas, pero no así de altas.

La diferencia del modelo de referencia de la GTX 670 con respecto a la GTX 670 Mini de ASUS.

Lo que sí ha conseguido bien ASUS es reducir la necesidad de cables de alimentación a un conector de 8 contactos en vez de los dos conectores de 6 contactos que usa el modelo de referencia. Además mantenemos el resto de prestaciones como el conector doble para SLIs triples o cuádruples.

El panel frontal nos ofrece los conectores del modelo de referencia. A saber: doble DVI con capacidad de doble enlace para alta definición, HDMI 1.4 y Displayport 1.2. Soporte de pantallas, hasta tres monitores 3D de alta definición o cuatro pantallas, una de ellas en modo auxiliar.

Rendimiento

Rendimiento.

No he querido añadir tablas de rendimiento en esta review porque creo que el rendimiento de esta tarjeta ya es conocido y además podéis consultar nuestra u otras tantas reviews sobre el modelo de referencia de la GTX 670. He querido plasmar mi experiencia con los últimos juegos que he jugado con esta tarjeta. Una tarjeta que he tenido la suerte de poder disfrutar durante unas pocas semanas y que, por tanto, puedo dar una opinión muy personalizada de ella.

He podido acabarme dos juegos completos con esta grafica en mi equipo compacto de referencia. Es grande como para albergar tarjetas más grandes, hablo de una Sugo SG09 de Silverstone, ya que no puedo limitarme a la hora de probar tarjetas gráficas. Es un equipo normal con un Core i5-3470, subido a 4GHz, con 16GB de RAM DDR3 1600, un disco duro SSD y otro mecánico. Nada que no pueda tener cualquier otro usuario al que le gusten los juegos. Lo acompaño, eso sí, con un monitor Dell 2711U con resolución de 2560x1440 en formato 16:9. Esta resolución exige una gráfica potente y es precisamente un buen desafío para esta Geforce GTX 670 Mini.

Metro Last Light en calidad muy alta, 2560x1400, Tesselation normal, física avanzada y sin FSAA. En los momentos más álgidos rondamos los 40FPS pero es perfectamente jugable y la experiencia es magnífica. El motor ha ganado muchos enteros desde la primera entrega y esta grafica lo mueve con bastante soltura. Si queremos FSAA tendremos que bajar a 1920x1080 aunque el aumento de FPS no es tanto como podemos esperar y jugar a la resolución nativa del monitor siempre es una mejora.

Otro de los juegos a los que dedico algo de tiempo es el F1 2012. Me gusta simular las carreras en casa coincidiendo con cada Gran Premio. Esta grafica tiene potencia suficiente para mover este juego a su calidad máxima, incluido FSAA 8x, a la resolución nativa de mi monitor, 2560x1400, por encima de los 50FPS además de forma muy sostenida.

Bioshock Infinite es una obra de arte, tanto en su historia como en su técnica, y esta tarjeta gráfica tiene capacidad para moverlo casi en su máximo esplendor. Si queremos mantener tasas de FPS por encima de los 60 tendremos que usar el perfil de calidad alta, no el ultra, pero podremos mantener nuestra resolución nativa de 2560x1440 puntos.

Si hay que añadir que la tarjeta no es un susurro. Si la forzamos de este modo, a dar el todo con los juegos más potentes, la gráfica hace ruido. Ronda los 50dBA y eso es algo que debemos valorar si nuestros requisitos de ruido son muy estrictos. Poco tamaño y mucho rendimiento al final se traduce en ventajas y desventajas que debemos valorar.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

Una de las ventajas de poder instalar una gráfica potente en un ordenador compacto no solo es poder jugar con gran calidad, como ha quedado demostrado, sino que podemos acceder a otras muchas ventajas que ofrecen las gráficas más potentes. Hablo de amplia aceleración para aplicaciones multimedia, tanto en creación como en reproducción, aceleración en programas profesionales, etc. Todo esto se junta para ofrecer a un ordenador pequeño las prestaciones de los ordenadores más grandes y eso al final se traduce en calidad y mejora de la experiencia del usuario.

Centrando mi análisis en esta tarjeta mi conclusión es que es un buen paso para que algunos usuarios tengamos las soluciones que necesitamos para nuestros ordenadores aunque a un precio bastante considerable, pero tampoco alejado de otras GTX 670, de 400 Euros. Es un buen comienzo donde el único problema que veo es el aumento de altura en la tarjeta. Esto puede ser o no un problema pero si es importante que el comprador eche sus números, conozca el espacio que tiene, para no encontrarse una sorpresa. Sin duda es una magnifica opción para muchos chasis Lian Li, Silverstone, etc. Que tengan diseños verticales con espacio de doble slot para tarjetas de ampliación pero que nunca pensaron en albergar una gráfica con la potencia de un chip como el GTX 670, limitando el largo instalable a tarjetas de gama media o baja. Enhorabuena para esos usuarios que ahora podrán jugar como siempre han querido.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: ASUS Geforce GTX 670 Mini
  • Fecha: 21/05/2013 22:19:19