Nvidia Geforce GTX 780

por Javier Rodríguez 23/05/2013 4
Memoria:
Shaders
Interfaz
Precio
Web
3GB 6000gbps 384-Bit
2304
PCI Express 3.0
650 Euros

Introducción.

Nvidia sabe que tiene potencial en su arquitectura Kepler para lograr una gama de tarjetas que escalen varias gamas. Llevan haciéndolo meses, pero el salto ha venido en 2013 con toda una gama alta que se traduce en rendimientos superiores y también en precios superiores. La Titán con sus 1000 Euros de coste fue el primer exponente pero ahora la Geforce GTX 780 entra en liza con un precio algo mas recogido y dejando al anterior modelo GTX 680 a una amplia distancia en muchos sentidos.

Prestaciones técnicas y otras características.

No hay cambios de arquitectura en la nueva Geforce GTX 780. Los cambios son a nivel de números aprovechando un diseño ya conocido. No hay mejoras de arquitectura pero los cambios son importantes con respecto a la Geforce GTX 680. El fundamental es sin duda el cambio en el numero de unidades CUDA pasando de 1536 hasta los 2304. Es un aumento notable del 50% y eso prácticamente se traduce en esa mejora directa del rendimiento.

Para sustentarlo se aumenta también el bus de memoria hasta los 384-Bit, frente a los 256-Bit, con un total de 3GB de RAM GDDR5 a una frecuencia de 6008MHz. Se reducen las frecuencias para mantener a la tarjeta en un TDP razonable pasando del GHz de frecuencia de la GTX 680 hasta unos mas moderados 683MHz nominales con modo Turbo Boost 2.0 a 900MHz. El bus de memoria mejora permite pasar de los 192GB/s de ancho de banda de la GTX 680 hasta los 280GB/s de ancho de banda de la GTX 780. Una mejora fundamental que tendrá un impacto directo en el manejo de filtros a pantalla completa y resoluciones mas elevadas.

La conectividad de la tarjeta sigue siendo la misma: dos conectores DVI de doble enlace, HDMI 1.4 y Displayport 1.2. Soporta hasta cuatro monitores simultáneos aunque uno de ellos quedara como auxiliar y no podrá ser usado como formato añadido o panorámico. El aumento de TDP obliga a Nvidia a usar una configuración clásica de 6+8 contactos para alimentar la grafica. El diseño de doble conector de 6 pines en vertical parece descartado para las nuevas generaciones.

Los nuevos modos Turbo Boost de  esta tarjeta permiten un mejor control de la alimentación, mejora la sostenibilidad de modo turbo e introduce otras mejoras que no disfruta la GTX 680 como es el overclocking de frecuencia vertical que se introdujo con la entrada de la Geforce Titán en el mercado. Ahora la gama algo mas baja disfrutara de estas mejoras, además también del nuevo diseño de refrigeración de la Titán o la GTX 690.