Zotac Geforce GTX 780 SLI

por Javier Rodríguez 29/05/2013 3
Memoria
Shaders
Interfaz
Precio
Web
3GB 6000gbps 384-Bit
2304
PCI Express 3.0
650 Euros

Introducción.

Ya conocemos como se las gasta la nueva gama alta de tarjetas gráficas de Nvidia. Una tarjeta heredera de ese modelo exclusivo, la Titan, con rendimiento renovado con respecto a la generación anterior y un cuidado aspecto que podemos encontrar solo en las gráficas cercanas a los 1000 Euros.

No quiere decir que Nvidia nos ofrezca una ganga en forma de precio de infarto con rendimiento de última generación, nada más lejos de la realidad ya que estas tarjetas cuestan 650 Euros, pero si tienes dinero suficiente sin duda estos 1300 Euros invertidos en dos de estas tarjetas puede suponer una mejora muy importante con respecto a otros modelos muy caros como GTX 690 o la GTX Titan que cuestan algo menos pero que rinden en definitiva bastante menos.

Zotac Nvidia Geforce GTX 780.

El modelo de Zotac que hemos usado por partida doble no tiene ninguna diferencia con respecto a los modelos de referencia de Nvidia. Esto incluye el mismo disipador silencioso y ese aspecto moderno y cuidado que da su carcasa en aluminio, acrílico además del resto de prestaciones que hacen de esta tarjeta no solo una de las más potentes sino también una de las más capaces.

La tarjeta dispone de esos 2304 motores de shaders, 3GB de RAM con un bus de 384-Bit con formato GDDR5. La velocidad de la memoria es de 6008MHz con un ancho de banda efectivo cercano a los 230GB/s. La tarjeta cuenta con dos DVI de doble enlace, un HDMI 1.4 y un Displayport 1.2.

Zotac añade con esta tarjeta un pack compilación de juegos Splinter Cell, los tres últimos, así que tendremos algo de calidad con el que empezar a sacar partido a nuestra grafica recién estrenada.

Montando dos de estas tarjetas conseguimos un total de 4608 Shaders con 6GB de RAM. Casi un total de 500w de consumo que requieren, bajo mi recomendación, un mínimo de fuente de 1000w ya que cualquiera que use esta configuración querrá también un procesador con una potencia elevada, con overclocking, y una buena configuración de almacenamiento.