Shuttle XPC Barebone SH87R6

por Javier Rodríguez 24/08/2013 3
Socket:
RAM:
Almacenamiento:
Precio
Web
1150. Core cuarta generacion.
Hasta 32GB RAM DDR3.
2x3.5", 1x5.25"
329 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción.

Si algo tienen interesante los XPC de Shuttle es que llevan las soluciones compactas a un nivel superior eliminando limitaciones y simplificando las soluciones. Un XPC de Shuttle es montar un procesador, memoria y algún sistema de almacenamiento y tenemos un PC de grandes prestaciones con ruido ajustado y con la inversión adecuada. Pero además sus XPC ofrecen también algo que los sistemas Mini-ITX no pueden ofrecer que es un formato propietario de placa que aumenta las prestaciones.

Prestaciones técnicas.

Prestaciones que se presentan así de primeras con el segundo mejor chipset de Intel para esta generación. El H87 no tiene nada que envidiarle al Z87 salvo en las optimizaciones para overclocking pero en este aparato el overclocking no creo que sea el objetivo de su posible comprador. Es una máquina para tener un PC potente sin complicaciones, con las últimas tecnologías y muy funcional.

Eso es lo que ofrece el H87. Las últimas tecnologías integradas en un chipset más económico pero igual de potente y versátil. Por ejemplo tenemos la misma controladora SATA con seis puertos 6gbps y modos RAID diversos o el soporte nativo para USB 3.0 y la misma capacidad conectiva a nivel de líneas PCI Express. Esto se traduce en un rendimiento similar y las mismas posibilidades reales que en el modelo de gama más alta.

El SH87R6 de Shuttle presenta soporte para cualquier procesador Core de cuarta generación. Se le suma que es la única opción del mercado, con este cubicaje, que admite cuatro bancos de memoria DDR3 y por tanto tiene capacidad para los 32GB de memoria RAM que es el máximo para esta plataforma. Hay que recordar que las placas ITX tienen como mucho dos bancos de memoria y por tanto solo admiten configuraciones de hasta 16GB de RAM.

El mayor espacio entre componentes añade otras mejoras interesantes. Mejoras como que en un formato compacto tengamos dos slots de ampliación que nos dan espacio para una tarjeta gráfica, por ejemplo, y para otra tarjeta adicional. Evidentemente si queremos usar las dos a la vez ninguna de ellas puede ocupar dos slots.

El tamaño también permite  más espacio entre componentes y una solución térmica bastante eficiente de la que luego hablaremos. Lo que es ya más estándar, pero no deja de ser una mejora de esta plataforma. Es que tenemos, por ejemplo, cuatro conectores SATA 6gbps internos, un conector mSATA/MiniPCIe compatible también con SATA 6gbps y con soporte nativo del chipset, o un conector Half-MiniPCIe para que añadamos otras prestaciones como conectividad inalámbrica.

La conectividad general del SH87R6 está bastante lograda con una diversidad de conectores bastante buena. En la parte trasera tenemos un conector DVI de doble enlace (perfecto para monitores de calidad), un conector HDMI 1.4, cuatro puertos USB 2.0, un puerto eSATA conectado al puerto SATA 6gbps que restaba en la controladora del chipset, los puertos analógicos y digitales de la tarjeta HD Audio integrada y dos conectores USB 3.0 también nativos.

Chasis R6

Chasis R6.

Este barebone viene de la mano de la sexta revisión de Shuttle para su gama XPC. Pocos cambios hay con respecto a la quinta revisión de este barebone, algo de estética en el frontal, el resto sigue siendo igual y se echa en falta que Shuttle ponga algo más de imaginación en el sistema de gestión de las unidades de almacenamiento. Sea como fuere ahora tendremos acceso a un accesorio, o también podemos utilizar cualquiera compatible, para convertir una de las dos bahías de disco de 3.5” en dos bahías de 2.5”.

Las bahías de 3.5” de esta unidad se cuentan en una interna y otra externa así que es fácil instalar un rack frontal para tener discos SSD de 2.5” montados en hotswap. Una bahía de 5.25” adicional nos permitirá montar unidades ópticas o cualquier otra solución de este tamaño. Hay que tener en cuenta que el barebone está pensado para camuflar estas bahías de vista externa con cubiertas frontales y aunque la de la unidad de 3.5” es manual la de 5.25” está pensada para trabajar con la bandeja de una unidad óptica tipo DVD o Bluray. En el frontal encontraremos dos conectores USB 3.0, dos conectores USB 2.0 donde uno de ellos esta pensado para cargas de hasta 2A de potencia y como no, los conectores de audio frontales. Se echa de menos un lector de tarjetas tipo SD.

El diseño del barebone es sencillo y en nuestro caso, que lo hemos montado con un disco SSD de formato mSATA, podemos tener un acabado realmente limpio en el interior y muy ligero ya que todo el chasis está fabricado en aluminio. Monta una fuente de alimentación de tipo Flex ATX de 300w con certificación 80 Plus Bronze (eficiencia de mas del 80%). Tiene capacidad para corriente a la placa base, a varias unidades de almacenamiento y también un conector PEG de 6 contactos para tarjetas gráficas.

El frontal cuenta con dos leds, actividad de disco y encendido, y dos botones, encendido y reset. Están completamente integrados en el frontal, sin llamar la atención y logran una cavado muy elegante. Debo recordaros también que este barebone admite placas ITX por si en un futuro se le quiere dar un uso alternativo o renovar sus prestaciones.

No es un barebone para gamers u overclockers

No es un barebone para gamers u overclockers.

Otras veces hemos analizado barebones de Shuttle, con formatos similares a este con un carácter muy diferente que incluso invita a cierto overclocking pero no en esta ocasión. Este es un barebone de trabajo y así es como se ofrece. Las ventajas, pocas para el que buscara otra cosa, pero esto no quiere decir que no estemos delante de un gran aparato que nos sigue ofreciendo un formato compacto con prestaciones que no podemos encontrar en soluciones ITX convencionales.

Las placas de estos barebone estan muy despejadas, sin saturación, es un formato más eficiente que usa el ancho de una Micro ATX pero reduciendo el alto.

La bios es sencilla, convencional, con las funciones suficientes para activar todas las prestaciones de esta plataforma y aprovechar las características del barebone. No hay más ajustes de frecuencia que los que podemos hacer a la memoria, soporta también perfiles XMP, pero si trabaja bien puntos importantes como es el control de ruido o la monitorización del sistema.

RAID, control de los diferentes componentes integrados, etc. Es una bios completa pero sin esas opciones de configuración de frecuencias que solemos ver en placas orientadas a otro tipo de uso. Pero si le damos el procesador adecuado este barebone puede ser una herramienta de trabajo excelente.

Nuestra experiencia personal

Nuestra experiencia personal.

Existen muchas variantes de procesadores Intel de cuarta generación. Algunas variantes son las que nos gustan a muchos de nosotros, como los K, que permiten overclocking con facilidad y alto rendimiento en cierto tipo de aplicaciones pero no todo es K en el catálogo de Intel. Existen modelos de bajo consumo y otros, como los Core i7 sin sufijos, que integran tecnologías como el VT-d que no está presente en ningún otro procesador de la serie, incluidos los K. Es un ejemplo de hacia donde se dirigen los equipos compactos que Shuttle está introduciendo para los nuevos procesadores de Intel.

<centerZ

Nuestro montaje de pruebas contaba con una Radeon HD 6670 con 5 puertos Displayport (alimentamos 3 monitores con ella) y un disco duro Revodrive de OCZ.

En nuestro caso hemos encontrado en este barebone un equipo completo y sencillo que nos permite montar hasta 32GB de RAM, almacenar en diferentes formatos y usar hasta dos tarjetas de ampliación que pueden pasar por gráficos adicionales, para múltiples pantallas incluyendo el uso de la gráfica integrada y además opciones adicionales para otro tipo de tarjetas que tampoco es algo que podamos ver en formatos convencionales.

Hemos querido probar algunos elementos como la velocidad y el rendimiento del conector mSATA para ver si realmente cumple con el estándar SATA 6gbps. Como veis en esta captura la placa cumple con las expectativas y los resultados son los esperados incluso en estos detalles.

Nuestro disco SX300 de ADATA rinde como se espera de el en el conector mSATA del SH87R6 de Shuttle.

El sistema de refrigeración no ha variado desde las últimas ediciones, los procesadores se mantienen más o menos en los mismos consumos medios y máximos así que el sistema Shuttle sigue siendo completamente validad. Se trata de un sistema de heatpipes, tres, que lanzan el calor producido por el procesador a un bloque de disipación que es disipado por un ventilador de 80mm, regulado, que sirve también para expulsar aire caliente fuera de la caja. Zonas de entrada de aire laterales y frontal introducen aire frio en la caja por diferencia de presión. El sistema funciona muy bien y limita el uso de ventiladores a dos unidades: fuente y chasis.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

Un barebone dentro de los estándares de Shuttle con los avances de los últimos chipsets y procesadores de Intel. El resultado es un barebone adaptado a las últimas tecnologías que hace su trabajo a la perfección. Elegante y bien fabricado, como es costumbre en esta marca, y con un formato compacto pero que huye de las limitaciones de los formatos de placa estándares para usar una de formato propietario que amplía las posibilidades. El precio recomendado de esta unidad es de 329 Euros y esto incluye caja, placa base, sistema de refrigeración y fuente de alimentación.

  • Producto: Shuttle XPC SH87R6
  • Fecha: 24/08/2013 10:16:15
Secciones: Sobremesas