AMD Radeon R9 290X

por Javier Rodríguez 24/10/2013 7
Proceso fabricacion
Interfaz
Conectividad
Precio
Web
28nm
PCI Express 3.0
DVI. DP 1.2 y HDMI 1.4
480 Euros

Introducción

Por que usamos el PC es una pregunta que tiene una sencilla respuesta. Lo usamos porque es la mejor plataforma para jugar. Es sin duda más cara que una consola, requiere un entorno más complejo y tiene otra muchas pegas sobre otras plataformas pero tiene dos cosas que sin duda ha conseguido el desarrollo en chips gráficos: mucha más calidad de imagen y mucho más potencial tanto online como de diferentes formas de jugar.

Los nuevos chips gráficos de AMD que estamos conociendo durante este mes de Octubre amplían el rango de aspectos que pueden tocar las tarjetas gráficas actualmente, que ya son muchos, pero además, con este modelo Radeon R9 290X marcan un nuevo hito en rendimiento para chips gráficos de gama alta.

Radeon R9 290X. Especificaciones

La nueva Radeon R9 290X es un chip grafico que hereda los desarrollos de la arquitectura GCN de AMD y la lleva a un nuevo nivel usando el mismo proceso de 28nm que ya usaran los modelos de la anterior generación. Es por tanto un cambio y renovación de arquitectura que introduce interesantes cambios para lograr el chip grafico más potente que se haya fabricado al menos en términos de potencia de cálculo.

Una arquitectura que se ha diseñado con la mente puesta en el próximo gran salto que dará el mundo del juego en el PC que es la introducción de la resolución ultra HD. Una resolución difícilmente asequible para la mayoría de usuarios pero que marcara el próximo punto de inflexión para el jugador de altos vuelos y que sin duda marcara el camino a seguir para el resto de usuarios de PC. Con una resolución de 3840x2160 tendremos que dar servicio a cuatro pantallas 1080p y para ello AMD ha establecido notables cambios de arquitectura a bien de que una sola de estas tarjetas pueda dar una buena experiencia en juegos punteros a esta resolución.

El primero de los cambios es adaptarse a las nuevas prestaciones técnicas de DirectX 11.2 que se ha estrenado con Windows 8.1. También es importante compensar la fuerza bruta con eficientes sistemas de ahorro de energía que nos permitan disfrutar de una tarjeta gráfica potente cuando tiene que ser potente y delicada cuando no ya que un PC es mucho más que una máquina de juegos.

Pero hablando de potencia bruta esta nueva arquitectura introduce la mayor capacidad de proceso de un chip grafico hasta la fecha. Concretamente la nueva Radeon R9 290X es capaz de generar hasta 5 Teraflops de potencia de cálculo en coma flotante de precisión simple.  A esta potencia hay que añadir otras mejoras destinadas a una mayor capacidad de proceso de información a bien de adaptarse a estas resoluciones masivas. Esto se consigue introduciendo el segundo bus de 512-Bit fabricado por AMD hasta la fecha, el primero lo monto la Radeon 2900, pero ahora impulsado por memoria GDDR5 de alta velocidad capaz de generar hasta 320GB/s de ancho de banda. Esto usando memorias de 1250MHz cuando podemos encontrar ya en el mercado memorias de hasta 1500MHz de forma habitual. Un bus de datos masivo que se complementa con un framebuffer de 4GB y una capacidad de relleno de pantalla, renderizacion clásica, de más de 4000 millones de triángulos por segundo. Números impresionantes que vienen proporcionados por una arquitectura que concentra hasta 6000 millones de transistores.

Los números restantes de la Radeon R9 290X no son menos impresionantes. Trabaja con frecuencias de hasta 1GHz con un nuevo control de energía capaz de reducir el consumo hasta prácticamente 5w cuando no estamos usando la gráfica. Esto se aplica también a configuraciones de varias gráficas.

Se ha introducido en esta nueva arquitectura mas proceso por ciclo, se ha duplicado el número de instrucciones por ciclo. Esto permite generar hasta 5.6TFlops, frente a los 4 de la generación anterior. Se han ampliado las unidades de texturas hasta las 176 unidades y el número de motores de shaders de 2048 a 2816 unidades. Esto es una mejora de prácticamente el 50%.

El número de unidades de proceso raster, conocidas como ROPs, y que son en buena medida las que nos dan la capacidad de relleno de pixeles en pantalla se han duplicado pasando de 32 unidades hasta las 64. Esto será  fundamental para mover cierto tipo de juegos a muy altas resoluciones. El objetivo de esta configuración, que para mí tiene bastante mejora por delante, es superar en rendimiento a un chip realmente competitivo como es el Geforce GTX 780 de Nvidia. Luego veremos si es capaz de ello.