ASUS Maximus VII Impact

por Javier Rodríguez 15/09/2014 5
Socket
Memoria
Otros
Precio
Web
LGA1150
16GB DDR3 3300+
M.2 Ultra, Wifi-AC, Bluetooth 4.0
200 Euros

Introducción

El futuro del PC de sobremesa pasa por formatos compactos y el formato más compacto para diseñarte tu propio PC es el Mini-ITX. Placas de apenas 100mm por cada lado que han ido evolucionando hasta ser portentos como el que os vamos a mostrar hoy. Una placa base que tiene poco que envidiar a sus hermanas de más superficie y donde ASUS ha conseguido eliminar limitaciones de espacio usando la verticalidad en muchos de sus componentes integrados. Es la magnífica ASUS Maximus VII Impact

Prestaciones básicas

La Maximus VII Impact está diseñada para procesadores LGA1150 entre los que podemos encontrar los primeros Haswell, los que vinieron hace unos meses de refresco y también ofrecerá soporte para los procesadores Broadwell que aparecerán durante el 2015. Una placa con cierto futuro por delante y con un socket que tanto nos permite montar procesadores muy económicos como modelos más elaborados e incluso ciertos modelos con amplias capacidades de overclocking que son, por otro lado, el objetivo claro para montar en una placa de este tipo.

El chipset Z97 de Intel da vida a una placa base de formato ITX con apenas 100mm de ancho por cada lado. En este pequeño espacio encontraremos dos slots de memoria DDR3 diseñados para trabajar con memorias de alta velocidad por encima de los 3300MHz. Hasta 16GB de capacidad de RAM podemos montar en esta placa que es más que suficiente para tener un sistema rápido y eficiente en casi cualquier tarea.

La capacidad de almacenamiento de esta pequeña placa base también nos permite bastante juego. Hasta cuatro conectores SATA 6gbps soportados directamente por el chipset de la placa que admite además sistemas RAID de hasta nivel 5. Adicionalmente, a estos cuatro puertos SATA, podemos instalar también discos M.2 con interfaz Ultra de hasta 32gbps gracias a un enlace PCI Express 3.0 de 4x. Este slot está situado en un pequeño modulo conectivo del que hablaremos después. Con este conector esta placa se pone en la elite de placas base Z97. De hecho alguno de los modelos más grandes de ASUS no cuentan con este tipo de conector M.2.

Existen varios formatos de M.2. Podemos identificarlos rápidamente porque se componen de cuatro cifras que pueden parecer muy confusas pero nada más lejos de la realidad. El formato M.2 se especifica con dos primeros números que indican el ancho en milímetros y otros dos que indican el largo también en milímetros. Y aunque el slot de ampliación de ASUS en esta placa parece muy pequeño lo cierto es que puede albergar el formato más largo que encontraremos en soluciones convencionales como es el 22110 (22mm de ancho y 110mm de largo). Otros formatos que encontraremos en el mercado son el 2242, 2260 o el 2280. El conector M.2 de esta placa, a diferencia de otros modelos con slots M.2, no soporta discos en este formato que no sean de interfaz PCI Express. Es decir, las unidades SSD SATA con formato M.2 no funcionarán en esta placa base.

La placa también cuenta con dos conectores PCI Express. Uno principal de tipo PCI Express 3.0 16x orientado para tarjetas gráficas. Podríamos conectar cualquier tarjeta gráfica del mercado, habida y por haber, incluidos los modelos más avanzados con las mismas prestaciones y rendimiento que encontraríamos en cualquier placa base más grande.

La conectividad de esta placa base cuenta con un buen chip Ethernet, firmado por Intel, y el resto se orienta sobre todo al USB 3.0 con conectores frontales y traseros que se combinan con otros puertos USB 2.0 e incluso se mantiene un conector PS2 para los jugadores que gustan de periféricos clásicos. ASUS también apuesta por una solucion Broadcom en la tarjeta inalámbrica integrada. Se trata de una Intel Wifi 7260AC que permite elevado rendimiento en doble banda (2.4 y 5GHz) con retro compatibilidad, vídeo inalámbrico y soporte Bluetooth 4.0.

Vídeo resumen prestaciones: