Mi nueva consola es un Steam Link

por Javier Rodríguez 23/04/2016 16

Esto no es una review puesto que creo que todos sois más que conscientes de las capacidades y el funcionamiento de la tecnología de streaming local de Steam. Se puede usar desde cualquier PC mientras que este sea capaz de descomprimir video H.264 de forma eficiente. Esta limitado, por ahora, a 1080p60 y solamente requiere de un PC donde se esté ejecutando Steam.

Hasta ahora he tenido en el televisor una Xbox 360, los juegos que usamos en casa más a menudo son para niños de corta edad. Los niños crecen y la Xbox 360 empieza a dar signos de obsolescencia. Llega el momento de plantearse una consola de nueva generación, que no bajan de los 300 Euros y que requieren comprar nuevos periféricos como gamepads. Cada gamepad de Xbox One, o de PS4, ronda los 50 Euros. Entre unas cosas y otras nos podemos ir a los 400 Euros sin contar con que hay que comprar nuevos juegos. La opción más lógica para mí era pasar a una Xbox One donde poder ejecutar los juegos de la Xbox 360. Sea como fuere, la inversión es elevada, y estamos hablando de mínimos.

Por otro lado, tengo un PC que uso para jugar, para trabajar y que uso como servidor de máquinas virtuales. Una maquina normalita, sin alardes, basada en un AMD FX-8320E, 16GB de RAM, un disco SSD de 512GB (que he ido reciclando de maquina en maquina desde hace un par de años) y una gráfica Radeon 380X. Como veis no es uno de los PC de alta gama que solemos analizar en Hispazone. Es el PC que puede tener cualquiera en casa con una inversión razonable. Son unos 800 Euros entre unas cosas y otras.

He probado durante estos meses no solo la solución de Steam, sino también la de Nvidia con sus tablets Android, y la calidad de los sistemas de Streaming han mejorado de forma notable. Por otro lado, tengo la casa completamente cableada, cada una de las habitaciones tiene cable Gigabit y esto también incluye el salón.

Mi primera intención fue usar un Pincho x86 con Windows que tengo desde el año pasado. Un adaptador Ethernet, Windows 10, Steam y a disfrutar. Los resultados no fueron los esperados. Tiene un elevado consumo de CPU y perdida de frames. Además, es una máquina que uso muy a menudo y no me apetecía atarla al televisor de por vida. No era la solución adecuada.

Montar un PC más potente detrás del televisor tampoco hubiera sino una mejora económica importante con respecto a comprar una Xbox One. Otra opción descartada. La siguiente opción era probar el Steam Link de Valve. Como cualquiera de vosotros cuando vais a comprar algo de informática me decidí a leer review de algunos compañeros. Las buenas impresiones de los redactores contrastaban a veces con problemas descritos en muchos foros de Internet. Sin las ideas completamente claras, me decidí a comprarlo. Después de desembolsar los 68 Euros largos, tuve que esperar una semana para recibirlo.

El Steam Link tiene el hardware específico, basado en un chipset Marvell con capacidad para descodificación de H.264 por hardware, y tiene un soporte continuado por parte de Valve. Lo están cuidando bastante (próximamente soportara sonido multicanal). Tiene la ventaja de que ofrece soporte oficial y completo para los mandos de la Xbox 360 (también Xbox One y algunos modelos de Logitech), aunque se puede usar con cualquier mando y conjuntos de teclado y ratón, aunque quizás perderemos prestaciones como el “Forcefeedback” o el poder encender el Steam Link desde el mando.  Eso reduce la inversión al propio Steam Link y a un receptor inalámbrico para los mandos de la 360. Esto me lo ahorro puesto que ya los usaba con el PC y tengo ese receptor desde hace varios años.

Los mandos de la 360 no solo están soportados por el Steam Link, sino que son prácticamente el modelo que siguen todos los desarrolladores de PC cuando dan soporte a gamepads en sus juegos. Mi inversión, para la prueba, se reduce al Steam Link. No es un dispositivo barato, cuesta casi 60 Euros y los portes suman unos 8 Euros; viene de Países Bajos. Total de la inversión de la nueva “consola”: 68 Euros. Juegos en mi catálogo de Steam: 173 juegos.

Los juegos en Steam, sin siquiera aprovechar ofertas puntuales, son más económicos que en las tiendas oficiales de las consolas y adema siempre podemos tirar de las páginas de claves de Steam que todos conocemos. El PC es más económico en este sentido. El Steam Link es una pequeña caja con tres puertos USB 2.0, Wifi-AC, Bluetooth y Ethernet. Es compacta y usa un cargador de 5v y 2.5A, su consumo, por tanto, es de unos 10w (sin ventiladores) que debemos sumar al consumo del PC cuando ejecutamos los juegos. Basta conectarlo a la red, muy recomendable que sea cableada, y el solo buscara los PCs que estén ejecutando Steam en la red y tengan habilitando la “retransmisión en casa”. No hay que hacer mucho más.

Podemos encenderlo con el mismo mando de la 360, como haríamos con la Xbox, y trabaja con el interfaz “Big Picture” de Steam. No tiene más complejidad. Si me gusto que pude conectar el Chromecast, que uso en la televisión con Plex y Netflix, para alimentarlo desde el Steam Link. Eso me ahorra un cargador. Viene con todo el cableado necesario: HDMI (no soporta HDMI-CEC) y Ethernet.

El rendimiento y la experiencia

El rendimiento con cable es perfecto. No tengo un gran PC para jugar, pero es capaz de mover los 1080 puntos con una calidad más que decente, infinitamente mejor que los gráficos que ofrecía la Xbox 360. Incluso limitando la resolución a 720p, para reducir el consumo del PC, la calidad en la TV es mejor que la de una Xbox 360. No es cuestión solo de resolución sino de las tecnologías que incorporan los juegos de PC y que no tienen las consolas más modernas, y por supuesto, menos aún las más antiguas.

La latencia es una de las preguntas que nos hacemos todos. En mi caso rondan los 20ms con una resolución 720p60 y 28ms en 1080p60 (en un buen monitor de PC podemos tener entre 10-16ms, 2-4ms en los más modernos para juegos), que es más que aceptable para un televisor como el mío que tiene ya casi 10 años. No tengo ninguna clase de perdida de paquetes y la latencia de los comandos, del mando al PC, no llega a 1ms. Igual que el Ping. Eso hace que jugar en el televisor no tenga gran diferencia a tener la consola detrás de la TV.

Llevo una semana con el nuevo “invento” pero creo que definitivamente ha sido un acierto. También podemos lanzar al televisor el escritorio completo del PC y cualquier otra aplicación así que, si queréis usarlo como reproductor multimedia, también es posible. En mi caso lo he probado para ver Movistar TV a través de VLC y los resultados son realmente buenos.

De todos modos, tiene alguna carencia que espero que Valve quiera mejorar. La principal es que si queremos jugar a pantalla completa en la TV entonces no podremos usar el PC para nada más. Por mucho que intentemos ejecutarlo en ventana, o cambiar de aplicación, no podremos tener el foco completo en el televisor mientras que hacemos otras cosas en el PC. He probado simular monitores virtuales, forzar a Steam a abrirse en ese monitor, modos de ventana. Si algo se me escapa estoy abierto a sugerencias.

Esto hubiera sido el remate para una experiencia perfecta puesto que podría usar el PC mientras mis hijos juegan en streaming, pero de momento eso no es posible. No era algo que estuviera en mis ideas iniciales, puesto que ya tenía claro que debería usar otro PC para trabajar (para eso uso el portátil) mientras se jugara con el “servidor”. Lo mejor es que mi PC se aprovecha para varias tareas simultáneamente, cosa que no podría hacer con la consola o al menos estaría mucho más limitado, que mi inversión en juegos se reduce a una sola máquina y que los juegos son más económicos para PC. Todo, de momento, parece ir incluso mejor de lo inicialmente calculado.

Steam tiene también un modo familiar donde podemos establecer que juegos y que acceso a la tienda tienen los menores de la casa. El acceso se controla con un PIN.

Lo que si os voy a aconsejar es que eliminéis todas las notificaciones de Windows, es increíble, pero Valve no ha pensado en esto, y también las propias de Steam, que tampoco las limita. El problema es el descrito antes, si pierde enfoque mandara todo lo que se vea en el escritorio. Corrigiendo estos elementos de forma manual, podéis evitar casi todos los problemas que tiene este sistema de fluidez de uso.

No he probado el rendimiento de su red Wifi-AC, yo tengo precisamente el punto de acceso/switch junto al Steam Link, así que para mí lo más cómodo es conectar el cable directamente. Como dije esto no es un análisis, pero os puedo asegurar que el rendimiento será algo peor por eficiente que sea nuestra red inalámbrica. Mi consejo es cablearlo, sin duda alguna.

Me gusta que las cosas ocupen pocas cosas y concentrar tambien la alimentación de algunos dispositivos con otros, asi me ahorro tomas de alimentación y espacio. El Steam Link es perfecto para eso, ocupa poco, no hace ruido y da corriente a mi Chromecast y al receptor Harmony que uso para controlar todo.

Lo mejor es que cualquier persona que haya manejado una consola se encontrara cómodo con el interfaz “Big Screen” de Steam. Con todo esto la experiencia, por ahora, está siendo muy satisfactoria. Siempre he sido un jugador de PC y este tipo de dispositivos son la forma perfecta de aprovechar el PC como centro de juegos para toda la red local. Podemos tener varios dispositivos Steam Link en la red, pero solo uno podrá conectar por PC simultáneamente, así que podemos aprovechar el hardware que hemos comprado alrededor de toda la casa.

De momento la experiencia está siendo incluso mejor de lo esperado, no sin más trabajo del que daría una consola, pero por el camino me he ahorrado bastante dinero y saco más partido aun a mi inversión en el hardware del ordenador sobremesa. El PC puede conquistar el televisor sin tan siquiera tener que estar conectado a él con un cable de video.