La evolución de la Radeon RX Vega 64 durante estos ocho meses

por Javier Rodríguez 30/05/2018 ARTÍCULO PATROCINADO

Nuevos modelos personalizados

Uno de los grandes cambios que ha sufrido la Radeon RX Vega 64 durante su andadura lo encontramos en los nuevos modelos con gran capacidad de refrigeración que los diferentes fabricantes han puesto en el mercado. Nuevos modelos que han cambiado de forma notable el aspecto de esta tarjeta con respecto a su modelo de referencia y que han traído consigo mejor refrigeración, menos ruido y también, en algunos modelos, mayores frecuencias de trabajo.

ASUS y Gigabyte han sido dos de los fabricantes que han apostado por prescindir de los modelos de referencia mejorando las prestaciones de sus gráficas Radeon Vega 64 con algo más de frecuencia de trabajo, añadiendo sistemas de refrigeración más avanzados, y reduciendo el ruido y las temperaturas de trabajo.

Uno de estos ejemplos lo encontramos en la ASUS Radeon RX Vega 64 ROG STRIX de 8GB. Esta tarjeta introduce el sistema de refrigeración de triple ventilador de ASUS, que tiene modo de funcionamiento hibrido con parada cuando la tarjeta está por debajo de los 60 grados de temperatura, mejorando también las frecuencias de trabajo pasando de los 1548MHz de la versión de referencia hasta los 1590MHz en este modelo. La tarjeta gana en tamaño, sin duda, pero tiene un comportamiento mucho más amigable para el día a día de un jugador.

Otro modelo que me gusta especialmente es la nueva Gigabyte Radeon RX 64 Gaming OC de 8GB. Esta tarjeta mejora poco las frecuencias con el modelo de referencia, apenas 20MHz, pero tiene un comportamiento térmico excepcional que le permite desarrollar todo su potencial con temperaturas mucho más reducidas y un ruido muy reducido en carga, con modo de parada completa en reposo.

Otros fabricantes también han hecho un esfuerzo importante en este sentido, como Sapphire con la nueva Nitro+ con sistema de triple ventilador y también una ligera mejora de rendimiento en base a unos 20MHz más de frecuencia en la GPU. Otras marcas, como Powercolor, también han trabajado con modelos avanzados con este chipset, como en la espectacular Devil 13, que es prácticamente imposible de conseguir en nuestras fronteras.

La llegada de los monitores Freesync 2

Las Radeon RX Vega 64 han encontrado en otro avance tecnológico de AMD el compañero perfecto para lograr una experiencia de juego superior. Esta tecnología se presentó hace ya más de un año, pero la industria de las pantallas se mueve bastante más lento que otro tipo de componentes y su introducción en el mercado está sucediendo precisamente ahora.

Estos días andamos en el análisis de esta tecnología de la mano de uno de los monitores más interesantes de Samsung, el QLED CHG90 no solo integra esta tecnología, sino que lo hace también en formato HDR, otro de los grandes avances que pueden aprovechar estas tarjetas gráficas a su conectividad Displayport 1.4 que soporta pantallas HDR en formato 4k y hasta 120Hz de frecuencia vertical.

De hecho, Freesync 2 se diseñó con las pantallas HDR en mente porque la conversión tonal que se realiza en estas pantallas, entre pantalla y GPU, introducía ciertos niveles de input lag en el sistema. Con esta tecnología se reduce este defecto de las pantallas HDR siendo la GPU directamente la que controla la reproducción tonal del monitor. Freesync 2 hará que jugar en HDR no suponga diferencia para el jugador con respecto a monitores tradicionales y también ha mejorado el input-lag en monitores tradicionales, que era prácticamente la única ventaja que podíamos encontrar en monitores Gsync de Nvidia.

Nuevos monitores Agon 3 de AOC con Freesync 2 y HDR

Otra de las mejoras la encontramos en que estos monitores ahora mantienen mejor la compensación en tasas de refresco bajas, que era otra de las carencias de los primeros monitores Freesync y se potencia el brillo y la profundidad de color hasta el doble, siendo capaz la tarjeta de cambiar en tiempo real entre modos sRGB y HDR para tener la mejor experiencia en escritorio y en juegos.

Estas mejoras se han integrado de forma libre en el estándar VESA así que se irán incorporando a todos los monitores que quieran disponer de esta tecnología y que dispongan de conectividad Displayport. Pero esta tecnología no es solo accesible para monitores Displayport ya que AMD ha trabajado con el consorcio HDMI para hacerlo extensible a este interfaz. Un buen ejemplo lo encontramos en el anuncio de Microsoft que integrara esta tecnología en sus consolas Xbox One S y Xbox One X en un futuro muy próximo con una fase beta ya iniciada.

Drivers AMD Adrenalin

Las Radeon RX Vega 64 también han mejorado su rendimiento y adaptación a los mejores títulos del mercado gracias a la incorporación de drivers optimizados cada pocas semanas y AMD también hizo un cambio importante en sus controladores con la introducción de Adrenalin a finales de 2017. Estos controladores han aumentado la funcionalidad general de sus tarjetas, no solo de las Radeon Vega, y también han traído consigo importantes mejoras de rendimiento en los títulos mas importantes.

Entre las novedades de Adrenalin encontramos un motor de streaming y grabación de video mucho mas optimizado, con menor consumo de GPU e incluso con mas eficiencia que la que proporciona Geforce Experience en las gráficas Geforce de Nvidia y también con más compatibilidad con APIs importantes como Vulkan. 

Se introducen otras mejoras como el “Enhanced Sync”, que es un modo intermedio entre el Vsync tradicional y el Freesync por hardware, pero sin necesidad de disponer de un monitor compatible con esta tecnología.

Otras mejoras las encontramos en la tecnología AMD Overlay, que nos permite mostrar información y control de Relive en cualquier momento del juego, sea cual sea el API que se utilice en el juego. Se combina a la perfección con otra novedad, AMD Link, que nos permite monitorizar el sistema, controlar AMD Relive y reproducir contenidos de Relive directamente desde el móvil con una aplicación multisistema que sincroniza con nuestro PC con un simple código QR que podemos escanear directamente con el móvil.

Ejemplo de AMD Link en nuestra Radeon RX Vega 64

Estas mejoras se combinan con otras tecnologías presentes como Wattman y Radeon Chill, que ya estaban presente en las versiones anterior del controlador. Estos drivers también han ido avanzando y optimizándose para cada juego que sale al mercado y mejorando también el rendimiento de juegos ya existentes, logrando mejoras de rendimiento importantes sobre nuestras pruebas iniciales realizadas en agosto del año pasado.

Mejoras de rendimiento

Maquina de pruebas

Procesador: Intel Core i7-7900X 4.2GHz

Memoria: 32GB DDR4 3200MHz

Disco: OCZ RD400

Fuente de alimentacion: Seasonic Snow Silent 1050w

Drivers: AMD Adrenalin 18.3.4

Battlefield 1 (DX12). Resolución 1080P. Calidad ultra.

StarWars BattleFront (DX12). Resolución 1080P. Calidad ultra.

Total War: Warhammer (DX12). Resolución 1080P. Calidad ultra.

Tom Clancy's The Division (DX12). Resolución 1080P. Calidad ultra.

Halo Wars 2 (DX12). Resolución 1080P. Calidad ultra.

DOOM (Vulkan). Resolución 1080P. Calidad alta.

Ashes of the Singularity (DX12). Resolución 1080P. Calidad alta.

Battlefield 1 (DX12). Resolución 2k. Calidad ultra.

StarWars BattleFront (DX12). Resolución 2k. Calidad ultra.

Total War: Warhammer (DX12). Resolución 2k. Calidad ultra.

Tom Clancy's The Division (DX12). Resolución 2k. Calidad ultra.

Halo Wars 2 (DX12). Resolución 2k. Calidad ultra.

DOOM (Vulkan). Resolución 2k. Calidad alta.

Ashes of the Singularity (DX12). Resolución 2k. Calidad alta.

Conclusión

Las AMD Radeon RX Vega 64 han ido evolucionando de forma evidente durante sus escasos meses de vida en varios aspectos importantes empezando por el propio rendimiento de la tarjeta en algunos de los mejores juegos del mercado. También se han introducido modelos mas rápidos, silenciosos y eficientes, ha visto como se amplia su soporte con monitores HDR mas avanzados y como se han añadido mejoras importantes en funcionalidad a nivel de controladores.

La mejora de rendimiento que hemos podido constatar ronda el 10-15%, dependiendo del juego, lo que supone un aumento notable de las capacidades de la tarjeta en sus 8 meses de vida. Aunque nos hemos centrado en el análisis del chip mas potente de AMD, estas mejoras son perfectamente extrapolables a la Radeon RX Vega 56 que comparte arquitectura y por tanto todas las características de su hermana mayor.

No cabe la menor duda que la Radeon RX Vega 64 es una GPU notablemente mejor que cuando salió al mercado en verano de 2017, con una evolución constate de sus prestaciones gracias al cuidado a nivel de optimización de controladores e introducción de nuevas tecnologías.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!