AMD anuncia la esperada Radeon RX Vega en múltiples versiones

por Mikel Aguirre 31/07/2017 1

Ayer nos dejaron mostrar ya las primeras fotos de la Radeon RX Vega 64 y hoy os traemos los primeros detalles de lo que es el buque insignia del Radeon Technology Group de AMD para este año 2017. Me refiero por supuesto a la tan esperada serie de GPUs AMD Radeon RX Vega.

Esta nueva gama está basada en la arquitectura Vega 10, en la que AMD lleva trabajando desde mucho antes de que Polaris viera la luz el año pasado. Al igual que Polaris, esta arquitectura está creada para un proceso de fabricación de 14nm FinFET, como viene siendo habitual, desde que Global Foundries lo introdujera hace un par de años. En sus prestaciones destaca la memoria HBM2 en un bus de 2048 bits como podemos ver aquí:

Por el momento solo se trata de 2 GPUs, AMD Radeon RX Vega 64 y Radeon RX Vega 56. El número hace referencia al número de unidades de cálculo que tiene cada GPU. Cada unidad de cálculo agrupa a 64 núcleos de procesamiento o shaders, dando un total 4096 al Vega 64 y 3584 al Vega 56.

Aquí tenemos todas las especificaciones:

Como podemos ver la AMD Radeon RX Vega 64 tiene dos versiones, una con refrigeración líquida y otra por aire. Pese a usar exactamente el mismo chip gráfico en ambas, la que viene con refrigeración líquida goza de frecuencias más altas configuradas por defecto debido a la mejor capacidad de disipación que le otorga la refrigeración líquida.

Adicionalmente en la AMD Radeon RX Vega 64 refrigerada por aire tendremos también una edición limitada que cuesta $100 más (debido a que solo se puede adquirir con un pack de descuentos de los que hablamos más adelante), con un diseño en aluminio cepillado, tanto en la parte frontal como en el backplate. Tanto la edición normal como la edición limitada están construidas en metal sólido, disponen de una cámara de vapor isotérmica y un ventilador de 30mm.

Tanto la edición limitada por aire como la edición con refrigeración líquida incorporan en su diseño una esquina iluminada con un LED rojo en que se lee la R de Radeon, que ellos llaman “pixel”, y otro led en la parte frontal.

AMD nos comenta que también lanzarán una versión recortada de la RX Vega 64, de tamaño reducido para sistemas compactos y con un TDP y frecuencias inferiores a lo que son los modelos convencionales.

Como podemos ver en la foto de arriba, el chip gráfico Vega 64 es más pequeño que el Polaris pese a estar fabricado bajo el mismo proceso de 14nm. ¿Entonces cómo es posible que Vega sea tan superior a Polaris? A parte de las frecuencias de reloj superiores a Polaris una de las grandes claves está en el conjunto de instrucciones soportadas. Vega está diseñada para soportar instrucciones y cálculos mucho más complejos que Polaris. Estamos hablando de más de 40 instrucciones nuevas con respecto a las que Polaris era capaz de soportar.

Por otro lado, parece ser que los chips gráficos Radeon RX Vega tienen un buen margen para subir sus frecuencias por overclock. Esto abre las puertas a modelos personalizados de alta gama por parte de diversos fabricantes y con total seguridad veremos a muchos usuarios hacerlas funcionar por encima de los 2000MHz tan pronto como salgan a la venta.

Otra de las cosas más destacables de las GPUs Vega es el nuevo controlador de memoria llamado HBCC. Este controlador de memoria tiene la capacidad de juntar parte de la memoria del sistema con la memoria HBM2 de la tarjeta gráfica y hacer que actúe como una sola de forma eficiente. Otra de las novedades que introduce el controlador HBCC es que otorga a la GPU un acceso a la memoria paginado, agrupado por tipo de contenido y ordenado, lo que permite realizar una mejor gestión de los recursos que se usan y los recursos que se han de desechar.

El software Crimson para AMD Radeon, tras una actualización específica para Vega, permitirá configurar cuánta memoria del sistema queremos que sea gestionada por el controlador HBCC para su uso como memoria gráfica en combinación al HBM2 que incluyen las tarjetas gráficas.

Nos comenta AMD que el controlador HBCC no tiene dependencia sobre la memoria HBM2 por lo que con total probabilidad podremos ver en el futuro tarjetas gráficas de gamas más bajas con GDDR5 y el mismo sistema HBCC.

Con respecto al soporte de resoluciones y frecuencias de rastreo de los monitores la arquitectura Vega 10 ahora soporta de forma nativa configuraciones 4K a 120Hz en HDR, y 5K a 60Hz en HDR, cosa de la que Polaris no era capaz.

¿Y cómo se traduce todo esto en rendimiento final?

Los datos de rendimiento de que disponemos son por ahora bastante poco definitivos y habrá que esperar a que lleguen las reviews en el momento de su lanzamiento a finales de agosto. Lo que sí que estamos viendo es que no paran de compararla con la GTX 1080 en lugar de con la 1080Ti, cosa que sin duda nos da una clara sugerencia de dónde se va a posicionar en el mercado. Lo más probable, y esto es solo una especulación mía tras verla funcionar, es que se sitúe ligeramente por encima de la GTX 1080 en muchos juegos, pero un tanto lejos de la GTX 1080Ti

Los datos que nos ha facilitado AMD que ya os podemos mostrar son respecto al rango de FPS en FreeSync de una RX Vega 64 con respecto al rango en FPS de G-Sync en la GTX 1080. Según AMD, la GPU Vega destaca en ser más estable debido a que los FPS caen mucho menos en juegos con respecto a su competidor, especialmente en resoluciones altas, tal y como podemos ver aquí:

Tanto AMD como NVIDIA llevan años hablándonos de la importancia de la sincronización dinámica de la tarjeta gráfica con el monitor, a través de sus tecnologías FreeSync y G-Sync respectivamente. No les falta razón, la sincronización ha traído grandes mejoras a la experiencia de juego y tener un buen monitor con estas tecnologías es casi tan importante como la tarjeta gráfica, y es algo a lo que no tantos consumidores prestan atención.

El hecho de fomentar el FreeSync es una de las razones por las que AMD ha creado los “Radeon Packs” para proporcionar descuentos en monitores y en otros productos con la compra de sus tarjetas gráficas Vega.

Si compramos la tarjeta gráfica Radeon RX Vega 64 estándar en un “Black Pack” pagaremos $599 ($100 más que sin el pack) y obtendremos lo siguiente: $200 de descuento en un monitor FreeSync, $100 euros de descuento si compras un procesador Ryzen con una placa para el mismo y 2 juegos gratis valorados en $120.

También podemos comprar la RX Vega 64 con refrigeración líquida en lo que llaman el “Aqua Pack” por $100 euros más, siendo su coste total de $699 y con los mismos descuentos que en la edición normal "Black Pack". Lo mismo ocurre con la RX Vega 56, por $100 euros más ($499) tenemos lo que llaman un “Red Pack” con los mismos descuentos.

Importante mencionar que la tarjeta gráfica refrigerada por aire de color plata, es una edición limitada que solo se puede adquirir con el “Black Pack”, al mismo precio que su homóloga estándar en color negro. Una vez agotada la edición limitada en color plata, solo podremos adquirir la edición estándar en negro, tanto con o sin “Black Pack”.

Se espera que estos descuentos se apliquen directamente en la compra de los productos en algunas tiendas online seleccionadas. Por el momento desconocemos cómo y dónde se aplicarán en nuestro país.

Parece ser que AMD vuelve a acercarse a la gama alta de NVIDIA en cuanto a rendimiento gráfico se refiere y con total seguridad el mayor trabajo que están haciendo en el software con la suite Crimson hará que veamos saltos de rendimiento a posteriori con respecto al momento de su salida, como viene ya siendo habitual. Por no hablar de las innumerables optimizaciones para juegos que ahora se introducen a través de los drivers.

Los $499 por los que se venderá en Estados Unidos probablemente se traducirán unos 550 Euros en España (estimado, se desconocen precios finales para España). Un precio bastante apetecible para una tarjeta gráfica que compite directamente con una GTX 1080 cuyo modelo más económico no baja de los 579 Euros en nuestro país.

Hay quien dice que llega tarde, pero la realidad es que AMD vuelve a tener tarjetas gráficas de alta gama que sin duda causarán un gran impacto en los fans de la marca y en el propio mercado a través de sus ensambladores habituales gracias a precios muy competitivos.

Mantente atento a GEEKNETIC durante las próximas semanas para ver la review detallada con benchmarks realizada en nuestro laboratorio y comparando Vega con otras tarjetas gráficas, pruebas de juegos, información técnica completa sobre la nueva arquitectura, videos con gameplays y mucho más.