Os desvelamos todos los detalles de las Radeon R9 Fury X

por Antonio Delgado 18/06/2015 6

Durante el E3 2015 AMD anunció su nuevo buque insignia para el mercado de tarjetas gráficas, la Radeon R9 Fury X, aunque en ese momento no nos desvelaron muchos detalles, sí que supimos que llegará durante la semana que viene, en concreto el día 24, por lo que para ir abriendo boca mientras preparamos la review os vamos a mostrar algunas imágenes de primera mano junto a todos los detalles técnicos de esta Fury X.

La tarjeta es realmente compacta, mide tan solo 194 mm de largo y 102 mm de alto, pero a estas dimensiones hay que sumarle el el sistema de refrigeración líquida, con unos tubos de 400 mm y el radiador tiene un alto de 120 mm, por lo que en conjunto necesitaremos tener al menos espacio para ese radiador en nuestra caja.

Aquí podemos ver los 3 conectores DisplayPort 1.2a y un HDMI, que según las últimas informaciones sería HDMI 1.4 (limitado a 4K 30 HZ) por lo que para sacar señal 4K a 60 Hz tendremos que utilizar los DisplayPort o utilizar un adaptador DP a HDMI 2.0 como los que anunció la VESA en el CES 2015.

Las especificaciones técnicas de la Fury X son las siguientes: con un chip FIJI XT  fabricado a 28 nanómetros con 4096 Stream Processors, 64 CUs y 64 ROPs. La frecuencia de funcionamiento alcanza los 1050 MHZ y ofrece una potencia de 8,6 TERAFLOPS con un ratio de relleno de texturas de 268,6 GT/s y de píxeles 62,2 GP/2.

La memoria, como posiblemente ya sabréis, es HBM y se une a la GPU a través del interposer situándose alrededor del propio chip. Tenemos 4 GB HBM con una velocidad de 500 MHz y tasa de transferencia de 1 Gbps junto a un bus de datos de 4096 Bits. Esto redunda en un ancho de banda total de 512 GB/s.

Este es el chip Fiji XT de la Fury X. Podemos ver la GPU en el centro rodeada de 4 módulos de memorias HBM, que a su vez están formados por varios niveles de memoria apilados. Al integrar todo en un mismo SoC, su tamaño es bastante considerable.

Su sistema de refrigeración merece una mención a parte. Al utilizar un chip con memorias HBM adyacentes, AMD ha podido crear una tarjeta gráfica mucho más compacta. De esta manera, todo el calor de la tarjeta se concentra en el centro y se puede utilizar un sistema de refrigeración líquida sin necesidad de otro ventilador para los VRM como es el caso de otras tarjetas que habían apostado por sistemas híbridos.

Según AMD, el sistema de refrigeración líquida especialmente creado para esta Radeon R9 Fury X conseguirá mantener a la tarjeta gráfica a una temperatura que rondará los 50 grados durante un escenario de juegos típico. En total es capaz de disipar hasta 500 W de energía.

El bloque de refrigeración integra la bomba y cuenta con un curioso conducto que toma la forma de un heatpipe de cobre por el que pasa el propio líquido del circuito para refrigerar los VRM, este líquido pasa entonces a un radiador de 120 mm al que AMD ha colocado un ventilador de la famosa Nidec Servo, en concreto el Nidec GT  D1225C12B7ZP-62 a 3000 RPM. Este ventilador tiene un nivel sonoro máximo de 36 dBA, aunque AMD asegura que durante una carga normal ejecutando un juego el nivel sonoro estará por debajo de los 32 dBA, 14 dBA por debajo del ruido que genera una TITAN X.

La tarjeta utiliza dos conectores de PCIe de 8 pines, lo que le permite una entrega de potencia de 375W, no obstante, AMD ha definido su TBP (Typical Board Power) en 275W, por lo que posiblemente tendremos un margen bastante interesante para jugar con el overclock.

Justo en la parte del PCB donde se encuentran los conectores de energía, AMD ha incluido  9 LEDs, 8 de ellos rojos/azules y uno verde. Los LED rojos/azules podrán ser configurados por el usuario para elegir qué color se prefiere e indicarán el nivel de carga de la GPU, cuantos más LEDs encendidos, más potencia está desarrollando la tarjeta.

El LED verde indica cuándo se activa el modo ZeroCore, esa tecnología de gestión de energía de AMD que permite poner a la GPU en un estado de suspensión cuando la pantalla se pone en Standby, y también reduce el consumo al mínimo cuando estamos en el escritorio.

Podemos ver también un sistema de doble BIOS como el que ya vimos en otras soluciones gráficas.

Aquí la podéis ver ensmablada en un PC plenamente funcional.

La AMD Radeon R9 Fury X llegará al mercado el 24 de junio por un precio de 649 Dólares.