AMD presenta oficialmente la Radeon R9 Nano, potencia de gama alta en formato ultra compacto

por Antonio Delgado 27/08/2015 2

Ya está aquí la AMD Radeon R9, una de las tarjetas gráficas que más expectación había generado en los últimos meses por querer ofrecer un rendimiento propio de la gama alta en un formato compacto. No es una novedad que cada vez es más habitual ver componentes compactos con un rendimiento que hace pocos años estaba reservado a grandes PC. Hoy en día es posible montarse un ordenador con la plataforma LGA 2011-V3 más potente de Intel, con una CPU de 8 núcleos en una placa base Mini-ITX dentro de una torre  de tamaño reducido.

Sin embargo, aunque existen tarjetas gráficas compactas o versiones con tamaño reducido, generalmente se quedaban en la gama media, ya que la gama alta suele estar llena de modelos con 3 ventiladores o incluso refrigeración líquida.

La llegada de la AMD Radeon Fury X ya nos dejó ver las ventajas de la tecnología de memorias HBM; un sistema por el cual la memoria RAM de las GPU se integra adyacente al propio chip de la GPU y permite conseguir tarjetas gráficas con un PCB muy corto. Ese era el caso de la Fury X o incluso de la propia Fury, sin embargo, estos modelos requerían de refrigeración líquida (Fury X) o sistemas de tres ventiladores que echaban a perder lo compacto del propio PCB (Fury), un caso donde se ve claramente es en la Sapphire Fury, un modelo donde el PCB es muy pequeño, pero el disipador ocupa más del doble de la longitud de éste.

La AMD Radeon R9 Nano es una tarjeta que se aprovecha precisamente de las ventajas de la arquitectura Fiji con HMB para conseguir una tarjeta realmente pequeña con todo el potencial de sus hermanas mayores. 

AMD presenta oficialmente la Radeon R9 Nano, potencia de gama alta en formato ultra compacto, Imagen 1

Lo primero que llama la atención de las especificaciones de la R9 Nano es que estamos ante el chip Fiji completo, es decir, con 4096 Stream Processors, los mismos que tiene la Fury X. Realmente esperábamos un recorte en ese sentido, incluso que estuviera por debajo de los 3584 SP de la Fury, pero nada más lejos de la realidad. La R9 Nano tiene esos 4096 SP, con 64 CUs, 64 ROPs y 256 Unidades de Texturas.

Le acompañan 4 GB de memoria HBM a la misma velocidad de la de sus hermanas mayores, las Fury. Es decir, 500 MHz, (1000 MHz HBM).

Tampoco la velocidad máxima de la GPU ha sufrido un recorte importante, La Fury X funcionaba a 1050 MHz, la Fury a 1000 MHz y la R9 Nano se queda en esos 1.000 Mhz. Sin embargo, si en la Fury X necesitábamos todo un sistema específico de refrigeración líquida, en esta R9 Nano tan solo hace falta un ventilador, y es que, mientras que la Fury X tiene un TDP de 275W , La AMD RADEON R9 Nano se queda en 175 W de TDP, nada más y nada menos que 100 W menos. Por ello tan solo requiere de un conector de corriente de 8 contactos.

Entonces ¿Cuál es el secreto de AMD para conseguir 100W menos de TDP y reducir el sistema de RL a un solo ventilador por aire?. El secreto es que la velocidad de 1.000 MHz, igual que los 1050 Mhz de la Fury X, es la velocidad máxima, por lo que dependiendo del consumo y de  la temperatura, la Radeon R9 Nano alcanzará esa velocidad en situaciones concretas y en caso contrario funcionará a menos velocidad. 

AMD ha diseñado esta tarjeta teniendo en mente el ahorro de energía y de temperatura, de hecho la tarjeta está diseñada para buscar una temperatura de funcionamiento en juegos de 75 ºC y adaptará su velocidad y rendimiento para conseguirlo. En principio puede subir más, incluso a 85 ºC sin penalizar el rendimiento.

El sistema de refrigeración es híbrido, utiliza un sistema de dos heatpipes, uno de ellos para los VRM, y también una cámara de vapor. AMD ha recalcado que se trata de una solución premium, y está claro que un disipador convencional con un solo ventilador no iba a poder mantener a raya las temperaturas de una gráfica así. Durante los primeros meses tan solo estará disponible la versión con diseño de referencia, pero después los fabricantes podrán lanzar nuevos modelos personalizados.

Al final tenemos una tarjeta un 40% más corta que la Radeon R9 290X por ejemplo, con tan solo 6 pulgadas de longitud en el PCB con un rendimiento un 30% superior a esa 290X, el doble de rendimiento por Watt, y un 20% más fresca. También es más silenciosa, con 42 dBA, 16 dBA menos que la R9 290X de AMD.  

Comparándola con la GTX 970 Mini-ITX de NVIDIA, el rendimiento es también un 30% superior, de hecho AMD asegura que está más cercana a una Radeon Fury, por lo que no debería tener problemas para igualar o incluso superar a toda una GeForce GTX 980. Estos datos los ha dado la propia AMD, tendremos que esperar unos días para publicar la review de la Radeon R9 Nano que estamos preparando y poder confirmar estos datos.

Naturalmente es compatible con DirectX 12, FreeSync y las mismas tecnologías que las Fury. Llegará el día 10 de septiembre a las tiendas por un precio de 629 Euros. Se trata del mismo precio que tiene la Fury X con un rendimiento inferior, pero a cambio tenemos un formato mucho más pequeño permitiendo disponer de un PC Mini-ITX con la potencia de tarjetas gráficas que hasta ahora ocupaban más del doble del tamaño. De hecho es la tarjeta gráfica mini-ITX más potente y eficiente del mercado.