¿Qué es una pantalla IPS y para qué sirve?

¿Qué es una pantalla IPS y para qué sirve?

por Juan Antonio Soto 20/09/2020

¿Qué es una pantalla IPS?

Una pantalla IPS por su abreviatura In-Plane Switching o de variación en el plano, es un tipo de pantalla que cuenta con un panel LCD de tipo IPS. Los paneles IPS están formados por cristales en las celdas dispuestos de forma paralela al plano del panel, al encender esta pantalla y recibir corriente, estos cristales giran 90 grados.

Las pantallas IPS tienen una serie de ventajas con respecto a otras pantallas con paneles de otras tecnologías como VA o TN, las pantallas IPS tienen mejor ángulo de visión, llegando a ofrecer 178º de visión tanto horizontal como vertical, esto es prácticamente que se podrá ver sin degradar su color desde cualquier ángulo. También poseen una mejor representación de colores, las pantallas IPS muestran los colores más reales ofreciendo unos colores brillantes gracias a su gran capacidad de brillo incluso pueden ofrecer certificación DisplayHDR, como el Acer XV282K KV que es un monitor 4K y DisplayHDR 600.

Las pantallas IPS tienen unos tiempos de respuesta más altos que otros tipos de pantallas con otros paneles, pero con la llegada de tecnologías como FastIPS o Super Speed IPS, estos nuevos paneles pueden llegar a menos de 1 ms de tiempo de respuesta. En cuanto a tasa de refresco se refiere, estas pantallas IPS ya pueden llegar hasta los 360 Hz de refresco como los Asus ROG Swift que además incluyen Reflex Latency Analyzer.

Las primeras pantallas con paneles IPS se lanzaron por el año 1996 para cubrir ciertos problemas que presentaban otro tipo de pantallas como los escasos ángulos de visión, mostrando manchas de colores cuando no mirabas la pantalla de frente o una pobre representación de colores, algo que no venía muy bien para cierto sector en el que la representación de colores reales es necesaria, con el tiempo ha ido evolucionando y cubriendo sus propias carencias, ya que las primeras pantallas IPS no tenían muy buenos tiempos de respuesta.

¿Para qué sirve una pantalla IPS?

Una pantalla IPS sirve para ofrecer una mejor calidad en la representación de colores cuando así lo demandemos, con las pantallas IPS podemos tener unos colores muy cercanos a los reales y con un brillo excelente, las pantallas IPS además nos permiten poder verla desde prácticamente cualquier ángulo, son ideales estas pantallas si vamos a ver la televisión tumbados o varias personas desde diferentes ángulos de izquierda a derecha o arriba y abajo, por ejemplo ver la TV si está colgada arriba en un bar.

También sirven para ofrecer a profesionales unos colores muy reales cuando son necesarios, las pantallas IPS son capaces de representar un amplio espectro de colores siendo las más elegidas por profesionales de fotografía o video, así pueden obtener una previsualización en pantalla con los colores mas acordes a los reales que otros tipos de pantalla no pueden ofrecer. También si vas a imprimir fotografías, en una pantalla IPS bien calibrada podemos ver los colores que van a salir por la impresora.

Si quieres tener los mejores colores cuando juegas a tus juegos favoritos en tu PC puedes elegir un monitor con pantalla IPS para tu PC, así podrás jugar con la mejor calidad en cuanto a representación de colores se refiere, además hoy en día con los avances como Fast IPS o Super Speed IPS (según fabricantes tiene diferente nombre) que ofrecen tiempos de respuesta de hasta 0.4 ms como en el monitor de Gigabyte AORUS FI25F que además cuenta con 240 Hz y HDR400.

Si quieres la mejor representación de color en una pantalla tu elección es una pantalla IPS, con los nuevos modelos y avances en los paneles IPS, los tiempos de respuesta y tasa de refresco se han igualado a otros tipos de pantallas con otros paneles. Si queréis saber todo sobre los paneles de monitores podéis visitar nuestra completa guía sobre paneles de monitores.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: Panel IPS
Redactor del Artículo: Juan Antonio Soto

Juan Antonio Soto

Soy Ingeniero Informático y mi especialidad es la automatización y la robótica. Mi pasión por el hardware comenzó a los 14 años cuando destripé mi primer ordenador: un 386 DX 40 con 4MB de RAM y 210MB de disco duro. Sigo dando rienda suelta a mi pasión en los artículos técnicos que redacto en Geeknetic. Dedico la mayor parte de mi tiempo libre a los videojuegos, contemporáneos y retro, en las más de 20 consolas que tengo, además del PC.