MSI Nightblade X2

por Javier Rodríguez 16/02/2016 3
Procesador
Memoria y disco
Otros
Precio
Web
Core i7-6700k
8GB DDR4, 128GB NVMe
Geforce GTX 970, Wifi-AC, 1TB HDD
1799 Euros

Introducción y prestaciones renovadas

Introducción

Lograr un equipo compacto de rendimiento elevado y que mantenga unos niveles adecuados de ruido y temperatura suele requerir de un chasis bien diseñado y de los componentes adecuados. La nueva generación de ordenadores Nightblade aumenta sus prestaciones con nuevo hardware, básicamente una actualización a arquitectura Skylake de Intel, pero también se han añadido algunas mejoras interesantes o, al menos, reseñables.

Prestaciones renovadas

El Nightblade fue la entrada de MSI en los sistemas compactos para juegos. Un diseño de unos 20 litros de volumen donde se puede instalar una tarjeta gráfica de gama alta sobre un formato de placa Mini-ITX. Es un sistema bastante estándar pero donde MSI ha desarrollado un buen sistema de ventilación y capacidad suficiente para que podamos disfrutar de un equipo sin fisuras.

Esta edición, denominada Nightblade X2, vendrá en diferentes sabores, pero con características comunes como el uso de procesadores Skylake de Intel y el uso de chips gráficos Nvidia. Tarjetas gráficas convencionales, y por tanto mejorables, que usan la tecnología Twin Frozr V de MSI. Todo un referente en ventilación y refrigeración silenciosa de motores gráficos de gama media y alta.

El formato sigue igual, pero hay mejoras importantes que llegan de la mano del chipset Z170 de Intel. Con este chipset llegan otras mejoras como nuevos procesadores, más eficientes, nuevos chips gráficos y también nuevos sistemas de almacenamiento.

La generación anterior se ofrecía en dos chipsets, y esta renovación también contará con una versión menor, el X2B, que monta chipset B150 y por tanto sin posibilidad de overclocking. El modelo Nightblade X2, el que hoy analizamos, monta el chipset Z170 y viene con algunos extras, básicamente la capacidad de overclocking en procesadores compatibles.

El procesador elegido en nuestra muestra de análisis es un Intel Core i7-6700K, que podremos hacer un overclocking y predefinido por la marca. Se acompaña de 8GB de memoria DDR4, de este tipo de memoria puede montar hasta 32GB. En este apartado duplica las opciones anteriores.

Este modelo monta un solo banco de memoria, DDR4 2188 de 8GB, una mejora indispensable es poner otro modulo para tener doble canal y, por qué no, 16GB de RAM.

Otras prestaciones se mantienen inalteradas. El motor Ethernet sigue siendo un KillerNIC de Qualcomm y una Qualcomm KillerNIC AC-1535 Wifi-AC que puede funcionar en modos “teaming” o agregación de enlace conjuntamente con el chip Ethernet. Este chip inalámbrico también es el que ofrece la conectividad Bluetooth 4.0.

La fuente de alimentación, que también está integrada en el chasis del MSI Nightblade X2, sigue en los 500 con eficiencia 80 Plus Silver. Es más que suficiente para una gráfica potente, y eficiente, y un procesador moderno como es cualquiera de la gama Skylake de Intel. 

Diseño, Sonido y conectividad

Diseño, Sonido y conectividad

El formato del Nightblade X2 sigue siendo el mismo, sin grandes cambios. Las dimensiones se mantienen 346x277x176mm y el peso en 10Kg. El diseño eleva la parte frontal del aparato para que la gráfica, en su parte inferior, tenga una mejor entrada de aire fresco. Esto también canaliza el aire caliente, como veremos luego, hacia un extremo del chasis donde un ventilador de extracción, a bajas vueltas, eliminará ese calor fuera de la caja.

La barra frontal también nos permitirá un transporte más cómodo, aunque echo de menos que MSI no ofrezca una bolsa personalizada, ya no digo de serie que sería un detallazo, para un transporte más eficiente del PC. El chasis se desmonta con facilidad en tres de sus seis lados y todos los componentes quedan muy accesibles. Es una máquina que puede parecer poco estética pero funcionalmente es una maravilla.

En su interior no sobra espacio, pero no sobra porque es un sistema muy completo que da mucha importancia a poder montar una tarjeta gráfica de doble slot y tamaño completo. El resto se distribuye de forma algo caótica, pero ofreciendo todos los elementos fundamentales que buscamos en un ordenador de sobremesa, incluso más grande.

El frontal ha variado no en diseño, pero sí en funcionalidad. Se han eliminado dos de los puertos USB 3.0 que tenia el frontal y se ha incorporado un USB 3.1 Gen 2 con interfaz Tipo-C. Uno de los puertos frontales cuenta con capacidad ampliada para la carga de dispositivos móviles. Un frontal que se moderniza y que en este modelo mantiene el botón de overclocking automático que ya existía en la versión anterior. Lo que sí se modifica es la iluminación frontal del PC, que ahora es RGB y configurable, con diversos efectos que podemos programar desde el sistema operativo.

La conectividad trasera también ofrece novedades, pero sigue siendo muy completa y diversificada. Dos puertos USB 2.0, un puerto PS2 de legado, cuatro puertos USB 3.0, un puerto USB 3.1 Gen2 de 10Gbps tipo-C, conectividad gráfica HDMI y Displayport, conexión para dos antenas externas y la conectividad de sonido habitual tanto analógica como digital. Hay que sumar la extensa conectividad gráfica que ofrece la Geforce GTX 970 que está instalada en este modelo. Esto incluye múltiples pantallas, pantallas 4k a 60Hz, GSync y monitores con ratios de refresco vertical muy elevados.

El sonido corre a cargo de un chip Realtek AC1150 con códec Nahimic. Puede alimentar sistemas de sonido 7.1, los conectores traseros están chapados en oro, y cuenta con un diseño de aislamiento de PCB, y componentes específicos para sistemas de sonido, como encontramos ya en la mayoría de las placas base de la marca.

Nuevo almacenamiento

Nuevo almacenamiento

Otra de las mejoras más interesantes de este nuevo modelo esta en sus sistemas de almacenamiento. Por un lado, seguimos con la posibilidad de montar dos unidades de 2.5”, una unidad de 3.5” y una unidad óptica Slim. Por otro lado, la combinación de dos unidades mSATA en un módulo para ofrecer velocidades superiores, con dos interfaces SATA sobre un chasis de 2.5”, ya es historia, para bien.

Este nuevo modelo hace uso de un interfaz M.2 Socket 3 con enlace PCI Express 3.0 4x para poder usar unidades de almacenamiento de última generación. En las especificaciones marca dos conectores, pero solo hay uno. Está situado detrás de la placa base y usa la chapa posterior a modo de disipador gracias a un material conductor sobre el disco. Pueden instalarse unidades de hasta 80mm de largo. MSI, en este modelo, ha optado por una unidad Samsung 951NVMe de excelentes prestaciones.

Con este nuevo interfaz podremos duplicar rendimiento y diversificar mas el espacio disponible para unidades de almacenamiento dentro del Nightblade. Es una de sus mejoras más notables.

Atto Diskbenchmark 2.48

Crystal Diskbenchmark

 

Refrigeración y ruido

Refrigeración y ruido

El chasis es el mismo y por tanto también el conjunto de refrigeración del Nightblade. Son tres ventiladores con los que cuenta este ordenador. Uno para la fuente, dedicado únicamente a ella con entrada por un lateral, pero que también ayuda a meter aire fresco dentro de la caja. Encontraremos también un ventilador de expulsión, de 92mm, y otro en el bloque de disipación de la CPU, que parece completamente pasivo pero que en realidad aloja un ventilador en su interior. En este modelo no veremos el ventilador lateral del modelo anterior, aunque lo podemos montar si queremos.

La refrigeración es modulada según las necesidades del barebone y solo le veremos acelerar algo de vueltas cuando lo sometemos a una carga importante. El ruido combinado de todo el conjunto ronda los 45dBA a una distancia razonable de 1 metro. Son datos buenos porque hay tener en cuenta que el hardware instalado en su interior es de los que nos harán disfrutar a resoluciones 2k y 3k.

En reposo este PC ofrece niveles muy reducidos de ruido, en torno a los 37dBA. Este nivel de ruido es el que podemos encontrar habitualmente en una biblioteca. Niveles que nos permitirán disfrutar de un PC muy cómodo y que también sabe ofrecer niveles de rendimiento elevados cuando es necesario.

Como ya dije antes el Nightblade tiene un diseño térmico muy logrado, con muy buenos resultados manteniendo los niveles de temperatura muy estables sin tener que forzar sus ventiladores a máximas vueltas. En nuestras lecturas térmicas, tomadas en carga, podéis ver las temperaturas máximas y de las diferentes zonas del PC. Como veis son todas muy razonables. La temperatura ambiente de esta captura era de 22 grados y con el PC ejecutando una prueba 3D de forma continua durante 2 horas. .

La temperatura media en el punto crítico es de tan solo 24 grados. El punto más caliente alcanza casi los 36 grados, alrededor de la CPU. Los diferentes puntos indican temperaturas por todo el perímetro de la caja del Nightblade X2. 

Overclocking, gaming y software

Overclocking y gaming

Este modelo cuenta con el mismo sistema “OC Genie” de la generación anterior. Un botón, por hardware o bios, que nos permite algo de overclocking controlado. MSI no ofrece libertad en este asunto, supongo que para mantener temperatura y consumos dentro de los parámetros aceptables para chasis y fuente de alimentación.

Concretamente encontraremos un overclocking de 200MHz sobre el modo turbo normal del Core i7-6700K. Es decir, 4200MHz de velocidad máxima. Es más o menos lo que ofrecía la generación anterior, solo que entonces el procesador utilizado era un Core i7-4770K. No hay grandes diferencias de rendimiento entre un modelo y otro. Como mucho un 10% de rendimiento de procesador con respecto a la generación anterior.

Temperaturas estables y muy razonables en overclocking.

El chip gráfico utilizado en este caso es una GeForce GTX 970 con 4GB de memoria VRAM (3.5+0.5 para los puristas), que es un chip gráfico muy versátil, con mucha capacidad de overclocking y excelentes niveles de rendimiento y calidad en resoluciones 2k y hasta 3k. Yo no usaría esta gráfica con monitores de resolución 4K. No tiene capacidad para moverlos (tampoco es que las gráficas de gama superior brillen en este aspecto) y solo acabaremos frustrados. 

También puede ser una solución muy adecuada para sistemas de realidad virtual, tiene un numero de conectores adecuados, el formato ideal y el hardware capaz de ello.

Sistema operativo, software y algunas pruebas

Esta versión, que va completamente acabada para su uso, viene con sistema operativo Windows 10 en su variante Home. Con él algunas aplicaciones interesantes, sobre todo de gestión de la propia máquina, y alguno “bloatware” como el típico antivirus y algún que otro programa que directamente sobran. Y no porque sean mejores o peores sino porque esa opción debe ser tomada por el usuario y no por el fabricante.

De entre las aplicaciones propias del sistema destaco el MSI Gaming Center que nos permitirá controlar la iluminación del sistema, personalizar, ecualizar el color del monitor, crear perfiles de audio y color, etc.

Geekbench 3

Geekbench 3 ofrece buenos resultados con este procesador, tampoco mucho más que procesadores de generaciones anteriores con frecuencias similares.

PCMark 8

5000 puntos es un rendimiento más que notable en esta prueba. Todo los subsistemas están equilibrados y elementos como su potente unidad de almacenamiento, o su tarjeta gráfica, hacen que este PC rinda de forma excepcional.

3DMark FireStrike

Un buen resultado en 3DMark FireStrike, pero nuevamente nada que no hayamos visto antes. Esta configuración es un clásico para conseguir un rendimiento de calidad.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

No es el ordenador de sobremesa mas estético que podemos encontrar, pero es una máquina con una funcionalidad excelente y un rendimiento general muy interesante. El cambio a procesadores Skylake no supone una gran mejora de rendimiento, pero sí la incorporación de las tecnologías PCI Express de almacenamiento. El cambio del frontal RGB para mí no pasa de la anécdota, pero también habla bien del cuidado de MSI por todos los elementos a mejorar.

Es un buen equipo de sobremesa, con buenas posibilidades de transporte, y para el uso continuo promete un funcionamiento silencioso y fresco que esconde un potencial de rendimiento que difícilmente podríamos encontrar en formatos mas compactos. El precio de este modelo en concreto, con esta configuracion, es de 1799 Euros, impuestos incluidos. Es un precio elevado, para un equipo sobremesa, pero tendremos una solución compacta y completa lista para funcionar y con el soporte de una gran marca.

  • Producto: MSI Nightblade X2
  • Fecha: 16/02/2016 21:38:08
Secciones: Sobremesas