Acer Predator 8

por Javier Rodríguez 11/04/2016 9
Pantalla
Procesador y RAM
Almacenamiento
Precio
Web
8" IPS 1920x1200
Atom X7-Z8700, 2GB
32GB + MicroSD
350 Euros

Hardware

Introducción

Tablets para jugar, de fabricantes de renombre, hay realmente pocas. Podemos encontrar muchos modelos chinos con mandos integrados, pero suelen ser soluciones que fallan en la potencia de hardware y en la gestión de energía. Alternativas reales, reconocibles por todos, escasean, aunque los nombres que nos vienen a todos a la cabeza, como la Nvidia Shield, son modelos muy capaces.

La Predator 8 de Acer llega con unas credenciales sólidas, pero con un procesador Intel que, aunque muy solvente en cualquier tarea, no es reconocido precisamente por su capacidad de rendimiento 3D en Android.

Hardware

El tablet de la gama gaming Predator de Acer tiene unas especificaciones muy interesantes, pero quizás no tan especializadas como nos gustaría. Su procesador es un potente Intel X7-Z8700, el mismo que da vida a algunos de los tablets y 2 en 1 más equilibrados del mercado, que monta una gráfica de octava generación con 12 unidades de proceso de shaders. Es una gráfica muy mejorada sobre la generación anterior pero quizás insuficiente, luego lo detallaremos en nuestras pruebas.

Este procesador de 4 núcleos, con modo turbo que alcanza los 2.4GHz, tiene características muy interesantes que quedan desaprovechadas en el cuerpo del Predator 8. Tiene soporte nativo para USB 3.0, que no encontraremos conector alguno en este tablet, y puede controlar pantallas de ultra alta definición gracias a su soporte de HDMI 1.4. Tampoco encontraremos conector de este tipo en el Predator 8.

Este procesador se acompaña de 2GB de RAM y 32GB de almacenamiento (95MB/s de lectura y 75MB/s de escritura). Son buenas cifras, sobre todo el almacenamiento de serie, que podemos mejorar en otros 128GB gracias al slot MicroSD que incluye el tablet.

La conectividad inalámbrica es solvente pero no perfecta, quizás esta frase resuma bien la sensación de producto sin rematar adecamente que nos da este tablet para jugar. Es de tipo Wifi-N, aunque soporta doble banda. Para mi es más que suficiente, lograremos buenas latencias y velocidades de red local, pero en un producto moderno y con un precio cercano a los 350 Euros, creo que podemos exigir que se cumpla plenamente con el estándar Wifi-AC. El Wifi-N está acompañado de Bluetooth 4.0 para que podamos añadir periféricos fácilmente.

La batería incluida seguramente sea bastante insuficiente para este hardware. Son 4400mAh para un tablet que tiene un procesador de 2w al que seguramente someteremos a mucha carga durante su uso habitual. El sistema operativo que viene de serie es Android 5.1 y de momento no hay noticias de que Acer tenga prevista su actualización a Android 6.0. Que tenga un sistema antiguo, con una version nueva que lleva casi un año lanzada no es tanto problema. El problema es que tiene una cantidad ingente de "bloatware" que  nos llevará un buen rato desinstalar.

Diseño

Diseño

El diseño de la Predator 8 es sin duda diferente y con una marca intención de parecer agresiva y poco convencional. Es muy ligera, quizás demasiado, pero se agradece cuando la usamos durante unas horas de “vicio” continuado. Está completamente fabricada en plástico, pero tiene unos elementos muy interesantes.

Destacan sus cuatro altavoces frontales, que es seguramente lo mejor de este tablet, y perfiles muy reducidos en los perfiles laterales de la pantalla. El diseño trasero busca también el buen agarre de las manos, y lo consigue, y añade dos vibradores a ambos lados para tener “feedback” en ambas manos.

El diseño frontal es muy limpio, no incluye botones físicos de navegación y solo rompe su simetría perfecta con la webcam frontal y el logo de Acer en la parte inferior de la pantalla. En el perfil superior encontraremos la entrada MicroUSB que duplica su uso entre puerto de carga y conectividad de datos. Le acompaña una entrada Mini-Jack para entrada y salida de audio.

En los laterales, a un lado y a otro, encontraremos el botón de encendido y los controles de volumen habituales en cualquier dispositivo Android. Al otro lado está el slot MicroSD que nos permitirá añadir capacidad de almacenamiento al tablet. La trasera es la zona más cuidada y moderna del diseño, con buen agarre para ambas manos, pero también una zona muy limpia que simula aluminio cepillado. Es cómoda, a pesar de la primera sensación al verla y muy manejable.

Pantalla y sonido

Pantalla y sonido

Son seguramente los elementos más importantes de cualquier tablet multimedia, con el procesador siempre como sustento de las capacidades de ambos elementos, y lo que más ha cuidado Acer en el Predator 8. La pantalla, como indica el nombre del producto, tiene una diagonal de 8 pulgadas y una resolución de 1920x1200 puntos. La pantalla es de tipo IPS y logra un brillo elevado de casi 400cd/m2.

Datos interesantes para una pantalla de tamaño medio que nos permitirá disfrutar de los últimos juegos con bastante calidad. Su proporción de 16:10 también nos añade algo de verticalidad al diseño panorámico y eso siempre se agradece. De todos modos, es una pantalla que podemos ver en una gran variedad de dispositivos y no supone ninguna novedad técnica.

El sonido de este tablet si es otra cosa más allá de cumplir con el expediente. Son cuatro potentes altavoces, dos en cada lateral, pero limitados a funcionalidad estéreo. Logran una potencia sobresaliente y un buen contraste entre sonidos bajos y medios, pero no tanto con los agudos. Están muy ecualizados a dar una profundidad de sonido en juegos, mediante el potenciado de las bajas frecuencias.

Rendimiento y autonomía

Rendimiento y autonomía

El rendimiento no es sobresaliente, lo vemos claramente en las pruebas que tienen un factor más dependiente del rendimiento 3D, que por otro lado es el importante en un producto para jugadores, pero es suficiente para disfrutar con mucha calidad de cualquier juego de Android.

Antutu 6

Vellamo Browser

Vellamo Metal

 

Vellamo Multi

Geekbench 3.0 Mono

PCMark

3DMark IceStorm Unlimited

Su punto más débil, y esto es frecuente en cualquier tablet “gaming” lo encontraremos en la autonomía. Cuatro horas y media es lo que vendrá a durarnos una carga completa si le apretamos las tuercas jugando. El cargador es de 5v a 2A así que deberíamos tardar algo más de 2 horas en realizar una carga completa.

Si os preguntáis si podemos cargar y jugar a la vez, la respuesta es sí. La diferencia de consumo y carga es suficiente para que el terminar siga cargando, a menos velocidad evidentemente.

Nuestro análisis

Nuestro análisis

El Acer Predator 8 es un buen dispositivo, con elementos de gran calidad, y un diseño agresivo donde destaca sobre todo su sistema de sonido. El problema es que cuesta en España la friolera de 350 Euros, impuestos incluidos, y eso la deja fuera de juego si la comparamos con otros dispositivos de gran calidad. Dispositivos como la Nvidia Shield, que es tanto o más rápida, y que cuesta casi la mitad.

Nvidia tiene un ecosistema también más logrado (mandos, streaming, aplicaciones dedicadas, etc.), actualiza sus dispositivos mucho más a menudo y tiene un diseño que nos permitirá una doble vida para el tablet. La Acer Predator 8, aun siendo un buen tablet, no puede o no quiere competir con la solución de Nvidia que es a día de hoy el producto más equilibrado para jugadores Android.

Secciones: Tablets