MSI Vortex G65 6QF con SLI

por Javier Rodríguez 05/06/2016 4
Dimensiones
Procesador y RAM
Almacenamiento
Precio
Web
191.7 / 278 / 202.5 mm
Core i7-6700K y 32GB DDR4
2x128GB RAID 0 PCIe
3999 Euros

Introducción y formato minúsculo

Introducción

El MSI Vortex G65 es una maquina sorprendente, un sueño para cualquier amante del hardware que nos permite desarrollar una potencia sorprendente, con las ultimas tecnologías integradas a la vez que reduce el tamaño y el espacio necesario a la misma expresión. Por otro lado, no es más que una adaptación de una de las maquinas clásicas de Apple, aunque con un carácter mucho más orientado al gaming que a la producción multimedia profesional.

Formato minúsculo

El MSI Vortex G65 podemos encontrarlo en España en cuatro versiones diferentes que van desde los 2300 hasta los 4400 Euros. Precios elevados pero competitivos si tenemos en cuenta que este tipo de máquinas compactas se cotizan realmente caras en buena medida a la gran ingeniería que hay detrás de una miniaturización de este tipo. Nada es estándar en una maquina como esta.

Normalmente en estos análisis suelo empezar por el hardware que incorpora la máquina para luego centrarme en el diseño, pero es que en esta unidad una cosa va de la mano de la otra. Todo está diseñado para trabajar en conjunto de la forma adecuada. Es una maquina compleja puesto que en ella encontraremos procesadores convencionales, nada de modelos de portátil, combinados con hasta dos chips gráficos de alto rendimiento, Geforce GTX 980 en este modelo, con sistemas de almacenamiento basados en PCI Express, también con almacenamiento mecánico, y una conectividad de gran calidad y variedad.

MSI ha diseñado este conjunto de hardware alrededor de un único bloque de disipación que se ventila mediante una única turbina superior que extrae el aire del aparato hacia la parte superior introduciendo aire fresco desde la parte inferior del chasis. Todo está completamente integrado, incluida una potente fuente de 450 vatios, en un cuerpo de tan solo 6.5L de volumen y que tiene la altura de una tarjeta gráfica de gama alta, unos 27cm de alto.

Solo tiene conectores en la parte posterior, lo que personalmente creo que es uno de sus pocos fallos de diseño, porque Apple no los ponga no significa que no deban estar ahí en esta adaptación del Mac Pro. A ambos lados encontraremos los módulos de tarjeta gráfica, memorias y almacenamiento PCI Express en forma de slots M.2 Socket3.

Tiene cuatro slots de memoria DDR4 tipo SODIMM por lo que podemos montarle hasta 64GB de memoria en este formato. Los slots M.2 son dos y tiene una bahía para discos mecánicos de 2.5” de difícil acceso.

Todos los conectores están en la parte trasera y son numerosos y de última generación. Tenemos dos enlaces Ethernet Gigabit, que se combinan también con Wifi-AC y Bluetooth 4.1, cuatro puertos USB 3.0 de tipo A, salidas de audio analógicas y digitales y dos puertos HDMI de tipo 1.4 y dos puertos Displayport 1.2 de tipo Mini para resoluciones 4k a 60Hz.

Adicionalmente, todos los modelos, montan dos conectores USB Tipo-C con conectividad Thunderbolt III. Todo combinado logra una conectividad de última generación, mejor que la del Mac Pro, pero con un mercado completamente diferente, el de los jugadores.

El diseño para mi es magnífico. Muy compacto y con todo completamente integrado. Tiene algunas bandas de iluminación a las que podemos configurar el color que queramos en cada momento, y un diseño moderno que combina el formato curvo del chasis con algunos cortes y líneas rectas que le dan un toque moderno.

El adaptador de corriente queda completamente oculto debajo del chasis el botón de encendido está bien camuflado en el frente y la base elevada es sólida y absorbe perfectamente las vibraciones del conjunto. Solo necesita de un gran ventilador para todo el sistema por lo que la fuente de ruido será única.

Ajustes de sus bandas de color con capacidad RGB. Podemos sincronizar hasta cinco zonas y cuenta también con efectos y perfiles. 

Hardware sorprendente

Hardware sorprendente

Dentro del MSI Vortex G65 encontraremos un hardware que nos parecerá increíble que se haya podido integrar en un formato tan compacto. MSI tiene experiencia con portátiles de gran complejidad, pero esto va un paso más allá porque en un portátil tenemos una gran superficie donde disponer de diferentes puntos de extracción con turbinas dedicadas a ello y normalmente se usan componentes de portátil.

Esta unidad no usa componentes de portátil. El procesador es una variante de sobremesa y las gráficas son la variante de bajo consumo, pero prestaciones de sobremesa, que Nvidia lanzo para el mercado portátil hace algunos meses. Ambas tarjetas trabajan perfectamente en SLI y aportan 16GB de VRAM, 8GB GDDR5 por cabeza.

MSI ha añadido perfiles de hasta 4.6GHz para el overclocking de este sistema pero mi consejo es que no lo pasemos de 4.4GHz.

El procesador es un Core i7-6700K con 4 núcleos y 8 hilos de proceso. Alcanza una frecuencia turbo de hasta 4200MHz. Consigue un rendimiento excelente para mantener a las dos gráficas ocupadas y que puedan desarrollar todo su potencial. Este hardware está más que capacitado para mover resoluciones muy elevadas, como 4k, y también sistemas VR de última generación.

Este modelo monta 32GB de RAM, los hay con hasta 64GB, y se acompaña de una buena configuración de almacenamiento. Son 256GB SSD en dos unidades PCIe trabajando en RAID 0 y se complementa con un disco mecánico de 1TB de capacidad para aumentar la capacidad.

La tarjeta de sonido está integrada en el sistema y es de calidad parecida a la que integra MSI en sus portátiles gaming más potentes. Cuenta con los códec Nahimic, un buen amplificador para auriculares y conectividad analógica y digital.

La conectividad de red viene de la mano de Qualcomm, como también es habitual en MSI, lo que no me apasiona demasiado puesto que personalmente creo que Intel ofrece conectividad con menos latencia, más estabilidad y en conectividad inalámbrica es muy superior a las soluciones de Qualcomm. Sea como fuere alguno aún queda todavía impresionado por los agresivos nombres comerciales de esta marca (KillerNIC), nosotros no especialmente. Al menos el chip inalambrico soporta MU-MIMO y hasta 867mbps.

Temperatura, ruido y frecuencias

Temperatura, ruido y frecuencias

Cuando nos encontramos en el laboratorio con equipos muy compactos, ya sean sobremesa de poco volumen o portátiles muy delgados, la primera pregunta que nos hacemos es como equilibran el uso de frecuencias elevadas con el ruido y el consumo. En el caso de esta máquina me preocupan más los dos primeros factores, no tanto el consumo puesto que con una fuente de 450w se puede alimentar perfectamente un PC como este, gracias sobre todo a lo eficientes de las soluciones gráficas de Nvidia.

Un ordenador moderno puede compensar las altas temperaturas de sus componentes de dos formas que además pueden sumar fuerzas. Una es aumentando la frecuencia de trabajo del ventilador o ventiladores y la otra es ajustando las frecuencias de los componentes principales, como procesador o gráfica, para que se ajusten a la capacidad de disipación del sistema.

Por eso hemos sometido a estrés a esta máquina de MSI. De forma simultánea en procesador y gráficas, para ver hasta donde es capaz de mantener las frecuencias de trabajo de procesador y gráficas y como se compensa eso aumentando la velocidad de rotación de la turbina y por tanto a cuanto ruido tendremos que enfrentarnos en una situación de estrés completo del PC de forma continuada.

Nuestras pruebas sin overclocking no han aportado prueba alguna de que este equipo no tenga capacidad suficiente para mantener las frecuencias de trabajo de CPU y GPUs bajo carga intensa.

El comportamiento de frecuencias del MSI Vortex G65 es adecuada, las mantiene perfectamente dentro de especificaciones por elevada que sea la carga combinada. Esto es sin duda bueno, pero a cambio tendremos que poder soportar un ruido que en nuestras mediciones alcanza los 55dBA a un metro de distancia. Un ruido elevado que podremos sufrir cuando usemos ambos motores gráficos de forma combinada con el procesador.

Esto no quiere decir que el MSI Vortex G65 no tenga un comportamiento progresivo de calidad. En carga moderada tenemos unos 40dBA y en reposo apenas superaremos los 30dBA. Hay que tener en cuenta que cada salto de 10dBA es el doble de ruido así que a 50dBA este ordenador hace cuatro veces más ruido que cuando está en reposo.

Las temperaturas vistas desde el exterior, en carga, se mantienen en niveles adecuados y el calor que sale de la parte superior no supone ningún riesgo de quemaduras. La evacuación es rápida y no tendremos ningún problema en este sentido. Eso sí, nuestras mediciones se han hecho a una temperatura media de 23 grados así que, en pleno mes de agosto, sin refrigeración ambiental, esto cambiara de forma radical.

La imagen térmica nos da una clara imagen de como funciona el sistema de disipación del Vortex G65. Coge aire fresco desde la parte baja y lo impulsa hacia arriba para acelerar el proceso de convección.

Rendimiento y Gameplay

Rendimiento y Gameplay

Hemos realizado una completa batería de pruebas a este potente, pero pequeño, ordenador sobremesa. Tiene una capacidad sorprendente en todos sus subsistemas más importantes que son CPU, motores gráficos y almacenamiento masivo. Eso le permite lograr algunos de los mejores resultados en un equipo fabricado que han pasado por nuestro laboratorio. Los resultados son espectaculares, especialmente el de PCMark 8. Tiene un rendimiento realmente equilibrado en todos sus aspectos, un gran potencial a la altura de los mejores PCs, de muchos hasta 10 veces más grandes.

3DMark FireStrike Extreme

GeekBench 3.0 64-Bit.

PCMark 8 Home Acelerado

AS SSD y CrystalDiskMark 5.1

Gameplay Doom 1920x1080 en calidad  Ultra

Gameplay Killing Floor 2 1920x1080 en calidad  Ultra

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

No me puedo imaginar a cualquier amante de la informática que no haya soñado con tener un Mac Pro en casa o en el trabajo. Una maquina potente y compacta que nos permita desarrollar el rendimiento de ordenadores que ocupan hasta 10 veces más en volumen. Hasta ahora nadie había conseguido algo similar, de calidad, en el mundo del PC. Al menos hasta ahora, hasta el lanzamiento del MSI Vortex G65.

Esta no es una máquina para profesionales, aunque tiene potencia para cualquier tarea por dura que sea, ya que tiene un marcado diseño gaming. Pero dentro de esto es sin duda mucho más potente a nivel gráfico que la oferta de Apple. Como habéis podido ver jugar con ella es una auténtica gozada y es una de las máquinas completas más potente que han pasado por nuestras manos.

La pena es que esta variante potente tiene un coste muy elevado, 4000 Euros impuestos incluidos, lo que hará de este pequeño otro objeto de deseo que nos seguirá obligando a la mayoría a seguir soñando con un PC muy compacto de prestaciones muy elevadas.

  • Producto: MSI Vortex G65 6QF
  • Fecha: 05/06/2016 23:08:17
Secciones: Sobremesas