ASUS ROG Strix Radeon RX460

por Javier Rodríguez 14/08/2016 6
Arquitectura
Motores Shaders
Memoria
Precio
Web
Polaris
896
4GB GDDR5 128-bit
149 Euros

Introducción

He perdido la cuenta de cuantas tarjetas gráficas han pasado por mis manos y normalmente apenas las disfrutamos porque hay fechas de publicación muy ajustadas. Con esta tarjeta me he tomado mi tiempo, para disfrutar de ella. Está en el rango de precios que yo gastaría en una nueva gráfica y está orientada precisamente a las resoluciones que suelo usar para jugar. Esta grafica la he probado como si fuera mi alternativa de compra y esta es mi opinión estrictamente personal sobre ella.

La ASUS Strix Radeon RX460

He tenido la suerte de recibir una variante Strix de ASUS de este nuevo modelo de AMD. Es idéntica a su hermana la Radeon RX 470 que probamos hace unos días, pero más compacta y con las ventajas y desventajas de usar un Polaris más recortado. El más recortado que ha lanzado AMD hasta el momento.

Arriba la Radeon Strix RX 470 y debajo la RX 460. La diferencia de tamaños es más que notable.

Tiene el mismo sistema de ventilación hibrido de toda la gama Strix de ASUS. Esto significa que la gráfica tiene la capacidad de parar completamente sus dos ventiladores cuando la temperatura de la misma se lo permite. No inicia vueltas hasta pasados los 65 grados en la GPU. Esto lo consigue con un potente sistema de radiador alimentado por heatpipes niqueladas. Un sistema de refrigeración alimentado por dos ventiladores que pueden trabajar en diversos perfiles que podemos ajustar por software. Esta tarjeta también cuenta con la tecnologia ASUS FanConnect que no es otra cosa que un conector para ventiladores externos que sincroniza la necesidades de la tarjeta con alguno de nuestros ventiladores de chasis.

Este modelo tiene un conector de alimentación de 6 pines, aunque realmente este chip no lo necesita porque consume menos de 75w. El conector nos permitirá más margen de overclocking ya que añade un potencial de 75w adicionales.

La ROG Strix Radeon RX 460 cuenta con opciones de 2 y 4GB de memoria GDDR5. Su bus de datos es de 128-Bit y produce, con su frecuencia de 7Gbps, hasta 112GBps de ancho de banda. Dispone de 56 unidades de texturas, y 14 unidades de computación. Eso produce 896 motores de shaders, menos de la mitad que la RX 470 con la mitad de ROPs.

El salto de especificaciones esta vez sí que es más que importante, pero es que el precio se reduce a unos 150 Euros en un modelo Premium como este. Las podremos encontrar por poco más de 120 Euros. La mitad de especificaciones por la mitad de precio.

Las frecuencias se mantienen e incluso se amplían. Son 1090MHz de base, con modo turbo de 1200MHz y como ya hemos dicho la memoria clava los 7Gbps. ASUS integra es este modelo una configuración tradicional de conectores de video, pero los conectores son de última generación.

Un puerto HDMI 2.0, un puerto Displayport 1.4 y un puerto DVI-DL de tipo D que no admite conversión a conectividad analógica como el VGA. Con esta conectividad esta tarjeta de menos de 150 Euros tiene capacidad para pantallas 4k HDR, 5K, etc.

Este modelo, como sus hermanas recientes, también cuenta con la tecnología Aura de ASUS que no es otra sino un led RGB que podemos usar con diferentes efectos. Los más interesantes y útiles son los que nos convierten la gráfica en un ecualizador grafico sincronizado con el sonido del PC y el que nos indica la temperatura de la GPU.

Este modelo de ASUS cuenta también con cierto nivel de overclocking ya que aumenta los modos turbo de la Radeon RX 460 hasta los 1256MHz. 56Mhz más que el modelo de referencia y, por tanto, un 5% más de rendimiento que el modelo básico.