Gigabyte Geforce GTX 1080 G1 Gaming

por Javier Rodríguez 16/10/2016 2
Procesador
Memoria
Conectividad
Precio
Web
GTX 1080 1860MHz
8GB GDDR5X 5005
3xDP, 1xHDMI 2.0, DVI-DL
720 Euros
Puntuación de Gigabyte Geforce GTX 1080 G1 Gaming en la review:

Nuevas prestaciones y estándares de la arquitectura Pascal

Introducción

Los precios de los chips gráficos de Nvidia más recientes y poderosos siguen en niveles poco razonables. Algo más de 700 Euros y aun así no son realmente capaces de ofrecer un soporte 4k en juegos que mantenga unos mínimos de FPS cercanos a los 60 que son, a día de hoy, garantía de juego fluido. Sea como fuere es lo mejor a lo que podemos optar los usuarios domésticos y, aun así, tendremos que pagar cerca de los 700 Euros para conseguirlo.

Lo bueno es que con modelos como este, más baratos que el modelo de referencia, tendremos más velocidad, menos ruido y mejor refrigeración. Este modelo de Gigabyte es de los más económicos del mercado, pero también de los interesantes por su equilibrio entre el propio chip de Nvidia y el modelo personalizado de la marca. 

Nuevas prestaciones y estándares de la arquitectura Pascal

Son unas cuantas las nuevas tecnologías integradas en este nuevo chip. Algunas de ellas interesantes y otras las típicas cosas que vemos en cada chip nuevo y que luego se nos olvida a las dos semanas.

Una de las importantes es la conectividad renovada de esta tarjeta. Nvidia dice adiós al soporte analógico (¡Por fin!) y coloca lo mejor de lo mejor en conectividad digital. Tres puertos Displayport 1.4, con soporte para resoluciones 8k (dos cables para 60Hz), y un puerto HDMI 2.0. Todo acompañado de un conector DVI de doble enlace con soporte para resoluciones 2k. En esta tarjeta nada cambia con respecto al modelo de referencia, ni en su capacidad SLI, ni tampoco en sus conectores de video.

Esta nueva conectividad renovada, sobre todo en lo referente a Displayport, dará soporte a una de las mejoras más esperadas para este año. La introducción de pantallas HDR con más de 1000nits y el doble de profundidad de color. Pascal estará preparado para la reproducción de contenido 4k en esta resolución y dará soporte a pantallas de hasta 120Hz con esta tecnología y en resoluciones 4k. Sera capaz también de grabar contenidos 4k a 60GHz, con estándar HEVC y 10-Bit de profundidad de color. Estas tarjetas serán capaces de comprimir y enviar juegos y videos HDR en tiempo real a otros dispositivos.

Nvidia también ha hecho mejoras importantes en la conectividad SLI. Ahora dos graficas pueden aprovechar ambos conectores SLI para tener una conectividad de doble enlace. Esto permitirá aumentar el aprovechamiento de dos motores gráficos instalados en el mismo PC. Esto no significa que no se siga dando soporte a otras configuraciones, concretamente de tres o cuatro tarjetas. La idea no es abandonar cierto tipo de sistemas, pero sí que configuraciones SLI de dos tarjetas tengan un aprovechamiento superior al que tienen hasta ahora.

Nvidia introduce también una nueva versión de su tecnología de compresión de texturas. Esta vez se traduce hasta en una mejora del 70% sobre el ancho de banda natural de la tarjeta. Eso es hasta un 30% más que en otras generaciones y se traduce, según la marca, en que esta tarjeta es capaz de generar más de 450GBps de ancho de banda efectivo.

Nvidia también potenciara la eficiencia de esta nueva generación de tarjetas a la hora de trabajar con sistemas de realidad virtual. La idea es mejorar la forma en la que se calculan y proyectan las imágenes para lograr reducir la necesidad de cálculo. Una imagen 4k en VR requiere 9 veces más potencia de cálculo que una imagen plana.

Nvidia también introducirá una nueva tecnología de captura de imágenes en juegos, que para ser aprovechada plenamente requiere de soporte por parte del juego, que nos permite tomar imágenes de ultra alta definición o filtros avanzados post-captura. Este nuevo sistema también logra hacer capturas de imágenes en 360 grados. Ansel se introducirá para esta gama de chips, y también para otros de la marca, durante este año 2016.

Gigabyte GTX 1080 G1 Gaming

Gigabyte GTX 1080 G1 Gaming

Una de las marcas que ha hecho un uso más intensivo de la refrigeración de múltiples ventiladores es Gigabyte y la evolución de este sistema ha llegado hasta el sistema Windforce 3 que disfruta este nuevo modelo. Gigabyte mantiene el número de ventiladores, pero introduce modos de ventilación híbridos que alargan la vida del sistema y reducen el ruido a cero cuando no necesitamos exprimir las capacidades de la tarjeta.

Si es verdad que la carcasa que ahora se introduce en estos modelos es mucho más atractiva y consigue disimular lo poco agraciado que es tener toda la gráfica llena de ventiladores. También es verdad que todos los fabricantes se están pasando a diseños similares puesto que les permite maximizar la disipación manteniendo los ventiladores en frecuencias de giro bajas y por tanto con niveles de ruido muy contenidos.

La Gigabyte GTX 1080 G1 Gaming nos las especificaciones básicas del procesador de Nvidia, pero también con un toque de la marca en cuanto a frecuencias, iluminación RGB y un moderno sistema de ventilación que tiene modo de parada completa hasta que no superamos los 62 grados centígrados de temperatura. De hecho, hasta nos avisa de la parada con un led en el lateral de la tarjeta.

La Gigabyte GTX 1080 G1 Gaming tiene dos perfiles de funcionamiento que afectan también al ruido que genera la tarjeta. El modo OC aumenta las frecuencias de la GPU hasta los 1860MHz de boost y 1721MHz de base. El modo gaming son 1835MHz de Boost y 1696MHz de frecuencia base. Hay que recordar que el modelo de referencia de Nvidia son 1733Mhz en modo Boost y 1607MHz en modo nominal. Es una subida importante que no afecta a la frecuencia de la memoria que trabaja a 10Gbps gracias al uso de 8GB de memoria GDDR5X

Captura de la toma de alimentación y del aviso de ventilador parado que veremos cada vez que la tarjeta esta en reposo sin usar los ventiladores.

Este modelo monta un conector PEG de 8 contactos que ofrece la misma capacidad de alimentación que encontraríamos en un modelo de referencia, o “founders edition”, de Nvidia. Eso nos garantía una alimentación correcta en los dos perfiles de overclocking, aunque no dará mucho margen de mejora con respecto a un modelo “estándar”.

La conectividad de video es la misma que encontramos en los modelos de referencia. Son tres gloriosos puertos Displayport 1.4 con capacidad 8k 60Hz, 4K 120Hz o 4k HDR a 120Hz. Les acompaña un necesario HDMI 2.0 y un puerto DVD-DL para esa pantalla 2k que aun posees y que tanto aprecias.

Overclocking, temperatura y consumo

Overclocking, temperatura y consumo

Esta tarjeta tiene un excelente diseño de alimentación, superior incluso al del modelo de referencia. Cuenta con 8 fases de alimentación para la GPU, lo que pone a este tipo de tarjetas a la altura de algunas de las mejores placas base del momento, con dos fases independientes para la memoria. Este tipo de montaje digital de MosFETs logra menores temperaturas de trabajo, más eficiencia energética y en consecuencia mejores niveles de overclocking. Combinado con un buen sistema de ventilación podemos disfrutar de frecuencias superiores, mas overclocking o, para mi mas interesante, mantener esas frecuencias de overclocking en modos “Boost” durante más tiempo de forma estable.

Precisamente esto es lo que hace esta tarjeta a las mil maravillas. Consigue mantener sus frecuencias de overclocking elevadas durante más tiempo, casi de forma persistente, como podéis ver en nuestras capturas de estabilidad en estrés. Esto es para mí lo que realmente hace grande el sistema de ventilación Windforce 3 de Gigabyte.


Imagen térmica de la tarjeta en reposo. Temperatura media de 45 grados.

Temperatura en carga. Con una temperatura media muy similar gracias al aumento de frecuencia de los ventiladores.

Consigue estos resultados de calidad a la vez que puede reducir su frecuencia de trabajo a cero cuando no estamos jugando. Solo se activa cuando superamos los 62 grados de temperatura de CPU y vuelve a cero cuando la temperatura baja de 55 grados. Una temperatura que mantiene de forma estable cuando está en parada de ventiladores.

En las pruebas de estrés mantiene bien las frecuencias con temperaturas controladas y frecuencias de ventilador que producen un ruido reducido.

Gigabyte nos ofrece una sencilla aplicación de gestión que nos permitirá controlar todos los parámetros de la tarjeta. Esto incluye consumos, perfiles de overclocking, frecuencias, voltajes y también acceso a la configuración de iluminación RGB de la tarjeta. Tiene diversos efectos y niveles de luminosidad.

Las velocidades de trabajo se mantienen con temperaturas muy buenas, de entorno a los 75 grados, con frecuencias de ventilador de 2000rpm que mantiene el ruido de la tarjeta en unos 37dBA a una distancia de 80 centímetros. Los consumos están dentro de los parámetros de tarjeta estable. En reposo andaremos en los 30dBA y eso es, evidentemente, no es cosa de la tarjeta sino del resto del sistema que se requiere para hacerla funcionar.

Rendimiento

Rendimiento

Máquina de pruebas:

Procesador: Intel Core i7-5960X

Memoria: 32GB DDR4 3200MHz

Disco: Toshiba-OCZ RD400

Fuente de alimentacion: Seasonic Snow Silent 1050w

Drivers: Nvidia Geforce 372.54.

Pruebas de rendimiento:

3DMark FireStrike

3DMark FireStrike Extreme


 

The Division 2k. Calidad Ultra.

StarWars BattleFront 2K. Calidad Ultra

Ashes of the singularity 2K. Calidad Extreme. DX12

The Witcher 3 2K. Calidad ultra. 

Grand Theft Auto V 2K. Calidad Ultra. 

The Division 4K. Calidad Ultra.

StarWars BattleFront 4K. Calidad Ultra

Ashes of the singularity 4K. Calidad Extreme. DX12

The Witcher 3 4K. Calidad ultra. 

Grand Theft Auto V 2k. Calidad Ultra. 

Gameplay Star Wars BattleFront DX11 2560x1600 calidad Ultra

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Gigabyte tiene mejores modelos que este en su catálogo, basta ver su última versión con refrigeración líquida de serie, pero este es el más económico y casualmente tiene frecuencias muy similares a los modelos más avanzados. Eso se traduce en que es una compra inteligente y lo es también comparada con su competencia más directa.

El diseño Windforce 3 cada día me convence más porque los resultados hablan por sí solos. Mantiene muy bien los niveles de overclocking, genera un ruido más que aceptable y todo consiguiendo niveles de rendimiento más que notables. La única pega que le puedo poner es que, aun siendo un modelo económico, sigue superando los 700 Euros. Un precio que nos facilitara una VR de máxima calidad y un acceso razonable a las 4k, aunque sin perfección.

  • Producto: Gigabyte GTX 1080 G1 Gaming
  • Fecha: 16/10/2016 19:45:00
Secciones: Tarjetas Gráficas