ASUS Z170 Pro Gaming/Aura

por Javier Rodríguez 23/10/2016 1
Chipset
Ampliación
Otros
Precio
Web
Intel Z170
PCI Express 3.0 SLI-CF
M.2 Socket3, RGB
170 Euros
Puntuación de ASUS Z170 Pro Gaming/Aura en la review:

Chipset y almacenamiento

Introducción

Durante bastante tiempo ha sido algo complicado distinguir un producto, una placa base, para jugadores de las más orientados a overclockers. Los jugadores buscan también aumento de rendimiento para lograr esas soñadas tasas de FPS para los monitores más capacitados. Es un equilibrio difícil de conseguir. A diferencia de los overclockers, un jugador busca algo más efectivo y sencillo, mas “plus and play”.

La gama Pro Gaming de ASUS está compuesta de opciones con los chipsets más recientes y una de las más interesantes es con este Z170 que nos permitirá lograr ese PC que alimente a las gráficas más potentes con frecuencias de procesador más elevadas y que pueda dar vida a esos monitores 2k de 144Hz que todos queremos tener en nuestro escritorio.

Chipset y almacenamiento

El chipset Z170 no es algo de lo que pueda presumir una placa base cara, lo podemos comprar por poco más de 100 Euros, pero es lo mejor que podemos encontrar para procesadores de sociedad LGA1151. Es un chipset de gama media pero también es el más avanzado que tiene Intel para el mercado doméstico.

Su gran virtud es que ofrece muchas líneas PCI Express 3.0 que se traduce en una compensación evidente de las carencias de estos procesadores frente a los modelos de gama más alta. Este chipset ofrece 20 líneas PCI Express 3.0 que se suman a las 16 líneas PCI Express de que dispone el propio procesador. Suficiente para configuraciones gráficas avanzadas combinadas con los sistemas de almacenamiento más modernos.

Este chipset ofrece también un punto de partida interesante para sistemas de almacenamiento que esta placa base se encarga de aprovechar y potenciar con excelencia. Soporta hasta seis puertos SATA con modos RAID y tecnologías más modernas como Express SATA 10Gbps y también puertos M.2 PCI Express con enlaces de 32Gbps y soporte del protocolo NVMe que es “nuevo” en entornos domésticos.

Un chipset que combina todo esto con un diseño muy compacto y consumos realmente reducidos. Una plataforma adecuada para los que buscan un sistema moderno, con las últimas tecnologías y sin tener que pagar el plus de pasarse a las plataformas de gama más elevada de Intel.

Ampliación

Ampliación

La ASUS Z170 Pro Gaming/Aura es una evolución de uno de sus modelos más capaces lanzados con los procesadores Skylake. Ahora recibe una capa de personalización RGB y algunas otras mejoras que son el aprendizaje de ASUS durante la vida de esta gama de productos.

Es una placa base sencilla y claramente orientada a dar una solución global para jugadores donde no podamos echar nada de menos. Tiene todo lo que podemos esperar de una gran placa base donde enchufar y jugar sea todo lo que tengamos que hacer.

Contaremos con tres slots PEG de 16x, aunque uno de ellos es de tipo 8x y en configuraciones de dos graficas los de 16x trabajaran a un máximo de 8x. Los dos principales nos permitirán montar sistemas Crossfire de AMD o SLI de Nvidia y el tercero bien puede servir para tarjetas de comunicaciones y almacenamiento de alta velocidad. Entre ellos encontraremos algunos slots PCI Express 3.0 de 1x. Es lo habituales en este tipo de placas base. Los slots PEG principales tienen el ya habitual sistema de protección metálico que evita daños en el slot cuando sacamos las tarjetas gráficas. Es una moda que ha llegado con el RGB, que todos los fabricantes han hecho propia, y que ha venido para quedarse.

Podremos montarle hasta 64GB de memoria GDDR4 con velocidades de hasta 3466MHz. Trabajaran en doble canal logrando anchos de banda cercanos a los 45GB/s. Usa el sistema de perfiles XMP 2.0 de Intel así que no tendremos que ser unos expertos en latencias de memorias para sacar partido a este tipo de memorias de alta velocidad.

Contaremos también con un slot M.2 PCI Express 3.0 4x con hasta 32gbps de ancho de banda. Podemos montar en él unidades de hasta 110mm de largo. Tiene una posición muy cómoda y visible que permite ver la unidad en todo momento. Lo que instalemos ahí será una de las piezas que más influya en el rendimiento del sistema y se merece una buena posición como esa donde podamos, incluso, ventilarla de forma más adecuada que si está atrapada debajo de las tarjetas gráficas.

Los slots SATA nos permitirán tener modos RAID de hasta tipo 5. ASUS no se ha complicado mucho la vida con el sistema de almacenamiento accesorio de esta placa base. Tiene los seis slots SATA 6Gbps que ofrece el chipset y, también, el sistema RAID que ofrece Intel a nivel de bios (software raid).

Conectividad

Conectividad

La conectividad es lo que esperamos ver en una placa base moderna. Una buena cantidad de conectores USB, una buena tarjeta de red y quizás algún conector de legado para aquellos que todavía disfrutan con teclados y ratones clásicos.

En la parte trasera encontraremos dos puertos USB 2.0, un puerto PS2 combinado para teclado y ratón, cuatro salidas de vídeo con todas las opciones disponibles, cuatro puertos USB 3.0 y dos conectores USB 3.1 Gen2 de 10Gbps en formatos de tipo A y también Tipo-C. Por últimos los conectores de audio habituales tanto en analógico como digital.

El frontal completa la capacidad de USBs con dos puertos USB 3.0 y cuatro puertos USB 2.0. Suficiente para un PC normal, con la conectividad adecuada para el frontal de nuestra caja ATX.

El chip Ethernet es un Intel i219V. ASUS hace tiempo que confía claramente en las soluciones de Intel y creo que a día de hoy es la alternativa adecuada. Es una solución que va a los hechos y no a las promesas y que no carga el sistema con programas que nunca vamos a utilizar y que tienen una efectividad más que discutible.

Diseño efectivo y efectista

Diseño efectivo y efectista

La ASUS Z170 Pro Gaming/Aura combina los colores negros del PCB con algunos detalles en gris y blanco. Un diseño clásico pero que queda a las mil maravillas con cualquier caja que tenga el interior en negro o hará un excelente contraste con cajas blancas. ASUS ofrece diseños para que con impresoras 3D podamos realizar blindajes personalizados y también chapas que podemos colocar en el slot M.2. Slot que no podremos usar con este tipo de “adornos” personalizados.

ASUS diseña estas placas de forma que no tengamos problemas de espacio y que todo esté en el lugar adecuado. Es una placa base muy despejada con un sistema de ventilación sencillo que se dedica a una configuración de alimentación digital muy eficiente. Su zona de mosteas tiene dos disipadores y el otro se dedica al chipset.

El socket está muy espaciado y eso nos permitirá montar sistemas de disipación grandes y voluminosos. Los slots de tarjetas también están perfectamente espaciados para que en configuraciones de dos tarjetas tengamos la ventilación adecuada para ambas tarjetas. Es una configuración clásica pero también la que logra mejores resultados a la larga.

Donde ASUS sí que ha conseguido un efecto bastante más espectacular que su competencia es en el sistema de iluminación RGB. Han dispuesto en la zona superior derecha casi 20 leds de alta intensidad que permiten color RGB configurable por el usuario. Dispone de los efectos típicos, nos indican la temperatura del sistema y se pueden sincronizar también con el audio del sistema.

Funcionalidad de software y sonido

Funcionalidad de software y sonido

ASUS monta en esta placa base su solución de sonido SupremeFX de 8 canales. Un DSP desarrollado por la propia ASUS y que se usa en algunas de sus mejores tarjetas de sonido dedicadas y en las mejores placas base de la marca. Tiene su propio sistema de CODEC de alta definición y se combina con el montaje habitual de PCB aislado, amplificadores de alta calidad y todo el software de calidad que ofrece la marca en sus soluciones de sonido.

ASUS completa su magnífico equipamiento con algunas de las “suites” de software más potentes. Además de monitorización y overclocking directamente en Windows esta placa base también nos permite realizar priorización de paquetes con bajo consumo de CPU, ajustar perfectamente la refrigeración del sistema o incluso sincronizar el overclocking de la CPU con gráficas compatibles de ASUS.

Esta placa base también disfruta del sistema RAM cache de ASUS que nos permite usar la RAM como “diskcache” de nuestros sistemas de almacenamiento más tradicionales. Es capaz de acelerar el acceso a datos muy utilizados en unidades mecánicas y también en las mejores unidades SSD. 

Nuestra experiencia y veredicto

Nuestra experiencia y veredicto

Siempre me he considerado un overclocker me gusta cacharrear tanto como a cualquiera, pero lo cierto es que este tipo de placas gaming que llevamos probando en los últimos tiempos ofrecen una solución consistente, también para overclocking, y una configuración sencilla que va hacia lograr hechos que podemos disfrutar de forma consistente en el tiempo.

Fácil de hacer overclocking, completamente compatible con soluciones gráficas de Nvidia y AMD y con la posibilidad de montar los procesadores de gama media más potentes de Intel, tanto los de esta generación como los de la siguiente. Todo bien aderezado con un buen sistema de almacenamiento, buena capacidad de RAM y un conjunto de software que nos haga todo más sencillo y que también añada algunas prestaciones que solo encontraremos en el ecosistema de ASUS.

Su sistema de iluminación RGB es también el más potente que hemos visto hasta el momento en una placa base logrando un efecto bien definido con unas transiciones fluidas y un brillo muy potente. Es una excelente placa base que cuesta algo menos de 170 Euros, un precio más que razonable.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: ASUS Z170 Pro Gaming/Aura
  • Fecha: 23/10/2016 18:58:18