ASUS Z170 Pro Gaming/Aura

por Javier Rodríguez 23/10/2016 1
Chipset
Ampliación
Otros
Precio
Web
Intel Z170
PCI Express 3.0 SLI-CF
M.2 Socket3, RGB
170 Euros

Introducción

Durante bastante tiempo ha sido algo complicado distinguir un producto, una placa base, para jugadores de las más orientados a overclockers. Los jugadores buscan también aumento de rendimiento para lograr esas soñadas tasas de FPS para los monitores más capacitados. Es un equilibrio difícil de conseguir. A diferencia de los overclockers, un jugador busca algo más efectivo y sencillo, mas “plus and play”.

La gama Pro Gaming de ASUS está compuesta de opciones con los chipsets más recientes y una de las más interesantes es con este Z170 que nos permitirá lograr ese PC que alimente a las gráficas más potentes con frecuencias de procesador más elevadas y que pueda dar vida a esos monitores 2k de 144Hz que todos queremos tener en nuestro escritorio.

Chipset y almacenamiento

El chipset Z170 no es algo de lo que pueda presumir una placa base cara, lo podemos comprar por poco más de 100 Euros, pero es lo mejor que podemos encontrar para procesadores de sociedad LGA1151. Es un chipset de gama media pero también es el más avanzado que tiene Intel para el mercado doméstico.

Su gran virtud es que ofrece muchas líneas PCI Express 3.0 que se traduce en una compensación evidente de las carencias de estos procesadores frente a los modelos de gama más alta. Este chipset ofrece 20 líneas PCI Express 3.0 que se suman a las 16 líneas PCI Express de que dispone el propio procesador. Suficiente para configuraciones gráficas avanzadas combinadas con los sistemas de almacenamiento más modernos.

Este chipset ofrece también un punto de partida interesante para sistemas de almacenamiento que esta placa base se encarga de aprovechar y potenciar con excelencia. Soporta hasta seis puertos SATA con modos RAID y tecnologías más modernas como Express SATA 10Gbps y también puertos M.2 PCI Express con enlaces de 32Gbps y soporte del protocolo NVMe que es “nuevo” en entornos domésticos.

Un chipset que combina todo esto con un diseño muy compacto y consumos realmente reducidos. Una plataforma adecuada para los que buscan un sistema moderno, con las últimas tecnologías y sin tener que pagar el plus de pasarse a las plataformas de gama más elevada de Intel.