MSI Z270 Gaming M7

por Javier Rodríguez 03/01/2017 8
Socket
Almacenamiento
Otros
Precio
Web
LGA1151, Skylake, Kabylake
3xM.2 NVMe
3xPCI 16x, RGB
270 Euros
Puntuación de MSI Z270 Gaming M7 en la review:

Chipset y almacenamiento

Introducción

El chipset Z270 no incorpora grandes novedades sobre las generaciones anteriores pero los fabricantes siguen avanzando en sus diseños y perfeccionando prestaciones importantes y también añadiendo funcionalidades que hacen de cada generación de PC máquinas más completas y potentes.

La placa que os presentamos hoy ha evolucionado hacia gustos más elaborados, perfecciona su sistema de almacenamiento de alta velocidad y nos ofrece más estabilidad para RAM, mejor sonido y un diseño aún más sólido.

Chipset y almacenamiento

El chipset Z270 no ofrece grandes novedades sobre el Z170, pero sí que introduce mejoras sobre la anterior generación. Soporta cualquier procesador de socket LGA1151, de esta o la anterior generación, y en esta variante añade también 4 líneas PCI Express 3.0 adicionales. Esto permite que las placas base de esta generación tengan más integración de controladoras y conectores adicionales.

Otra de las novedades interesantes es que ahora hay soporte oficial para tecnologías como el Intel Optane en formato M.2. Se mantiene el soporte Thunderbolt 3 ya introducido con los chipsets de serie 100 y poco más. Seguimos con seis puertos SATA, soporte USB 3.0 de 5Gbps, HD-Audio, etc.

En esta placa base este nuevo chipset se traduce en prestaciones ya conocidas y algunas mejoras conectivas. Estos procesadores soportan la misma capacidad de memoria por lo que esta placa base sigue limitada a cuatro bancos de memoria DDR4 con una capacidad de hasta 64GB. La diferencia es que el nuevo sistema de alimentación digital de esta placa base permite velocidades sostenidas superiores por lo que MSI nos garantiza velocidades de hasta 4133MHz en nuestra memoria DDR4.

Esta placa base aprovecha bien las cuatro líneas PCI-Express 3.0 extra que recibe del Z270 para montar un impresionante sistema de almacenamiento de alta velocidad y potenciar también su conectividad mediante slots.

A los seis puertos SATA habituales, con modos RAID si usamos procesadores de gama media-alta, se suman un slot U.2 para unidades de almacenamiento de alta velocidad y ni que decir tiene que esta placa soporta el protocolo NVMe que es el que nos abre al mundo de unidades de hasta 3GB/s de ancho de banda. El conector U.2 es solo la punta de lanza porque en la misma placa base podemos encontrar tres slots M.2 Socket 3 con velocidades de hasta 32Gbps “por barba” con posibilidad de hacerlos trabajar en RAID a través de la bios de la placa. Eso supone que podemos acceder a velocidades de más de 7GB/s con las unidades adecuadas. Todos estos conectores soportan la tecnología Optane de Intel.

El chipset Z270 es un chipset de bajo consumo, menos de 5w, en un único chipset. Esta placa base lo refrigera con un disipador que hace una función más estética que realmente de necesidades de disipación. Es una placa despejada con un sistema de alimentación digital de 11 fases, más 2 para la memoria, completamente digitales. Produce niveles muy bajos de temperaturas y tiene un funcionamiento sublime.

Mejoras de la Z270 Gaming M7 con respecto a su antecesora, la Z170A Gaming M7.

Ampliación y conectividad

Ampliación y conectividad

A este equipamiento sobresaliente en almacenamiento se potencia también con una buena capacidad de ampliación mediante tarjetas. La placa cuenta con seis slots de ampliación de los que tres son de tipo PEG 16x. Solo uno de ellos, el principal, soporta enlaces 16x, pero los otros dos alcanzan los 8x así que podemos tener configuraciones Crossfire y SLI con enlaces suficientemente potentes para lograr el rendimiento completo de cualquier grafica que coloquemos en la placa base.

El resto de slots, otros tres, son de tipo PCI Express 3.0 1x. Son adecuados para tarjetas de ampliación que mejoren la funcionalidad del sistema. Los puertos de almacenamiento M.2 tienen capacidad para largo de hasta 110mm y uno de ellos viene equipado con un sistema de protección y disipación a modo de chapa de aluminio. Reduce la temperatura y evita que dañemos la unidad cuando manipulamos tarjetas.

Los slots M.2 se sitúan precisamente en los huecos que liberan los slots 1x de la placa. Esto los deja con una separación adecuada y en una posición inteligente, aunque algunos de ellos quedaran cubiertos por la o las tarjetas gráficas que instalemos en ella.

La conectividad física de la placa incluye algunos elementos que me gustan mucho y otros que no tanto. Empezare por los malos, porque son los menos. Concretamente no me gusta la elección del chip de red KillerNIC E2500 de Qualcomm. No es ninguna maravilla y aún no he visto nunca que sean capaces de cumplir lo que prometen porque simplemente no está en sus manos conseguirlo. Mejorar el ping de una aplicación o juego, o priorizar tránsito, no es tarea al 99% de los drivers o del software de una tarjeta de red.

Aparte de este inciso lo cierto es que encontraremos en esta placa base la configuración de puertos básica que esperamos en cualquier PC moderno. Muchos puertos USB 3.0, puertos USB 2.0 extra y también conectores USB 3.1 Gen2 de 10Gbps firmados por ASMedia.  Uno de estos puertos es de tipo USB-C con capacidad de carga extendida.

Un conector nuevo de esta generación es el puerto USB de recuperación que ha instalado MSI en el panel trasero. Ya no solo podemos resetear la bios, sino que tenemos capacidad para recuperarla incluso sin procesador y con un mecanismo completamente automático.

La bios sigue siendo más o menos la misma pero MSI sigue haciendo más rápido y accesible que podamos ajustar el rendimiento de nuestro sistema sin necesidad de tener ningun conocimiento de overclocking.

Diseño sobresaliente

Diseño sobresaliente

No vamos a encontrar grandes diferencias de diseño con esta nueva generación de placas base basadas en chipsets de serie 200. Los formatos de placa serán igual de variados y las placas tendrán acabados similares. Este modelo de MSI tiene un complejo sistema de leds RGB y algún elemento nuevo que son más estéticos que otra cosa.

El diseño es elaborado en cuanto a sus elementos estéticos, pero en realidad esta placa base esconde un sencillo pero eficiente sistema de alimentación digital que hace que la placa este limpia de elementos y que trabaje a temperaturas realmente bajas. MSI es todo un ejemplo de implementación de sistemas de alimentación digital y ahora este tipo de sistemas los llevan también al bus de memoria de la placa base.

Esta placa base también hace sencillo el proceso de overclocking mediante un selector, por hardware o software, con 11 perfiles de frecuencias desarrollados por los ingenieros de MSI , que se adaptan según el procesador que tengamos instalado. Realizar un overclocking moderado, de calidad, es tan sencillo como girar una rueda de nuestra placa base o activar un modo a través del Command Center de MSI.

La distribución de la placa tiene todos los elementos conectivos donde esperamos encontrarlos, en la posición adecuada y se potencia la conectividad de ventiladores con hasta siete conectores PWM inteligentes. Cuenta también con un conector para bombas con intensidad ampliada de 15 amperios. Perfecto para sistemas de refrigeración avanzados.

Los cuatro bancos de memoria, con el nuevo protector metálico, cuentan con un nuevo sistema de alimentación digital de dos fases.

Se ha cuidado también el aislamiento de los componentes, así como la protección para sobretensiones tanto en conectores frontales como traseros. Tendremos en placa elementos como un display POST, botones en placa para encendido y reset y también leds de debug para conocer en todo momento el estado de nuestra placa y los componentes instalados.

Funcionalidad de software y sonido

Funcionalidad de software y sonido

MSI completa el equipamiento de la placa con un sistema de sonido completamente rediseñado. Cierto es que se mantiene el mismo sistema de aislamiento de PCB en diferentes capas, y el uso de componentes especialmente diseñados para Audio, pero también se incorpora un nuevo DSP con magnificas características.

Ahora contaremos con soporte para muestreo de 32-Bit, con un ratio de ruido de 120dB SNR y soporte para DSD. Se mantiene también el diseño de doble amplificador para conectores traseros y delanteros. Estos amplificadores soportan auriculares de monitorización con impedancia de hasta 600ohmios.

MSI estrena también los nuevos Códec Nahimic 2 que nos permitirán elementos de modificación y efectos avanzados. El nuevo Nahimic trae novedades interesantes como un sistema de rastreo visual de fuentes de sonido y mejoras en la calidad de la voz aumentando la claridad y la nitidez de nuestras comunicaciones vocales.

 

El paquete de software incluye utilidades como la priorización y optimización de redes, RAMDisk, optimizador de transferencia para unidades SSD y SSD; programabilidad de cualquier teclado conectado al PC, tenga esta funcionalidad o no, sistema OSD de información en pantalla cuando jugamos y un largo etcétera.

Nuestra experiencia y veredicto

Nuestra experiencia y veredicto

Estas gamas gaming de MSI llevan generaciones siendo una de las opciones más inteligentes para los que lo buscan todo, pero sin especializarse en prestaciones concretas. Desarrolla buenos niveles de overclocking, tiene una capacidad de ampliación sorprendente y todas las últimas tecnologías. Es la plataforma ideal para aprovechar las mejoras de los nuevos procesadores y un cambio interesante sobre una generación anterior sobre la que tampoco esperábamos grandes mejoras.

Su sistema de almacenamiento tiene un potencial sorprendente, con modos RAID en unidades NVMe de alto rendimiento, buen soporte para sistemas gráficos potentes y un sistema de sonido integrado que rivaliza con los mejores sistemas de sonido dedicados. El nuevo sistema de iluminación RGB (Mystic Light), que va incluso a las pistas de separacion de tarjeta de sonido con el resto de la placa, permite tambien la sincronizacion de la iluminación (Mystic Light Sync) con dispositivos de otras marcas como ventiladores, teclados, ratones, etc.

Se completa con un buen paquete de software, que aumentan su funcionalidad y hacen de nuestro PC una máquina bien engrasada. Su estructura es espectacular y su sistema de iluminación, que permite incluso controlar elementos externos como barras led adicionales, es potente y versátil. En conjunto es una gran placa que además podemos encontrar por un precio muy competitivo.

Si quereis ver resultados de esta placa base con el Core i7-7700k de Intel os invito que leais nuestra review dedicada a este procesador. La podeis encontrar en este enlace: Core i7-7700k.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: MSI Z270 Gaming M7
  • Fecha: 03/01/2017 12:51:36