Gigabyte Z490I Aorus Ultra Review

Gigabyte Z490I Aorus Ultra Review

por Javier Rodríguez 15/06/2020 5
Chipset
Memoria
Otros
Precio
Web
Intel Z490 LGA1200
2x DDR4 hasta 64GB DDR4800+
2xM.2 PCI Express 4.0, Wifi 6 AX, 1x2.5GbE
273 Euros
Puntuación de Gigabyte Z490I Aorus Ultra en la review:

Introducción a las especificaciones de la Gigabyte Z490I Aorus Ultra

Gigabyte es bien conocida por tener algunas de las mejores placas base en este formato compacto del mercado. Equilibradas en precio y prestaciones, ofrecen un punto de vista muy integrado que nos permiten no echar muy de menos el tener más espacio en la placa base. De hecho, Gigabyte, en este modelo, ofrece algunas soluciones inteligentes para tener muchas de estas características que esperamos de modelos de placas base con tamaños más grandes.

Caracteristicas técnicas de la Gigabyte Z490I Aorus Ultra

  • Socket: LGA1200
  • Chipset: Intel Z490
  • Memoria: 2x DIMM DDR4 hasta 4800MHz XMP 64GB Máximo.
  • Almacenamiento SATA: 6Gbps RAID 0, 1, 5 y 10
  • Almacenamiento PCIe: 2xM.2 Socket3 Raid 0, 1 y 5
  • Conectividad PCI Express: 24 líneas PCI Express 3.0
  • Slots: 1x16x PCI Express 3.0
  • DSP de sonido: Realtek ALC1220 - VB
  • Configuración de alimentación: 8+1 fases, VRM Digital, entrada EPS 8+8 contactos 
  • Otros: preinstalación Conectividad USB-C 3.2 Gen2x1 10Gbps trasero, Ethernet 2.5GbE, Wifi-6 Intel AX201

Chipset Intel Z490 de Intel

No hay sorpresas o grandes novedades con esta nueva generación de chipsets, a nivel de capacidades conectivas, pero lo cierto es que la gran prestación esperada para sistemas Intel, como sería el soporte para PCI Express 4.0, no llegará en esta generación de chipsets o de procesadores.

El chipset Intel Z490 se ha diseñado para sacar partido a los procesadores más caros de la nueva gama, los que cuentan con multiplicador desbloqueado y se han optimizado para lograr los mejores overclocking automáticos soportando también la aplicación Intel Performance Maximizer con configuraciones dedicadas para este chipset con los procesadores de serie K o serie KF de décima generación Intel Core.

En cuanto a las prestaciones nuevas podemos añadir a este chipset el soporte para la integración directa de un chipset inalámbrico de primer orden como es el Intel WiFi-6 AX201 con soporte para Gig+ CNVI (así es como se denomina al soporte directo de Wifi-6 IP por parte de los nuevos procesadores Intel).

También se añade soporte para los nuevos chipsets Ethernet 2.5Gbit i225 de Intel con compatibilidad para modos de velocidad inferiores como Gigabit (1000mbps) o Fast Ethernet (100mbps).

La conectividad de almacenamiento, por desgracia, sigue como hasta ahora, con 6 puertos SATA 6gbps con modos RAID 0, 1, 5 y 10. La conectividad PCI Express se mantiene en el tipo 3.0 y en cuanto al almacenamiento, que tendremos que repartir entre las líneas disponibles de procesador y chipset, soportan modos RAID 0, 1 y 5.

La conectividad gráfica tampoco varia, con soporte para hasta tres pantallas simultaneas que tendrán que venir de la mano de los procesadores con gráficos HD 630 integrados (recordad que los modelos acabados en F no disponen de gráficos integrados y los conectores de placa no servirán para nada). Por supuesto este chipset también continúa con el soporte para la tecnología de almacenamiento hibrido Intel Optane.

En cuanto al número de líneas PCI Express disponibles el Z490 no añade nada sobre el Z390 ya que mantiene las 24 líneas PCI Express 3.0 de la anterior generación. Lo mismo ocurre con el interfaz de comunicación con el procesador, que se mantiene en los 8GT/s de ancho de banda y lo mismo ocurre con el soporte USB 3.2 con hasta 6 puertos de tipo Gen2 de hasta 10Gbps de ancho de banda. La conectividad USB debe repartirse también con los hasta 10 puertos USB 3.1 Gen1 de 5Gbps que soporta el chipset.

El soporte de memoria permite instalar hasta cuatro bancos con hasta 128GB de RAM en doble canal (soportado por el procesador) también admite configuraciones gráficas (también soportado por el procesador) de hasta tres tarjetas con modos 16x para una sola, 8x para dos y 8x + 4x + 4x en configuraciones de tres tarjetas. Esta cantidad de RAM depende del numero de slots DDR4 de que disponga la placa, y será raro que en modelos ITX veamos más de dos de estos slots. En este modelo que analizamos esta es la circunstancia.

Lo cierto es que salvo para la nueva conectividad de red este modelo de chipset no ofrece ninguna mejora sobre la generación anterior, es solo la adaptación de socket para estos nuevos procesadores y mantienen a Intel un paso por detrás de lo que podemos ver en otras plataformas que ya llevan en el mercado más de un año.

El TDP de este chipset se mantiene en los 6w de las generaciones anteriores lo que permite a Intel mantener soluciones completamente pasivas para la refrigeración del chipset en condiciones normales, cosa que veremos en casi todas las placas base del mercado.

Ampliación y conectividad

Aunque el tamaño sin duda limita la capacidad de añadir almacenamiento y tarjetas de ampliación, lo cierto es que tampoco echaremos mucho de menos en este modelo de Gigabyte. Tiene capacidad para una tarjeta de ampliación PCI Express 3.0 16x, donde instalar las mejores tarjetas gráficas del mercado. Cuenta con refuerzo mecánico para evitar dañar la placa base y el slot cuando usamos tarjetas gráficas muy pesadas.

Este modelo viene equipado con dos slots PCI Express 3.0 4x para Socket3 M.2. Todos de ellos son de tipo 80mm, con 22mm de ancho, Todos soportan enlaces de hasta 32Gbps y también soportan SATA, y como solo hay cuatro conectores SATA, entonces no deberemos tener miramientos a la hora de instalarlos con este tipo de interfaz puesto que no bloquearan ninguno de los restantes. Uno de los slots esta bajo el gran disipador de chipset y otro por la parte trasera de la placa.

Los conectores SATA ofrecen modos RAID 0, 1, 5 y 10, los conectores PCI Express tienen acceso a raid 0, 1 (el chipset admite hasta modo 5 pero evidentemente con dos conectores estaremos limitados a modos de hasta dos discos). Todos soportan el protocolo NVMe y también hay soporte para la tecnología Optane de Intel en todas sus variantes.

La conectividad USB es básica, sin conectores realmente rápidos, y todo basado en la propia arquitectura del chipset de Intel integrado. Si que contaremos con conectores USB-C, uno en el frontal con velocidad de 5Gbps, y otro trasero con capacidad para enlaces de hasta 10Gbps. Se acompaña de otro conector con la misma velocidad, pero en formato USB-A.

El frontal se completa con dos conectores USB 3.2 Gen1 de tipo A, con 5Gbps de velocidad, y cuatro conectores USB 2.0 clásicos. El frontal trasero ofrece cuatro puertos USB 3.2 Gen1 de tipo A y otros dos de tipo USB 2.0 que se suman a un conector de legado para teclados y ratones clásicos.

Gigabyte cumple plenamente con el estándar de Intel en este modelo. Los dos chipsets de red, el cableado y el inalámbrico, son de Intel. El Ethernet es un Intel I225 de 2.5GbE sobre cable Cat6 estándar. Un chipset cableado que se une a un Intel AX201 para la conectividad inalámbrica Wifi-6. Este chipset soportar banda de 160MHz, sobre los 5GHz, configuración 2x2 MU-MIMO, con velocidades Gigabit en puntos de acceso o routers compatibles. Esta tarjeta también añade soporte para Bluetooth 5.1.

Entre otros conectores integrados podemos encontrar hasta 4 conectores para ventiladores, de tipo PWM, con conectores especialmente diseñados para CPU, en formato normal PWM de cuatro contactos, con otros tres en formato reducido, con cables extensores, para combinar esta gran cantidad de conectores de ventilador con el espacio reducido de un formato ITX.

Tiene también conectores TPM, un conector ARGB, conector RGB de cuatro pines, conector frontal para HD-Audio, conector Displayport 1.4 completo y HDMI 2.0. La integración es muy completa y tendremos los conectores principales que esperamos en un sistema moderno, quizás algunos echen de menos el Thunderbolt 3 o el USB 3.2 Gen2x2 de 20Gbps, pero sinceramente no lo veo tan critico en un sistema sobremesa actual.

Diseño y alimentación

A pesar de ser un modelo compacto eso no quiere decir que Gigabyte no haya cuidado su sistema de alimentación para dar cabida a los procesadores más avanzados de Intel y, como no, a sus capacidades de overclocking tanto naturales como las que pueda forzar el usuario.

Gigabyte ha diseñado un sistema de 8 fases para CPU, una para los módulos de RAM, en formato completamente digital montados sobre un PCB de 10 capas y un sistema de entrada de hasta 90A con conector Auxiliar de 8 contactos. Es capaz de manejar hasta 720A de potencia gracias a su sistema doble MosFET completamente digital que se acompaña de componentes de gran calidad como los capacitadores solidos de polímero de Tántalo.

Captura térmica:

El diseño de la Gigabyte Z490i Aorus Ultra corresponde al de uno de los modelos de gama alta de la marca. No solo se han cuidado las formas, sino también los detalles y los añadidos. Cuenta con cubre slot integrado de serie, chapa trasera de refuerzo y un sistema de refrigeración con grandes disipadores solidos de aluminio con comunicación entre ellos mediante heatpipes de cobre niquelado.

La placa base también dispone de un bonito sistema de leds en el perímetro y un PCB completamente negro perfectamente combinado con el resto de los elementos de la placa. también quiero destacar el buen trabajo de Gigabyte a la hora de colocar todos estos componentes donde esperamos encontrarlos en cualquier sistema. Se ha mimado mucho y este tipo de placas, que pueden ir en sistemas muy compactos, agradecen cada milímetro de buena colocación de los diferentes conectores y elementos de la placa.

Se han usado también componentes propios de sistemas con soporte PCI Express 4.0, que en este hardware que admite esta placa no tendrá ninguna mejora de rendimiento en ninguno de los componentes instalados, pero sí que mejora la señal de los diferentes conectores compatibles. No nos va a cambiar la vida, pero esta claro que Gigabyte ha querido usar lo mejor de su arsenal en esta pequeña placa base.

Sonido

El sistema de sonido también está cuidado, aunque no es tan complejo o elaborado como en otros modelos más grandes de la marca. Si que se usan componentes de calidad, como el DSP ALC1220-VB, su versión de gama más alta, combinado con un amplificador de auriculares capaz de soportar unidades de hasta 600ohmios de impedancia.

Tiene también componentes de calidad en su fabricación, como capacitadores específicos para sistemas de sonido de alta definición y añade también soporte para la tecnología DTS:X Ultra mediante Códecs diseñados a tal efecto. Esta tecnología mejora el sonido espacial tanto en sistemas de altavoces como en Auriculares sin que estos deban tener un soporte específico para ello.

Bios y software

El soporte de software por parte de Gigabyte en este modelo es el que esperamos de toda la gama. Combinando una bios muy accesible, de formato UEFI, con asistentes de configuración integrados para almacenamiento RAID, RAM con soporte Intel XMP, unidades de almacenamiento Optane, overclocking sencillo mediante perfiles, configuración del sistema de refrigeración con perfiles y ajustes manuales, que incluyen soporte para ventiladores con parada completa.

A esta potente bios, que también cuenta con los modos avanzados que espera cualquier usuario experto, se une también un buen paquete de software que podemos gestionar de forma centralizada mediante la aplicación APP Center de Gigabyte que nos permitirá instalar y actualizar controladores, bios, etc.

Entre las aplicaciones disponibles destacan el clásico Easy Tune, para personalizar el funcionamiento del sistema, y el más reciente Sytem Information Viewer que se encargará de monitorizar el sistema y que también nos permitirá ajustar, por ejemplo, el sistema de ventilación del equipo.

Mucho Z490 en poco espacio

Tener un PC en la mitad de tamaño que ocupa una PS5 o una Xbox Series X y con el doble de potencia es una realidad para la que solo necesitamos los componentes adecuados. Esto sin duda pasa por una placa base adecuada, en formato ITX, y creo que esta Gigabyte Z490i Aorus Ultra es un buen ejemplo de lo que podemos llegar a obtener en este formato.

Una placa base preparada para algunos de los procesadores más potentes del mercado, con una integración sobresaliente, un magnifico sistema de alimentación, capacidad de almacenamiento PCI Express mejorada, soporte para las mejores gráficas del mercado y una fabricación de gran calidad.

Lo malo es que tanta excelencia en un formato compacto no sale barato. Este modelo nos costará 275 Euros, pero nos permitirá tener las prestaciones de algunas de las mejores placas base de mercado en un formato mucho más compacto.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Lo mejor de esta plataforma en un formato más compacto
Doble slot M.2 Socket3 en ITX
Potente sistema de alimentación
Solución completa Intel en Ethernet 2.5GbE y Wifi-6
LO PEOR
No hay salida de audio digital, salvo por los conectores de vídeo
Premio a Gigabyte Z490I Aorus Ultra
  • Producto: Gigabyte Z490I Aorus Ultra
  • Fecha: 15/06/2020 10:10:41
Redactor del Artículo: Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Empecé a publicar artículos sobre los componentes de PC que pasaban por mis manos en 1999, al tiempo que era director técnico de la cadena de tiendas de informática Batch-PC. Me uní a Geeknetic como redactor jefe y responsable de laboratorio en 2005. El hardware es mi pasión, aunque en mi tiempo libre acostumbro a disfrutar de juegos de PC multijugador.