ASUS Maximus Extreme

por Javier Rodríguez 08/12/2007 ...

Introducción

Introducción

La gama ROG de Asus para sistemas Intel tiene ahora mismo un máximo exponente bajo un chipset X38 de Intel. Se trata de la Maximus Extreme, una placa sin concesiones donde la memoria DDR3 es protagonista pero acompañada de un reparto estelar con todo lo que un entusiasta puede desear. Una placa pensada únicamente para overclockers que busquen una solución específica para sus necesidades de disipación, potencial de overclocking y rendimiento.

Asus Maximus Extreme.

La Maximus Extreme no es una placa convencional, desde su concepción se ha buscado lo extraordinario. Va más allá de las especificaciones del chipset, mas allá de la disipación que podemos encontrar en cualquier otra placa base y más allá en sus dimensiones. Asus no se ha andado con chiquitas en esta placa base, se ha liberado de las ataduras de varios estándares para ofrecer a los usuarios una nueva experiencia en placas base.

Lo primero que llama la atención de la Maximus Xtreme es su tamaño. Es una placa mucho más grande de lo normal, unos 30mm más ancha que una placa ATX completa por lo que nos obligará a disponer de una caja lo suficientemente amplia para albergarla en su interior. Mide concretamente 270mm de ancho cuando por ejemplo la Blitz Extreme, su antecesora como máximo exponente de la gama ROG con chipsets Intel, mide 240mm de Ancho. La diferencia es de más de un 10%.

Otro de los cambios fundamentales de esta nueva serie de placas base es la opción de poder usar refrigeración por agua para el puente norte o simplemente dejar ese trabajo a su extenso sistema de heatpipes que en el caso de la Maximus Extreme es masivo en todos los sentidos. Asus ha aprovechado cada hueco de la placa, incluido parte del bloque de conectores traseros para masificar un sistema de disipadores de cobre conectado mediante heatpipes. Todos los elementos de la placa quedan cubiertos por este disipador y en el caso del puente sur el disipador se ha duplicado en superficie y se conecta a todo el sistema mediante una doble Heatpipe.

En el caso de que queramos usar disipación por agua Asus nos facilita con la placa base una serie de racores para adaptarlo a los tamaños de tubo más comunes. La refrigeración por agua de la placa hace solamente circuito por el puente norte pero al estar todo conectado a este entonces veremos las temperaturas notablemente reducidas en todo el conjunto de la placa base.

Otro elemento que hace a esta placa base única con respecto a otras soluciones X38 es el chip Crosslink que permite a esta X38 hacer trabajar su tercer puerto grafico PCI Express (PEG) a una velocidad 8x mientras que otras soluciones se estancan en las 4x. Para ello el Crosslink reduce la velocidad del segundo PEG a 8x aumentando la frecuencia del tercero en 4x. ASi se consigue un rendimiento más parejo entre ambos slots. El primer PEG 2.0 mantiene todo el tiempo las 16x de velocidad.

Prestaciones de la Maximus Xtreme

Prestaciones de la Maximus Xtreme.

Como cualquier otra X38 del mercado la Maximus Extreme permite montar cualquier procesador de 45nm de Intel, los famosos Penryn, incluidos los que usaran bus a 400MHz reales ahora a principio de año. Como cualquier otra Intel está diseñada para soportar procesadores de cuatro núcleos en este caso basándose en el uso de memoria DDR3. Soporta hasta 8GB, en cuatro bancos, de este tipo de memoria con soporte oficial para módulos 1333MHz. También soporta Crossfire de ATI en modalidades PCI Express 2.0 con links a 16x para ambas tarjetas. Esto le permite ofrecer niveles de rendimiento grafico superiores a lo que nos tenían acostumbrados los chipsets 975X que solo podían linkar dos graficas a 8x de velocidad.

Saber la parte oficial es siempre importante pero para cumplir la oficialidad uno no se compra una placa base de 240€ como esta Maximus Extreme. Esta placa base se pasa todas estas recomendaciones por alto para conseguir niveles de overclocking difícilmente logrables con otro tipo de placas base. Toda ella está pensada para facilitar el diagnostico y la eficiencia de procesos de overclocking masivo.

A parte de un buen chipset y una disipación extraordinaria esta placa nos ofrece una bios sobresaliente y un sistema dinámico y visual de diagnostico completo de la placa base. A parte de un LCD con la información de POST (Power on Self Test) la placa dispone de leds informativos de nivel de voltaje de los diferentes componentes de la placa base. Podemos saber rápidamente que elementos de la placa base (puente norte y sur, memoria, alimentación procesador, procesador,…) estamos sometiendo a una carga elevada de voltaje. Para los que andamos sin montar la placa base también es interesante que se hayan dispuesto cómodos botones de encendido y reseteo del ordenador así como borrado de la cmos de la placa base. La monitorización masiva también llega al apartado del control de temperatura donde además de los típicos sensores de CPU, placa, etc… podremos personalizar otros tres sensores asociados a sendas tomas de ventilador para optimizar nuestra ventilación a medida de cada componente conectado a la placa base o alojado en la caja del ordenador. La Maximus Extreme nos permitirá controlar todos estos ventiladores para maximizar la eficiencia de los mismos mientras que controlamos el ruido. A esto hay que sumarle la alimentación tan efectiva de esta placa base que nos permite controlar hasta ocho ventiladores con sus conectores molex de tres pines.

En cualquier caso pocas veces tendremos que resetear la cmos ya que la placa autodetecta problemas de arranque y aun teniendo que resetear la CMOS podremos guardar perfiles de configuración de toda la bios tanto en la propia memoria de la bios de la placa base como en disketes o unidades USB.

Elementos importantes de la placa

Elementos importantes de la placa.

Este modelo de Asus está pensada sobretodo para overclocking pero no deja de lado las prestaciones más elementales que son, por otro lado, tan fundamentales en el funcionamiento del ordenador. La placa, como cualquier otra X38, monta un puente sur ICHR9 que le aporta hasta doce conectores USB 2.0 de los que Asus ha colocado 6 en la zona posterior de conectores y dejado otros 6 en conectores internos para que los usemos con otros componentes de la caja como conectores frontales, LCDs frontales, etc.  Tambien nos proporciona 6 puertos SATA 2 con funciones RAID 0, 1, 0+1 y RAID 5. La controladora Intel permite la creación de raids independientes dentro de los mismos discos duros así que tenemos una libertad de creación de sistemas RAID muy elevada y de una eficiencia notable.

La conectividad de esta placa no es tan elevada como en el caso de la P5E3 Deluxe pero su objetivo no es el mismo. Aun así encontraremos dos controladoras de red Gigabit, conexiones Firewire internas y externas y dos conectores E-SATA controlados por un segundo chip RAID Sata, concretamente un Silicon image 3132 que es el que nos suministra también en esta placa el conector Parallel ATA que hace tiempo que Intel descarto para sus puentes sur.

Buena conectividad, capacidad para instalar hasta tres tarjetas graficas, 8GB de memoria DDR3 de máximas prestaciones y para completar algo de soporte de legado, aunque solo para un teclado, Asus descarta los ratones PS2 y con razón, y capacidad para montar otras dos tarjetas PCI convencionales de 32-Bit que es el formato utilizado aun por muchos tipos de tarjetas de ampliación y una tarjeta de sonido “externa” con unos niveles de calidad elevados entre otras cosas por el aislamiento metálico que incorpora. Este sistema de eliminar la tarjeta de sonido de la ecuación es muy útil sobretodo para los que confiamos estas tareas en tarjetas dedicadas ya sean de Asus, Creative o cualquier otro fabricante.

Conociendo un poco mejor la bios

Conociendo un poco mejor la bios.

La bios de la Asus Maximus Extreme no difiere mucho de la bios de cualquier otra placa base Asus, las diferencias se encuentran sobretodo en los detalles. Detalles como el máximo voltaje que podemos asignar a la CPU u otros componentes como la memoria o elementos exclusivos de estas series de placas de Asus como los sensores de temperatura añadidos o el control intensivo de los ventiladores instalados en la placa base.

Asus ofrece varios modos de overclocking en esta placa.

Uno de ellos es tan simple como seleccionar que rendimiento análogo deseamos

según otros modelos Core 2.

Los usuarios que buscan la personalización más detallada encontraran

en la Maximus Extreme un sueño hecho realidad.

En el apartado de voltajes esta placa ofrece variedad y cantidad.

Voltajes elevados y de casi todos los componentes

 y elementos controlados por la placa base.

Mas elementos en bios

Mas elementos en bios.

La bios de esta placa base ofrece no solo configuración detallada de voltajes y frecuencias sino también un control y monitorización total de los elementos que vamos a modificar. Uno de sus puntos mas interesantes es el control de revoluciones de ventiladores que nos permitirán maximizar la eficiencia de nuestros ventiladores controlando el ruido que producen.

Hasta siete sensores puede controlar esta placa.

Con alarmas para cada uno de ellos.

Los sistemas automáticos de control de la placa permiten reducir el ruido notablemente.

Otros aspecto que podemos modificar son los referentes a las funciones de nuestra CPU.

Los perfiles de configuración pueden ser salvados en la misma bios

o también almacenados en unidades USB externas.

Nuestro montaje de pruebas

Nuestro montaje de pruebas.

Las piezas que hemos usado para montar esta placa base nos ofrecen algo de historial sobre resultados logrados en otras ocasiones. Nuestro Core 2 Duo E6320 tiene ya a sus espaldas bastante trote. Es un micro que conocemos bien y que tiene un importante bloqueo de frecuencias máximas conocido como Fsbwall. A mas de 466MHz de FSB es imposible sacar nada estable de el. El Core 2 Duo E6320 es un procesador de bus real 266MHz, con multiplicador interno de 7x y por tanto una frecuencia real de 1.86GHz. Su frecuencia de trabajo se puede ampliar hasta superar los 3GHz con disipación convencional así que nuestra apuesta es por ver hasta donde nos permite llegar de forma estable esta placa base con un procesador de gama baja.

Estas son las piezas que hemos utilizado:

Procesador: Core 2 Duo E6320

Placa base: Asus Maximus Extreme

Memoria: 2GB OCZ 1333.

Fuente alimentación: OCZ Gamextream 850W

T. Gráfica: Palit 8800GT Sonic.

Disco duro: WD Raptor 36GB RAID 0.

Disipador: OCZ Vendetta.

Con este montaje hemos conseguido la velocidad mas alta estable con este procesador. Hasta ahora pasar de 466MHz, incluso con refrigeración por agua, era una misión imposible, inestabilidad, problemas aleatorios, todos acabados con esta placa, la Maximus Extreme, que nos permite elevar esta frecuencia hasta los 490MHz. Parece una cantidad ridícula pero estos 20MHz es lo que nos ofrece una placa base de este tipo, nos ofrece pasar de lo bueno a lo mejor, superar nuestros limites sabiendo que tenemos las mejores herramientas en nuestras manos.

Detalles sobre overclocking

Detalles sobre overclocking.

Esta placa base es especial, su chipset alcanza altas frecuencias de bus sin ningún tipo de problema y es un hecho que nos ha impulsado hasta donde no habíamos podido llegar hasta ahora con ninguna otra placa y no hablamos de modelos de gama mas baja sino placas base de este mismo nivel pero de generaciones de chipset anteriores. Aun así esta placa no hace milagros y peca de los defectos de muchos modelos anteriores. Uno de los defectos más notables es la caída de voltaje para la CPU. A 1.6v que es el voltaje utilizado para elevar nuestro Core 2 Duo 1.86 hasta los 3.4GHz, nada menos que un 82% de aumento de frecuencia, la placa realmente aplica 1.56v al procesador. Es una caída notable que indica que Asus aun tiene mucho camino que recorrer para disponer de una placa absolutamente perfecta para overclocking. Este tipo de caída de voltaje no es solo importante porque confunde en un parámetro tan importante sino porque en plena carga el procesador perderá aun mas voltaje o este oscilara demasiado y puede hacer que el procesador sea menos estable.

Otro dato sin duda importante cuando vamos a trabajar con frecuencias de bus elevadas es como se comporta el chipset tanto en requerimientos de voltaje como en temperaturas. En nuestras pruebas, para alcanzar los 480-490MHz de bus no hemos tenido que cambiar mas que el voltaje de alimentación PLL de la placa y del procesador. Ningún voltaje de chipset ha sido manipulado, todo dispuesto en automático, dejando que sea la placa base la que ajuste la alimentación de forma que la placa es quien toma el control. Esto nos permite lograr una frecuencia de bus notable con las ventajas que esto supone y además sin aumentos de voltaje lo logra con temperaturas muy interesantes sin necesidad de haber usado la parte de refrigeración por agua de que dispone la placa base.

En esta captura podemos ver de un plumazo el funcionamiento global de esta placa base. Podemos ver que la placa esta a 43 grados centígrados mientras que el puente norte trabaja a 48 grados y el puente sur permanece en los 45 grados. El procesador permanece en los 33 grados mientras que el disipador trabaja en apenas 1300 vueltas por minuto. Esto nos dice que este disipador de OCZ trabaja de una forma extraordinaria con este tipo de procesadores de doble núcleo. Como veis la caída de voltaje queda patente con una medición de 1.57v mientras que en bios teníamos configurados 1.6v.

Este procesador no va a batir ningún record pero aumentando su frecuencia de este modo conseguimos un rendimiento muy interesante sobretodo gracias a un bus elevado que permite aumentar el ancho de banda del bus principal del sistema. Con este tipo de overclocking de bus elevado no solo conseguimos que nuestro procesado corra prácticamente el doble sino que lo hace de un modo más equilibrado pero mas peligroso para la estabilidad del sistema. De ahí que este tipo de placas muy adaptadas puedan resultar interesantes precisamente para lograr esos pocos MHz que separan a un gran overclocking de un overclocking extraordinario.

Conclusión.

La Maximus Extreme es diga sucesora de la tradición de la gama "Republic of Gamers" y como tal nos ofrece esa punta de rendimiento y de posibilidades que no encontramos en otras placas base. Aumentamos las posibilidades de overclocking para reducirlas en las prestaciones extra de la placa base. Es un modelo para overclockers donde lo que se busca es lo que hemos conseguido nosotros, esos 20MHz mas de bus frontal en un procesador donde teníamos un limite muy marcado, un control elevado de todos los aspectos incluidos los de control de temperaturas y ventilación y como no, la espectacularidad de los acabados, la disipación extraordinaria y la confianza en que tenemos en nuestras manos una herramienta casi perfecta para realizarnos si nuestro hobby es el overclocking puro y duro. Una placa base con un objetivo muy especifico que se merece nuestro premio al rendimiento más elevado.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: Asus Maximus Extreme
  • Fecha: 08/12/2007
Temas Relacionados: Placas Base Placas Base