ASUS P7P55D Deluxe Pre-review

por Javier Rodríguez 30/07/2009 ...

Introducción

Introducción.

Nuevos procesadores para cubrir las gamas medias y altas con precios más agresivos y soluciones más cercanas a las circunstancias del mercado. Esto es lo que en principio nos ofrecen los nuevos procesadores que Intel lanzara a principios del mes de Septiembre. Procesadores que estrenan socket y que heredan prestaciones de las gamas más altas actuales de Intel.

Introducción al P55.

El P55 es el nuevo chipset de Intel para sus gamas medias y medias-altas. Se trata de un único chip donde encontraremos las prestaciones generales del puente norte, las pocas que le quedan, y las características del puente sur todo en el mismo chip. Esto marca profundamente las prestaciones generales del P55 tanto para bien como para mal.

Por un lado nos encontramos con placas más eficientes, menos calor, más eficiencia y por otro continuidad en algunos aspectos que todos los usuarios desearíamos que hubieran cambiado. El P55 está únicamente pensado para dar vida el nuevo socket 1156. No encontraremos este chipset ni en placas para socket 775 ni tampoco para procesadores de socket 1366 que es el que usa actualmente por los procesadores Core i7 de Intel.

Este chipset tiene bien definido a que procesadores dará soporte ya que depende de ellos y de algunas de sus prestaciones para salir adelante. Por ejemplo la controladora de memoria ya no está situada en el chipset sino en el procesador por lo que todas las placas P55 son únicamente con soporte DDR3 que es la memoria que pueden controlar los procesadores Lynnfield.

De todos modos sus puntos flacos, que apenas han cambiado con respecto al P45, es que seguimos dependiendo de un numero bastante limitado de líneas PCI Express lo que nos limita la sincronía de dos o más tarjetas graficas a un máximo de 8x por slot. Nvidia, al menos en principio, no licenciara a este chipset con soporte SLI así que nos veremos limitados a soluciones AMD si queremos montar dos o más tarjetas gráficas.

Sus componentes de “puente sur” tampoco han variado mucho, mejoramos de 12 a 14 puertos USB 2.0, una controladora IDE SATA 3Gb con 6 puertos y RAID 0, 1 y 5, soporte HD Audio y nada más que no hayamos visto ya en otros chipsets con puentes sur independientes como el ICH10R, salvo quizás la multiplicación de puertos Ethernet integrada en chipset. Por lo demás ninguna novedad, ni el nuevo sistema de memoria de cache que Intel promete para próximas generaciones, que quizás si dispongan las placas en un futuro próximo, pero de la cual ya se pueden olvidar esta primera hornada.

Los nuevos procesadores y el lío de gamas

Los nuevos procesadores y el lío de gamas.

Con la introducción de estos nuevos procesadores también veremos cambios en la política comercial de Intel. Ahora las gamas no estarán diferenciadas por sockets, como hasta ahora, sino que podemos encontrar que algunos procesadores Lynnfield con socket 1156 pertenecerán a la gama de procesadores Core i7 así como algunos, de gama más baja, a la Core i5 e incluso una gama Core i3 que irán poblando procesadores de gama de entrada.

El nuevo socket. Mas reducido. Sirven los mismos disipadores que para socket 1366.

Si podemos deciros que dentro de este pequeño caos que se formara al principio, hasta que nos adaptemos, hay cierta lógica. Todos los procesadores Core i7, sean del núcleo que sean, dispondrán de 4 núcleos con Hyperthreading, en total 8 threads simultáneos, esto como mínimo. Dentro de la gama Core i5 estarán los procesadores Quad Core convencionales, sin Hyperthreading. Digo como mínimo porque seguramente a principios de año veamos nuevos procesadores de seis núcleos basados en 32nm y hay dudas si formaran una gama más alta, la Core i9, o pertenecerán a la elite de la Core i7.

Estos nuevos procesadores Lynnfield ofrecerán diversas combinaciones de núcleos, threads, cache, etc. pero tienen en común que trabajan con un bus de memoria de doble canal integrado en el procesador y compatible únicamente con memoria DDR3. Esto a día de hoy es mas ventaja que un problema ya que la memoria de este tipo, como cabía esperar, se abarata a pasos agigantados posicionándose ya muy cerca o incluso por debajo de la memoria DDR2 en cuanto a precios se refiere.

En parte estos procesadores con Bloomfield recortados, son Core i7, con una controladora de memoria mas básica para funcionar en doble canal en vez de triple canal como hacen estos últimos. Aun así serán procesadores con gran potencial de overclocking y niveles de rendimiento, me atrevo a predecir, muy similares a las de estos últimos.

La oferta de Asus con la P7P55D Deluxe

La oferta de Asus con la P7P55D Deluxe.

En este articulo os mostraremos que podremos encontrar en placas base de gama alta con este nuevo chipset. Aun no disponemos de procesadores de este nuevo socket así que nuestro análisis será únicamente orientado a mostraros las posibilidades que nos ofrecen estas placas base.

En concreto la P7P55D Deluxe será una de las opciones de gama más alta del fabricante, tanto en integración como en overclocking, hasta que veamos modelos más concretos de ciertas gamas como la ROG o la WS. Esta placa esta dentro de las gamas convencionales, las que primero siempre lanza Asus con la presentación de un chipset y las que poco a poco van a haciendo la gran masa de ventas de la marca. No por ello son placas poco preparadas y de hecho suelen ser punta de lanza para nuevos añadidos que la marca quiere probar en próximas generaciones.

Por eso de esta placa podemos esperar una de las opciones más interesantes para una pronta adopción de esta nueva plataforma. Esta placa tiene un formato ATX convencional. Monta cuatro módulos de memoria RAM con una capacidad total de 16GB de memoria DDR 2133MHz siempre y cuando forcemos la capacidad teórica del chipset y el procesador de 1333MHz mediante overclocking.

En esta placa encontraremos tres slots PEG (PCI Express Graphics) completos  aunque únicamente pueden trabajar a 16x si usamos solamente uno de ellos. De hecho el tercero esta únicamente capacitado para funcionar a 4x sea cual sea la combinación de tarjetas que usemos. Lo que nos confunde es que hemos podido ver en sus especificaciones que soporta combinaciones Crossfire y SLI y esto sin duda es una novedad importante. Aunque no se la solución más eficiente podríamos hacer trabajar hasta dos tarjetas de doble chip, tipo Radeon 4870X2 y Nvidia GTX 295, en esta placa sin que se eche en falta demasiado el ancho de banda recortado. Pero como digo, esto es lo que dice el manual y aun no hay ningún anuncio oficial al respecto.

Aun así esta placa base es magnífica, luego nos centraremos en su diseño y distribución, pero antes quiero enumerar un poco las prestaciones que podremos encontrar en ella.

A los puertos PEG ya enumerados encontramos dos puertos PCI Express 2.0 1x, otros dos puertos PCI de 32-Bit y una impresionante serie de características integradas. Tres controladoras IDE, la integrada en el chipset, y otras dos firmadas por Jmicron que aumentan el número de Puertos SATA hasta 9 con un único puerto Parallel ATA. Dos puertos Ethernet, firmados por Realtek, 14 puertos USB 2.0, 8 detrás y seis delante, dos puertos Firewire y como colofón, una tarjeta de sonido VIA Envy con soporte de 10 canales, con filtro de ruido, "remapeo" de puertos frontales y salidas digitales. Ahora ya sabemos a groso modo de que dispondremos pero lo mejor está en los detalles.

Diseño y distribución

Diseño y distribución.

El que la placa solo disponga de un chip ofrece nuevos espacios que hacen que la placa parezca más despejada. También permite un sistema de refrigeración más convencional sin heapipes ni complejos sistemas de disipadores de gran volumen. Es una placa más ligera y más eficiente que da la sensación de que los componentes descansan con más espacio, mejor organizados y eso da lugar a una distribución muy interesante que se ajusta a las últimas necesidades y conceptos de adaptación a ordenadores modernos con fuentes y cajas del mismo tipo.

Pero mejor será que lo veamos en la serie de fotos que hemos tomado de la placa.

El disponer de un único chip permite un "layout" más despejado.

Quad Crossfire o Quad SLI con conectores extra tanto PCI como PCI Express para más tarjetas.

Un panel de puertos bastante poblado con botón de reset de bios incluido.

6 conectores USB 2.0 y tres E-Sata adicionales.

Parte de los componentes integrados. Destaca el impresionante DSP Envy de VIA.

El control remoto sale por el panel trasero de puertos.

Los nuevos brackets eliminan el Firewire para potenciar el External SATA.

Todo el cableado de la placa, incluidos cables sata, es negro.

Asus mantiene el Parallel ATA pero el Floppy se descarta.

Extras interesantes

Extras interesantes.

Los fabricantes se esmeran en darnos cada día soluciones más completas que cumplan con los requisitos de todos los usuarios posibles. Estas placas de alto nivel añaden prestaciones que algunos podemos ignorar pero que a algunos usuarios les parecerá una “bendición caída del cielo”. La Asus P7P55D Deluxe es una de estas placas que debe contentar a todo tipo de usuarios y a la vez añadir nuevas prestaciones que esperamos encontrar en cada nueva generación.

En el caso de esta placa base encontramos las ultimas prestaciones generales que Asus está integrando en todas sus nuevas placas base. Una de las más interesantes para mi es “MemOK” que pulsando un botón prácticamente nos garantiza que la placa arrancara correctamente sean cuales sean nuestras memorias estén o no en la tabla de compatibilidades de la placa. Una pulsación y fuera problemas.

También encontraremos los típicos botones de encendido y reseteo en placa, bastante útiles para hacer pruebas pero inútiles una vez montados y también un botón de reseteo de bios que esta convenientemente situado en el panel de conectores traseros de la placa.

Este modelo dispone de un sistema de alimentación de 16 fases para el procesador y de 3 fases para la memoria. Están controladas por el chip EPU de la placa y permiten una estabilidad y eficiencia notables en la alimentación del procesador y los módulos de RAM. Esto es realmente útil para cuando dedicamos nuestros esfuerzos en exprimir nuestro procesador al límite. De hecho esta placa dispone de diversos sistemas de overclocking asistido y manual que harán las delicias de novatos y expertos por igual. En cualquier caso esto ya tendremos tiempo de probarlo una vez que montemos los nuevos procesadores y tengamos una experiencia práctica real.

Algunas novedades las encontramos en el sistema de la placa para el sobrevoltaje manual de procesador, chipset y memoria. Ahora son switches en vez de jumpers con lo cual se facilita bastante el trabajo. Están situados los tres juntos, encima de los bancos de memoria, con lo que son fácilmente alcanzables incluso con el ordenador ya completamente montado en su caja.

Otra novedad es el “mando a distancia” de overclocking llamado TurboV remote Controller. Este mando a distancia nos permite modificar parámetros de overclocking sin entrar en la bios y sin siquiera tocar el software TurboV que Asus introdujo con la generación Core i7 de procesadores Intel. Podemos estar en un juego u otro programa y cambiar en tiempo real las prestaciones de nuestro ordenador sin cambiar de aplicación. De hecho podemos incluso encender y apagar el ordenador desde el mando.

TurboV Remote Controller.

Otro aspecto cuidado de la placa, aunque no podremos verlo hasta que la tengamos en marcha y funcionando, es el sistema de leds de diagnostico rápido de la placa base. Los leds situados cerca de cada componente principal como es la memoria, procesador, tarjetas graficas,…dispone de un led que se enciende cuando hay algún problema con dicho componente. De este modo podemos diagnosticar rápidamente la placa base en caso de problemas.

En la bios encontraremos novedades orientadas a los usuarios novatos. Ya no solo existen perfiles de overclocking predefinidos que Asus prácticamente garantiza su funcionamiento sino que tendremos una utilidad que ajustar al overclocking de forma automática según nuestras piezas concretas. Con solo utilizar una función cualquiera prueba aprovecharse de buenos niveles de overclocking. La placa base soporta perfiles XMP para memorias preparadas para procesadores Intel así como los sistemas Turbo integrados en los procesadores Core i7 y Core i5 que permiten ciertos aumentos de multiplicador en uno o varios núcleos del procesador de forma dinámica.

Conclusión.

Creo que estamos ante una buena renovación de las gamas medias-altas con estos nuevos procesadores y chipsets. Se pierden algunas cosas, otras esperadas no llegan, pero por lo menos tenemos novedades interesantes, diseños más espaciados y eficientes, nuevas tecnologías integradas y noticias tan interesantes como el soporte tanto de Crossfire como SLI lo que deja las puertas abiertas a combinaciones de procesadores y memorias rápidas con sistemas graficas de máximo nivel. Ahora solo nos queda esperar que los precios sean interesantes y los resultados los esperados.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Temas Relacionados: Placas Base Placas Base