AMD ATI Radeon HD 5870

por Javier Rodríguez 23/09/2009 ...La Mejor Tarjeta Gráfica

Introducción

Introducción.

Hoy AMD da un nuevo paso adelante en el desarrollo de sus chips gráficos de PC con nuevas tarjetas que preparan el camino para la entrada de nuevos estándares gráficos de la mano no solo del inminente Windows 7 sino también de otros estándares que abren el abanico de posibilidades de desarrollo y por tanto, el potencial real de estos portentos de ingeniería que son los procesadores gráficos modernos.

El nuevo R870 que da vida a esta nueva gama de tarjetas logra mantener a AMD en una posición dominante en cuanto a soporte de estándares de libre acceso así como de potencia de cálculo en un solo chip manteniendo unos consumos eléctricos en máxima carga muy similares a generaciones anteriores y logrando menores consumos cuando no requerimos de todo su potencial.

La Radeon 5870 es el nuevo referente de la industria y el punto de partida de una nueva generación de tarjetas que apuntan a nuevos estándares como DirectCompute, DirectX u OpenCL como la referencia para lograr un desarrollo universal de nuevas aplicaciones donde la GPU del sistema tenga un papel protagonista.

Fuerza bruta

Fuerza bruta.

Nadie duda que con la Radeon 4870 AMD supo dar un golpe en la mesa y poner en aprietos a la marca dominante con precios agresivos acompañados de productos con prestaciones de gran nivel que competían de tu a tú con las soluciones de Nvidia. Ahora el nuevo Radeon 5870 no será la tarjeta que viene a competir sino la tarjeta a batir. Para lograrlos AMD no se ha andado con chiquitas y simplemente ha ido a lo radical, y por otra parte también esperado y deseado, que es duplicar, sobre el papel, las prestaciones de su generación anterior de chips aumentando también su capacidad no solo de fuerza bruta sino de compatibilidad con estándares modernos que están a punto de caer.

El nuevo R870, que da vida a esta tarjeta, duplica el número de unidades de shaders del R770, que daba vida a la Radeon 4870, pasando de 800 unidades a 1600, duplicando también por el camino el numero de unidades de texturas, de 40 pasamos a 80, alcanzando la increíble cifra de cálculo bruto de 2.7 teraflops en precisión simple y algo más de medio teraflop en calculo de doble precisión.

Este nuevo chip está fabricado mediante un proceso de 40nm que le ha permitido duplicar su número de transistores, de más de 900 millones, hasta superar los 2000 millones, con consumos muy similares en carga, en torno a los 190W frente a los 160W del R770, y con estados de reposo mucho más avanzados que permiten reducir el consumo hasta tan solo 29W cuando no requerimos de toda la potencia del chip.

Podemos hablar sin miedo a equivocarnos que esta nueva generación toma el número 2 como referencia ya que duplica en todo a la anterior, en todo salvo en algo importante, como es el consumo que aumenta menos de un 10% en estados donde estamos exprimiendo la tarjeta al máximo.

El número de unidades de raster también se ha duplicado pasando de 16 rops hasta 32 y las tasas de relleno de pantalla aumentan más del doble gracias a un ancho de banda mayor conseguido usando memoria GDDR5 de alta velocidad, 4800MHZ QDR, que aumentan el ancho de banda hasta los 154GB/s frente a los 115.2GB/s de antaño.

La arquitectura ha cambiado bastante no solo por la duplicación de elementos pero también se ha conseguido aumentar frecuencias de trabajo gracias a los nuevos procesos de fabricación utilizados. Esta tarjeta utiliza una frecuencia de GPU de 850MHz, igual que la posterior Radeon 4890, que es 100MHz más rápida que la 4870. Así se explican que no solo se dupliquen muchas de las prestaciones sino que también algunas de ellas tengan una mejora adicional gracias al aumento de frecuencias.

No todo está en los músculos

No todo está en los músculos.

AMD ha armado esta nueva tarjeta de tal manera que poco malo se le puede achacar, aunque peros tiene como todo en esta vida. Las claves de esta nueva tarjeta están por un lado en sus prestaciones técnicas renovadas, de las que ya hemos relatado los puntos más fuertes, y también lo está en sus claves de prestaciones que la hacen una unidad destacada dentro de lo que podemos haber encontrado hasta ahora.

Lo primero es que integra las últimas tecnologías en estándares abiertos, como luego veremos, pero lo hace con adelanto incluso al lanzamiento oficial de muchos de ellos. Con esta tarjeta no solo encontraremos duplicar nuestros rendimientos actuales con muchos juegos ya existentes sino que tendremos una plataforma adaptada a lo que está por venir y no solo a nivel de juegos sino también a nivel de cómputo general asistido por chips gráficos.

La nueva Radeon 5870 mantiene un estándar de trabajo en paralelo similar a generaciones anteriores con capacidad para ser montada en combinaciones de hasta tres tarjetas graficas en el mismo PC y tendrá, seguramente antes de Navidad, versión X2 con dos chips sobre la misma tarjeta con posibilidad de montar dos tarjetas en el mismo PC. Además el estándar Crossfire no tiene limitación de plataforma así que podemos optar por procesadores de AMD o Intel sin limitación ninguna.

AMD hace hincapié en que sus nuevas soluciones no solo entran dentro de los más estrictos estándares abiertos sino que su desarrollo de controladores va orientado precisamente a un trabajo combinado con los desarrolladores para obtener los resultados más homogéneos posibles. Ahora detallaremos cuales son estos estándares compatibles y que novedades, orientada al juego y a la productividad, entran en juego con los nuevos chips.

Estándares compatibles

Estándares compatibles.

Esta nueva generación de chips no solo traen potencia renovada con ellos. También vienen con soporte para los estándares 3D y de computación general más avanzados mirando directamente a aquellos que no tienen una orientación propietaria sino generalista y abierta a todo aquel que quiera implementarlo. Sin duda lo más llamativo es DirectX 11, que se introduce con Windows 7 pero que encontraremos también para Windows Vista en forma de actualización. Este nuevo estándar introduce nuevas técnicas, simplifica el trabajo para los programadores, mejora el rendimiento trabajando con shaders e implementa soporte de multitarea para aprovechar sistemas con sistemas gráficos escalados en varios chips de forma mucho más eficiente que en sistema compatibles con DirectX 10 o 10.1.

Con DirectX 11 y Shader Model 5.0 encontramos el que seguramente se convertirá, conjuntamente con OpenCL, en el estándar de referencia para cómputo general asistido por chips gráficos. Con estos nuevos estándares podremos ver desde física aplicada a juegos, mejoras de inteligencia artificial o asistencia de procesos generales en todo tipo de aplicaciones científicas y multimedia. Se trata de estándares abiertos sin ningún tipo de desarrollo ni licencia propietaria por lo que no dependen de ningún fabricante en concreto.

Cierto es que las tarjetas DirectX 10.1 implementan ya muchas de las mejoras de DirectX 11 pero otras también interesantes serán territorio único de chips compatibles con el nuevo estándar. Con DirectX 11 se consigue una unificación completa de todos los tipos de shaders, se simplifica el código de desarrollo gracias a una orientación a programación de modelos, así como la introducción de nuevas instrucciones.

Conectividad. Eyefinity

Conectividad. Eyefinity.

De serie esta nueva generación de tarjetas incorporan cuatro salidas de video, todas digitales, con DVIs adaptables a analógico, donde el Displayport y el HDMI 1.3 son un estándar de serie en la tarjeta. De hecho cualquier modelo de referencia de la Radeon 5870 soporta 3 monitores simultáneos con resoluciones de 2560x1600. Esto significa que tiene capacidad para tres conexiones dual link por tarjeta con salida de audio digital directa mediante el HMDI integrado sin necesidad de adaptadores ni puentes de ningún tipo.

Como vemos la conectividad de la tarjeta es uno de los elementos que se han cuidado mucho de esta nueva tarjeta y en este sentido nos encontramos también con el soporte de la tecnología Eyefinity de AMD que permite hacer trabajar combinaciones de hasta 6 monitores de forma simultánea siendo para el sistema operativo una única unidad de video con capacidad para resoluciones de hasta 24 megapíxeles.

De hecho podemos encontrar una versión especial de la Radeon 5870 con 6 conexiones Displayport en la misma tarjeta con capacidad para seis monitores de resoluciones de alta definición trabajando como si de uno solo se tratase.

Las combinaciones son casi infinitas con dos, tres, cuatro, cinco monitores,…donde alcanzar formatos ultrapanorámicos para transformar nuestro modo de jugar con una visión de casi 180º. Todo esto con una capacidad de profundidad de color de 10-bit por canal y compatibilidad con todos los estándares de video modernos. Como la lectura de las resoluciones combinadas se realiza a nivel de sistema operativo encontraremos compatibilidad no solo con cualquier sistema moderno, ya sea Linux o Windows, sino también con cualquier aplicación o juego que se precie de forma nativa sin ningún tipo de configuración extraña, conocimientos de comandos o configuraciones avanzadas de los juegos.

La Radeon 5870 como tarjeta

La Radeon 5870 como tarjeta.

Físicamente el modelo de referencia impresiona bastante. Tiene unas dimensiones aproximadas de 29cm de largo por lo que hablamos de una tarjeta bastante normal dentro del canon actual con dimensiones similares a los de una GTX 275 o GTX 285 de Nvidia. Su diseño térmico es de doble Slot con una turbina tomando aire de la zona posterior de la tarjeta para canalizarlo y expulsarlo por el frontal de la misma.

Toda la expulsión de aire caliente se produce por la parte de los conectores frontales y la toma de aire fresco se ha potenciado con dos generosas entradas que serán muy útiles en configuraciones de dos o más tarjetas donde no haya mucho espacio para una entrada directa de aire sobre la turbina.

Todas las tarjetas que veremos estos primeros meses cumplen con este mismo diseño por lo que su comportamiento térmico será prácticamente idéntico en todos los casos. La pena es que al disponer de tantas salidas frontales el segundo slot, que se usa normalmente para una salida de aire generosa, se ve ocupado en parte por uno de los dos conectores DVI. En el caso del modelo de seis salidas Displayport, que será un modelo bastante exclusivo, si que se respeta este principio colocando todos los conectores sobre el slot del PCB.

Un detalle interesante de este diseño térmico, bastante más logrado que en la generación de la Radeon 4870, es el “backplate” o chapa posterior que refrigera el PCB y los componentes electrónicos situados por detrás de la tarjeta. Así la gestión térmica es más eficiente y se reducen algunos puntos calientes que podrían dar problemas. De hecho esta tarjeta tiene diversos nuevos sistemas de control térmico para reducir el ruido, es bastante silenciosa, y evitar posibles daños en el procesador por temas de temperaturas elevadas.

Se trata en definitiva de un diseño más elaborado que en generaciones anteriores con un acabado más homogéneo y un diseño térmico bastante más eficiente que mira por un funcionamiento más fresco, con menos ruido y más perfeccionado para montar dos o más tarjetas en paralelo. Lo que si se ha mantenido es la conexión doble de alimentación PEG (PCI Express Graphics) de seis contactos cada uno que le permite seguir siendo utilizada en fuentes de alimentación con cierto tiempo a sus espaldas.

Pruebas de rendimiento

Pruebas de rendimiento.

Hemos realizado algunos test rapidos a esta nueva tarjeta a la espera de realizar analisis comparativos mas detallados con otros chips existentes ya en el mercado. Hemos querido, no obstante, conocer sus temperaturas de reposo y trabajo, saber por donde rondaran sus rendimientos en algunas de las pruebas mas conocidas y someterla a una pequeña prueba con FSAA de alta calidad en un juego de ultima hornada para PC como es Resident Evil 5.

Nuestro montaje de pruebas incluye un procesador Core i7 870 a una frecuencia de 4.2GHz. 4GB de memoria DDR3 OCZ trabajando a 2GHz DDR, una placa base Asus Maximus III Formula y una fuente de alimentación PC Power & Cooling de 910W. Las pruebas han sido realizadas bajo Windows 7 de 64-Bit en versión RTM.

Según este resultado de 3DMark Vantage puedo adelantaros que esta grafica tiene prácticamente la misma potencia en solitario que una Geforce GTX 295 de doble chip. No es igual de rápida pero prácticamente la iguala asi que esperamos con impaciencia la solución de doble chip de ATI, que permita una configuración QuadFire, y desbanque de forma definitiva a las soluciones QuadSLI de Nvidia al menos hasta que el GT300 aparezca en el mercado.

3DMark 2006 confirma el buen desarrollo de esta tarjeta aunque en esta ocasión, seguramente por el uso menos intensivo de unidades de shaders, las diferencias no son tan notables. Lo que si sorprende, como veréis ahora, es el buen comportamiento térmico de la tarjeta que apenas varia en 20º su temperatura de reposo y carga sin producir, en ninguno de los dos estados, un ruido que pueda resultar molesto.

Pero más sorprende aun como es capaz de manejar un juego moderno como Resident Evil 5 a resoluciones FullHD con FSAA 8x y Anisotrópico de 16x. Una media de 70FPS con una calidad de imagen sobresaliente. Es la plataforma ideal para aprovechar esos juegos DirectX 10 que se quedaban grandes para las tarjetas anteriores y un puente de calidad a juegos con mas calidad de imagen y mas efectos añadidos.

Presente, precios y futuro

Precios, presente y futuro.

Toda una nueva generación de tarjetas tanto de gama alta, media y baja se preparan para lanzamientos en los próximos meses. De momento disfrutaremos unos días únicamente de versiones de Radeon 5850 y 5870 pero se espera que antes de Noviembre ya tengamos en el mercado tarjetas de gama más baja con precios más asequibles.

La Radeon 5850 tendrá un precio de salida, con versión de un GB, de 239€ mientras que la Radeon 5870, también de 1GB, lo hará por un precio de 349€. Se esperan versiones de 2GB para un futuro cercano de ambos modelos y también, para antes de que acabe el año, la esperada X2 que pondrá a AMD a la cabeza de soluciones graficas en una única tarjeta.

Los modelos más económicos que se esperan para dentro de un mes y algo es la 5770 y la 5670 que podrían tener precios aproximados de unos 200€ en la versión más potente. Lo que si podemos esperar en esta generación es más variedad de ajuste de prestaciones. De hecho la misma 5850 tiene algunos recortes en el número de unidades de shaders, rops, etc. aparte de los habituales cambios de frecuencias de GPU y memoria.

Otra de cosas que podremos esperar para primeros de 2010 son los primeros chips de portátil compatibles con DirectX 11. Se espera que se introduzcan en todo tipo de ordenadores portátiles, sean de la plataforma que sean, con variantes de alta potencia y unidades más recortadas pero de rendimiento mejorado.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Sin duda AMD ha hecho un trabajo magnifico con estos nuevos chips. Han logrado algo que esperamos ver con cada nueva generación de chips que es duplicar prestaciones sean o no traducibles a un rendimiento real en todas y cada una de las aplicaciones existentes. No solo han duplicado prestaciones sobre la generación anterior sino que han mantenido los consumos prácticamente iguales, en carga, y reducido notablemente el consumo residual cuando no necesitamos toda la potencia de la que es capaz de desarrollar el chip.

La tarjeta también está muy perfeccionada y AMD promete drivers de calidad para sistemas operativos con Windows 7. Además es perfectamente creíble porque llevamos meses de desarrollos de controladores en estados muy maduros para Windows 7 por lo que no veo ningún problema en que estas nuevas tarjetas tengan drivers de calidad prácticamente desde su lanzamiento.

Es una pena que los precios sean elevados, aunque también es normal por ser un lanzamiento de este calibre, pero seguro que en pocos meses volvemos a ver precios muy competitivos que inviten dar el salto a las nuevas tecnologías que nos ofrecen estas nuevas soluciones de AMD.

De momento andamos muy entusiasmados con los primeros resultados, que compararemos detalladamente con otras soluciones ya en el mercado, y que tendremos la oportunidad de comprobar plenamente en títulos que llegaran pronto basados en DirectX 11.

La Mejor Tarjeta Gráfica

AMD ATI Radeon HD 5870

Del 23/09/2009 al 20/11/2009

  • Este producto fue La Mejor Tarjeta Gráfica del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 23/09/2009 al 20/11/2009
  • Producto: AMD ATI Radeon HD 5870
  • Fecha: 23/09/2009 11:34:23
Secciones: Tarjetas Gráficas