MSI P55-GD80. Clase y prestaciones para socket 1156

por Javier Rodríguez 01/12/2009 ...

Introducción

Introducción.

Normalmente cuando invertimos un dinero importante en una placa base esperamos diversas prestaciones unidas a una calidad y estética superiores. En el caso de MSI esto se logra sin aspavientos y sin sobreactuar con un diseño estético y funcional muy cuidado, la integración de los componentes eléctricos de más calidad y el soporte para las últimas tecnologías en un concepto de placa base que invita al usuario a “tocar”.

Prestaciones de la P55-GD80.

Este modelo de MSI, elite entre sus modelos convencionales, es un buen ejemplo de lo que decíamos en la introducción de este artículo. Una placa base estructurada en la excelencia de sus componentes electrónicos, que la hacen una de las placas más eficientes eléctricamente hablando, y un referente de calidad sin dejar de lado las prestaciones más punteras.

La P55-GD80 es una placa base diseñada para usuarios exigentes que buscan posibilidad de montar dos o más tarjetas graficas en su PC, realizar un overclocking de gran calidad, y disfrutar de una integración de calidad en un entorno donde factores como la temperatura no serán ningún quebradero de cabeza.

Su estructura es similar a la de cualquier placa base P55 salvo que MSI, como también Gigabyte, optan por mantener un diseño térmico tradicional como si aun existiera un puente norte en el circuito. Este espacio se aprovecha para añadir un disipador intermedio que facilitara la disipación del chipset y terminara de cerrar el circuito con los disipadores situados en la alimentación del procesador. La ventaja sobre el diseño de algunas Gigabyte es que es más ligero, menos ostentoso y también deja más espacio alrededor de la CPU y permite mantener una buena distribución de slots de ampliación como veremos más adelante.

La placa base integra dos puertos Ethernet Gigabit Realtek, con funciones de “teaming”, tarjeta de sonido de 8 canales también firmada por Realtek, un puerto IDE suministrado por un chip JMicron, que también es responsable del puerto Power Esata de que dispone la placa en su panel trasero, y dos puertos SATA adicionales firmados por otra controladora JMicron que se suman a los 6 de que dispone el chipset Intel.  

DrMOS y otros sistemas añadidos

DrMOS y otros sistemas añadidos.

El diseño eléctrico de esta placa base es todo un referente en el sector. Desde la incorporación de la tecnología DrMOS en sus placas de chipset P45 esta tecnología ha ido evolucionando hasta encontrarnos en este punto donde no solo se reducen los componentes tradicionales de la alimentación de un procesador de tres a uno solo sino que se combina con un sistema avanzado de apertura y cierre de fases que permite a estas placas base controlar su propio consumo en todo momento siempre en realización a la solicitud en tiempo real por parte del procesador.

El sistema DrMOS aumenta la eficiencia y por tanto reduce el consumo directo y también reduce la disipación de energía en forma de calor dentro del ordenador. Esta eficiencia combinada con otros elementos de la placa que ya hemos descrito permiten a esta placa base de MSI mantener unas temperaturas muy frescas que permiten tocar sus elementos de alimentación en todo momento con nuestras propias manos.

El sistema APS es el que controla la activación o desactivación de fases, y no es solo el procesador el que cuenta con más de una, y lo hace también de forma visual mediante leds en las zonas a actuar. Así en todo momento podemos saber cuántas fases alimentan a nuestra memoria, chipset o procesador de una forma directa.

El uso de estos sistemas avanzados de alimentación se combina con el uso de componentes de calidad como el uso de la totalidad de los capacitadores de la placa en estado sólido lo cual beneficia la longevidad de la placa base y por tanto de todo nuestro PC. Hasta los conectores USB de la placa cuentan con un sistema de protección de sobretensiones muy comunes cuando insertamos o extraemos una unidad de almacenamiento o periférico con este tipo de interfaz.

Distribución

Distribución.

La MSI P55-GD80 es de esas placas base que da pena encerrarlas es un caja más aun si esta no dispone de algún lateral acrílico que nos permita ver si interior. Es un espectáculo de luces, luces que sirven de diagnostico, y también es posiblemente la única placa base del mercado que invita al usuario que toque su PCB. Me explicare. Esta placa base, como muchas otras, dispone de “botones” de acceso rápido al encendido de la placa, reset, etc… que nos evitan tener que montar la placa base en una caja, o realizar alguna chapuza similar como encender la placa con un destornillador, jumper, etc. En el caso de esta placa tampoco existen botones al uso ya que para hacer uso de estos accesos rápidos basta poner el dedo sobre la zona marcada sobre el PCB y nuestra propia resistencia eléctrica natural hará el resto. Es sin duda un sistema simpático que permite al usuario interactuar de una forma más directa con su placa base.

Aparte de estos detalles de calidad y de una estética luminosa muy cuidada lo cierto es que la MSI P55-GD80 es un bellezon. PCB negro acabada en detalles azules en conectores, disipador, etc que logran una combinación seria pero realmente atractiva. Uno de sus puntos fuertes es su capacidad para acoger sistemas gráficos de alto rendimiento en configuraciones de hasta cuatro chips gráficos simultáneos. Soporta tanto SLI como Crossfire y su estructura de slots de ampliación permite la colocación de tarjeta de doble slot asegurándonos siempre una separación mínima de un slot que es perfecto para tarjetas con altos requerimientos de disipación. Es, por ejemplo, la plataforma ideal para montar soluciones de cuatro chips de Nvidia o ATI como pueden ser dos GTX 295 o dos Radeon 5970.

Aunque su superficie de disipación es enorme, debido al entramado de disipadores y heatpipes, el espacio que queda, sobretodo gracias a la poca altura de los disipadores, es perfecta para la instalación de sistemas de refrigeración de gran volumen. La distancia a los bancos de memoria (cuatro como en cualquier placa P55 para un máximo de 16GB DDR3), permite también la disposición de disipadores grandes con ventiladores de gran diámetro.

Su panel de conectores posteriores es todo un portento. Disponemos de todo un arsenal de conectores que van desde los más tradicionales puertos PS2 para teclado y ratón hasta los muy demandados conectores SPDIF óptico y coaxial pasando por los modernos puertos Esata combinados con USB que permiten conectividad de alta velocidad y alimentación en un solo conector. En total encontraremos 8 puertos USB 2.0, uno de ellos combinados con el puerto E-Sata. Se completa con una conexión Firewire, que todavía me pregunto si alguien usa, dos puertos Ethernet ya descritos antes y las seis conexiones analógicas para sonido con “auto sensing” que permite al PC que tipo de dispositivo conectamos a estas entradas en cada momento.

Overclocking

Overclocking.

MSI ha querido imprimir un carácter muy overclockero a este modelo. Dispone de las prestaciones habituales y otras directamente orientadas a usuarios experimentados como son los puntos de control de voltaje o los switches de eliminación de límite de voltaje. Esto se combina también con otros elementos más estéticos como el control de bus directo en placa, que es monitorizable mediante el display adjunto, u otras funciones de bios como la monitorización directa de la temperatura del procesador en la placa. Son elementos directos en placa que se combinan con una bios de gran calidad y una gran capacidad de overcloking de memoria ofreciendo soporte para módulos de 2133MHz cuando el estándar de estos procesadores apenas alcanza los 1333MHz.

MSI combina estos elementos “Hardcore” con otros más orientados para usuarios sin experiencia como el OCGenie que es un botón con el que la placa realiza un overclocking automático que aunque no tan eficiente como un buen overclocking hecho a mano proporciona un punto de partido interesante para muchos usuarios sin experiencia que buscan superar los límites estándar del procesador referentes al modo Turbo de los procesadores de socket 1156.

En definitiva conseguimos más o menos los mismos resultados, seguramente limitados por nuestro procesador y por la prudencia natural que nos lleva a realizar overclockings realistas, con una frecuencia final de 4.2GHz formada por un bus interno de 200MHz multiplicado 21 veces. Puedo aseguraros que cualquier procesador Core i5 o i7 a 4GHz es ya toda una experiencia capaz de alimentar los chips gráficos mas potentes del mercado así que no veo útil arriesgar componentes cuando podemos superar la frecuencia natural de nuestro procesador en 1GHz y disfrutar de la seguridad y la estabilidad que proporciona esta placa base a esta velocidad.

Rendimiento

Rendimiento.

Hemos sometido a esta placa base a la misma batería de pruebas que a sus competidoras usando los mismos componentes. A saber, un procesador Core i7 870 con una frecuencia de 4.2 alcanzada durante nuestro proceso de overclocking, 4GB de memoria a una frecuencia de 1600MHz DDR, tarjeta grafica Radeon 5870 a sus frecuencias naturales, disco duro Maxtor de 1TB y una fuente de alimentación de 910W PC Power & Cooling Silencer.

CineBench R10.

SiSoft Sandra CPU Arithmetic.

Sisoft Sandra CPU Mutimedia

Sisoft Sandra MEM Bandwidth.

FutureMark 3DMark 2006.

FutureMark 3DMark Vantage.

Resident Evil 5 Benchmark. 1920x1200 FSAA 4x calidad Alta.

Unigine Heaven DX11 Benchmark. 1920x1200 FSAA 2x.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

MSI es elegancia. Esta placa base es la más bella que hemos probado hasta el momento y lo consigue con una buena combinación de colores, un acabado muy cuidado y una iluminación que añade espectacularidad controlada y siempre orientada a dar una utilidad concreta como monitorización directa del funcionamiento de la misma. Sus resultados de overclocking y funcionamiento son también un garante de buenos resultados y su integración de todo tipo de conectores y su buena distribución interna la hacen perfecta para el que busque un sistema grafico complejo ya sea AMD o Nvidia.

En definitiva MSI consigue una de las placas base más atractivas del panorama actual cuidando los detalles sin dejarse caer en los elementos que solo añaden espectacularidad sin una utilidad concreta. Todo un acierto de placa base que podemos encontrar por un precio muy interesante que no llega a los 190€ (concretamente su precio oficial es de 189€).

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: MSI P55-GD80 Motherboard
  • Fecha: 01/12/2009 12:24:58
Temas Relacionados: Placas Base Placas Base