Nvidia Geforce GTX 650Ti Boost

por Javier Rodríguez 29/03/2013 2

Introducción

Introducción.

Tarjetas gráficas cercanas a los 150 Euros. Eso es lo que cualquier jugador de PC espera encontrar con la calidad suficiente para mover los juegos más modernos. Precios que pueden parecer elevados comparados con el precio de una consola pero que sin duda ofrecen al usuario de PC un salto cualitativo de calidad y funcionalidad que jamás tendrá una consola de esta generación ni tampoco de la siguiente.

AMD nos dio una alegría la semana pasada y ahora le toca a Nvidia contraatacar con un modelo más cercano a las gamas altas que a las medias, también con un plus de coste sobre la Radeon 7790 de AMD, pero que permite a Nvidia competir con los precios ajustados de la Radeon 7850 mejorando algo el rendimiento.

Que hay de nuevo en esta Geforce GTX 650 Ti Boost.

Quien haya podido probar una Geforce GTX 650Ti coincidirá conmigo en que es una gráfica realmente interesante que podemos encontrar en formatos realmente compactos, con un consumo muy moderado y que ofrece un rendimiento interesante para resoluciones medias  como puede ser 1920x1080 puntos.

La GTX 650 original contaba con 768 motores de shaders y una frecuencia de trabajo fija de 925MHz. Cierto es que podemos encontrar decenas de modelos en el mercado con frecuencias mayores pero todas tienen el mismo bus de datos de memoria con 128-Bit que conectan 1GB de memoria GDDR5 a una frecuencia de 5.4gbps.

La GTX 650ti no canibalizará el mercado de la GTX 660 porque Nvidia no ha aumentado el número de motores de shaders pero sí que han sabido darle ese punto de rendimiento adicional en dos de los puntos que más se exigen a ciertas resoluciones de pantalla. La mejora fundamental está en el bus de datos que se amplía más de un 50% pasando de 84GB/s a más de 140GB/s. Es una mejora notable que se consigue gracias a pasar de un bus de 128 bit a uno de 192 bit donde además la memoria utilizada también es más de un 10% más rápida. Este bus mejorado permite que podamos jugar a resoluciones como 1920x1080 con más soltura y usar filtros avanzados sin menos impacto en el rendimiento general.

La otra mejora de rendimiento, con menos impacto pero también con traducción en una mejora perfectamente perceptible la encontramos en que la frecuencia nominal pasa a los 980MHz, frente a los 925MHz del modelo normal, con una mejora adicional como es el modo Boost de Nvidia alcanzando hasta 1030MHz. Esto es en torno a un 10-15% más de rendimiento con respecto a la Geforce GTX 650Ti y consigue que sus 768 motores de shaders luzcan más agiles y capaces.

En el apartado de las pegas es que ahora pasamos de los 110w de consumo TDP del modelo normal a los 140w TDP de este nuevo modelo con denominación Boost. El precio también se ve afectado aunque sigue siendo muy interesante con precios de lanzamiento que no llegan a los 180 Euros.

Otras prestaciones a tener en cuenta

Otras prestaciones a tener en cuenta.

Otra de las mejoras interesantes que trae consigo la Geforce GTX 650Ti Boost, con respecto a su hermana menor, es que ahora si tendremos posibilidad de montar configuraciones SLI con ella. Las excusas de Nvidia para no incluir el SLI en la GTX 650 quedan en entre dicho ahora que han visto una competencia en este sentido en los actuales modelos de AMD que cuentan todas con la posibilidad de trabajar en Crossfire. Con esta tecnología y por unos 350 Euros podremos tener en nuestro PC potencia grafica equivalente a una Geforce GTX 680 por una reducción de coste, a día de hoy, de más de 200 Euros.

La versión de referencia de la GTX 650 Ti Boost comparte el diseño físico de la GTX 660. De hecho se acerca más a las prestaciones de este modelo que a las de la GTX 650 ti. Esto significa que todo lo que veremos en el mercado tendrá diseños de PCB y refrigeración similares a los modelos que integran el GTX 660.

Dos ejemplos. Modelos de ASUS y Zotac con overclocking de serie. Se conserva sus buenos diseños para la GTX 660 con gran capacidad de disipacion, buenos niveles de ruido y diseños compactos de doble slot.

Lo que también comparte con sus hermanas de generación es una serie de prestaciones tanto o más importantes que la aceleración 3D. La GTX 650 ti Boost es un portento en computación general, quizás no tanto en este apartado como la Radeon 7850, pero con el aporte de hardware adecuado para que podamos realizar reproducción y creación multimedia sin tanta dependencia de la CPU del sistema y logrando unos resultados espectaculares. Esto afecta ya a gran cantidad de aplicaciones domésticas y profesionales, desde Photoshop a cualquier navegador de última generación, así que es algo ya fundamental en cualquier PC moderno.

La conectividad de serie de la tarjeta permite controlar hasta tres monitores, también tiene soporte 3D, con conectividad DVI de doble enlace, HDMI 1.4 y Displayport 1.2 para pantallas de alta definición Ultra HD. Conectividad de primera que ahora se completa con el soporte SLI para dos tarjetas.

Otras tecnologías que soporta son “adaptative V-Sync” que permite una imagen más fluida tanto si superamos la sincronización vertical de la pantalla como cuando tenemos caídas por debajo de este umbral. También, por supuesto, tendremos soporte para la tecnología PhysX y también otros estándares abiertos como OpenCL.

Rendimiento. I

Rendimiento. I.

3DMark. Fire strike.

F1 2012. 1920x1080. FSAA 8x. Calidad Alta.

Heaven Benchmark 4.0. 1920x1080. Tesselation medio.

Battlefield 3. 1920x1080. Calidad Media.

Rendimiento. II

Rendimiento. II.

MS Flight. 1920x1080. Calidad Alta.

HAWX 2. 1920x1080. Calidad Alta. FSAA 8x.

Serious Sam 3. 1920x1080. Calidad Alta. FSAA 4x.

Crysis 3. 1920x1080. Calidad alta.

Uso real

Uso real.

Con el tiempo he ido moderando mis necesidades de hardware, aunque mi pasión por el hardware de última generación sigue muy presente, pero en mis maquinas personales en los últimos meses he pasado más de la búsqueda del máximo rendimiento a ver con que hardware mínimo cumplo mis expectativas. Esto me ha llevado a explorar ampliamente soluciones de formato como el Mini ITX y probar más hardware de gama media en mis propias máquinas de trabajo y también de entretenimiento.

La Geforce GTX 650 Ti encajaba perfectamente en este rango de precios que manejo en la actualidad con rangos entre los 155-170 Euros. Con este modelo he podido disfrutar con los juegos que manejo actualmente pero a veces, con mi monitor de 2560x1440 puntos de resolución, encuentro bajadas importantes de FPS en algunos juegos. Es el momento de ver si la mejora del 40% de rendimiento, manteniéndose en ese rango de precios, hace que la Geforce GTX 650Ti Boost sea realmente la tarjeta que ando buscando. Para ello simplemente he disfrutado unos días de mis juegos habituales.

Mi equipo actual es un barebone Shuttle SZ77R5 con un procesador Core i3-3220, frecuencia de 3.3GHz con dos núcleos y cuatro hilos, con 16GB de RAM DDR3 1333 en dos módulos y un disco duro Agility 3 de 120GB. Estos son los resultados con los tres juegos a los que  dedico algún tiempo últimamente.

Diablo 3 corriendo a calidad maxima en una resolucion de 2560x1440 puntos. La media de FPS anda sobre los 60, con algunos picos altos y bajos, con una jugabilidad perfecta.

World of tanks es otro de los juegos a los que he dedicado ultimamente aunque la verdad empieza a ser bastante cansino. En calidad maxima, a 2560x1440 puntos de resolucion, este juego se mantiene en unos 40FPS. Es suficiente para un juego DirectX 9 que basa la calidad de imagen en los detalles de los elementos del entorno.

El Team Fortress 2 sigue siendo mi juego de cabecera desde hace años. Accion trepidante por equipos. En este juego, tambien DirectX 9, podemos jugar con esta tarjeta a mas de 90FPS a 2560x1400 puntos con calidad maxima y FSAA 8x.

Ninguno de ellos son juegos DirectX 11 de última hornada pero son los juegos que yo uso y mi consejo es que cuando compréis una gráfica miréis únicamente este aspecto: los juegos a los que realmente dedicáis horas. Haciendo esto podemos darnos cuenta de que con una inversión más controlada podemos tener nuestro ordenador al día consumiendo también más energía. Además la tendencia de juego en PC son juegos de este tipo, con micro-pagos, donde la jugabilidad online está por encima de los niveles de calidad gráfica.

Si queremos disfrutar de los últimos juegos DirectX 11, con esta gráfica, también podremos siempre y cuando controlemos algo los niveles de calidad y nos centremos en resoluciones máximas de 1920x1080 o 1920x1200 puntos.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

El mes de Marzo se acaba pero nos deja buenas noticias a los que buscamos jugar en el PC, que es sin  lugar a dudas la mejor plataforma tanto en hardware como en juegos, con nuevos modelos de graficas más cercanas de los 150 Euros que de los 200, que mejoran de forma notable lo disponible hasta el momento en el mercado.

Sin duda es el momento de saber comprar y la GTX 650 Ti Boost es una buena compra con un rendimiento muy mejorado, gracias sobre todo a su bus de datos muy potenciado, consumo bastante moderado y otras mejoras que pueden incluso posibilitarnos escalabilidad de rendimiento de forma económica gracias al soporte SLI y la disponibilidad de placas base cada vez más económicas compatibles con esta tecnología.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: Nvidia Geforce GTX 650 Ti Boost
  • Fecha: 29/03/2013 11:25:13