MSI Z97 Gaming 7

por Javier Rodríguez 11/05/2014 6
socket
Memoria
GPU
Precio
Web
1150 Core 22nm y 14nm
32GB DDR4 3300
SLI y Crossfire
170 Euros

Introducción y prestaciones principales

Introducción

La verdad es que los cambios en los nuevos procesadores son mínimos, apenas aumentos de 100MHz aquí y allá, con la misma arquitectura y se supone que algunas mejoras en el material de intercambio de calor. La pega, o mejor dicho la pena, es que no habrá procesadores K de nueva hornada, al menos de momento. Así que placas base como esta MSI Z97 Gaming 7 deberá, por ahora, depender de procesadores K del año pasado. Aun así MSI ha introducido algunas mejoras interesantes que pueden tentar a los que entran en esta nueva generación de procesadores o a los que buscan una renovación de su placa base.

Prestaciones básicas

El Z97 fundamentara toda una nueva generación de placas base de gama alta sea o no su incorporación una gran mejora para el rendimiento o desempeño de los procesadores que soportan. La ventaja es que serán compatibles con los nuevos procesadores de 14nm que Intel prepara para el año que viene y también incorporan algunas tecnologías novedosas que impulsaran una nueva generación de sistemas de almacenamiento de alto rendimiento.

La MSI Z97 Gaming 7 es una placa base con formato ATX diseñada por y para jugadores y overclockers. Es además un modelo relativamente económico, menos de 170 Euros, que tentara a más de uno por algunas de sus novedades. Pero antes de centrarnos en esas novedades vamos a las prestaciones básicas que sin duda son también importantes.

Su formato ATX nos ofrece las prestaciones típicas de este formato que pasan por buenos espacios para sistemas de refrigeración grandes tanto los integrados en la propia placa base para sus componentes, sobre todo alimentación del procesador, y también un número de slots suficientes que nos permita soñar con configuraciones graficas avanzadas.

La placa integra cuatro slots de memoria DDR3, con capacidad para hasta 32GB, con soporte para memorias de alta velocidad (más de 3300MHz con overclocking). Tiene un total de tres puertos PEG de formato 16x aunque dos de ellos tienen limitado el link electrónicamente a 8x. Se complementan con cuatro puertos PCI Express 1x adicionales.

El almacenamiento viene proporcionado por 8 puertos SATA 6gbps, de los cuales seis van por el chipset y otros dos son añadidos con una controladora dedicada firmada por ASMedia. Todos soportan modos RAID aunque está claro que la tarjeta a usar con este tipo de tecnología es la integrada en el chipset ya que nos permitirá montar hasta seis discos en el mismo volumen RAID con tecnologías hasta RAID 5 y 10.

En el almacenamiento vemos también la que es para mí la mejor novedad de esta generación de placas base que es la integración de un conector M.2 conectado a PCI Express 2.0. Este interfaz alcanza 10Gbps de velocidad lo que se traduce en unidades de almacenamiento que pueden superar los 800MB/s de velocidad sostenida sin necesidad de sistemas RAID. MSI además vende por separado un adaptador de M.2 a Express SATA para los que prefieran formatos más tradicionales de discos de 2.5”. Personalmente prefiero algo sin cables de corriente, sin cables de datos e integrado en la placa que me va a dar la misma potencia de proceso. Los discos M.2 ya comienzan a comercializarse y sus precios, aunque algo superiores, tampoco son descabellados para quien busque este tipo de solución de alto rendimiento.

La conectividad de periféricos en esta placa es la habitual con el USB 3.0 como gran estrella. Conector frontal para USB 3.0, de 19 pines, y un completo panel trasero: dos puertos USB 2.0 con carga persistente incluso cuando apagamos la placa, 8 puertos USB 3.0, mediante el uso de hubs integrados, Ethernet gigabit, 2x HDMI 1.4, Displayport 1.2 y los conectores de audio analógicos y también uno digital de tipo SPDIF.

Diseño y disposición

Diseño y disposición

Desde algunas generaciones ya MSI ha demostrado que se puede hacer más con menos. Placas base sencillas con sistemas de alimentación digitales con niveles de calor muy reducidos, eficientes y de aspecto impecable. La MSI Z97 Gaming 7 hace más simple incluso su nombre. Su sistema de alimentación con tecnología “Military Class IV” sigue la evolución de sistemas de alimentación eficientes y de gran calidad que requieren una disipación mínima. El diseño de estas nuevas placas de MSI se caracteriza por el uso del negro y el rojo, por unos disipadores sencillos para sus bloques de alimentación y un disipador sobredimensionado para el chipset. Un detalle que permite a la marca colocar su logo “Gaming Series” de forma bien visible y que sigue la estética de su aclamada gama de portátiles para jugadores.

Un socket despejado, bien situado y detalles de disposición para mí muy interesantes. Doble separación de slot para los dos puertos de grafica principales (una mejora importante para una refrigeración de calidad), puertos delanteros con giro de 90 grados (no solo los puertos SATA sino también el puerto USB 3.0) para una mejor gestión del cableado.

La placa cuenta con otras funciones como controles directos para aquellos que hacen uso de sus sistemas en mesas de prueba. Todos, menos algunos terminales de control de voltajes, se han situado en la parte inferior para que podamos centrar todo el cableado y funciones en la misma posición. Así queda una placa mucho más ordenada y nuestro cableado de conectores mucho más organizado.

El slot M.2 tinee diferentes puntos de fijación para diferentes modelos que normalmente depende de la capacidad de la unidad. En cualquier caso con este slot en la MSI cubriremos todas las posibilidades.

Prestaciones especiales

Prestaciones especiales

Entre sus prestaciones más novedosas encontramos un nuevo sistema de sonido, AudioBoost 2, con un aislamiento mejorado y también otro guiño a los audiofilos con un conector USB con alimentación directa y mejorada a bien de ser usado con DACs USB externos. El AudioBoost 2 sigue con su diseño aislado del resto del PCB, conectores chapados en oro, códec Creative, doble amplificador para auriculares, escudo contra emisiones electromagnéticas para el DAC Realtek y capacitadores sólidos y específicos para sistemas de sonido. Audio integrado de gran calidad que es una de las tendencias claras de todos los fabricantes en sus modelos más elaborados.

El Audioboost 2 tiene una construcción dedicada y aislada del resto de la placa, Aun asi no es la perfección ni una solución definitiva, la opcion de un DAC externo bien alimentado siempre es mejor pero se agradece contar con audio integrado cada vez de más calidad.

Otra de las prestaciones estrella de esta placa base es la incorporación de un chip Killer E2200 de Qualcomm como tarjeta Ethernet. Un chip Gigabit que viene de serie con uno de los mejores programas de priorización y gestión de paquetes que podemos encontrar. Lo de bajar el ping sinceramente siempre me ha parecido un cuento chino pero sí que podemos tener una mejor gestión de nuestras comunicaciones y sobre todo dar prioridad a las conexiones que nos parecen más importantes en cada momento, sea un juego o cualquier otro programa.

No hemos realizado pruebas de overclocking en esta placa puesto que los procesadores actuales ya son bien conocidos por todos y su capacidad no viene marcada por las posibilidades del chipset. Si puedo decir que MSI ha integrado la tecnología OC Genie 4 en esta placa, para realizar overclocking rápido. También se han incorporado otras tecnologías como el “Gaming App” que nos permite ahora controlar tanto el overclocking de nuestra placa base como el de nuestra tarjeta gráfica (requiere una gráfica MSI) de forma directa y sincronizada. Tres modos a elegir con control directo de ambos componentes.

Bios

Bios

La bios se ha remodelado con respecto a modelos anteriores pero tampoco sin cambios radicales. Algún par de toque estéticos y poco más. Para mi es una de las bios UEFI más claras para el usuario pero también una de las más sencillas gráficamente hablando. Se han introducido modos para el soporte completo de SteamOS y se han mejorado aspectos importantes como la gestión de ventiladores, con tecnología hibrida PWM y DC. El Board Explorer es también ya conocido pero me gusta su forma accesible de mostrarnos qué y cómo está conectado a nuestra placa base. El botón OC Genie también está presente en la bios y la gestión del arranque como veis es completamente accesibles desde cualquier subcategoría de la bios. En este repaso en video podéis ver todas las opciones de la bios.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

La MSI Z97 Gaming 7 no es la placa más elaborada del catálogo de MSI con el chipset Z97 pero es un buen ejemplo de lo que tendremos a precios accesibles, menos de 170 Euros en su lanzamiento, y que tecnologías llegaran al público en general. Para mi es una placa muy bien fabricada, donde la sencillez y la calidad demuestran que no tienen por qué estar reñidos con altas prestaciones.

Creo que tiene todo lo esencial para un equipo gaming tradicional pero quizás algunos usuarios echen de menos la integración de redes inalámbricas rápidas, tipo AC, y otras tecnologías como el Bluetooth que cada vez son más necesarias también en el entorno sobre mesa. Para eso tendremos que buscar otras gamas de producto o quizás tirar de alguna tarjeta añadida, que tampoco es mala idea.

Sea como fuere me parece un modelo interesante para el que busca capacidad de overclocking y funciones orientadas para el gamer. Se ha mejorado el sistema de sonido, se usa una potente tarjeta Ethernet y tiene una gran capacidad para tarjetas gráficas de última generación y como no, el acceso a las últimas tecnologías en almacenamiento SSD.

  • Producto: MSI Z97 Gaming 7
  • Fecha: 11/05/2014 13:11:00
Secciones: Placas Base