¿Qué es el Antialiasing y para qué sirve?

¿Qué es el Antialiasing y para qué sirve?

por Javier Romero 02/11/2021

¿Qué es el Antialiasing?

El antialiasing es una técnica que tiene como objetivo reducir las distorsiones y artefactos gráficos que aparecen en una imagen de alta resolución cuando esta se presenta a una resolución menor y viceversa. Esto es muy importante y ayuda mucho en los videojuegos debido a la diferencia entre las resoluciones de las texturas y la resolución a la cual se muestra la escena en nuestra pantalla. El aliasing es necesario para corregir las imperfecciones que surgen al representar una imagen dentro de una imagen, ya que los pixeles de la primera imagen no coincidirán en la mayoría de los casos con los de la imagen en la que se representa, haciendo que se tengan que combinar varios, u obviar otros, generando diferencias e imperfecciones respecto a la imagen original.

Estas imperfecciones pueden ser pixeles diferentes y nuevos en algunas partes, cambios en el contenido de la imagen principal, distorsión especialmente en superficies o líneas rectas, o efectos visuales como el patrón de moiré, el cual se puede ver cuando sacamos una foto a una pantalla de ordenador, ahí se forman patrones de moiré al haber una diferencia en el número de pixeles de la pantalla que se ven en la foto y el número de pixeles que captura la cámara en la imagen, originando esas especie de líneas curvas que además van cambiando en tamaño y forma según el zoom con el que veamos esa foto ya sacada.

En videojuegos esta técnica se usa sobre todo para suavizar las texturas, sobre todo se nota en los objetos y sus bordes ya que esta tecnología lo que hace es eliminar esos famosos “dientes de sierra” que se ven en sus bordes. Actualmente hay varias versiones de esta tecnología como el FXAA o el MSAA, también el DLSS de las RTX y el FSR de AMD se consideran un tipos de antialiasing.

¿Para qué sirve el Antialiasing?

El antialiasing sirve, como indica su propio nombre, para combatir el efecto del aliasing, el cual se produce cuando se muestran imágenes a una resolución diferente a la de la imagen, causando distorsión en la imagen, la aparición de artefactos o elementos que no estaban originalmente en la imagen o efector como el patrón de moiré. Un buen ejemplo donde se puede ver en acción esta tecnología, y que de hecho se usa prácticamente todo el tiempo es cuando vemos una imagen en nuestro ordenador o móvil.

Por ejemplo, si vemos una imagen de 4000x4000 pixeles, esta se tendrá que representar en la pantalla de nuestro ordenador y en sus pixeles, pongamos que es Full HD (1080 x 1920 pixeles). Así de primeras es imposible ver esa imagen porque es mucho más grande que la resolución de la pantalla, por lo que se reescala, y en ese proceso se adaptará la imagen a los pixeles de la pantalla, pero no veremos la imagen real en si, sino una adaptación hecha para nuestra pantalla, o un alias de la imagen original (de ahí el termino aliasing).

Este alias se hará reduciendo la resolución de la imagen de 4000 x 4000 a por ejemplo 1000 x 1000, lo que en este caso sería lo mismo que por cada cuatro pixeles cuadrados de la imagen se mostrará uno, lo cual supone una pérdida de información al fusionar varios pixeles de la imagen, lo cual sin correcciones puede generar efectos visuales o deformar la imagen, de ahí que el aliasing se use para suavizar esa transformación y eliminar los efectos secundarios que puedan surgir de la transformación, ya estén causados por un cambio del tamaño de la imagen, por la perspectiva en la vemos o cualquier otra adaptación, de hecho hasta en ausencia de pantallas podemos observar estos efectos en nuestro día a día.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: antialiasing
Redactor del Artículo: Javier Romero

Javier Romero

Soy un apasionado del Hardware y combino mi trabajo como redactor de Geeknetic con mis estudios en Ingeniería de Telecomunicaciones. Empecé a cacharrear con componentes cuando tenía 14 años y hoy en día una de mis mayores adicciones es jugar con hardware y montar ordenadores de segunda mano para venderlos. También disfruto jugando a videojuegos de todo tipo, sobre todo multijugadores, sandbox y de carreras.