Qué es un código QR y para qué sirve

Qué es un código QR y para qué sirve

por Jordi Bercial 06/11/2020

¿Qué es un código QR?

Un código QR, nomenclatura para Quick Response o Respuesta Rápida, es una matriz de dos dimensiones que pertenece a la familia de los códigos de barras que podríamos encontrar en otros productos, diseñado inicialmente en 1994 para la industria automotriz en Japón. Estos códigos son capaces de almacenar información hasta un total de 7089 caracteres numéricos o 4296 caracteres alfanuméricos en la versión 40 de estos códigos.

Cabe decir que, si bien su origen se encuentra en aplicaciones industriales, el código QR no tardó en aparecer en lugares más mundanos, así como en aplicaciones totalmente imprevistas para estos códigos, tal como veremos más adelante. De cualquier modo, en España se hizo un hueco allá por el 2008 bajo la nomenclatura de códigos Bidi, algo que hacía referencia a su naturaleza bidimensional, en comparación a los códigos de barras estándar, que almacenan información de forma unidimensional.

Sin embargo, si bien lo habitual es codificar contenido como serían enlaces a páginas web o similares, los códigos QR pueden almacenar prácticamente cualquier tipo de dato si se codifica y decodifica correctamente, hasta el punto de poder almacenar ejecutables si su tamaño fuese lo suficientemente compacto.

Gracias a su capacidad de almacenar direcciones web, que a día de hoy pueden ser bastante largas, los códigos QR son una gran forma de marketing, permitiéndonos acceder a una página web o descargar una aplicación de la tienda de aplicaciones compatible con nuestro smartphone con tan solo escanear el código con la cámara del terminal.

De cualquier modo, debemos saber que, por lo general, la mayoría de escáneres QR como el que encontramos en la cámara de nuestro smartphone decodificarán solamente texto, por lo que, si codificamos una imagen, un sonido o un ejecutable, habrá que realizar pasos extra para extraerlo.

¿Para qué sirve un código QR?

Como hemos mencionado antes, a efectos prácticos, un código QR es solamente capaz de codificar y almacenar texto, y si bien podemos saltarnos esta restricción, no es un uso habitualmente soportado por ningún lector de códigos QR.

Por tanto, el uso más habitual con el que nos podemos encontrar es con el de facilitarnos entrar a una página web para un determinado propósito, ya sea el de mostrarnos un vídeo de YouTube, añadir contactos a Whatsapp, descargar una aplicación concreta sin posibilidad de confundirnos por otra con un nombre similar, o simplemente hacernos entrar a una web para mostrarnos información sobre algún servicio, tenemos una guía para escanear códigos QR de una forma rápida.

Un uso creciente de los códigos QR lo podemos encontrar también en routers, donde podremos conectarnos al mismo con las credenciales de fábrica del mismo, pues como ya sabemos, suelen ser tediosas de escribir. Del mismo modo, si el router no tiene las mismas, siempre podemos generar uno, imprimirlo y colocarlo en una zona accesible, como podría ser bajo el propio router.

También puede darse el caso que encontremos códigos QR o Micro QR en componentes de ordenador o smartphones, y si bien al leerlos nos van a arrojar información, es bastante posible que no nos sea útil, dado que generalmente tendrá el mismo propósito con el que se originaron estos códigos, el de rastrear componentes en una cadena de fabricación.

Sin embargo, es posible que nos encontremos con un código QR adecuadamente señalado de cara a encontrar ayuda o el manual del componente o dispositivo en cuestión, algo que sí nos será útil, tal y como habrá considerado el fabricante del equipamiento.

Otro uso alternativo aparece por parte de los sistemas de realidad aumentada, los cuales se pueden utilizar para localizar las áreas delimitadas de una habitación de forma mucho más fiable, evitando así que el usuario impacte contra una pared.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: Código QR
Redactor del Artículo: Jordi Bercial

Jordi Bercial

Ávido entusiasta de la tecnología y la electrónica. Cacharreo con componentes de ordenador casi desde que aprendí a andar. Empecé a trabajar en Geeknetic tras ganar un concurso en su foro sobre redacción de artículos de hardware. Amante del Drift, la mecánica y la fotografía. No te cortes y deja un comentario en mis artículos si tienes alguna consulta.