NVIDIA lanza la beta pública de su sistema de grabación de gameplays ShadowPlay

por Antonio Delgado 28/10/2013 ...

NVIDIA ShadowPlay es una tecnología de la cual ya os hablamos hace 10 días con el motivo del evento The Way it´s Meant to be Played de NVIDIA en Montreal. Se trata de un sistema de grabación de vídeos de juegos, también llamados gameplay, que utiliza la GPU para conseguir una grabación fluida, de calidad y sin apenas penalización en el rendimiento.

Salvo que contemos con una capturadora dedicada externa, la manera más habitual de grabar vídeos de juegos es utilizar programas especialmente pensados para ello como pueden ser el FRAPS, Overwolf o el DXTory. El problema de estos programas es que requieren gran parte de recursos del sistema (CPU y disco duro sobre todo) para poder realizar la grabación, y en el caso concreto del FRAPS, el archivo creado no cuenta con codificación, por lo que no es raro que por menos de 1 minuto de vídeo tengamos archivos de más de 4 GB.

La penalización de rendimiento con estos sistemas es bastante grande, podemos ejecutar un juego a 80-90 FPS y que al iniciar la grabación el rendimiento disminuya a menos de la mitad, por lo que  si no disponemos de un equipo muy potente, grabar y jugar con una tasa de FPS decente es bastante difícil.

NVIDIA lanza la beta pública de su sistema de grabación de gameplays ShadowPlay, Imagen 1

La idea detrás de ShadowPlay es aprovechar la capacidad de procesamiento de las GPU Kepler de NVIDIA para realizar las tareas de grabación sin requerir potencia de CPU para ello. Con ShadowPlay podremos grabar vídeos con la configuración de máxima calidad, con codificación H264 a tiempo real, y teniendo una penalización de un 5 o 10%.

Hemos realizado un vídeo probando este sistema y comparándolo con FRAPS, en el se puede ver el mismo vídeo del Bioshock Inifinite y del F1 2012 grabado con fraps y con ShadowPlay, las diferencias de FPS son increíbles, llegando en muchas veces a más del doble o incluso de FPS. Además, el archivo generado ocupa hasta 10 veces menos que el grabado con fraps.

A parte de la gran optimización de la grabación, hay una característica que destaca más si cabe en este software, el modo Shadow y es que por defecto, podremos configurar un período de tiempo (de 5 a 20 minutos), en el cual ShadowPlay tendrá siempre disponible para grabar todo lo que ha ocurrido, es decir, podremos pulsar ALT + F10 y el programa nos creará un vídeo en disco con lo que ha ocurrido en los últimos 5, 10 o 20 minutos anteriores.

De esta manera no tendremos que estar pendientes de qué vamos a grabar, si no que cuando pase algo digno de tener en vídeo, podremos grabarlo posteriormente, ahorrando muchos gigas de espacio en disco y pudiendo realizar gameplays mucho más interesantes. Este modo "Shadow" complementa al modo normal de grabación que funciona pulsando ALT + F9 para iniciar y para detener el vídeo.

NVIDIA lanza la beta pública de su sistema de grabación de gameplays ShadowPlay, Imagen 3

ShadowPlay, por el momento disponible en estado beta, se integra en el software GeForce Experience de NVIDIA, y es compatible con tarjetas gráficas basadas en chips Kepler, en concreto se necesita mínimo una NVIDIA GeForce GTX 650 para poder hacer uso de esta tecnología. Otros requisitos mínimos son un procesador Intel Core i3-2100 o un AMD Athlon II X4 630, con 4 GB de RAM, Windows 7 o Windows 8 y los drivers GeForce 331.43 o superiores.