NVIDIA bloquea el uso de G-SYNC en portátiles anteriores a su presentación

por Antonio Delgado 01/06/2015 6

Para disfrutar de G-Sync en portátiles NVIDIA ha anunciado que habrá que comprarse ediciones especiales nuevas de algunos portátiles ya existentes, por ejemplo los nuevos Gigabyte Aorus X7 Pro-Sync, los Clevo P770ZM-G el ASUS G751JY/JT o el MSI GT72-G. Al contrario que con G-SYNC para sobremesa, en portátiles parece que G-SYNC no necesita de un chip de dedicado. Supuestamente estos portátiles están específicamente diseñados para ser compatibles con esta tecnología y G-SYNC no funcionará en las versiones anteriorores

Sin embargo, nosotros ya pudimos comprobar cómo el mismo ASUS G751 era capaz de hacer funcionar G-SYNC al utilizar un driver de pruebas filtrado en los foros de ASUS, por lo que efectivamente no hace falta ningún tipo de hardware adicional para que funcione.

Sabemos que el único requisito real para que G-Sync funcione en un portátil es que incluya un panel compatible específico como por ejemplo el LG LP173WF4. A día de hoy, el panel que incluye el ASUS G751 y el MSI GT72 es el LP173WF4 con variaciones (el MSI usa un LP173WF4-SPF1 y el ASUS un LP173WF4-SPD1), pero ambos son compatibles con G-Sync con estos drivers y tienen una frecuencia de funcionamiento de 75 HZ (realmente pueden aumentarse hasta 100 Hz pero G-SYNC solo funciona con una frecuencia de 75 HZ en estos paneles).

NVIDIA bloquea el uso de G-SYNC en portátiles anteriores a su presentación, Imagen 1

Sin embargo, a pesar de que ya existan dos portátiles compatibles con G-SYNC antes incluso de su presentación (recordemos que ambos equipos llevan unos cuantos meses en el mercado y G-SYNC para portátiles se ha presentado oficialmente hoy) parece que la estrategia de NVIDIA es la de bloquear el funcionamiento de G-SYNC en modelos anteriores y tan solo permitirlo en los nuevos modelos, aunque los dos modelos existentes sean 100% compatibles a nivel de hardware.

En realidad, ASUS y MSI han tenido que modificar el identificador interno del modelo, SSID, con una nueva BIOS y hacer que estas nuevas BIOS no se puedan "actualizar" a la versión anterior, además, han tenido que modificar la imagen del sistema de Windows 8.1 integrando los nuevos drivers de NVIDIA para lanzar los nuevos modelos "especiales" para G-Sync

Por su parte, NVIDIA ha modificado sus drivers WHQL de tal manera que G-SYNC tan solo funcione con los portátiles que tienen ese nuevo SSID, aunque en realidad, el portátil es exactamente el mismo que los modelos ya existentes. Con este bloqueo, los que han adquirido un G751 o un MSI GT72 no podrán disfrutar de G-SYNC en sus portátiles aunque cuenten con todo el hardware necesario para su funcionamiento, por lo que tendrán que pasar por caja otra vez (y no hablamos de equipos baratos), a pesar de que esos portátiles son exactamente los mismos que los modelos vendidos con G-Sync, tan solo se diferencian en llevar una nueva BIOS y nuevos drivers.

Sin duda un movimiento cuestionable de cara a sus clientes y que llega después de todos los eternos problemas que ha habido con los bloqueos  al realización de overclock en portátiles con sus gráficas.